EL CUERPO Y LA SANGRE DE CRISTO (23 de Junio) – CICLO C

print

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA      Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA     GENESIS 14:18-20      PRIMERA LECTURA

(“Y Abram le dió la décima parte de todo lo que llevaba.”)

  1. ¿Cuáles eran los dos nombramientos de Melquisedec, qué trajo y a quién bendijo? Génesis 14:18

 

  1. ¿Qué significa “Rey de Salem? Hebreos 7:2

 

  1. ¿Dónde es la morada de Dios, cuál otro nombre recibe este lugar? Salmo 76:3

 

  1. ¿Quién es Abram, que hizo Dios de él? Génesis 17:5

 

  1. ¿Quién más bendijo a Abram? Génesis 14:19

 

  1. ¿Por qué alabamos el nombre del Señor? Salmo 148:5

 

  1. ¿Quién será bendita? Salmo 112:2

 

  1. ¿Qué hizo Dios el Altísimo? Génesis 14:20

 

  1. ¿Qué dió Abram y de dónde lo sacó? Génesis 14:20

 

  1. ¿Cuál es la promesa que Jacob le hizo al Señor y cuanto le regresó fielmente? Génesis 28:20-22

 

Personal – ¿De qué modo has sido bendecido por el Señor y que le has dado tú a cambio?

 

TERCER DIA       1 CORINTIOS 11:23-26       SEGUNDA LECTURA

(“Yo recibí esta tradición del Señor que, a mi vez, les he transmitido:”)

  1. ¿De quién recibió Pablo lo que te transmite y como lo recibió? 1Corintios 11:23 y también Gálatas 1:11-12

 

  1. ¿Qué nos fué entregado? 1 Corintios 11:23

 

  1. ¿Qué hizo Jesús con el pan en la noche que fue entregado, y para quién dijo El que hacía ésto? 1 Corintios 11:24

 

  1. ¿De qué es Jesús el mediador? Hebreos 8:6

 

  1. ¿Qué dijo Jesús que era la copa de vino? 1 Corintios 11:25

 

  1. ¿Qué es la copa de bendición que bendecimos y el pan que partimos? 1 Corintios 10:16-17

 

  1. ¿Por quién fue derramada Su sangre? Lucas 22:20

 

  1. ¿Qué proclamamos cada vez que comemos el pan y bebemos de la copa? 1 Corintios 11:26

 

  1. ¿Qué es lo que debemos esperar? 1 Corintios 1:7

 

  1. ¿De qué modo debemos hablarnos unos a otros? 1 Corintios 14:6

 

Personal – ¿Qué recibes cada vez que comulgas y que les das a los demás?

 

 

CUARTO DIA        LUCAS 9:11-17        EVANGELIO

(“Dénles ustedes mismos de comer.”)

  1. ¿Qué hizo la multitud cuando Jesús fue a Betsaida y que hizo El cuando los vió? Lucas 9:11

 

  1. ¿Cuando el día estaba por declinar quién se acercó a Jesús? ¿Por que razón le pidieron que los          despidiera?  Lucas 9:12

 

  1. ¿Qué le dijo Jesús a los apóstoles que le dieran a la gente? Lucas 9:13

 

  1. ¿Qué dijo Jesús que era verdadera comida y verdadera bebida? Juan 6:55

 

  1. ¿Qué dijo Jesús que era Su alimento? Juan 4:34

 

  1. ¿Qué le dijeron los apóstoles a Jesús que era todo lo que tenían? Lucas 9:13

 

  1. ¿Cuántos hombres había, qué les dijo Jesús a Sus discípulos y qué hizo la gente? Lucas 9:14-15

 

  1. ¿Qué hizo Jesús con los 5 panes y los dos peces? Lucas 9:16

 

  1. ¿Qué pasó con la gente cuando les pasaron la comida y cuánto quedó de sobra? Lucas 9:17

 

  1. ¿Qué es lo que El Señor dá y a quién satisface? Salmo 145:15-16

 

Personal – ¿Te satisface la comida que comes? ¿De qué manera sientes la satisfacción cuando recibes la comunión?

 

 

QUINTO DIA           LEE EL SALMO 110:1-4

   (“Haz sentir tu dominio al enemigo.”) Leé y medita el Salmo 110:1-4.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

SEXTO DIA     LEE TODO EL COMENTARIO    

GENESIS 14:18-20

               En el pasaje de hoy vemos el poder de los lazos familiares que inspiraron a Abram para rescatar a su sobrino Lot de ser raptado por un poderoso y despiadado rey de una tribu del norte. Cuando Abram supo que habían hecho prisionero a su sobrino inmediatamente trató de salvarlo. A veces nosotros nos tenemos que ver involucrados en situaciones muy dolorosas con tal de ayudar a otros. Debemos tener voluntad de actuar inmediatamente cuando hay alguien que necesita ayuda (Proverbios 24:11).

Melquisedec era un hombre santo cuyo nombre significa “Rey de Justicia” (Hebreos 7:2). El era un sacerdote de “El Dios del más alto cielo”. El reconoció que Dios era el creador del cielo y la tierra. Abram supo quien era y por eso le respetaba. Abram dió a Melquisedec una décima parte de su botín. Vemos que aún en la tierra de los dioses paganos dar el diezmo era una acción acostumbrada y aceptable hacía los “dioses”.  Abram la compartía y aceptaba esa antigua tradición pero rehusó el “botín” ganado en la guerra. El escojió dar su parte por que no quiso que otros pensaran que había ido a la batalla por razones codiciosas.

