Lectio Divina – 4th Sunday of Advent (Dec. 18th) – Cycle A

PURPOSE OF THIS SCRIPTURE READING – Develop a personal relationship with Jesus through the Word of God with the understanding that the Holy Spirit will teach and remind us of all Jesus said and did. Psalm 32:8 tells us, “I will instruct you and show you the way you should walk, give you counsel and watch over you.”

  1. Say the opening prayer
  2. Read the passage slowly three times as though Jesus were talking to you.
  3. Converse with Jesus, asking questions and listening to Him.

OPEN WITH THE FOLLOWING PRAYER:

Father, I can’t understand Your Word without Your grace, I acknowledge my weakness so your power can reach perfection in me. Send Your Holy Spirit to remind, teach, and guide me to the Truth. May I share as soon as possible whatever You teach me. AMEN

READ, REFLECT AND WRITE

Matthew 1:18-24 – This is how the birth of Jesus Christ came about. When his mother Mary was betrothed to Joseph, but before they lived together, she was found with child through the Holy Spirit. Joseph her husband, since he was a righteous man, yet unwilling to expose her to shame, decided to divorce her quietly. Such was his intention when, behold, the angel of the Lord appeared to him in a dream and said, “Joseph, son of David, do not be afraid to take Mary your wife into your home. For it is through the Holy Spirit that this child has been conceived in her. She will bear a son and you are to name him Jesus, because he will save his people from their sins.” All this took place to fulfill what the Lord had said through the prophet: Behold, the virgin shall conceive and bear a son, and they shall name him Emmanuel, which means “God is with us.” When Joseph awoke, he did as the angel of the Lord had commanded him and took his wife into his home.

  1. What is the Lord personally saying to you?

 

 

 

 

 

2. What does the Lord personally want you to do?

Lectio Divina – 3rd Sunday of Advent (Dec. 11th) – Cycle A

PURPOSE OF THIS SCRIPTURE READING – Develop a personal relationship with Jesus through the Word of God with the understanding that the Holy Spirit will teach and remind us of all Jesus said and did. Psalm 32:8 tells us, “I will instruct you and show you the way you should walk, give you counsel and watch over you.”

Say the opening prayer

Read the passage slowly three times as though Jesus were talking to you.

Converse with Jesus, asking questions and listening to Him.

OPEN WITH THE FOLLOWING PRAYER:

Father, I can’t understand Your Word without Your grace, I acknowledge my weakness so your power can reach perfection in me. Send Your Holy Spirit to remind, teach, and guide me to the Truth. May I share as soon as possible whatever You teach me. AMEN

READ, REFLECT AND WRITE

Matthew 11:2-11 – When John the Baptist heard in prison of the works of the Christ, he sent his disciples to Jesus with this question, “Are you the one who is to come, or should we look for another?” Jesus said to them in reply, “Go and tell John what you hear and see: the blind regain their sight, the lame walk, lepers are cleansed, the deaf hear, the dead are raised, and the poor have the good news proclaimed to them. And blessed is the one who takes no offense at me.”

As they were going off, Jesus began to speak to the crowds about John, “What did you go out to the desert to see? A reed swayed by the wind? ‘Then what did you go out to see? Someone dressed in fine clothing? Those who wear fine clothing are in royal palaces. Then why did you go out? To see a prophet? Yes, I tell you, and more than a prophet. This is the one about whom it is written: Behold I am sending my messenger ahead of you; he will prepare your way before you. Amen, I say to you, among those born of women there has been none greater than John the Baptist; yet the least in the kingdom of heaven is greater than he.”

A. What is the Lord personally saying to you?

 

 

 

 

 

B. What does the Lord personally want you to do?

 

Lectio Divina – 2nd Sunday of Advent (Dec. 4th) – Cycle A

PURPOSE OF THIS SCRIPTURE READING – Develop a personal relationship with Jesus through the Word of God with the understanding that the Holy Spirit will teach and remind us of all Jesus said and did. Psalm 32:8 tells us, “I will instruct you and show you the way you should walk, give you counsel and watch over you.”

Say the opening prayer

Read the passage slowly three times as though Jesus were talking to you.

Converse with Jesus, asking questions and listening to Him.

OPEN WITH THE FOLLOWING PRAYER:

Father, I can’t understand Your Word without Your grace, I acknowledge my weakness so your power can reach perfection in me. Send Your Holy Spirit to remind, teach, and guide me to the Truth. May I share as soon as possible whatever You teach me. AMEN

READ, REFLECT AND WRITE

Matthew 3:1-12 – John the Baptist appeared, preaching in the desert of Judea and saying, “Repent, for the kingdom of heaven is at hand!” It was of him that the prophet Isaiah had spoken when he said: A voice of one crying out in the desert, Prepare the way of the Lord, make straight his paths. John wore clothing made of camel’s hair and had a leather belt around his waist. His food was locusts and wild honey. At that time Jeruselem, all Judea, and the whole region around the Jordan were going out to him and were being baptized by him in the Jordan River as they acknowledged their sins.

When he saw many of the Pharisees and Sadduees coming to his baptism, he said to them, “You brood of vipers! Who warned you to flee from the coming wrath? Produce good fruit as evidence of your repentance. And do not presume to say to yourselves, ‘We have Abraham as our father.’ For I tell you, God can raise up children to Abraham from these stones. Even now the ax lies at the root of the trees. Therefore every tree that does not bear good fruit will be cut down and thrown into the fire. I am baptizing you with water, for repentance, but the one who is coming after me is mightier than I. I am not worthy to carry his sandals. He will baptize you with the Holy Spirit and fire. His winnowing fan is in his had. He will clear his threshing floor and gather his wheat into his barn, but the chaff he will burn with unquenchable fire.”

 

A. What is the Lord personally saying to you?

 

 

 

 

 

 

B. What does the Lord personally want you to do?

Lectio Divina – 1st Sunday of Advent (Nov. 27th) – Cycle A

PURPOSE OF THIS SCRIPTURE READING – Develop a personal relationship with Jesus through the Word of God with the understanding that the Holy Spirit will teach and remind us of all Jesus said and did. Psalm 32:8 tells us, “I will instruct you and show you the way you should walk, give you counsel and watch over you.”

  1. Say the opening prayer
  2. Read the passage slowly three times as though Jesus were talking to you.
  3. Converse with Jesus, asking questions and listening to Him.

OPEN WITH THE FOLLOWING PRAYER:

Father, I can’t understand Your Word without Your grace, I acknowledge my weakness so your power can reach perfection in me. Send Your Holy Spirit to remind, teach, and guide me to the Truth. May I share as soon as possible whatever You teach me. AMEN

READ, REFLECT AND WRITE

Matthew 24:37-44 – Jesus said to His disciples: “As it was in the days of Noah, so it will be at the coming of the Son of Man. In those days before the flood, they were eating and drinking, marrying and giving in marriage, up to the day that Noah entered the ark. They did not know until the flood came and carried them all away. So will it be also at the coming of the Son of Man. Two men will be out in the field; one will be taken, and one will be left. Two women will be grinding at the mill; one will be taken, and one will be left. Therefore, stay awake! For you do not know on which day your Lord will come. Be sure of this: if the master of the house had known the hour of night when the thief was coming, he would have stayed awake and not let his house be broken into. So too, you also must be prepared, for at an hour you do not expect, the Son of Man will come.”

 

  1. What is the Lord personally saying to you?

 

 

 

 

 

 

2. What does the Lord personally want you to do?

Lectio Divina – Thirty-Fourth Sunday of Ordinary Time – Christ the King (November 20th) – Cycle C

PURPOSE OF THIS SCRIPTURE READING – Develop a personal relationship with Jesus through the Word of God with the understanding that the Holy Spirit will teach and remind us of all Jesus said and did. Psalm 32:8 tells us, “I will instruct you and show you the way you should walk, give you counsel and watch over you.”

  1. Say the opening prayer
  2. Read the passage slowly three times as though Jesus were talking to you.
  3. Converse with Jesus, asking questions and listening to Him.

OPEN WITH THE FOLLOWING PRAYER:

 Father, I can’t understand Your Word without Your grace, I acknowledge my weakness so your power can reach perfection in me. Send Your Holy Spirit to remind, teach, and guide me to the Truth. May I share as soon as possible whatever You teach me. AMEN

 

READ, REFLECT AND WRITE

Luke 23:35-43 – The rulers sneered at Jesus and said, “He saved others, let him save himself if he is the chosen one, the Christ of God.” Even the soldiers jeered at him. As they approached to offer him wine, they called out, “If you are King of the Jews, save yourself.” Above him there was an inscription that read, “This is the king of the Jews.” Now one of the criminals hanging there reviled Jesus saying, “Are you not the Christ! Save yourself and us.” The other, however, rebuking him, said in reply, “Have you no fear of God, for you are subject to the same condemnation? And indeed, we have been condemned justly, for the sentence we received corresponds to our crimes, but this man has done nothing criminal.” Then he said, “Jesus, remember me when you come into your kingdom.” He replied to him, “Amen, I say to you, today you will be with me in Paradise.”

  1. What is the Lord personally saying to you?

2. What does the Lord personally want you to do?

Share your reflection with someone.

CUARTO DOMINGO DE ADVIENTO (Dec. 18th) – CICLO A

El Pan de Vida – Estudio de Biblia Catolico

By Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                                            LEE ISAIAS 7:10-14                                     PRIMERA LECTURA

(“El Señor, pues, les dará esta señal”.)

