VIGESIMOSEXTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO (29 de sep)- CICLO C

print

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

2. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA AMOS 6:1, 4-7 PRIMERA LECTURA

(“Pero no se afligen por el desastre de mi pueblo.”)

1. ¿Para quién es la desgracia en Sión y para quién en el monte de Samaria?  Amos 6:1

 

2. ¿A quién acude toda la gente de Israel?  Amos 6:1

 

3. ¿En dónde se recuestan y qué es lo que comen?  Amos 6:4

 

4. ¿Qué dice el Señor acerca de los que se cuidan a sí mismos y comen las ovejas más gordas?   Ezequiel 34:3, 10

 

5. ¿Qué dice el Señor que destruirá el día que castigue a Israel por sus pecados?  Amos 3:14-15

 

6. ¿Qué improvisan como David?  Amos 6:5

 

7. ¿Qué beben y qué hacen con los mejores aceites?  Amos 6:6

 

8. ¿Qué no les aflige?  Amos 6:6

 

9. ¿Qué hicieron aquellos en Sodoma?  Ezequiel 16:49

 

10. ¿A dónde se irán ellos primero? ¿Con qué se terminará de esa manera?  Amos 6:7

 

Personal – ¿Qué tanto te complaces con lo que comes y con el lugar donde duermes? ¿Es esto más de lo que necesitas? ¿Puedes beneficiar a otros dando de lo que tienes en abundancia?

 

 

TERCER DIA 1 TIMOTEO 6:11-16 SEGUNDA LECTURA

(“El Bienaventurado y Unico Soberano, Rey de reyes y Señor de señores.”)

1. ¿Hombre de Dios, de qué te has alejado?  1 Timoteo 6:10

 

2. ¿Cuáles son las seis cosas que debes procurar?  1 Timoteo 6:11

 

3. ¿Con qué vas a combatir y qué vas a conquistar?  1 Timoteo 6:12

 

4. ¿A qué has sido llamado? ¿Qué hiciste por élla y en presencia de quién?  1 Timoteo 6:12

 

5. ¿Qué dijo Pablo que le esperaba por haber peleado el buen combate de la fe?  2 Timoteo 4:7-8

 

6. ¿Qué le da Dios a todo? ¿Qué hizo Jesús?  1 Timoteo 6:13

 

7. ¿Qué debemos hacer? ¿Y cómo lo vamos a hacer? ¿Hasta cuando?  1 Timoteo 6:14

 

8. ¿Cuándo lo presentará Dios?  1 Timoteo 6:15

 

9. ¿Quién es Jesucristo?  1 Tim 6:15

 

10. ¿En qué es El único y dónde vive?  1 Timoteo 6:16

 

11. ¿Qué es lo que ningún hombre puede hacer? ¿Qué será siempre Suyo?  1 Timoteo 6:16

 

Personal – ¿Qué has estado buscando durante esta semana? ¿Primordialmente en qué has ocupado tu mente? ¿Quién o qué ha sido tu soberano? Si puedes encontrar las cosas opuestas a las seis que debes buscar de acuerdo con 1 Timoteo 6:11 y si alguna de ellas te ha mutilado la vida, confiésalas y regresa a buscar lo que la palabra de Dios nos dice.

 

 

CUARTO DIA LUCAS 16:19-31 EVANGELIO

(“Tienen a Moisés y a los profetas, que los escuchen.”)

1. ¿Cuando Jesús les habló a sus discípulos, qué les dijo que había una vez? ¿Cómo vestia éste y qué comía?  Lucas 16:19

 

2. ¿Quién estaba cerca de su puerta y que era él y con qué estaba cubierto?  Lucas 16:20

 

3. ¿Qué desea comer Lázaro? ¿Qué le hacían los perros?  Lucas 16:21

 

4. ¿Qué le pasó finalmente a aquel pobre y a dónde fue llevado después?  Lucas 16:22

 

5. ¿Qué pasó con el rico y en dónde acabó?  Lucas 16:22

 

6. ¿Dónde estaba el rico, qué le sucedía y qué veía?  Lucas 16:23

 

7. ¿Qué gritaba y cuál fue la respuesta de Abraham?  Lucas 16:24-25

 