Abram quería que otros vieran que sus acciones eran muy justas y que su vida estaba centrada alrededor de Su Dios. El quería que la gente dijera, “Mira lo que Su Dios ha hecho por él”. Abram no quería que las atenciones por su “victoria” se centraran en él. Quería que todos supieran que Dios había ganado la victoria para él. Cuando la gente te vea, verá lo que Dios ha logrado hacer en tí y lo que está haciendo hoy mismo.

 

 1 CORINTIOS 11:23-26

               La cena del Señor es una representación visible del evangelio y la muerte de Cristo por nuestros pecados. Se centra en el recuerdo de la muerte de Cristo y la gloriosa esperanza de Su regreso. En la Iglesia Católica creemos en la presencia real de Cristo en la Santa Eucaristía. Este servicio de Adoración se llama “La Misa”, y es una celebración de la Palabra y el Sacramento. Es también un acto de amistad entre todos los Católicos creyentes. Nuestra fé se fortalece a traves de la amistad con Cristo y con todos los otros creyentes.

¿Qué significa La Cena del Señor?  Al principio la iglesia dijo que Jesús nos enseñó acerca de la cena del Señor en la noche de Pascua (Lucas 22:13-20). La Pascua celebraba la libertad de la esclavitud en Egipto y la cena del Señor celebra la libertad del pecado por la muerte de Cristo en la cruz. Todos los Cristianos Católicos creemos que cuando se dicen las palabras “Este es mí cuerpo” y “Toma esta copa y bebe” la presencia real de Cristo está en el pan y el vino y se vuelven el cuerpo y la sangre de Cristo. Cuando recibimos a Cristo en la Eucaristía (lo cual significa acción de gracias) en la Misa Católica, respondemos “Amén” lo que quiere decir, “Yo lo creo, sí, yo soy parte del cuerpo de Cristo”.

Por medio de este nuevo pacto que nos ha dado Cristo podemos acercarnos personalmente a Dios y comunicarnos con El. El pacto antiguo fué hecho en el Monte Sinaí entre Dios y los Israelitas (Exodo 19, 20) y estaba diseñado para señalar el día en que Jesús vendría. El nuevo pacto completa en vez de reemplazar el pacto antiguo. Estamos volviendo a comprometernos nosotros mismos con este nuevo pacto cada vez que proclamamos Su Santa Palabra y tomamos de Su cuerpo y sangre en la misa Católica.

 

LUCAS 9:11-17

               Jesús trató de retirarse sin hacerse notar entre la muchedumbre e irse al pueblo de Betsaida, pero cuando se dieron cuenta a donde iba le siguieron. El sabía que la gente estaba dolida y tenía muchas necesidades así que en vez de mostrar impaciencia por esta interrupción, los aceptó gustoso y les habló. ¿Cuando la gente te interrumpe de tus quehaceres, tomas la interrupción de tus quehaceres como una molestia o como una razón para tu vida y tu ministerio?

Jesús enseñó principalmente acerca del reino de Dios e hizo hincapié en que el reino estaba aquí y ahora, no en algún lugar y tiempo del futúro. Hay mucha gente que no creé que el reino de Dios es real y está presente en los corazones de aquellos que creen en Jesús. Está tan presente con nosotros hoy en día como lo fué con los de Judea, dos mil años atrás.

Los discípulos mostraron una reacción muy humana típica y lógica cuando se les dijo que dieran de comer a la muchedumbre. Ellos tomarón la responsabilidad de tener que hacer algo imposible. Sentían que lo que tenían para ofrecer era mínimo para que alcanzara. Y estaban en lo correcto y Jesús lo sabía, pero El no estaba dependiendo de lo que había traido la gente. Jesús estaba dando simplemente porque El sabía sus necesidades y quería solucionarlas. Hoy en día El hace lo mismo con todos nosotros.

Cualquier cosa que tengamos, si la traemos a Jesús, El dará gracias, lo bendecirá, lo partirá y lo compartirá con otros. Ese es el propósito de nuestra vida en la tierra. Jesús no tenía que alimentar a esa gente. El podía haber dicho una oración y enviarlos a sus casas. Pero Jesús no ignora las necesidades. El está preocupado con todo lo concerniente a nuestra vida, física, emocional y espiritual. Hoy estamos llamados a continuar con el milagro de alimentar a otros a través de El.

 

Aplicación

               La primera lectura muestra que la victoria de Abram no fue una batalla ganada sino Dios mismo. La segunda lectura explica que “Amén” significa “Sí, yo creo que soy parte del Cuerpo de Cristo”. Vemos en el Evangelio que la solución de Jesús es la misma hoy que ayer “Aliméntalos”.

Esta semana, deja que la presencia de Dios te sature por completo y toma el riesgo de alimentar a tu familia y amigos con la comida de vida eterna. Sé testigo para que éllos vean lo que Cristo está haciendo con tu vida.

Este es el modo en que alimentas a otros. ¿Rezas todos los días por éllos y los anímas a leer y estudiar Su Santa Palabra?  Luego les enseñas la Palabra en acción; te ocupas de sus necesidades. Empieza alimentando a tu propia familia y luego alimenta a otros. Te sorprenderás cuando descubras que no se te acaba el alimento espiritual.  Deja que el “Amén” tuyo sea oído a traves de tu familia y tu comunidad.

Posted in Bible Studies Spanish.