  1. ¿A quién le habló el Señor y por medio de quién habló? Isaías 7:10 y Isaías 7:3

 

  1. ¿Quién es Ajaz? Isaías 7:1

 

  1. ¿Qué le iba a pedir Ajaz a Dios? Isaías 7:11

 

  1. ¿Cuál fue la respuesta de Ajaz a esta pregunta? Isaías 7:12

 

  1. ¿Qué le dijo Isaías a Ajaz? Isaías 7:13

 

  1. ¿Qué le dio el Señor a Ajaz? Isaías 7:14

 

  1. ¿Cuál fue la señal que le dio? Isaías 7:14

 

  1. ¿Qué le dijeron los Fariseos y maestros de la ley a Jesús, y cuál fué su respuesta? Mateo 12:38-40

 

  1. ¿Cuál fue la señal dada a los pastores? Lucas 2:12, 16-17

 

Personal – ¿De que modo has cansado a Dios buscando señales constantemente aparte del nacimiento de la virgen? ¿En qué forma es Jesús tu señal?

 

 

TERCER DIA                                              LEE ROMANOS 1:1-7                                  SEGUNDA LECTURA

(“Por, Cristo Jesús, nuestro Señor, recibí la gracia y la misión de apóstol.”)

  1. ¿A quién le estaba enviando saludos y como se refiere a sí mismo? Romanos 1:1

 

  1. ¿Para que fue llamado y para qué ha sido apartado? Romanos 1:1

 

  1. ¿Dónde fue anunciado lo que prometió hace mucho tiempo por medio de sus profetas?     Romanos 1:2

 

  1. ¿A quién se refiere el Evangelio, de quién descendió y cómo descendió de él?  Romanos 1:3

 

  1. ¿Cómo fue hecho El, Hijo de Dios? Romanos 1:4

 

  1. ¿Cuáles son las dos razones por las que has sido llamado tú? Romanos 1:5

 

  1. ¿Qué debemos de esparcir en lo concerniente a su nombre? Hechos 4:12

 

  1. ¿A quién somos llamados a pertenecer? Romanos 1:6

 

  1. ¿A quién le estaba hablando Pablo? Romanos 1:7

 

  1. ¿A qué dijo que ellos habían sido llamados y con qué los saluda de parte de Dios nuestro Padre y el Señor Jesucristo? Romanos 1:7

 

Personal – ¿En qué forma te vez a ti mismo(a) llamado(a) esparcir el nombre de Jesús igual como lo fue Pablo? ¿Cómo te puedes convertir en un apóstol para Jesús con tu familia y amistades?

 

 

CUARTO DIA                                              LEE MATEO 1:18-24                                                    EVANGELIO

(“Y dará a luz un hijo, al que pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.”)

  1. ¿Cómo sucedió el nacimiento de Jesucristo? Mateo 1:18

 

  1. ¿Por medio del poder de quién se encontró María esperando un niño? Mateo 1:18

 

  1. ¿Quién era José y que tipo de hombre era? Mateo 1:19

 

  1. ¿Cuál era la intención de José, cómo se le apareció el ángel del Señor, y qué le dijo? Mateo 1:19-20

 

  1. ¿Cuándo se le volvió a aparecer un ángel a José en un sueño, qué le dijo que hiciera, y cuál fue su respuesta? Mateo 2:13-14

 

  1. ¿Qué dijo el ángel que iba a tener María, cómo lo iba a nombrar, y por qué? Mateo 1:21

 

  1. ¿Porqué pasó todo esto, quién era el profeta, y que dijo? Mateo 1:22, Isaías 7:14

 

  1. ¿Qué significa su nombre y qué hizo José cuando se despertó? Mateo 1:23-24, Isaías 8:8, 10

 

  1. ¿Mientras José reconocía a Dios hablándole por medio de un ángel, qué demostró con su obediencia? Juan 14:21

 

  1. ¿Qué no hizo antes de que María diera nacimiento a un hijo, y qué nombre le dio José al niño? Mateo 1:25

 

  1. ¿Qué dicen las siguientes escrituras acerca del nombre de Jesús?

Juan 14:13

Hechos 2:21 y 4:12

Filipenses 2:9-10

 

Personal – ¿Cuándo y en dónde reconoces más la presencia de Dios en tu vida?  ¿Qué necesitas hacer para percibir a “Emmanuel, Dios contigo” más completamente en tu vida?  ¿Qué tan seguido piensas, sientes, vives y llamas el nombre de Jesús en tu vida diaria?

 

 

QUINTO DIA                                              LEE EL SALMO 24:1-6

(“La bendición divina el logrará.”)

Lee y medita el Salmo 24:1-6.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                         LEE TODO EL COMENTARIO

ISAIAS 7:10-14

Este pasaje nos enseña la generosidad increíble de Dios cuando le insiste a Ajaz que le pida una señal. Esta señal le demostraría a Ajaz que Dios quería protegerlo y derrotar a sus enemigos. El Rey rehusó y parecía casi justo diciendo que él no probaría a Dios con una señal. La verdad de todo era que Dios le había dicho que pidiera pero Ajaz no estaba seguro de lo que Dios diría. Muchos de nosotros usamos la misma excusa, diciendo que no queremos molestar a Dios con nuestros problemas insignificantes. Esto nos impide ser realistas y comunicarnos honestamente con El.

Necesitamos recordar seriamente y agarrarnos fuerte de la escritura en 1 Corintios 2:9: “El ojo no ha visto, el oído no ha oído, a nadie se le ocurrió pensar lo que Dios ha preparado para los que lo aman.” Dios nos ama tanto que El está constantemente dándonos señales de Su presencia y amor. Necesitamos reflexionar por un momento en cuántas veces El ha estado presente para nosotros en la forma de personas que están en nuestras vidas. Dios le dio a Ajaz y a todos nosotros la señal más grande de todos los tiempos. El dijo que un niño nacería de una virgen y que ella le llamaría “Emmanuel.” Esto quiere decir “Dios está con nosotros” y siempre estará con nosotros hasta el final de los tiempos (Mateo 28:20). Esta fue una gran profecía del Mesías.

La gente Judía esperó por más de setecientos años y cuando Cristo nació en una pobre cueva y tomó el papel de un niño desvalido, la señal de todas las señales fue ignorada por los incrédulos. Hay mucha gente en el mundo hoy en día que es incrédula y que está buscando una señal. Tú eres esa señal, tú estás llamado a ser esa luz. Tú estás llamado a ser un embajador de Dios. Ellos sabrán que Dios está presente por medio de la señal en la forma en que nos amemos los unos a los otros.

 

ROMANOS 1:1-7

Este pasaje fue escrito por Pablo quién no había ido a Roma todavía. Era imposible pensar que un ciudadano Romano se llamara a sí mismo esclavo; y aún así, eso era lo que Pablo se llamaba a sí mismo, un esclavo de Jesucristo. Pablo escogió ser completamente obediente y dependiente de su amado Jesús. Necesitamos reflexionar en nuestra propia actitud hacia Cristo. ¿Es Cristo tu Maestro? ¿Dependes y eres obediente a Jesucristo?  Pablo habla de Jesús siendo parte de la línea real Judía y de haber nacido y resucitado de entre los muertos.  Pablo creyó totalmente que Jesús era el Mesías prometido, y el Señor resucitado. Pablo les dice a los Romanos de su acuerdo con la enseñanza de todas las escrituras y de la enseñanza oral tradicional de los apóstoles.  Pablo enfatiza que la gracia de Dios verdaderamente es un privilegio no merecido y que también está acompañado por una responsabilidad de compartir el perdón de Dios con los demás. Esta es nuestra responsabilidad, ser testigos para el mundo. Tal vez Dios nunca te llame a ser testigo en otro país, pero El te está llamando a ser testigo donde estas ahora. Roma era la capital del mundo. La ciudad era rica, pero moralmente se estaba muriendo. Muchas ciudades grandes en el mundo se están enfrentando al mismo destino ahora. La Cristiandad estaba en desacuerdo con muchos elementos de la cultura Romana.

Los Romanos confiaban en que su poder militar los protegería de sus enemigos. ¿Te suena familiar este modo de pensar? Los Cristianos estaban siendo exhortados a mantenerse firmes en su punto de vista acerca de la moralidad. Estaría bien que nos fijáramos en nuestro alrededor en nuestra propia sociedad y ver si los valores tradicionales de una familia tales como la santidad de la vida, matrimonio, y castidad están siendo amenazados por una forma de vivir pagana. Pablo demostró su amor hacia la iglesia Romana al expresar su amor por ellos, y nosotros necesitamos hacer eso también. Necesitamos buscar y apoyar a nuestros líderes de la iglesia y decirles que los amamos y apoyamos en este ministerio. Necesitamos dar testimonio del mandamiento de Jesús de “Ámense los unos a los otros como yo los he amado” (Juan 13:14).

 

MATEO 1:18-24

Este pasaje se dirige al porque de la importancia del nacimiento virginal para la gente de fe Cristiana. Debido a que Jesús nació de una mujer, El fue completamente humano. También siendo el Hijo de Dios, El fue ambos, completamente humano y divino. Nos podemos identificar totalmente con Jesús porque El era humano y era como nosotros, porque El experimentó todo tipo de tentación sufrió como nosotros las sufrimos hoy en día. En Su vida entera, Jesús nunca cometió un pecado. Por esta razón El entiende nuestra debilidad y nos ofrece su perdón.

