DOMINGO DE PASCUA (Mar. 31st) – CICLO B 

EL PAN DE VIDA ESTUDIO DE BIBLIA CATOLICO

By Deacon Ken and Marie Finn

 

ANTES DE COMENZAR: 

 

Ora y pidele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26) 

 

PRIMER DIA                    Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilia o de las lecturas que oiste en misa el domingo?

 

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                  LEE HECHOS 10:34, 37-43                          PRIMERA LECTURA 

 

(“Hemos bebido y comido con El después de Su resurrección de la muerte.”) 

 

  1. ¿A quién se dirigía Pedro? ¿Qué les dijo? Hechos 10:24-28, 34-35 

 

  1. ¿Cómo describe Deuteronomio 10:17 a Dios y cuáles son las tres cosas que no hace El? 2 Crónicas 19:7 

 

  1. ¿Porqué razón Dios no tiene favoritos?  Job 34:19 y Sabiduría 6:7

 

Personal – ¿De qúe manera muestras parcialidad con tus hijos, amigos, y compañeros de trabajo? Pasa un tiempo solo con el Señor, arrepiéntete de tus pecados y pide al Señor su ayuda para poder ver a los demás a través de sus ojos. 

 

 

  1. ¿Qué se decía de Jesus de Nazareth por toda Judea? ¿Donde comenzó y con qué?   Hechos 10:37-38

 

  1. ¿Quién ungió a Jesús, y quién ungió a Pablo, Silvano y Timoteo?  Hechos 10:38 y 2 Cor 1:21-22

 

  1. ¿Qué dos cosas hacía Jesús y quién estaba con El? Hechos 10:38

 

  1. ¿De qué son testigos, qué le hicieron finalmente a El y qué hizo Dios?   Hechos 10:39-40

 

  1. ¿Qué les concedió Dios, y por medio de quién? Hechos 10:40-41

 

  1. ¿Quiénes son los escogidos y por qué motivo son escogidos? Efesios 1:13

 

  1. ¿Qué nos encargó hacer? ¿A quién envió a predicar a su pueblo?  Hechos 10:42 Marcos 3:14 

 

  1. ¿Quiénes son hoy en día sus discípulos? ¿De qué debemos dar  estimonio y de qué dan testimonio los profetas? Juan 8:31 13:35 Hechos 10:42-43

 

Personal – ¿Qué observas en tu vida diaria como resultado de la uncion y el poder del Espíritu Santo? ¿Vé tu familia buenas obras y alivio cuando los tocas?  Reflexiona sobre esto. 

 

 

 

TERCER DIA                     LEE COLOSENSES 3:1-4                           SEGUNDA LECTURA 

 

(“Piensen en las cosas de arriba, no en las de la tierra.”) 

 

  1. ¿Con quién has crecido,que debemos buscar? ¿Dónde está sentado Jesucristo?   Colosenses 3:1

 

  1. ¿Quién nos levantó y nos reservó un lugar en el cielo? Efesios 2:4-6

 

  1. ¿A qué debemos estar atentos y porqué?  Colosenses 3:2-3

 

  1. ¿Cuáles son las cosas que están enraizadas en la tierra? Colosenses 3:5,8,9

 

  1. ¿Cómo podemos estar atentos a las cosas de arriba? Colosenses 3:10

 

  1. ¿Dónde está escondida tu vida ahora?   Colosenses 3:3

 

  1. ¿Quién es Cristo para nosotros?   Colosenses 3:4

 

  1. Cuando aparezca Cristo, ¿qué nos pasará y cómo? Colosenses 3:4

 

Personal – Así como has muerto con Cristo a los deseos antiguos y a las cosas terrenales, ¿ven tus familiares, amigos y vecinos tu vida como un reflejo de la vida de Cristo? En una hoja de papel, nombra algunas de las características de Cristo en una columna y en la otra columna pon las tuyas; Haz esto un día entero y compara las dos columnas. 

 

 

 

CUARTO DIA                    LEE JUAN 20:1-9                         EVANGELIO 

 

(“Vio y creyó.”) 

 

  1. ¿Quién llegó a la tumba, que vió cuando llegó ahi? Juan 20:1

 

  1. ¿Dónde estaba María Magdalena mientras Jesús estaba clavado en la cruz?   Juan 19:25

 

  1. ¿Qué había echado fuera de María Magdalena Jesús? Marcos 16:9

 

  1. ¿Hacia quiénes se fue corriendo y que les dijo? Juan 20:2

 

  1. ¿Qué hicieron Pedro y el otro discípulo? ¿Quién llegó primero a la tumba y cómo llegaron allí? Juan 20:3-4 

 

Personal – ¿En qué forma te ves a ti mismo corriendo para ver dónde esta Jesús? ¿Perseveras en esa carrera? ¿En dónde tienes fijos los ojos? Te ve tu familia y amigos como alguien que mira al cielo o al suelo? Hebreos 12:1-2. 

 

 

  1. ¿Qué hizo el discípulo cuando llegó cerca de la tumba y qué vió tirado en el suelo?   Juan 20:5

 

  1. ¿Qué hizo Pedro al llegar allí? ¿Qué observó en el suelo y en el lienzo que cubría la cabeza de Jesús? Juan 20:6-7 

 

  1. ¿Qué hizo el discípulo que llegó primero y cuál fue su reacción?  Juan 20:8

 

  1. ¿Qué se necesita para creer?   Juan 1:12

 

  1. ¿Qué recibiremos por creer en el nombre de Jesus? Juan 3:36

 

  1. Después que Jesús resucitó de entre los muertos, ¿qué recordaron los discípulos y en qué creyeron? ¿Cuándo entendieron y creyeron?  Juan 2:22, Lucas 24:30-32

 

  1. ¿Qué dice Jesús acerca de quiénes no ven y creen?  Juan 20:29

 

Personal – ¿Has visto operarse un cambio en tu vida a través de la lectura de las Escrituras? ¿Has llegado a creer en la palabra de Jesús por medio de la Biblia? Recuerda que Juan 1, nos dice que Jesús es la Palabra hecha carne. Ora y pídele al Señor llenarte con el entendimiento de Su palabra a través del don del Espiritu Santo que has recibido de El. 