8. ¿Qué se había establecido entre ellos? ¿Qué pasa con los que quieren atravesarse?  Lucas 16:26

 

9. ¿Qué le pidió el rico a Abraham que hiciera, por qué? ¿Qué le contestó él?  Lucas 16:27-29

 

10. ¿Que dijo el rico que harían si los visitaban?  Lucas 16:30

 

11. ¿A quién dijo Abraham que si no eran capaces de escuchar, nadie más los podría convencer aún habiendo resucitado?  Lucas 16:31

 

Personal – ¿En esta semana, has visto a alguien muy pobre y has respondido a sus necesidades? Alguien muy pobre puede ser alguien que no conoce que por medio de Jesús puede tener el amor de Dios, o puede ser una persona que no tiene a nadie, una viuda, un huérfano o alguien que no tenga casa ni comida.

 

 

QUINTO DIA LEE EL SALMO 146:7-10

(“El Señor libra de sus cadenas a los presos.”)

Leé y medita el Salmo 146:7-10.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA LEE TODO EL COMENTARIO

AMOS 6:1, 4-7

En Amos encontramos a Dios llamando al hombre cuando estaba ocupado en su diario trabajo (1:1). Dios lo llamó con su báculo pastoral en la mano y lo mandó a reunir a la gente perdida en vez de al rebaño de ovejas. Amos no era el único profeta de su tiempo. Sin duda, de niño había conocido a Jonás y posiblemente a Eliseo. Oseas trabajaba con él. Cuando ya se terminaba el trabajo de Amos aparecieron Isaías y Miqueas.

Quizá cuando estos dos hombres eran niños oyeron a Amos proclamando la Palabra de Dios durante alguno de sus viajes. En ese entonces los dos reinos de Israel (Reino del Norte) y de Judá (Reino del Sur) estaban llegando a una grandiosa prosperidad. Nadie se imaginaba que las naciones alrededor pudieran darles problemas. Estaban en paz y la gente en lo único que pensaba era en el placer y en pasarla bien. Dios trató de que Su gente se diera cuenta del peligro mandando a Amos.

El les decía que las grandes ciudades del norte, este y oeste incluyendo a Gat lugar de Goliat habían sido una vez más grandes que Israel y Judá pero que debido a su orgullo habían sido destruidas. Les advirtió que eso mismo iba a pasarles a ellos debido a su orgullo y arrogancia. Amos dirigía sus ataques a aquellos que vivían un estilo de vida consistente en riquezas y muchas comodidades. Les decía que esa era una seguridad falsa y que Dios estaba descontento con los que no usaban sus riquezas para ayudar a los desafortunados.

El marfil simboliza grán riqueza y extravagancia y en vez de gastar en eso debían ayudar a los pobres. Amos les decía que Dios quería que se preocuparan por los demás, especialmente por aquellos que no podían ayudarse por sí mismos. En el reino de Dios no hay lugar para el egoísmo y la indiferencia.

Nosotros en los Estados Unidos, necesitamos reflexionar en este pasaje ya que también nos permitimos extravagancias increíbles en nuestros deseos. Gastamos billones en cosméticos, cuando hay gente muriendo de hambre. Gastamos en comida para perros más de lo que algunos países tienen para todos los gastos de su pueblo. En Estados Unidos se matan mas bebés nonatos en un año que la cantidad de personas que han muerto en batallas desde que empezaron los Estados Unidos. En menos de cincuenta años Israel fue destruida debido a que no escuchó a Dios a traves de los profetas. Necesitamos orar para que nuestro pueblo escuche la tremenda advertencia que Dios nos hace y nos arrepintamos y regresemos a Su santa palabra.

 

1 TIMOTEO 6:11-16

Pablo le dice a Timoteo que cuando uno está involucrado en una batalla espiritual es tan importante saber cuando correr como saber cuando pelear. Le advierte a Timoteo de alejarse de cualquiera que tenga pensamientos malignos. Una persona inteligente se dará cuenta que el salir del escenario de las tentaciones es mucho mejor que tratar de pelear con la tentación. Es durante estas batallas de la tentación cuando nuestra fe es probada con severidad.