Podemos acercarnos a Dios con reverencia y hasta sin miedo cuando oramos porque sabemos que El verdaderamente entiende todas nuestras necesidades. No es necesario que nos sintamos incómodos cuando vamos frente a nuestro Señor en oración, porque El nos ama tanto y ha estado donde estamos ahora, y tiene la habilidad de ayudarnos. Necesitamos entender la importancia del nacimiento virginal para poder aceptar la situación que rodea el nacimiento de Cristo. María estaba comprometida con José cuando quedó embarazada, y José fue confrontado con muy pocas opciones para resolver el problema de su prometida que estaba embarazada, pero no de él.

El matrimonio Judío era la culminación de tres pasos. El primero era cuando la pareja se comprometía, generalmente después de que sus familias acordaban la unión. Más tarde, cuando se hacía un anuncio público, la pareja estaba “comprometida.” Esto se consideraba unión y se podía romper solamente por medio de divorcio o muerte. Sin embargo, no se permitía una relación sexual, hasta después de que la pareja estaba casada. El tiempo del “compromiso” era para planear donde iban a vivir, llenar el lugar con muebles, etc. El embarazo de María mostraba una infidelidad aparente que llevaba un estigma social severo. José, de acuerdo a la ley Judía tenía derecho de divorciarse de ella o que la apedrearan enfrente de la casa del padre de María (Deut. 22:23,24). A José se le dijo en un sueño que siguiera el deseo de Dios y que tomara a María como su esposa. El Señor le dijo que María había concebido esta criatura por medio del poder del Espíritu Santo. Reflexiona por un momento en como reaccionarías tu en una situación como ésta. José escogió obedecer el mandato de Dios de casarse con ella a pesar de la humillación obvia la cuál ambos experimentaron de parte de la gente del pueblo. Las acciones de José revelaron varias cualidades admirables que los jóvenes de ahora harían bien en imitar. El demostró un principio sólido, discreción y sensibilidad. El era muy responsable con Dios y demostró una tremenda disciplina de sí mismo.

José tomó la opción de Dios y esta fue la de casarse con María. Dios nos enseña que si lo obedecemos, El nos enseñará más opciones de lo que nosotros creemos posible para vivir de acuerdo a Su voluntad. Nunca debemos olvidar que Dios tomó en sí mismo las limitaciones de la humanidad para poder vivir y morir por la salvación de todos los que creen en El.

 

Aplicación

La primera lectura nos enseña que Dios quiere que nos comuniquemos con El (en oración) para que El nos pueda llenar con Su generosidad increíble. La segunda lectura nos dice que la obediencia y dependencia en Jesucristo es el único camino a la libertad. El Evangelio revela que el valor y la reverencia es lo que El quiere de nosotros por medio de la oración.

Ponte de rodillas y dale gracias a Cristo por haber venido a la tierra para poder morir en la cruz por tus pecados. Luego pídele que tome control de tu vida y pídeles a los miembros de tu familia que se unan a tí al ponerte de rodillas y darle alabanza y adoración por venir y estar contigo. Por eso es que le llamaron “Emmanuel.”

TERCER DOMINGO DE ADVIENTO (Dec. 11th) – CICLO A

El Pan de Vida – Estudio de Biblia Catolico

By Deacon Ken and Marie Finn

TERCER DOMINGO DE ADVIENTO – CICLO A

 

ANTES DE COMENZAR:

                 Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

 1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                                           LEE ISAIAS 35:1-6, 10                                  PRIMERA LECTURA

(“La alegría y la felicidad los acompañarán.”)

  1. ¿Qué exaltará y florecerá y por qué? Isaías 35:1-2

 

  1. ¿Cuál es la respuesta al ver la gloria del Señor? Isaías 35:2

 

  1. ¿Qué debemos hacer con las manos que son frágiles y las rodillas que son débiles? Isaías 35:3

 

  1. ¿Qué les debemos decir a los que tienen miedo en sus corazones? Isaías 35:4

 

  1. ¿Por qué no debemos temer? Isaías 35:4, 41:10 y Zacarías 8:13

 

  1. ¿Qué les pasará a los ojos de los ciegos y los oídos de los sordos? Isaías 35:5

 

  1. ¿Qué les pasará a los cojos y a la lengua de los mudos? Isaías 35:6

 

  1. ¿Quién regresará y qué entrarán haciendo en Zión? Isaías 35:10

 

  1. ¿Con qué serán coronados, y que se alejará de ellos? Isaías 35:10

 

Personal – ¿En qué forma te ven regocijándote en tu vida los de tu familia, tus amistades o tus compañeros de trabajo? ¿Cómo puedes, de una manera alegre, demostrar tu aprecio por lo que Dios ha hecho por ti?

 

 

TERCER DIA                                            LEE SANTIAGO 5:7-10                             SEGUNDA LECTURA

(“Sean también pacientes y valientes, porque la venida del Señor está cerca.”)

  1. ¿Qué debemos ser hasta la venida del Señor? Santiago 5:7

 

  1. ¿Qué hace el labrador? Santiago 5:7

 

  1. ¿Qué debes de hacer tú también y por qué? Santiago 5:8

 

  1. ¿Qué dice 1 Corintios 13:14 acerca de la paciencia?

 

  1. ¿Qué no debes hacer y por qué? Santiago 5:9

 

  1. ¿Quién está de pie en la puerta? Santiago 5:9

 

  1. ¿Quién es el que nos va a juzgar? 1 Corintios 4:5

 

  1. ¿Para qué ha separado Dios a Jesús? Hechos 10:37-42

 

  1. ¿Quiénes son nuestros modelos en el sufrimiento? Santiago 5:10

 

  1. ¿En nombre de quién hablaron los profetas? Santiago 5:10

 

Personal – ¿En qué forma has sufrido por hablar en el nombre de Jesús? ¿En qué forma has sido modelo para tu familia, amistades o compañeros del trabajo? ¿Cómo entra la paciencia en tu vida? Reflexiona en esto.

 

 

CUARTO DIA                                               LEE MATEO 11:2-11                                                     EVANGELIO

(“Se predica la Buena Nueva a los desdichados”)

  1. ¿Dónde estaba Juan cuando se dio cuenta de los trabajos que Cristo estaba haciendo y a quién envió a hacerle una pregunta a Jesús? Mateo 11:2

 

  1. ¿Cuál era el mensaje de Juan y porqué estaba en la prisión? Mateo 3:1-2 14:3-4

 

  1. ¿Cuál era la pregunta que Juan envió a sus discípulos a hacerle a Jesús? Mateo 11:3

 

  1. ¿Qué respondió Jesús, especialmente sabiendo quién les ha estado predicando las Buenas Nuevas?   Mateo 11:4-5

 

  1. ¿Cuáles dos cosas les dijo Jesús que le reportaran a Juan y quién es bendito? Mateo 11:4, 6

 

  1. ¿A quién le pertenece el reino de Dios? Lucas 6:20

 

Personal – ¿En qué forma estás siendo bendecido(a) por medio de lo que escuchas y ves que está pasando a tu alrededor?

 

  1. Mientras los mensajeros se iban, ¿acerca de quién le habló Jesús a la muchedumbre, y qué pregunta les hizo concerniente a lo que ellos estaban buscando? Mateo 11:7-9

 

  1. ¿Qué aseguró Jesús a Juan y qué dice la escritura acerca de Juan? Mateo 11:9-10

 

  1. ¿Qué dijo Jesús que ha hecho la historia? Mateo 11:11

 

  1. ¿A quién considera Jesús más grande que Juan Bautista? Mateo 11:11

 

Personal – ¿En qué forma te reafirma Jesús por las acciones que has tomado al tratar con los que están a tu alrededor?

 

 

QUINTO DIA                                                   LEE EL SALMO 146:6-10

(“El Señor libera a los oprimidos”)

Lee y medita el Salmo 146:6-10.

 

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                         LEE TODO EL COMENTARIO

ISAIAS 35:1-6, 10

Isaías ha dado un mensaje de juicio en todas las naciones en casi todos los treinta y cuatro capítulos anteriores. Su mensaje incluye Judea e Israel constantemente rechazando al Dios de Abraham, Jacob y Moisés. Hubo tiempos de alivio y restauración en la historia del pueblo escogido pero estos parecían ser solamente en los momentos más difíciles. Un grupo pequeño de fieles creyentes prevalecían durante estos tiempos de la ira y juicio de Dios.

En este pasaje vemos a Isaías trayéndole a la gente una visión de esperanza, belleza y ánimo. Se les muestra un Dios de juicio, pero también se les muestra un Dios de bondad increíble. Vemos a un Dios que es perfecto en su amor e íntegro en su odio al pecado. Dios ha mostrado su amor por todo esto que El ha creado por medio de su piedad interminable. Muchos han fallado en responderle a su amor por las tentaciones del mundo. El ha extendido su amor incomparable y su bondad infinita para todos los que se arrepientan y regresen a El. También nosotros gozamos de los beneficios de su piedad, y también nosotros seremos parte del reino final, el cuál se describe tan hermosamente en este pasaje.