 

 

QUINTO DIA               LEE SALMO 118:1-2, 16-17, 22-23 

 

(“La diestra del Señor ha hecho proezas”) 

 

Leé y medita el Salmo 118: 1-2, 16-17, 22-23. 

 

¿Qué te dice personalmente el Señor a través de este Salmo? 

 

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria? 

 

 

SEXTO DIA                 LEE TODO EL COMENTARIO 

 

HECHOS 10:34, 37-43 

 

Aleluya es una palabra de origen hebreo que significa “alabad al Señor.” En este gran domingo de Pascua, damos gracias, expresamos nuestra gratitud y total alegría alabando a nuestro Señor Jesucristo. Este pasaje demuestra claramente que la resurrección es la doctrina básica y, al mismo tiempo, prueba de la verdad de la fe Cristiana. La Escritura nos dice que si Cristo no hubiera resucitado, nuestra predicación y nuestra fe serían vanas (1 Cor. 15:14). 

Hay muchos hoy en día que desdeñan la resurrección física y dicen que no tiene importancia. Ellos dicen que la resurrección espiritual es la que verdaderamente cuenta. San Pablo dice todo lo contrario. Jesús se levantó de entre los muertos y fue visto por testigos que no sólo le hablaron, sino que comieron con El. Los apóstoles estaban consternados el viernes por la noche después de la crucifixión. Permanecieron encerrados con llave por temor de que los soldados romanos vinieran por ellos. Inclusive, tenían temor de pensar que pudiera llegarles alguna buena noticia de Jesús, por ello fue difícil convencerlos de que de verdad había resucitado. 

Reflexionemos en este pasaje: ¿Lo hemos visto, hemos hablado con El, hemos comido con El? El está vivo y nosotros, como el apóstol Pedro, estamos llamados a evangelizar y enseñar acerca de Jesús. Estamos llamados a trabar amistad con todos quienes creen que resucitó y vive hoy en día. Necesitamos descubrir a través de Cristo algo significativo acerca de nuestros prójimos, sean creyentes o incrédulos. Ha resucitado para todo el mundo – ¡Aleluya! – ¡Aleluya! 

 

COLOSENSES 3:1-4 

 

En este pasaje, Pablo comienza por introducirnos al corazón del significado de nuestro bautismo. En los primeros días de la iglesia, el bautismo se hacía por inmersión. Cuando escuchaste la historia de Cristo y estabas listo para creer en un solo Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, entonces se te bautizaba metiéndote totalmente en el agua. Eras limpiado de los pecados y de la mundanería… Es un símbolo de ser ahogados y enterrados con Cristo. Esto significa que el nuevo cristiano ya ha muerto para todos los deseos mundanos. Fue levantado del agua, o de la tumba del pecado, para resucitar con Cristo. Pablo dice: “Si has resucitado con Cristo, busca las cosas de arriba;” esto significa que debemos ser sinceros en lo que decimos y hacemos. 

Hemos sido resucitados con Cristo y ya no necesitamos fijarnos en las cosas de la tierra. Esto no quiere decir que faltemos a nuestra responsabilidad, ni tampoco basta con ser obedientes con nuestros padres y con la sociedad. Mas bien tenemos que trabajar para mantenernos a nosotros y nuestras familias. No debemos dejar que domine nuestra vida la ambición de posesiones terrenales.  

Estamos llamados a amar a la gente, no a las cosas, dinero, poder o posición. Nuestras vidas deben mostrar que lo que hicimos en el bautismo era para toda nuestra vida. Lo que realmente hacemos es mucho mas importante que lo que podamos predicar. Fuimos creados para tener felicidad sin fin en el cielo y esta felicidad está a nuestro alcance, gracias a la muerte y resurrección de Cristo. La gracia de Dios es la que nos ayuda diariamente en nuestra vida. Recuerda que Dios quiere que vayamos a su Reino. El tiene planeada una Pascua de Resurrección para cada uno de nosotros. 

 

JUAN 20:1-9 

 

El plan divino para la humanidad fue cumplido por la muerte y resurrección de Jesucristo. Todos los hombres y mujeres pueden ahora ser llamados hijos de Dios por el acto de perfecta obediencia de Jesucristo. Por El, un día resucitaremos de nuestra sepultura con nuestros cuerpos glorificados, como Cristo. La resurrección fue la base de la nueva fe cristiana, Si no hubiera sucedido, nunca hubiera comenzado la cristiandad. No tendríamos por qué celebrar la Pascua. Pedro hubiera regresado con sus amigos pescadores a las barcas y las redes, y Jesús hubiera sido olvidado por los demás al cabo de algunos años. El descubrimiento de María Magdalena de una tumba vacía impresionó y causó temor. Ella corrió donde Pedro y le dijo que ella creía que alguien se había robado el cuerpo de Jesús, naturalmente Pedro tenía que ver por sí mismo y averiguar los hechos. 

Hoy en día mucha gente no cree porque también tiene que averiguar por sí misma. Nosotros sólo podemos creer en la resurrección cuando hayamos tenido un encuentro personal con Cristo. Entonces el entendimiento de la resurrección toma un sentido diferente en la medida en que comprometemos nuestra vida a Jesús y Su presencia permanece con nostros. Tal vez quieras poner atención a como encontraron la mortaja de Jesús ordenadamente doblada después que descubrieron que el cuerpo de Jesús no estaba. Si hubieran robado Su cuerpo, jamás hubieran dejado los lienzos ordenados. Cuando los discípulos llegaron, quedaron totalmente sorprendidos al ver la tumba vacía. Fue entonces cuando recordaron que Jesús les había dicho que resucitaría. 