Debemos apreciar nuestra fe en Cristo y responder no a la tentación sino al poder de la presencia de Dios en nuestras vidas. Dios nos hablará a la conciencia en los tiempos de tentación. Cuando caminamos con El, El se encarga de hacernos notar la diferencia entre lo correcto y lo incorrecto. Debemos escuchar a nuestra conciencia y hacer lo que es correcto de acuerdo con nuestra fe. Pilato por ejemplo sabía la verdad sobre Jesús, sabía que era inocente pero sin embargo escogió rechazar la verdad. Pilato violó su propia conciencia.

Es una tragedia cuando fallamos y no reconocemos la verdad; Pero, como Pilato es más trágico todavía cuando reconocemos la verdad y aún así rehusamos hacer lo correcto. Así como a Timoteo le dijo Pablo, así a nosotros se nos dice que demos la buena batalla hoy en día. Ya vendrá el día en que todos los creyentes que hayan peleado la buena batalla estarán con Cristo en Su reino. 

Pablo le describe a Timoteo la clase de Dios que estará con nosotros al final de la buena batalla. Se nos ha dicho que El no tiene edad, que todos los que se han ido antes que nosotros y todos los que vendrán después y creen en El vivirán con El por siempre. Es un Dios que nunca morirá. Es un Dios infinitamente poderoso, con dominio sobre todo y que sin embargo quiere compartir ese todo con nosotros. Este mensaje de Pablo a Timoteo  es también para tí y para mí y trata de recordarnos de no poner nuestra confianza en algo o alguien que no sea JESUS, pues El es el único que estará por siempre.

 

LUCAS 16:19-31

La riqueza era considerada por los fariseos como una prueba de honradez. Hoy también hay mucha gente que le cree a los ricos pues parece que están en lo correcto en muchas cosas. Jesús nos dice sobre el hombre rico que fue castigado y acerca del hombre pobre que fue premiado. Debemos ser muy cuidadosos al entender que el hombre rico no fue castigado debido a su riqueza sino debido a su egoísmo.

Dejó que Lázaro comiera las sobras de su mesa y se llevara lo que el tiraba. Y así el rico se fue al infierno no por lo que hizo sino por lo que no hizo. Este hombre vivía con lujos en un país donde la gente se consideraba afortunada si comía carne una vez a la semana. Lázaro estaba esperando las moronas que se caían de la mesa del rico. En aquellos días no había tenedores, ni cuchillos, ni servilletas. La comida se comía con las manos y se las limpiaban con pedazos de pan que luego tiraban al suelo. Esto era lo que Lázaro quería comer.

También debemos recordar que Lázaro era un mendigo con llagas horribles en todo su cuerpo y hasta los perros lo lamían. ¿Puedes imaginar la grán diferencia entre estos dos hombres? Pero vino el día del juicio para ambos y el rico sufre para siempre en la eternidad mientras Lázaro descansa en los brazos de Abraham (Concepto Hebreo de Cielo.)

El hombre rico nunca le ordenó a Lázaro que se fuera de su puerta. No lo pisoteo al pasar. No fue cruel con él deliberadamente. El grán pecado del rico fue que NUNCA SE FIJO EN EL. El pensaba que era muy natural que el mendigo estuviera ahí. También pensaba que era normal que Lázaro estuviera muriéndose de dolor y hambre mientras el nadaba en la opulencia. 

Necesitamos reflexionar en nuestra posición en el mundo. El hambriento, el que no tiene casa, el abortado el abandonado, el enfermo mental y el pobre están cerca de nosotros. ¿Nos sentimos generosos si los menos afortunados se comen lo que nosotros tiramos? Debemos asegurarnos que no sea nuestro pecado, el pecado de omisión. Lo que no hagamos al más pequeño entre nosotros no se lo hacemos a Cristo (Mateo 25:31-46).

 

Aplicación

La primera lectura nos dice que no nos alejemos de las necesidades de los demás. La segunda nos dice que escuchemos nuestra conciencia. El Evangelio nos dice que no ignoremos el sufrimiento de los otros.

Visitemos y consolemos esta semana a alguien que este sufriendo, ya sea un anciano, un pariente, un amigo, alguien en prisión, etc. Jesús nos dice en la escritura, “…cuando lo hicieron con alguno de estos más pequeños, que son mis hermanos, lo hicieron conmigo.” (Mateo 25:40).

Posted in Bible Studies Spanish.