Este será el tipo de mundo que tú y yo esperaremos después del juicio, cuando toda la creación se regocije en Dios. El razonamiento y los tiempos de tribulación terminan con el principio de este pasaje. La vida después del juicio final será tranquila y alegre porque estaremos en “casa” alabando al Dios viviente por los siglos de los siglos. Aún ahora mientras leemos esto, Jesucristo, nuestro Señor y Salvador, está preparando un lugar para nosotros (Juan 14:1-6) y está preparándonos el camino. El caminará con nosotros en este camino a “casa”. Este camino irá del desierto del sufrimiento a las bendiciones de la vida eterna. Solamente se puede viajar en el cuando seguimos a Dios. Nuestro Señor Jesús nunca dejará de señalarnos el camino. El está siempre a nuestro lado mientras caminamos. Vamos a seguir esa visión. Permitamos que nuestro camino sea santo. Vamos a responder todos al llamado de Dios y guiar a otros a la carretera santa de Dios que lleva al cielo.

 

 

SANTIAGO 5:7-10

Para entender este pasaje uno tiene que darse cuenta que la iglesia temprana vivía en la esperanza del regreso inmediato de Jesucristo. Santiago está exhortando a la gente para que sean pacientes en los pocos años que quedaban. El habla acerca del granjero que tiene que esperar pacientemente por la primera y última lluvia para que su cosecha madure. El granjero necesita mucha paciencia para esperar hasta que la naturaleza haga su trabajo, y el Cristiano necesita mucha paciencia en su vida hasta que Cristo venga de nuevo. Durante este tiempo de sembrar y cosechar deben de confirmar su fe, al apoyarse y ayudarse uno al otro en todas las circunstancias. Un granjero dependía bastante de la ayuda de sus vecinos a la hora de la cosecha y el apoyo era muy necesario, no las críticas.

Hoy en día no tenemos muchos granjeros, pero todavía estamos ocupados sembrando las semillas de la vida. También nosotros debemos de estar listos para ayudar a nuestro vecino, no solamente a la hora de la cosecha, sino también en los tiempos de desastre. La iglesia temprana estaba equivocada pensando que Jesús regresaría dentro de una generación, pero el llamado a apoyarse y amarse uno al otro es todavía una gran parte del camino Cristiano. Es muy interesante notar que ambos los Cristianos y los granjeros deben vivir por medio de la fe. Mucha gente culpa a otros cuando las cosas empiezan a ir mal en sus vidas (Génesis 3:12,13). El no querer tener nuestra propia parte de responsabilidad es la causa de que muchos ataquen y culpen a otros. Este método es más fácil y más visible, pero también es destructivo y pecador.

Necesitamos reflexionar en los que se está diciendo en este pasaje y aplicarlo a nuestras propias vidas. Lo que se está diciendo es que antes de que cualquiera de nosotros juzgue a otros deberíamos estar muy al tanto de que Cristo, el juez real, vendrá a evaluarnos (Mateo 7:1-5). Nuestra paciencia necesita estar en nuestra habilidad de poner las necesidades de otros antes que las propias. También necesitamos orar para tener valor y para que nos sostenga en la guerra contra el pecado. Solamente cuando pasamos por las pruebas y sufrimientos alcanzamos la gracia y el valor de la paciencia. La historia nos ha enseñado como muchos de los profetas del Antiguo y Nuevo Testamento han sufrido pacientemente por el amor a Jesucristo. Nosotros que somos llamados al camino Cristiano podemos esperar nuestra cruz del sufrimiento la cuál con fe y paciencia cargaremos a todas partes donde la gente diga “tengo sed.”

 

MATEO 11:2-11

La carrera de Juan Bautista había terminado en pedazos. El estaba ahora en la prisión, puesto ahí por del Rey Herodes. Juan nunca buscó suavizar la verdad y era incapaz de ver maldad sin ponerse en contra de ella. El Rey Herodes le robó la esposa a su hermano y vivía con ella en pecado. Juan habló sin miedo y Herodes tomó su venganza. Juan reflexionó mientras estaba en la prisión acerca de si Jesús era realmente el Mesías. Juan pensaba que su trabajo era estar afuera predicándole a la gente y preparándola para Jesús. ¿Cómo podía hacer esto mientras estaba en la cárcel? ¿Suena un poco familiar, no es verdad?

Muchas veces en nuestras vidas pensamos que se nos está bloqueando para hacer lo que pensamos es lo mejor. Se nos puede detener por falta de salud, mucha edad o hasta por la falta de la habilidad natural para hacer lo que pensamos que el Señor nos está llamando a hacer. Jesús le contestó a Juan sus dudas diciéndole que mirara a su alrededor y se fijara en lo que se estaba haciendo en la comunidad. Los ciegos podían ver, los sordos podían oír. Los leprosos estaban siendo sanados y la gente estaba siendo resucitada de entre los muertos y predicando las buenas nuevas. La respuesta de Jesús para Juan fue que el reino de Dios está a la mano (Marcos 1:15). La identidad de Jesús fue obvia para Juan cuando escuchó la respuesta que Jesús le había enviado.

También nosotros debemos reflexionar sobre nuestra salvación y nuestro propio nivel de duda. Solamente necesitamos mirar la evidencia en la escritura y los cambios en nuestra propia vida. Hemos visto como El nos ha perdonado nuestros pecados y cuando dudamos, no necesitamos alejarnos de El. En realidad, cuando tenemos sentimientos de duda entonces es cuando debemos voltearnos totalmente a El. Necesitamos observar a Juan y ver quién y que era él. El era un hombre que vivía en el desierto y estaba muy apegado a la tierra. El no tenía ropas elegantes y no comía comida exótica. Algunas gentes creían que estaba loco, y aún así se juntaban para escucharlo y verlo. El habló con autoridad y humildad. El era duro con los que no obedecían la ley y estaba en sumisión total a Cristo. Hoy en día el estilo de Juan probablemente fuera causa de risa para todo el pueblo porque su mensaje era muy sencillo y muy claro. El mensaje básico de Juan era “Arrepiéntanse, el reino de Dios está a la mano” (Marcos 1:15).

Mucha gente hoy en día no se quiere arrepentir porque “arrepentirse” significa un cambio de vida total. Todos somos pecadores (Romanos 3:23) y todos estamos llamados al arrepentimiento. Ponte de rodillas y quédate quieto y escucha a nuestro Dios (Salmo 46:10). Luego pídele que crea en tí un corazón limpio que esté lleno con pensamientos y deseos nuevos (Salmo 51:10). El mensaje de Juan eran las “Buenas Nuevas” y eso era que Jesús era el Mesías tan esperado y que había venido a empezar el reino de Dios en la tierra. Jesús ofreció libertad a los pobres, los oprimidos, y los que no tenían esperanza, y eso es lo mismo que hace El ahora. Entonces arrepiéntanse y estén de buen humor, porque el reino de Dios está de verdad a la mano.

 

Aplicación

La primera lectura muestra un Dios que es justo y piadoso. La segunda lectura nos dice que la paciencia es una virtud de Dios, y el Evangelio revela un llamado al arrepentimiento, ¡ahora!

Esta semana, deja que tus acciones hablen por si mismas en tu casa, trabajo, y escuela. La paciencia y bondad son señales claras de amor. Arrepentirse quiere decir cambiar. Empieza a ser humilde y paciente ahora. Permíteles a los demás que sean primero en la línea, los primeros en comer, los primeros para hablar. Sé el primero en dar y dar libremente. Tu testimonio será una tremenda señal de que “el reino de Dios está a la mano.”

SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO (Dec. 4th) – CICLO A

El Pan de Vida – Estudio de Biblia Catolico

By Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

                 Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                                             LEE ISAIAS 11:1-10                                PRIMERA LECTURA

(“Sobre El reposará el Espíritu de Yahvé”)

  1. ¿Qué brotará del tronco de Jesé y de quien es padre Jesé? Isaías 11:1, 1 Samuel 16:11-13

 

  1. ¿Quién es la rama? Lucas 3:23-33

 

  1. ¿Qué descansará sobre El? Isaías 11:2

 

  1. ¿Quién bautizó a Jesús y que pasó cuando El fue bautizado? Marcos 1:9-11

 

  1. ¿Cuáles son las siete cosas que le dio el Espíritu a Jesús? Isaías 11:2-3

 

  1. ¿De qué forma no juzga El? Isaías 11:3

 

  1. ¿A quién juzga El, a quién derriba y cómo? Isaías 11:4

 

  1. ¿Que tendrá como cinturón alrededor de su cintura y como ceñidor sobre sus caderas? Isaías 11:5

 

  1. ¿Qué pasará entonces? Isaías 11:6-9

 

  1. ¿En ese día, de qué va a estar llena la tierra? Isaías 11:9

 

11           ¿De qué forma está establecida la raíz de Jesé, quién lo buscará y porqué?  Isaías 11:10

 

Personal – ¿De que forma tuviste el poder del Espíritu de Dios derramándose en ti como Jesús lo tuvo cuando Juan lo bautizó? ¿Cuantos años tenías? Jesús tenía como 30 años.  Lucas 3:23

 

 

TERCER DIA                                             LEE ROMANOS 15:4-9                                SEGUNDA LECTURA

(“Sean atentos unos con otros como Cristo los acogió para la gloria de Dios”)

  1. ¿Porqué fue todo escrito antes de nuestro tiempo y qué sacamos nosotros de esto? Romanos 15:4

 

  1. ¿Qué nos dan las palabras de la escritura? Romanos 15:4

 

  1. ¿Por quién está inspirada la escritura y para qué es útil? 2 Timoteo 3:16

 

  1. ¿De qué es Dios el recurso y qué nos capacita a hacer? Romanos 15:5

 

  1. ¿Qué nos capacita a hacer con un corazón y una voz? Romanos 15:6

 

Personal – ¿En qué forma estas aprendiendo paciencia de la Palabra de Dios?