La resurrección es básica para nuestra fe porque la muerte, como nosotros la conocemos, no es el final. La resurreccion corporal de Jesús nos muestra que El es el gobernador del reino de Dios.Por Su promesa, los que morimos a nosotros mismos con El, resucitaremos con El. Por El, tú y yo podemos enfrentar el futuro sin miedo. Porque por El tenemos Su Espíritu para vivir con nosotros y protegernos de todo mal (1 Juan 4:4). Por El podemos dar testimonio a todo el mundo que si creen en Cristo, también a ellos les dará la felicidad eterna. Por El, toda la humanidad puede ser realmente libre y vivir eternamente. ¡Aleluya! Resucitó, ¡Aleluya! ¡Está Vivo! 

 

Aplicación 

 

La muerte de Jesús nos trajo liberación del pecado y de la muerte. Ahora estamos llamados a liberar a otros del pecado y de la muerte aquí en la tierra. Algunos de nosotros lo podemos hacer a través de nuestro trabajo profesional, como médicos, abogados, políticos, educadores, hombres y mujeres de negocios, padres, hijos. 

 

Esta semana preocúpate de liberar a alguien de tu familia, trabajo, etc., de algún trabajo concreto que sabes que no les agrada. Procura que vean la alegría que produce liberarse de algo pesado. Luego, reúne a diario a tu familia, y recen todos juntos para que puedan liberarse del pecado a través de Jesucristo. Por El, somos libres. Dejemos que la libertad reine a nuestro alrededor.  

Lectio Divina – Easter Sunday (Mar. 31st)

PURPOSE OF THIS SCRIPTURE READING – Develop a personal relationship with Jesus through the Word of God with the understanding that the Holy Spirit will teach and remind us of all Jesus said and did. Psalm 32:8 tells us, “I will instruct you and show you the way you should walk, give you counsel and watch over you.” 

  1. Say the opening prayer.
  2. Read the passage slowly three times as though Jesus were talking to you.
  3. Converse with Jesus, asking questions and listening to Him. 

 

OPEN WITH THE FOLLOWING PRAYER: 

 

Father, I can’t understand Your Word without Your grace, I acknowledge my weakness so Your power can reach perfection in me. Send Your Holy Spirit to remind, teach, and guide me to the Truth. May I share as soon as possible whatever You teach me. AMEN 

 

READ, REFLECT AND WRITE  

John 20:1-9 – On the first day of the week, Mary of Magdala came to the tomb early in the morning, while it was still dark, and saw the stone removed from the tomb. So she ran and went to Simon Peter and to the other disciple whom Jesus loved, and told them, “They have taken the Lord from the tomb, and we don’t know where they put him.” So Peter and the other disciple went out and came to the tomb. They both ran, but the other disciple ran faster than Peter and arrived at the tomb first; he bent down and saw the burial cloths there, but did not go in. When Simon Peter arrived after him, he went into the tomb and saw the burial cloths there, and the cloth that had covered his head, not with the burial cloths but rolled up in a separate place. Then the other disciple also went in, the one who had arrived at the tomb first, and he saw and believed. For they did not yet understand the Scripture that He had to rise from the dead.  

 

What is the Lord personally saying to you?      

 

 

 

 

What does the Lord personally want you to do?  

 

 

 

 

Share your reflection with someone.  

EASTER SUNDAY (Mar. 31st) – CYCLE B  

THE BREAD OF LIFE CATHOLIC BIBLE STUDY 

By Deacon Ken and Marie Finn

 

BEFORE YOU BEGIN: 

 

Pray and ask God to speak to you through His Holy Spirit.  “THE PARACLETE, THE HOLY SPIRIT WHOM THE FATHER WILL SEND IN MY NAME, WILL INSTRUCT YOU IN EVERYTHING, AND REMIND YOU OF ALL THAT I TOLD YOU.”  (JOHN 14:26) 

 

FIRST DAY                         Reread last week’s readings. 

 

  1. What was a helpful or new thought from the readings or from the homily you heard on Sunday?

 

 

  1. From what you learned, what personal application did you choose to apply to your life this week?

 

 

SECOND DAY                    READ ACTS 10:34, 37-43                      FIRST READING 

 

(“We have eaten and drunk with him after his resurrection from the dead.”) 

 

  1. Whom was Peter addressing, and what did he say to them?  Acts 10:2428, 34-35

 

  1. How does Deuteronomy 10:17 describe God, and what does it say he does not do?  2 Chronicles 19:7

 

  1. For what reason does God have no favorites?  Job 34:19 and Wisdom 6:7. 

  

Personal  – In what way do you show partiality with your children, your friends, and your coworkers?  Spend time alone with the Lord, repent of this, and ask the Lord to help you look at others through his eyes.  

 

 

 

  1. What was reported all over Judea about Jesus of Nazareth? Where did it begin, and with what?  Acts 10:3738

 

  1. Who anointed Jesus and who anointed Paul, Silvanus, and Timothy?  Acts 10:38 and 2 Corinthians 1:2122 

  

  1. What two things did Jesus go about doing and who was with him?  Acts 10:38

  

  1. To what are they witnesses, what did they finally do to him, and what did God do?  Acts 10:3940 

 

  1. What did God grant, and by whom?  Acts 10:4041 

  

  1. Who are the chosen and for what purpose are they chosen? Ephesians 1:13 

  

  1. What did he commission us to do and whom has he sent to preach to the people?   Acts 10:42 and Mark 3:14 

  

  1. Who are his disciples today, to what are we to bear witness, and to what do all the prophets testify?   John 8:31, John 13:35 and Acts 10:42-43

 

Personal – What results and power do you see in your everyday life from your anointing with the Holy Spirit?  Does your family see good works and healing taking place from your touch? Reflect on this.  

 

 

  

THIRD DAY                       READ COLOSSIANS 3:1-4                   SECOND READING 

  

(“Be intent on things above rather than things of earth.”) 