 

  1. ¿Qué debemos hacer uno con el otro; porqué y cuál es la razón? Romanos 15:7

 

Personal – ¿En qué forma has aceptado a aquellos de tu familia, del trabajo, etc. ahí donde están?  ¿En qué forma los has estado alentando en su caminar?  ¿En qué forma has reconocido la paciencia de Dios para contigo?

 

  1. ¿Por qué se hizo Cristo un ministro de los circuncidados? Romanos 15:8

 

  1. ¿Por qué glorifican a Dios los gentiles? Romanos 15:9

 

  1. ¿Cuáles son las dos cosas que dice la escritura que vamos a hacer? Romanos 15:9

 

 

CUARTO DIA                                                LEE MATEO 3:1-12                                                     EVANGELIO

(“El los bautizará en el fuego o bien en el sopló del Espíritu Santo”)

  1. ¿Quién hizo su aparición en el desierto de Judea, qué estaba haciendo y cuál era su tema?            Mateo 3:1-2

 

  1. ¿Quién dio el mismo mensaje de Juan? Mateo 4:17

 

  1. Cuando Jesús envió a los 12 apóstoles a buscar las ovejas pérdidas de Israel, ¿qué les dijo que anunciaran? Mateo 10:7

 

  1. ¿Cómo estaba vestido Juan y quién iba hacia él? Mateo 3:4-5

 

  1. ¿Qué estaban haciendo mientras Juan los bautizaba y a dónde lleva el arrepentimiento?   Mateo 3:6, Marcos 1:4

 

  1. ¿Qué les dijo Juan a los Fariseos y Saduceos que se estaban acercando para ser bautizados, qué les pidió que hicieran, y de qué les dijo que no se enorgullecieran? Mateo 3:7-9

 

Personal – ¿Qué evidencia puedes producir que demuestre que te has arrepentido del pecado de la incredulidad?

 

  1. ¿Cuál sería la razón para cortar un árbol? Mateo 3:10

 

Personal – ¿Qué tipo de fruto estas produciendo?  Pídele a tu familia, amistades o compañeros de trabajo que te evalúen y que te digan que tipo de fruto ven ellos en ti.

 

  1. ¿Porqué bautiza Juan con agua y cómo se ve él a si mismo comparado con el que vendrá después de él? Mateo 3:11

 

  1. ¿A quién se está refiriendo Juan y cómo nos bautizará? Juan 1:14-17, Mateo 3:11

 

  1. ¿Qué tiene en su mano y qué hará con él? ¿Qué juntará y qué quemará?  Mateo 3:12

 

  1. ¿Quiénes son los que él juntará y quiénes son los que irán al fuego eterno? Mateo 12:31-37, Jeremías 15:7

 

Personal – Evalúate a ti mismo/a como eras antes de que empezaras a leer la Palabra de Dios y como eres ahora.  ¿Qué cambios vez en ti mismo(a)?

 

 

QUINTO DIA                                        LEE EL SALMO 72:1-2, 7-8,12-13, 17

(“En El todas las tribus de la tierra serán bendecidas.”)

Lee y medita el Salmo 72:1-2, 7-8, 12-13, 17.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO

                                                                                          ISAIAS 11:1-10

Este pasaje nos habla acerca del nuevo retoño que crecerá del tronco del Árbol llamado la línea Real de David.  El nuevo retoño será llamado el Mesías y él será más grande que el árbol original (David) y dará mucho fruto.  Este Mesías que viene, el Rey perfecto, Sacerdote perfecto y Rey espiritual vendrá de la línea de David a reinar sobre Israel.  A El se le fue dado el nombre de “Yahvé nuestra justicia” (Jeremías 23:6).

Todos queremos un tratamiento justo de los demás pero lamentablemente nosotros no le damos un tratamiento justo a los demás. Odiamos a esos quienes basan su juicio sobre la forma en que la gente se arregla, habla o hasta por el color de su piel. Vemos o leemos acerca de gente que está siendo juzgada sobre falsa evidencia o rumores y odiamos esto. Sin embargo, muchas veces, nosotros mismos somos muy rápidos para juzgar a otros usando esas mismas normas. Cristo es el único que está vestido en la verdad. El es el único que no es prejuicioso. Jesús es el único que puede ser un juez perfectamente justo. Necesitamos darle nuestros corazones completamente. Solamente entonces podremos aprender a ser tan veraces y justos con los demás como quisiéramos que ellos fueran con nosotros.

Hoy en día la necesidad de ser veraces es necesaria más que en cualquier otro tiempo en la historia porque estamos rodeados de tanta distorsión y mentiras. Satanás es el padre de las mentiras y él nos miente en su presentación de la pornografía, drogas, homosexualidad y aborto. La paz en el Señor Jesucristo es la única respuesta para la mentira y el conflicto, ya sea en una familia o en una nación. El pasaje prosigue a enseñar a los animales salvajes viviendo en paz uno con el otro. Aún más increíble es para la gente hostil vivir en paz unos con otros.

Solamente en Jesucristo se pueden dejar a un lado las hostilidades cuando el amor verdadero prevalece; ésta es la paz que sobrepasa todo entendimiento (Fil. 4:7). Una edad de oro fue predicha en este pasaje y todavía ha de venir y vendrá cuando Jesucristo reine sobre la tierra entera. Debemos continuar hasta entonces con nuestra comisión y vivir para traer a otros a Jesucristo, nuestro Señor y Salvador (Mat. 28:19).

 

ROMANOS 15:4-9

Entre más honda sea el hambre y la sed de conocer la Palabra de Dios en la escritura, más grande es el efecto que tiene en nuestra actitud hacia el pasado, presente y futuro. La escritura ha demostrado una y otra vez que Dios ha guardado continuamente su promesa de salvación a los que creen en El. Entre más conocemos la escritura, mas sabemos acerca de lo que Dios ha hecho por nosotros. Esto nos lleva a una confianza mayor, de lo que El hará por nosotros en los días venideros.

Nuestro estudio diario de las Santas Escrituras seguido por una reflexión y acción piadosa aumentará nuestra confianza de que Dios es la mejor selección para nosotros. Somos llamados a aceptar a Jesús como nuestro Señor y Salvador y esto significa estar en armonía con sus enseñanzas y compartir sus valores y perspectivas. No podemos esperar vivir en armonía con otros hasta que primero aprendamos de Jesús a tener paciencia, estabilidad y ánimo.

Podemos estar en armonía con otros solamente cuando tenemos la actitud de Cristo (Filipenses 2:2-11). Necesitamos desarrollar una actitud de amor para con otros cristianos igualmente. Al volvernos más capaces de mantener esta actitud de amor por la gente de todas las culturas cada día, aprenderemos como vivir en armonía uno con el otro. Vivir en armonía quiere decir amar y respetarse uno al otro sin importar su credo, raza ó color, sin tener en cuenta que sea rico ó pobre, joven ó viejo, enfermo ó sano.

Somos llamados a darnos la bienvenida unos a los otros con afecto dentro de la iglesia. Esto quiere decir que debemos amarnos unos a los otros como El nos ha amado (Juan 15:12). Somos llamados a apoyarnos y perdonarnos los unos a los otros. Somos llamados a arrepentirnos de nuestras acciones pecadoras contra Dios y el hombre (Marcos 1:15). Arrepentimiento quiere decir que cambiemos nuestras vidas completamente. Somos llamados a hacer nuestra iglesia amada no solo un cielo para los santos sino un hospital para los pecadores. Jesús nos dijo en la cruz “Tengo sed” (Juan 19:28) y nosotros estamos llamados a satisfacer esa sed amándonos unos a los otros y viviendo en armonía con toda la creación de Dios.

 

MATEO 3:1-12

Juan entró en la escena como la voz estruendosa de Dios Todopoderoso. El habló valientemente en contra de la maldad dondequiera que la miraba. El habló en contra de la perversidad del Rey Herodes, que vivía con la esposa de su hermano y contra el formalismo ritualistico de los Saduceos y Fariseos quienes se creían justos. Juan habló en contra de la maldad en el estado, iglesia y entre la gente en las calles. Juan no solamente denunció a los hombres por la maldad que habían hecho sino que también los desafió a ser lo que podían ser de acuerdo a las reglas morales de Dios. Ellos pensaban que Juan Bautista era en realidad Elías que había regresado a anunciarles la venida del Mesías (Rey) (Mal. 4:5). Juan estaba preparando el camino del Rey. El predicador, el maestro con la voz profética y resonante, no se apunta a él mismo, sino a Dios.

Juan fue reconocido como profeta, porque él tenía en si mismo ésta autoridad especial la cuál se adhiere al hombre quien viene a la presencia del hombre habiendo salido de la presencia de Dios. Juan advierte fuertemente a la gente que no porque eran descendientes de Abraham tenían garantizada la entrada al cielo. Para el Israelita, ésta fue una declaración increíble porque Abraham fue único en su bondad y en su favor con Dios. Juan estaba advirtiendo a la gente que ellos no podían vivir en las acciones espirituales del pasado. El les dijo que una edad degenerada no podía esperar reclamar su salvación por la memoria de un pasado heroico. Un hijo malo no puede pensar que puede pedir algo sobre los méritos de un padre justo.

Necesitamos reflexionar en la presencia de Juan y en su mensaje de advertencia para nuestra propia sociedad.  ¿Vivimos nosotros como gente obediente a las enseñanzas de Jesucristo?  ¿Nos amamos los unos a los otros como El nos amó (Juan 15:12)?

¿Practicamos en nuestro diario vivir el mensaje que predicamos en nuestras iglesias?  ¿Esperamos ser salvados porque pertenecemos a cierto tipo de denominación?  ¿Creemos de verdad que Jesucristo es el único puente para la salvación?  El silencio de la voz de Dios en el mundo de ahora de violencia, pornografía, aborto y drogas se esta perdiendo.

El mensaje de Juan, llamando a la gente que hiciera camino y que se preparara a si mismos para la venida del Señor no es menos urgente ahora. La promesa de Juan a la gente de que el bautismo en el Espíritu Santo los llenaría con el fuego del amor y poder fue como una medida de agua fresca dada a un hombre sediento en el desierto (Isaías 44:3). El Espíritu de Dios es el Espíritu de Poder. Cuando el Espíritu de Dios entra en un hombre, su debilidad es revestida con el poder de Dios. Su apariencia de cansancio, falta de brillo, del rendimiento a la vida se desaparece, y una fuente de nueva vida entra en él. ¿Crees esto de verdad?

 

Aplicación

La primera lectura nos dice que solamente la verdad nos puede dar libertad y la verdad es Jesús (Juan 8:32). La segunda lectura revela que la escritura nos ha enseñado una y otra vez que Dios ha guardado Su promesa de salvación a los que creen en El. El Evangelio nos dice que nos preparemos a nosotros mismos, porque el reino de Dios está a la mano.

Esta semana, vamos a practicar lo que predicamos llevando una lista de las cosas que hemos hecho durante el día. Entonces por la noche, reflexiona en que tan parecidas son tus acciones y tus palabras. Trata esto por una semana y prepárate para un milagro.

PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO (27th de Noviembre) – CICLO A

El Pan de Vida – Estudio de Biblia Catolico

By Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pidele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilia o de las lecturas que oiste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                                          LEE ISAIAS 63:16, 17, 19 y 64:2-7                             PRIMERA LECTURA

(“…todos nosotros fuimos hechos por tus manos.”)

  1. ¿Qué es el Señor para nosotros y cómo sera llamado por siempre? Isaias 63:16

 

  1. ¿Cómo nos ha redimido Dios?  1 Pedro 1:18-21

 

  1. ¿Qué les pasa a nuestros corazones cuando nos apartamos de Sus caminos? Isaias 63:17

 

  1. ¿Qué será destruido y por qué? Ezequiel 6:8-10

 

  1. ¿Qué es lo que endurece nuestros corazones y nos aparta de Su descanso? Hebreos 3:15-19, concentrandose en versículo 19

 

  1. ¿Cómo habia estado la gente por mucho tiempo? Isaias 63:19

 

  1. ¿Por qué pensaron que no tenian esperanza? Isaias 64:2-3

 

  1. ¿Qué es lo que ningun oido ha oido ni ningun ojo visto y que es lo que Dios esta haciendo? Isaias 64:3 y tambien         1 Corintios 2:9

 

  1. ¿A quien visita El Señor? ¿Por qué se enojo El Señor? Isaias 64:4

 

  1. ¿A que nos parecemos todos y que nos arrastra como el viento? Isaias 64:5

 

  1. ¿Por qué nadie te invoca o se despierta para buscarte y a merced de qué estamos? Isaias 64:6

 

  1. ¿Por las manos de quién fuimos hechos? Isaias 64:7

 

Personal – Has apartado tu corazón, de alguna manera, del camino del Señor? ¿Hay culpas en tu vida? ¿De qué modo ha tratado Dios de romper ese corazon de piedra y hacerlo un corazón de carne?

 

 

 

TERCER DIA                                                      LEE 1 CORINTIOS 1:3-9                                   SEGUNDA LECTURA

(“Dios es fiel.”)

  1. ¿Cuáles son las dos cosas que vienen de Dios nuestro Padre y de nuestro Senor Jesucristo? 1 Corintios 1:3

 

  1. ¿Qué abunda mas que el pecado? ¿Qué efecto tendrá en el mundo y adonde nos llevará? Romanos 5:20-21

 

  1. ¿Qué nos dá Jesús? Juan 14:27

 

  1. ¿Por quiénes agradece a Dios, Pablo y por qué? ¿Qué hemos recibido de Jesús? I Corintios 1:4-5

 

  1. ¿De quién será amigo el rey? Proverbios 22:11

 

  1. ¿Quién gana sabiduria y quién busca la ciencia? Proverbios 18:15

 

  1. ?En qué se hacian firmes los Corintios y qué no les faltaba? 1 Corintios 1:6-7

 

  1. ¿Qué vino al mundo y que trajo para todos? ¿Cómo nos educa? Tito 2:11-14

 

  1. ¿Qué hará Jesús para que podamos recibirlo, sin reporche, el dia en que El venga? 1 Corintios 1:8

 

  1. ¿Qué dice Dios que hará por ti? Isaias 41:10

 

  1. ¿Quién es fiel? ¿A qué nos ha llamado? I Corintios 1:9

 

Personal – ¿El modo en que hablas a tu familia, amigos, compañeros de escuela, y de trabajo, ha sido una reflexión de los dones espirituales que Dios te ha dado?

 

 

CUARTO DIA                                                      LEE MARCOS 13:33-37                                                     EVANGELIO

(“Manténganse Vigilantes!”)

  1. ¿Qué debes hacer? ¿Y qué es lo que no sabes? Marcos 13:33, tambien Mateo 24:42

 

  1. ¿En qué debes meditar y fijarte? ¿De qué debes cuidarte? 1 Timoteo 4:15-16

 

  1. ¿Qué hace el viajero con sus sirvientes antes de partir? ¿Qué manda al portero? Marcos 13:34

 

  1. ¿Cómo se llamó María a si misma? Lucas 1:38

 

  1. ¿Qué dijo Jesús que debe hacer el que quiera servirle, dónde estara El, y que hará su Padre? Juan 12:26

 

  1. ¿Qué es lo que no sabemos? ¿Cómo no quisieramos que nos encuentre?   Marcos 13:35-36

 

  1. ¿Qué nos dice a todos? Marcos 13:37

 

  1. ¿Dé que les dijo Jesús a sus discípulos que desconfiaran? Lucas 12:1

 

  1. ¿Por qué nos dice Pablo que debemos estar alertas? Hechos 20:30-31

 

  1. ¿Por qué otra razon debemos estar sobrios y alertas? 1 Pedro 5:8

 

  1. ¿Qué será lo que cuide nuestros corazones y nuestras mentes? Filipenses 4:7

 

Personal – ¿Qué tan atento has estado a la hipocresia y las mentiras de quienes no siguen la palabra de Dios? ¿En esta semana, de que modo has hecho uso de Su Palabra para combatir esto?

 

 

QUINTO DIA                                              LEE SALMO 80:2-3, 15-16, 18-19

(…tú nos devolverás a la vida e invocaremos tu Nombre.”)

Leé y medita el Salmo 80:2-3, 15-16, 18-19.

¿Qué te dice personalmente el Señor a través de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                   LEE TODO EL COMENTARIO

                                                                                ISAIAS 63:16-17, 19; 64:2-7

Los creyentes que quedaban (aquellos que sobrevivieron el cautiverio en Babilonia) le pidieron a Dios varios favores. Uno fue que tuviera compasión de ellos y otro que castigara a sus enemigos. Esta lectura describe la gloria de Dios como si fuera un fuego que consume y que quema todo lo que está en su camino. Su poder es descrito de una manera imponente y nadie ha visto ni oido a un Dios como El. Se daban cuenta que habiendo sido tan impuros no habia modo de que se salvaran por sus propios méritos. La misericordia de Dios era la unica esperanza que tenian y se agarraban a ella desesperadamente. Cuando Dios se encontró con Moisés hubo rayos, humo y temblor de tierra.

Si hoy fueras tu a encontrarte con Dios, Su gloria te abrumaria, especialmente si miras lo que llamamos buenas acciones o a nuestra “ropa sucia.” El pecado nos hace impuros, nos endurece el corazón y finalmente nos lleva a la muerte espiritual y a veces, tambien, a la muerte física. Debido a nuestros pecados estamos vestidos en harapos y no podemos sentarnos a la mesa del rey. Aun nuestros mayores esfuerzos no son suficientes. Dios sale adelante como el alfarero y remodela el barro. Toma nuestro corazon endurecido y lo rompe a traves de la enfermedad, la humillación, el dolor, el sufrimiento y la derrota. Dios se compadeció entonces de los fieles que quedaban y hará lo mismo ahora. Pero debemos estar abiertos al arrepentimiento verdadero. En el mensaje de hoy la gente no cambió hasta que aprendió duras lecciones. Tú necesitas reflexionar ahora y preguntarte si tu corazón desea a Dios con ansias, lo suficiente para cambiar esas cosas dentro de tí que lo hieren y lo entristecen. Necesitara Dios “romperte” el corazón para traerte al verdadero arrepentimiento?

 

 

1 CORINTIOS 1:3-9

La lectura de hoy revela claramente que en un mundo de ruido, confusión e increibles presiones, la gente suspiraba por la paz. En el mundo actual esa hambre y sed de paz también se encuentra en los corazones de la mayoria de la gente. Sin embargo muchos se dan por vencidos pensando que eso es imposible, pero la posibilidad de encontrar la paz de mente y corazón está a nuestro alcance a traves de la fé en Jesucristo.