 

  1. With whom have we been raised up, what should we seek, and where is Christ seated?  Colossians 3:1 

 

  1. Who raised us up and gave us a place in the heavens? Ephesians 2:46 

 

  1. On what are we to be intent and why?  Colossians 3:23 

 

  1. What are things that are rooted in earth?  Colossians 3:5, 8, 9 

 

  1. How do we become intent on things above?  Colossians 3:10  

 

  1. Where is our life hidden now?  Colossians 3:3 

  

  1. Who is Christ to us?  Colossians 3:4 

  

  1. When Christ appears, what will happen to us and in what way? Colossians 3:4

 

Personal  –  As you have died with Christ to your old desires and to things rooted in this earth, do your family, friends, and work acquaintances see you as a reflection of Christ?  On a sheet of paper, name some of the characteristics of Christ in one column and in another column list your characteristics through a 24-hour day and compare the two columns.  

 

 

  

FOURTH DAY                          READ JOHN 20:1-9                                  GOSPEL 

 

(“He saw and believed.”) 

       

  1. Who came to the tomb, and what did she see when she arrived at the tomb?  John 20:1

  

  1. Where was Mary Magdalene as Jesus hung on the cross?  John 19:25  

 

  1. What did Jesus drive out of Mary?   Mark 16:9. 

 

  1. To whom did Mary run, and what did she say to them? John 20:2 

 

  1. What did Peter and the other disciple do, who reached the tomb first, and how did they get there?  John 20:3-4  

 

Personal  – In what way do you see yourself running to see where Jesus is?  Are you persevering in running the race?  On whom are you keeping your eyes fixed?   Do your family and friends see you as someone with eyes looking up or cast down?  Read Hebrews 12:12.  

 

 

 

  1. What did the disciple do when he got to the tomb and what did he see lying on the ground?  John 20:5 

 

  1. What did Peter do when he got there? What did he observe on the ground, and what did he notice about the cloth which had covered Jesus’ head?  John 20:67 

 

  1. What did the disciple who had arrived first do, and what was his reaction to this?  John 20:8 

 

  1. What does it take to believe?   John 1:12 

 

  1. What will we receive by believing in the name of Jesus? John 3:36 

 

  1. After Jesus rose from the dead, what did the disciples come to understand and believe and when did they understand and believe?  John 2:22 and Luke 24:3032 

 

  1. What does Jesus say about those who believe and have not seen?    John 20:29 

 

Personal  – How have you seen a change take place in your life through reading the scriptures?  Have you come to believe in the spoken word of Jesus through the scriptures?  Remember, John tells us that Jesus is the Word made flesh.  Pray and ask God to fill you with an understanding of the Word through His gift of the Holy Spirit that you received from Him.  

 

 

 

FIFTH DAY                       READ PSALM 118:1-2, 16-17, 22-23 

 

(“The right hand of the Lord has struck with power.”) 

  

Read and meditate on Psalm 118:1-2, 16-17, 22-23.  

 

What is the Lord saying to you personally through the Psalm?  

 

 

 

How can you apply this to your life?  

 

 

 

SIXTH DAY                          READ ALL OF THE COMMENTARY 

  

ACTS 10:34, 37-43 

  

Alleluia is a Hebrew word that means “praise ye the Lord.” On this great day of Easter Sunday we give thanks, gratitude and our complete joy in the form of praise to our Lord Jesus Christ.  This passage strongly shows that the resurrection is the basic doctrine and proof of the truth of the Christian faith. We are told in scripture that if Christ has not risen, then our preaching is in vain, and our faith is worthless also (1 Cor. 15:14). 

 

There are many today who disregard the physical resurrection and say that it is no big deal. They say that it is the spiritual resurrection that really matters. St. Paul says just the opposite. Jesus rose from the dead, and then He was seen by witnesses who had not only spoken with Him, but had actually eaten with Him.  The Apostles were devastated on Friday night after the crucifixion, and they remained locked in the upper room fearful of what the Roman soldiers were going to do next.  They were even too afraid to do any wishful thinking about their beloved master, Jesus. They were hard to convince even when it happened.  

 

We need to reflect on this passage. Have we seen Him, have we talked with Him, have we eaten with Him? He is alive today, and like the Apostle Peter, we too are called to evangelize and teach about Jesus.  We are called to fellowship with others who believe that He is risen and that He lives today. We need to discover through Christ something significant about each other, both believers and nonbelievers. He has risen for the whole world. Alleluia  Alleluia!  

  

COLOSSIANS 3:1-4 

  

In this passage, Paul begins by bringing us into the core meaning of our baptism. In the early days of the church, baptism was by total immersion.  When you heard the story of Christ and you were ready to believe in the one true God, the Father, the Son, and the Holy Spirit, you were then immersed in water.  You were cleansed from your sins and worldliness. Immersion was a symbol of being drowned or buried with Christ. This signified that the new Christian has died to all earthly attachments and desires. He was raised out of the water or the tomb to be with the risen Christ. Paul said, “If you have been raised with Christ, seek the things that are above.”  This means that we must mean what we say and do.  

 

We have been raised with Christ and we no longer need to dwell on things of the earth. This does not mean to walk away from responsibility. It does not just mean being obedient to parents and to society. It does not just mean that we have to work to support ourselves or our families. It means that our earthly possessions must not dominate our life.   

 

We are called to love people, not things, money, power, status, etc. Our lives need to show that what we did at baptism has life-long meaning. What we do is far more effective on others than what we say. We were created for unending happiness in heaven and this happiness is now within our grasp, thanks to the death and resurrection of Jesus Christ.  We are helped in our daily living by God’s holy grace. Remember God wants us to go to heaven and he has an Easter resurrection planned for all of us. 

 

JOHN 20:1-9 

 

The divine plan of God for all people was accomplished through the death and resurrection of Jesus Christ. All people would now be eligible to be called sons and daughters of God because of Jesus Christ’s perfect act of obedience. Because of Him, we will one day rise from the grave, like Christ, in our glorified bodies. The resurrection was the basis of the new Christian faith. Had it not happened, Christianity would never have started. There would have been no Easter Sunday. Peter would have returned with his companions to their fishing nets and boats, and Jesus Christ would have been forgotten after a few short years.  