Revisemos por un momento nuestra descripción de fé. La Fé es la respuesta viviente al poder y presencia de Dios en nuestra vida. En otras palabras, tenemos que responder a la presencia de Dios para utilizar plenamente el poder del Espiritu Santo.

Pablo tuvo algunas palabras fuertes para la gente de Corinto, pero empezó esta carta con una nota muy positiva. Les confirma que pertenecen a la familia de Dios y que tienen el poder del Espíritu en sus vidas. Los miembros de la iglesia de Corinto tenian todos los dones espirituales que necesitaban para vivir una vida Cristiana, para ser testigos de Cristo y para defenderse contra el paganismo que habia en Corinto.

Nosotros tambien tenemos los mismos dones y el mismo poder ya que tenemos ese mismo Espíritu Santo. Cristo nos llama a seguirlo y El nos promete la salvación. Esta salvación no se ganó debido a algo que nosotros hicimos muy bien. Fue Su muerte en la cruz y su resurrección las que lo garantizan.

Mas adelante en esta misma carta a los Corintios, Pablo los amonesta pues empezaron a discutir acerca de cuales de los dones eran los mas importantes (1 Corintios Capitulos 12-14). Confia en lo que se te ha prometido y si crees y tienes fé en Cristo, experimentarás la realidad y el honor del compromiso de Dios.Dios amo tanto al mundo que le dió a Su Unico Hijo para que todo aquel que creyera en El no muriera sino que tuviera vida eterna.

 

 

MARCOS 13:33-37

Jesus nos muestra Su confianza y obediencia absoluta a Su Padre Celestial cuando nos dice que ni aun El sabia cuando llegaria el fin. El afirma Su humanidad cuando voluntariamente se despoja del uso ilimitado de Sus atributos divinos. El énfasis en la declaración de Jesús está en que solo el Padre sabe y es un secreto que revelará cuando El quiera. Jesús nos está realmente diciendo que ninguna interpretación de las Escrituras o de la ciencia puede predecir el dia exacto, el único que lo sabe es Su Padre Celestial. Jesús nos enseña la preparación y no hay necesidad de hacer cálculos.

Mira a tu alrededor y fijate cuantas preparaciones hay para una boda, para el nacimiento de un hijo, para un cambio de carrera o para arrendar o comprar una casa. El regreso de Jesús es el evento mas importante en nuestras vidas y necesitas preguntarte a ti mismo si pones la importancia debida en prepararte para Su regreso. Podemos prepararnos a traves del estudio de su Palabra Santa, siguiendo las enseñanzas de la Iglesia y recibiendo los sacramentos. Se nos ha dicho como prepararnos por medio de las Escrituras y la tradicion sagrada. No nos dejemos llevar por argumentos confusos o interpretaciones inútiles de lo que pasará al final de los tiempos. Lo que debemos hacer es ser testigos de Cristo a tiempo o fuera de tiempo y estar preparados para la persecusión (Marcos 13:13).

En especial debemos estar alertas moralmente y ser obedientes a los mandamientos de Dios. La Escritura lo dice, estar sobrio y alerta. Tu oponente, el diablo, está rondando como leon rugiente buscando a quien devorar (1 Pedro 5:8). Los leones buscan victimas que esten solas, enfermas o que no esten alertas. Estar en compañia de Cristianos que te apoyen es un buen modo de estar preparado. Este pasaje nos trae realmente la fuerza del vivir correctamente. O sea vivir por Dios en un mundo que ignora a Dios.

 

Aplicación

La primera lectura de esta semana nos dice que la gracia de Dios nos cambia de pecadores a santos. En la segunda lectura vemos que la paz se puede obtener únicamente a traves de Jesucristo. El Evangelio nos advierte que nos preparemos y no nos preocupemos en calcular cuando será el retorno de Cristo.

Esta semana estáte alerta y fijate si hay hipocresia en lo que hablan tu o algun miembro de tu familia, de tus compañeros de trabajo o de escuela. Primero hazles saber lo mucho que Dios los ha bendecido y luego demuestrales que la hipocresia es una herramienta de la que se vale Satanás y cómo éste está esperando para devorar a aquellos que no están alertas.

Estáte muy alerta a el hecho de que lo que digas y hagas será como una muestra para los demas de que tu estarás preparado para cuando Cristo regrese.

TRIGESIMOCUARTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO – CRISTO REY (20th de Noviembre)- Ciclo C

El Pan de Vida – Estudio de Biblia Catolico

by Deacon Ken and Marie Finn

 

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA                      Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?
  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

SEGUNDO DIA                                                        2 SAMUEL 5:1-3                                    PRIMERA LECTURA

(“Tú eres el que guiará a mi pueblo, Israel.”)

  1. ¿Quiénes vinieron a hablarle a David, qué le dijeron? 2 Samuel 5:1
  1. ¿Dónde estaba David? Si puedes busca en un mapa bíblico el lugar, 2 Samuel 5:1.
  1. ¿Quién dirigia a Israel y los trajo de regreso? 2 Samuel 5:2
  1. ¿Según las tribus de Israel quién habló a David y qué le dijo? 2 Samuel 5:2, y Ezequiel 34:23-24

Personal – ¿Entonces, quién creés tú que es el que designa al pastor del pueblo? ¿Sigues tú al Unico, al que Dios ha designado como Rey de Reyes de todos los tiempos?

  1. ¿Con quién estaba hablando David? 2 Samuel 24:17

Personal – ¿Cómo te habla Dios y cómo le hablas tú como lo hizo David?

  1. ¿Qué le pasará al pastor que Dios ha designado cuando éste no escucha y se somete a la palabra de Dios?  Zacarías 11:17, y Jeremías 25:34-36
  1. ¿Quién es nuestro Gran Pastor? Leé y escribe las siguientes escrituras:

Génesis 48:15

Salmo 23:1

Juan 10:6-7, 11

Juan 10:16

  1. ¿Quién fue hecho rey de Israel? ¿Con quién hizo un pacto el rey antes de ser ungido?                2 Samuel 5:3

Personal – ¿Qué diferencias encuentras entre un buen pastor, un buen rey y un rey malo? ¿Y tú qué eres?

TERCER DIA                                                      COLOSENSES 1:12-20                              SEGUNDA LECTURA

(“A través de El tenemos la redención y el perdón de nuestros pecados.”)

  1. ¿Por qué tenemos que darle gracias al Padre? Colosenses 1:12
  1. ¿Quién tendrá luz y vida? ¿Quién es la luz? Juan 8:12
  1. ¿Quién nos rescató y de quién? Colosenses 1:13
  1. ¿Quién tiene el poder de las tinieblas? Hechos 26:18
  1. ¿Cuando nos rescató a dónde nos llevó? Colosenses 1:13
  1. ¿Qué recibimos a través de Jesús? Colosenses 1:14, 1 Pedro 2:9

Personal – ¿Has sido tu redimido? ¿Le has pedido al Señor que te perdone y te haga libre? Vuelve a leer el versículo 14. Esta es una promesa de Dios. Copia este versículo y medita sobre él.

  1. ¿Quién es la imágen de Dios que no se puede ver y quién es el primogénito de toda la creación?                Colosenses 1:15
  1. Lee y copia lo siguiente:

Salmo 89:28

Juan 1:3

Juan 1:18

Personal – ¿Cómo ves a Dios Padre? ¿Cómo te lo ha revelado Jesús a tí de manera personal? ¿Está con la vara en la mano listo para castigarte o es gentil, amable y está listo para perdonarte? Así como ves a Jesús así vé al Padre.

  1. ¿Qué fué creado en él y dónde? Colosenses 1:16, 1 Corintios 8:6
  1. ¿Para quién se hizo todo? Colosenses 1:16
  1. ¿En quién se mantiene todo? Colosenses 1:17
  1. ¿Quién empezó la iglesia y quién es la cabeza? Efesios 1:22, Apocalipsis 1:5, Colosenses 1:18
  1. ¿A quién le pasó Cristo ese lugar de cabecera? Mateo 16:18
  1. ¿Cómo hemos sido reconciliados con el Padre? Colosenses 1:20

Personal – ¿Le has permitido a Jesús lavarte con su sangre y darte la paz con el Padre? ¿Qué cambios puedes ver en tu vida desde que esto fue hecho?

CUARTO DIA                                                            LUCAS 23:35-43                                                     EVANGELIO

(“Este es el rey de los Judíos.”)