 

Mary Magdalene’s discovery of an empty tomb brought shock and fear. She ran to Peter and told him that she thought someone had stolen the body of Jesus. Peter had to see for himself and check out the facts. We might take notice of how the clothes were folded after they discovered Jesus’ body was gone. They would not have been arranged that way if there had been a robbery. The disciples were completely surprised when they found the empty tomb. It was only then that they remembered that Jesus had said that He would rise again.  

 

Many people today do not believe in Jesus because the “facts” do not check out. We can only accept the fact of the resurrection when we have first personally encountered Jesus Christ. The understanding of the resurrection takes on a special meaning as we commit our lives to Jesus and His presence remains with us. Jesus’ resurrection is the key to our Christian faith because death, as we know it, is not the end. Jesus’ bodily  resurrection shows us that He is ruler of God’s kingdom. Because of His promise, we who die to ourselves with Him, will rise from the dead with Him. Because of Him, you and I can face tomorrow without fear.  Because of Him, we have His Holy Spirit living within us and protecting us against all evil (1 John 4:4). Because of Him, we can witness to the whole world that if they believe in Jesus Christ, they may also receive eternal happiness. Because of Him, all mankind can really be free and live forever.  Alleluia, He is risen! Alleluia, He is alive!

 

Application 

 

Jesus’ death brought us freedom from sin and death. We are now called to free others from sin and death here on earth. Some of us can do that by our professions as medical people, legal people, politicians, educators, business people, parents, and children. 

 

This week free someone in your family, home or work from a chore that you know they don’t like.  Let them see that joy in someone who really knows that he is free.  Then each day have your family gather together to pray that all may become free from sin through Jesus Christ.  Because of Him, you are free.  Let freedom ring throughout this land. 

DOMINGO DE PASION (DE RAMOS) (Mar. 24th) – CICLO B

EL PAN DE VIDA ESTUDIO DE BIBLIA CATOLICO

By Deacon Ken and Marie Finn

 

ANTES DE COMENZAR:

 

Ora y pidele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                       Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

 

1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilia o de las lecturas que oiste en misa el domingo?

 

 

2. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                      LEE ISAÍAS 50:4-7                  PRIMERA LECTURA

 

(“El Señor Dios es mi ayuda por lo tanto no quedaré avergonzado.”)

 

1. ¿De dónde vino la palabra de Dios, a quién se la dió El, y por que razon se la dió? Isaías 50:4

 

2. ¿Qué abrió el Señor para que tu oigas? Isaías 50:4

 

3. ¿Qué es lo que El no ha hecho? Isaías 50:5

 

4. ¿Qué pasa con los que se rebelan? 1 Samuel 12:15

 

5. ¿Qué hizo el siervo a los que le pegaban y tiraban de su barba? Isaías 50:6

 

6. ¿De qué no escondió su cara? Isaías 50:6, Mateo 26:67 y 27:30

 

7. ¿Quién es el que ayudó al siervo y como puso este último su cara? Isaías 50:7

 

8. ¿Qué es lo que el siervo reconoce? Isaías 50:7

 

Personal – ¿Escuchas al Señor cuando te habla? ¿Qué te está diciendo? ¿De qué manera y con que palabras levantas a los cansados en tu propia casa? Ora y pide al Señor que te revele como puedes mejorar tus palabras.

 

 

TERCER DÍA                                LEE FILIPENSES 2:6-11                            SEGUNDA LECTURA

 

(“Cristo Jesús es el Señor.”)

 

1. ¿Cuál debe ser tu actitud? Filipenses 2:5

 

2. ¿En que forma se presentó El? Filipenses 2:6

 

3. ¿Quién es Cristo? Juan 1:1, 14

 

4. ¿A qué condición no se quiso igualar? Filipenses 2:6

 

5. ¿Por el contrario, de que se despojó y por quién? Filipenses 2:7 y 2 Corintios 8:9

 

6. ¿Qué forma tomó y a semejanza de quién nació? ¿Cuál era su origen? Filipenses 2:7

 

7. ¿Cuales son las dos cosas que hizo El, según Filipenses 2:8?

 

8. ¿Por qué razón hizo estas dos cosas? Hebreos 2:14-17

 

9. ¿Qué hizo Dios por El debido a que se humilló a sí mismo y aceptó la muerte en la cruz? Filipenses 2:9

 

10. ¿Al oir el nombre de Jesús, qué es lo que toda rodilla debe hacer, en los cielos, en la tierra y debajo de la tierra? ¿Qué es lo que toda boca debe proclamar? Filipenses 2:10-11

 

11. ¿Sin lugar a dudas, qué es lo que te dice esto? Hechos 2:36

 

12. ¿Esto se proclama por la gloria de quién, (Filipenses 2:11) y que pasará contigo si confiesas que Jesús es el Señor y crees en tu corazon que Dios lo resucitó de entre los muertos? Romanos 10:9

 

13. ¿Quién te dá el poder de decir que “Jesús es el Señor?” 1 Corintios 12:3

 

Personal – ¿En qué se parece tu actitud a la de Cristo? ¿De qué manera te humillas a ti mismo? ¿Qué cruz has aceptado con obediencia? Marcos 8:34 y medita ésto.

 

 

CUARTO DÍA                             LEE MARCOS 14:1-15:47                               EVANGELIO

 

(“Verdaderamente este hombre era el Hijo de Dios!”)

 

1. ¿Qué se iba a celebrar en dos dias? ¿Quién buscaba el modo de arrestar a Jesús y que se les hacia notar? Marcos 14:1-2

 

2. ¿Qué hizo la mujer que tenía un frasco de alabastro con perfume fino? ¿Cuál fue la reacción de los que estaban presentes y que dijo Jesús acerca de élla y de lo que hizo? Marcos 14:3-9

 

3. ¿Qué hizo Judas Iscariote, cuál fue la reacción del jefe de los sacerdotes; qué le ofrecieron y con eso que empezó a buscar Judas? Marcos 14:10-11

 

4. ¿Qué le prequntaron los discípulos a Jesús acerca de la fiesta de la Pascua, qué les mandó hacer? ¿Cuándo encontraron todo exactamente como El les habia dicho, qué hicieron? Marcos 14:12-16

 

Personal – ¿Qué le pides a Jesús cuando oras preparándote para eventos especiales como el Adviento, la Navidad, la Cuaresma, la Pascua, los cumpleaños, los aniversarios, etc.?