  1. ¿Quién estaba ahí mirando? ¿Quiénes se burlaban de Jesús y qué decían? Lucas 23:35
  1. ¿Había alguien más, burlandose de Jesús? ¿Qué le ofrecieron y qué le dijeron? Lucas 23:36-37

 

Personal – ¿Por qué crees que Jesús no se bajó de la cruz y se salvó a sŇ mismo de ésta muerte tan agonizante? Lucas 22:42

  1. ¿Era el deseo del Padre que Jesús, Su único Hijo muriera en la cruz? ¿Por qué?  Leé y copia:

1 Timoteo 2:4

Juan 12:47

Juan 3:16

Juan 10:10

  1. ¿Si Jesús fué obediente al Padre y estuvo colgado en la cruz y sufrió el peso de nuestros pecados para salvarnos, qué debemos hacer nosotros?  Juan 1:12, Apocalipsis 3:20
  1. ¿Cómo debemos seguir el ejemplo de Jesús? Mateo 16:24-25, Marcos 8:35, Lucas 9:24
  1. ¿Ha sido a través de algún esfuerzo que nosotros hayamos hecho, que hemos sido salvados? Tito 3:4-5
  1. ¿Cuál era la inscripción en el letrero de la cruz de Jesús? Lucas 28:38

Personal – ¿De qué modo has hecho a Jesús tu Rey de Reyes y Señor de Señores?  1 Timoteo 1:17, Apocalipsis 17:14, Apocalipsis 19:16

  1. ¿Qué le dijo uno de los criminales a Jesús en Lucas 23:39?
  1. ¿Por quién estaba preocupado? Lucas 23:39
  1. ¿Qué dijo e hizo el otro criminal? Lucas 23:40-41

Personal – ¿De qué modo eres como alguno de esos dos criminales? ¿Quién se negaba a sí mismo? ¿Cómo te niegas tú a tí mismo?

11. ¿Qué le dijo a Jesús en el versículo 42 de Lucas 23 y cuál fué la respuesta de Jesús?

12. Leé Mateo 25:33, 34, y 41. ¿Cómo puedes comparar esto con Lucas 23:39-40?

Personal – ¿Eres tú el de la derecha o el de la izquierda? ¿De qué modo te has negado a tí mismo esta semana, poniendo antes que a tí mismo a tu esposa, hijos, amigos, vecinos, compañeros de trabajo o amigos de la escuela?

QUINTO DIA                                                    LEE EL SALMO 122:1-5

                                                                         (“Dá gracias al nombre del Señor.”)

Leé y medita el Salmo 122:1-5.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO

                                                                                         2 SAMUEL 5:1-3

David fué finalmente ungido rey de todo Israel y esto fué el cumplimiento de una promesa de Dios. Previamente había sido ungido rey en privado por Samuel (1 Samuel 16:13). David era apenas un adolescente y pasó muchos años al servicio del Rey Saúl. Cuando fue coronado Rey de Judá, a los 30 años que era la mitad sur de la Tierra Prometida (2 Samuel 2:4). Fué Coronado rey de todo el país a los treinta y siete años y reinó por cuarenta años.

Cuando David era jóven y estaba considerado fuera de la ley, su futúro se veía muy triste, pero la promesa de Dios de hacerlo rey se había cumplido. David tuvo que esperar muy pacientemente para que ésta se cumpliera, pasaron muchos años antes de que sucediera. Nosotros debemos reflexionar sobre la paciencia y humildad que David tenía al esperar tanto tiempo. El llegó a ser un gran rey, soldado, poeta, cantante, músico, escritor y líder espiritual de su pueblo. Había sido ungido por Dios y sabía que con el tiempo cuando según Dios fuera el tiempo, el plan se realizaría.

El tiempo que David tuvo que esperar lo preparó para el importante oficio de ser el buen pastor que su país necesitaba. Así nosotros necesitamos esperar en el Señor y confiar en que El nos dirigirá en nuestro camino hacia el reino. David fué un líder porque había sido un seguidor de Dios. En un tiempo él quitó sus ojos de Dios y cayó en grave pecado. Pero se arrepintió y vió que insignificante era su reino comparado con el de Dios y regresó y recibió el don de la gracia de Dios y el perdón. Nosotros podemos ser como David; podemos regresar a la sagrada luz de Dios arrepintiéndonos y dándonos cuenta de que Dios es nuestro único buen pastor y de que El nunca falla en ir a buscar y salvar a la oveja perdida. Sigamos el ejemplo de David y permitamos que nuestra unción bautismal sea el principio de nuestra vida eterna con el “Buen Pastor,” Jesús, quien nos hará libres por siempre (Juan 8:32).

COLOSENSES 1:12-20

Pablo estaba sacando a la luz una herejía de la iglesia Colosense que fue el inicio del Gnosticismo. La palabra “Gnosticismo” quiere decir conocer y la palabra “herejía” quiere decir instruir contrariamente a la verdadera doctrina. La herejía Gnóstica atacó a la Cristinadad en diversas formas. Sostenía que el conocimiento secreto importante no debía ser revelado a todos los creyentes y enseñaba que el cuerpo es maligno. Pablo responde a esta herejía declarando que Jesús eligió el vivir en un cuerpo humano. Esta herejía niega la humanidad de Cristo y Pablo insistió que en Jesús, vemos a alguien que está completamente vivo, es humano y es bueno.

El Gnosticismo empezaba a ser conocido y podía haber hecho tambalear facilmente las mentes de los creyentes que no sabían sobre la voluntad de Dios a traves de las enseñanzas de la iglesia. Todavía vemos muchas señales de esta herejía rondando en nuestra iglesia. Hoy como en los tiempos de Pablo el mejor modo de que la iglesia permanezca fiel a las enseñanzas del Señor es a través del estudio personal y las enseñanzas de la iglesia. Pablo enlista beneficios que Jesús nos dió a traves de su muerte en la cruz. Nos hizo para ser parte de su reino. Nos rescató de Satanás, nos hizo Sus hijos y nos trajo a su reino eterno (Efesios 2:5-6).

La iglesia Colosense estaba atrapada creyendo que todo lo que es materia es básicamente maligno. Ellos creían que Dios, siendo un espíritu completamente bueno, nunca vendría a la tierra como un verdadero ser humano (ser humano es tener algo de materia). Creían que Cristo no había hecho el mundo pues era increíble que Dios hubiera creado algo que era maligno. Creían que el saber secreto y especial era el único modo de que la gente encontrara a Dios. Pablo les dice que solo Cristo tiene el poder de salvar. Les dice que Jesús no solo es igual a Dios (Filipenses 2:6), El és Dios (Juan 10:30).

Entendamos que Pablo está combatiendo una herejía que trata de poner el conocimiento por encima de los aspectos salvíficos de Dios. Nosotros como los creyentes Colosenses, debemos creer que Jesucristo es Dios y no simplemente un gran profeta. Nuestra fe será hueca, dirigida erroneamente y sin sentido si vemos a Jesús como alguien menos que Dios.

LUCAS 23:35-43

En este pasaje Jesús es puesto en la cruz; y aún con su increíble dolor busca el modo de consolar y perdonar a otros. El lugar donde Jesús fue llevado para ser crucificado se llamaba “Gólgota” que significa “calavera.” Era una pequeña colina en las afueras de las murallas de la ciudad, a un costado de uno de los caminos principales. Los Romanos hacían de las ejecuciones una exposición pública como un ejemplo de lo que sucedía a los que desafiaban la ley Romana. Es irónico que Santiago y Juan le pidieron a Jesús tener lugares de honor cerca de El en su reino (Marcos 10:35-39). Cuando Jesús se estaba preparando a entrar a su reino por la crucifixión, los lugares a su izquierda y derecha eran tomados por criminales convictos que estaban muriendo.

Es un ejemplo increíble para todos nosotros el que Jesús muriera por todos los hombres no solo por unos cuantos seleccionados. Debemos tomar las palabras de Jesús, dirigidas a sus dos discípulos hambrientos de poder, como nuestras y recordar que aquél que quiera estar cerca de Jesús debe prepararse para sufrir y morir como El lo hizo. El único camino al paraíso es a través de la cruz. Aún estando colgado, muriendo y en agonía, Jesús le pide a su Padre que “los perdone por que no saben lo que hacen.” Debemos reflexionar sobre esas palabras, especialmente con todo lo que sucede hoy en día en el mundo.

¿Realmente entendemos que horrible es el pecado para Dios? ¿Realmente entendemos que horrible es cuando dejamos a otros morir de hambre, vivir sin un techo o cuando no damos de vestir al desnudo? ¿Realmente entendemos cuando le damos la espalda al anciano, al que está solo o en prisión o al enfermo mental? ¿Realmente entendemos que horrible es cuando somos la causa de que otros vivan con miedo y que les fallemos sin nuestro amor? Jesús sabía que no entendemos realmente nuestra crueldad y nos muestra la razón real por la cual El murió por todos nosotros. Nos libró de las garras mortales en las que Satanás nos tenía y ahora, con fe, podemos escoger el amar, el hacer a todos los hombres libres y el perdonar. Dios nos dice que si aceptamos a Su hijo, viviremos por siempre (Juan 3:16).

Jesús murió por nosotros y nos perdonó nuestros pecados. Así, nosotros, debemos perdonar a otros como El nos ha perdonado (Mateo 6:15). Seamos como el buen ladrón (Dimas) a la derecha de Jesús y digamos, “Señor, recuérdame cuando estés en tu reino.” El nos dirá como le dijo a Dimas, “En verdad te digo que estarás conmigo en el paraíso.” Jesús es la aurora que se abre en la obscuridad del pecado y dá luz eterna.

Aplicación

En la primera lectura vemos a David siendo paciente y humilde, esperando ser coronado rey cuando Dios lo dispusiera. En la segunda lectura Pablo les está diciendo a los Colosenses que la salvación es una persona llamada Jesús, no una doctrina intelectual. El Evangelio muestra que aún al estar muriendo, Jesús estaba perdonando a los que lo habían herido.

Veamos a las personas y situaciones a nuestro derredor y digamos específicamente, “Padre, perdona a ___________ y a ___________ por lo que él o élla me está haciendo. Aplica esto a la familia, los amigos, el jefe y los compañeros de trabajo.