 

 

5. ¿Cuándo Jesús y sus doce discípulos se sentaron a la mesa qué les dijo Este, cuál fue su reacción? ¿Qué dijo Jesús acerca del hombre que lo iba a traicionar? Marcos 14:17-21

 

6. ¿Durante la comida que hizo Jesús con el pan y el vino? ¿Qué les dijo que nunca volvería a hacer? ¿Una vez cantados los himnos a donde se fueron? Marcos 14:22-26

 

7. ¿Qué les dijo Jesús a sus discípulos que sucedería con su fé? ¿Qué citó de las Escrituras? ¿A dónde les dijo que iría después de resucitar? Marcos 14:27-28

 

8. ¿Qué le dijo Pedro, qué le contestó Jesús? ¿Qué decían todos los demas? Marcos 14:29-31

 

9. ¿Qué comenzó a sentir Jesús en el huerto de Getsemaní, qué les dijo a los discípulos que hicieran, qué le dijo Jesús a “Abba” (Dios Padre)? ¿Qué pasaba con los discípulos? ¿Qué les dijo que iba a pasar? Marcos 14:32-42

 

10. ¿Cómo arregló el traidor el arresto de Jesús, cuál fue la reacción de los discípulos despues de que fue arrestado, qué dijo Jesús que se cumplía con el arresto y qué hizo el jóven que seguía a Jesús? Marcos 14:43-52

 

Personal – ¿Cuando tienes temor y el miedo te invade cómo respondes? Vuelve a leer los versiculos 34-39 y fíjate como manejó Jesús su miedo y su pesadumbre.

 

 

11. ¿Dónde estaba Pedro cuando llevaron a Jesús ante el Sumo Sacerdote? ¿Qué querían hacer los del Consejo Supremo y los jefes de los sacerdotes? ¿Cuando el Sumo Sacerdote estaba interrogando a Jesús qué dijo Este y qué dijo e hizo el Sumo Sacerdote? Marcos 14:53-63

 

12. En qué estuvieron de acuerdo al dar el veredicto contra Jesús? Qué le hicieron y que pasó con Pedro cuando estaba abajo en el patio? Marcos 14:64-72

 

13. ¿Qué hizo Pilatos con Jesús, cuál fue la respuesta de Jesús, quién era Barrabás y a qué insitó al pueblo el Sumo Sacerdote? Marcos 15:1-15

 

Personal – ¿Te dás cuenta que los celos y la envidia causan resultados injustos? ¿Has sido testigo de que a alguien se le condene injustamente a través de mentiras y chismes? Pídele al Señor que te muestre como responder a esto.

 

 

14. ¿Qué le hicieron los soldados a Jesús? Marcos 15:16-20

 

15. A quién presionaron para que cargara la cruz, a dónde llevaron a Jesús, qué le hicieron, qué decían y hacían los que iban pasando y los jefes de los sacerdotes? Marcos 15:21-32

 

16. ¿Qué pasó al medio dia y a las tres de la tarde de ese dia, que pasó con el velo del santuario y qué dijo el centurión que estaba frente a El al verlo expirar? Marcos 15:33-39

 

17. ¿Quiénes eran las mujeres que miraban a distancia? ¿Qué hizo valientemente José de Arimatea, qué le respondió Pilato, y qué hizo José con el cuerpo de Jesús y quién estaba mirando donde lo depositaban? Marcos 15:40-47

 

Personal – ¿Puedes identificarte entre la muchedumbre burlona y con el centurión bajo la cruz? ¿Cómo te ves a ti mismo entre ellos? ¿Ha pasado algo en tu vida que te ha revelado que realmente Jesús es el Hijo de Dios?

 

 

 

QUINTO DIA                                       LEE SALMO 22:8-9, 17-20, 23-24

 

(“Han traspasado mis manos y mis pies.”)

 

Leé y medita el Salmo 22:8-9, 17-20, 23-24.

 

¿Qué te dice personalmente el Señor a través de este Salmo?

 

 

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

 

SEXTO DÍA                                    LEE TODO EL COMENTARIO

 

ISAIAS 50:4-7

 

La fuente de la fuerza y el valor para todo sufrimiento, pruebas y tribulaciones es el sufrimiento y la muerte de nuestro divino Señor Jesucristo. Necesitamos apegarnos fuertemente a El cuando el mundo se cierra con su agresión, su rechazo y su abandono. El no sólo viajó el mismo camino delante de los santos de antaño, sino que El viaja hoy dia esperando constantemente estar contigo en tus sufrimientos. Su sufrimiento y su muerte

abrieron el camino al cielo para todos nosotros aún cuando hay muchos que rehusan ese regalo. El renunció a todo por nosotros y nos dió Su amor, Su confianza, la esperanza, el respeto y la vida eterna, en cambio El fue escupido, ridiculizado, golpeado, despreciado, azotado y burlado. Finalmente fue clavado en la cruz en el calvario entre dos criminales.

Este es un dia de reflexión y estamos por entrar a la Semana Santa. No debemos olvidar las acciones y las palabras del sufrido siervo de Isaías. Necesitamos reflexionar que rápido cambió la muchedumbre de adorarlo a burlarlo. El tomó la cruz por nosotros y debemos recordar que nosotros también estamos llamados a tomar la cruz por otros. A veces creemos que nuestra cruz está demasiado pesada, o que es injusto aguantar una cruz tan pesada. ¿Cuánto pesa tu cruz comparada a la de Cristo? ¿Cómo es tu calvario comparado al calvario de Cristo?

 

FILIPENSES 2:6-11

 

Pablo nos dice que nuestras actitudes deben ser iguales a las de Jesucristo. (Fil. 2:5) El menciona que hay que asumir la actitud de un siervo en vez de la de un rey. Jesús, aún siendo Dios, no insistió en sus derechos y privilegios de rey. El deliberadamente los hizo todos a un lado y tomó el papel de un siervo. Ahi está la fórmula increíble de un líder exitoso. Jesús nos guió sirviéndonos. El nos demostró que considerando a otros primero y siendo humilde es la única manera que una persona podrá llegar a ser líder verdadero. Las ovejas seguian al pastor por que confiaban en El. La gente seguirá al líder sí saben que su principal preocupación en su corazón es su bienestar.

Jesús nos enseñó todo acerca del carácter de Dios en términos humanos. El fue obediente hasta la muerte y el tipo de muerte que escogió Dios para Jesús fue extremadamente dolorosa. Jesús es el modelo perfecto para nosotros en la vida moderna. ¿Cuántas veces insistes en tus derechos cuando eres tratado injustamente? El nombre de Jesús hace acordar a cada persona Cristiana el nombre de una persona que gustosamente murió para que la humanidad fuera libre, murió por nosotros sabiendo bien que eramos pecadores. (Romanos 5:8) Jesús voluntariamente hizo a un lado sus derechos divinos, privilegios y su lugar debido al amor a Su Padre. Nosotros también estamos llamados a dejar a un lado nuestros derechos y privilegios en favor de nuestros hermanos oprimidos en el sagrado nombre de Jesús.

 

MARCOS 14:1-15:47

 

El evangelio de hoy nos lleva por la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. La Iglesia Católica celebra el Domingo de Ramos al principio de la semana de Pascua. Hay muchos contrastes en la lectura de hoy. Vemos a Jesús traicionado por Judas quién originalmente fué uno de sus apóstoles.

La semana empieza cuando Jesús dejó la casa en Betania donde era huésped de honor. Se va a Jerusalén y en dos semanas va a pasar de héroe – adorado al rechazo total, burla, cárcel, tortura y finalmente ejecución en la cruz. La gente de Betania estaba tan impresionada con Jesús que se alinearon en los caminos cuando El entraba a Jerusalén montado en un burro. La gente lo alababa a El y a su santo nombre. Judas le reprochó el que dos mujeres desperdiciaran un perfume muy caro en El, pero Jesús le dijo a Judas y a algunos de los otros discípulos que no estaban haciendo mal. De hecho su adoración por Jesús incluía sacrificar algo de mucho valor para ellas.

Los discípulos realmente no entendían el papel de Jesús. Creyeron que El iba a dar a Israel un reino nuevo y poderoso y que iba a destronar a Roma. Jesús demostró en su alabanza a la mujer que su reino no era ni físico, ni político sino espiritual. Judas entonces se volvió hacia los fariseos y traicionó a Cristo por dinero y favores que le darían algunos líderes religiosos. Jesús se dió cuenta de esto, pero siguió hacia el momento destinado de glorificar a Su Padre. Judas no vió a Jesus en una forma espiritual, sólo buscaba la oportunidad de ser poderoso.

Hoy dia muchos vemos a Judas con rabia y espanto y sin embargo negamos a Cristo cuando no obedecemos sus mandamientos. Somos los mismos que cantamos canciones de alabanza a El los domingos y durante la semana pecamos en la obscuridad. Debemos preguntarnos a nosotros mismos una pregunta violenta. ¿Están nuestras acciónes de acuerdo con nuestras creencias? La muerte y resurrección de Jesús nos libera del ser otros Judas. Judas tuvo la misma oportunidad pero el escogió rehusarla. No le demos la espalda a Cristo, mejor volvámonos a El en arrepentimiento. Judas escogió el mundo de la avaricia, el engaño, la mentira, la manipulación y murió en la desesperación y la violencia. No tenemos que escoger ese camino por que Cristo nos ha liberado del pecado con su muerte y su resurrección. Podemos escoger el camino del amor, el honor y el respeto, por qu

Espiritu Santo de Cristo vive en todos y cada uno de nosotros (1 Juan 4:4).

 

Aplicación

 

La primera lectura nos dice que la fuente de la fuerza para todo lo que sufrimos, para nuestras pruebas y tribulaciones es la fuerza de Nuestro Señor Jesucristo. La segunda lectura nos dice que nuestra actitud debe ser humilde y no orgullosa. Una actitud humilde es la actitud de Cristo. El Evangelio revela que cuando fallamos en obedecer el mandamiento de Jesús lo traicionamos.

 

Esta semana detente y observa lo que haces y dices. Haz un esfuerzo determinado para parar los engaños, las mentiras y la manipulación que quizá estas cometiendo en tu vida. A Judas eso lo único que le trajo fue soledad y muerte. Tú eres quien debe escoger.

QUINTO DOMINGO DE CUARESMA (Mar. 17th) – CICLO B 

EL PAN DE VIDA ESTUDIO DE BIBLIA CATOLICO

By Deacon Ken and Marie Finn

 

ANTES DE COMENZAR: 

 

Ora y pidele a Dios que te hable a través de Su Espíritu 

Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26) 

 

PRIMER DIA                              Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilia o de las lecturas que oiste en misa el domingo?

 

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                           LEE JEREMIAS 31:31-34                            PRIMERA LECTURA 

(“…Yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.”) 

 

  1. ¿Que hará El Señor con la casa de Israel y la casa de Judá? Jeremías 31:31

 

  1. ¿Quién es el mediador de la nueva alianza y por qué razón? Hebreos 9:14-15

 

  1. ¿A qué no ha de parecerse la alianza? ¿qué hicieron los Israelitas y qué hizo Dios?   Jeremías 31:32

 

  1. ¿Qué mando Dios el día que El los sacó de la tierra de Egipto?   Jeremías 7:22-23

 

  1. ¿Qué hizo El Señor con la casa de Israel y qué colocará dentro de ellos?   Jeremías 31:33

 

  1. ¿Dónde escribirá El Señor Su ley y qué será El para ellos y ellos qué serán para El?   Jeremías 31:33

 

  1. ¿Qué es lo que El no recordará mas?   Hebreos 10:16-17

 

  1. ¿A quién y qué es lo que no tendrán mas necesidad de enseñar?   Jeremías 31:34

 

  1. ¿Quién conocerá al Señor, qué hará El y que no recordará nunca mas?   Jeremías 31:34

 

  1. ¿Quiénes seráu instruidos por El Señor y que será grande en nuestros hijos?   Isaías 54:13

 

  1. ¿Qué se queda en ti y por qué razón?   1 Juan 2:27

 

Personal – ¿Cómo has respondido a la Nueva Alianza que Dios ha hecho contigo? ¿Cómo ha afectado esto tus relaciones con otros? 

 

 

TERCER DIA                                 LEE HEBREOS 5:7-9                              SEGUNDA LECTURA 

 

(“Aún siendo Hijo, aprendió en su pasión lo que es obedecer.”) 

 

  1. Cuando Cristo estaba en la carne, ¿qué y cómo se ofreció? Hebreos 5:7

 

  1. ¿A quién ofreció El ruegos y súplicas y por qué fue escuchado?   Hebreos 5:7

 

  1. ¿Qué dijo Jesús a sus discípulos en el huerto de Getsemaní y en qué forma oraba?  Mateo 26:38 y Lucas 22:44 

 

  1. ¿Qué decretó el rey Darío?   Daniel 6:26-28

 

  1. Aún cuando El era el Hijo, ¿que aprendió con lo que sufrió?   Hebreos 5:8

 

  1. ¿A qué fue Jesús obediente?   Filip 2:8

 

  1. ¿Qué serán hechos muchos a través de la obediencia de Jesús? Romanos 5:19

 

  1. ¿Cómo compartimos los sufrimientos de Jesús?   Filip 3:10

 

  1. Cuando Jesús se hizo perfecto, ¿de qué se hizo la fuente y para quién?   Hebreos 5:9

 

  1. ¿Qué seremos, así como nuestro Padre celestial es? Mateo 5:48

 

Personal – ¿Cómo has sufrido a causa de tu obediencia a Cristo, muriendo a ti mismo por otros? 

 

 

CUARTO DIA                                  LEE JUAN 12:20-33                                     EVANGELIO 

(“…Pero si muere, da mucha fruta.”) 

 

  1. ¿Qué preguntaron algunos griegos a Felipe?   Juan 12:20-21

 

  1. ¿Qué hicieron Felipe y Andrés?   Juan 12:22

 

  1. ¿Qué dijo Jesús que debía venir al Hijo del Hombre para ser glorificado?   Juan 12:23

 

  1. ¿Qué es lo que dijo Jesús acerca del grano de trigo? Juan 12:24

 

  1. Lo que tu plantaste no es traído a la vida ¿a menos qué? 1 Corintios 15:36

 

  1. ¿Qué produce el grano de trigo si muere?   Juan 12:24

 

  1. ¿Qué le pasa a aquél que ama su vida? ¿y al que odia la vida?   Juan 12:25

 

  1. Quien quiera servir a Jesús ¿qué debe hacer? ¿Dónde está El? ¿quién estará allí también y qué hará el Padre? Juan 12:26

 

Personal – Nombra algunas maneras en que has muerto a tí mismo por aquéllos alrededor tuyo y ¿cuál es el fruto que produces? 

 

 

  1. ¿Qué debe hacer uno que desee seguir a Jesús? Mateo 16:24

 

  1. ¿Qué dijo Jesús que estaba en El y qué pregunta hace? ¿Qué declaración hace El acerca de la hora?  Juan 12:27 

 

  1. ¿Qué dijo Jesús? ¿qué oyó el gentío y qué dijeron algunos? Juan 12:28-29

 

  1. ¿Para quiénes dijo Jesús que la voz venía y de qué dijo El que era la hora y quién sería arrojado afuera?   Juan 12:30-31

 

  1. ¿A dónde dijo Jesús que El iba y que le ha pasado al amo de este mundo?   Juan 16:10-11

 

  1. ¿Quién es mas poderoso que aquél que está en el mundo? 1 Juan 4:4

 

  1. Cuando Jesús sea elevado de la tierra, ¿a quién atraerá hacia El y por qué dijo esto?   Juan 12:32-33

 

Personal – ¿Cómo has experimentado que Jesús te lleva hacia El? 

 

 

 

QUINTO DIA                                LEE SALMO 51:3-4, 12-15 

 

(“Enseñaré vuestro camino a los transgresores, y a ti se volverán los descarriados.”) 

 

Leé y medita el Salmo 51:3-4, 12-15 

 

¿Qué te dice personalmente el Señor a través de este Salmo? 

 

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria? 

 

 

SEXTO DIA                                LEE TODO EL COMENTARIO 

 

JEREMIAS 31:31-34 

 

La antigua alianza había sido rota tantas veces y Dios en Su misericordia la renovó cada vez que los Israelitas se arrepentían. Esta lectura nos revela que la antigua alianza, la cual fue edificada sobre la Ley de Moisés, sería reemplazada por la nueva Alianza con el “Mesías.” La antigua alianza fue escrita sobre tablas de piedra que Moisés bajó del Monte Sinaí (Ex. 20). Dios mostró a la gente la belleza de la verdadera función de Sus leyes en los (10) diez mandamientos. 

La ley fue designada para conducir a Israel hacia una vida de práctica santidad y en la lectura de hoy vemos la antigua alianza reemplazada por una nueva que tiene las leyes de Dios impresas en nuestros corazones en vez de las tablas de piedra. El fundamento de la antigua alianza fue Moisés y la ley Mosaica, y el fundamento de la nueva alianza es Jesucristo. La nueva alianza va mas allá de Israel y Judea y abarca todo el mundo. 

Una relación personal con Dios mismo está ahora al alcance, y Jeremías miraba hacia el día cuando esta nueva alianza sería una realidad. Pero para nosotros esta nueva alianza ya esta aquí y la Palabra se hizo carne (Juan 1:14). Nosotros tenemos al alcance, ahora mismo, una profunda y personal relación con nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Esta puede ser una relación permanente con el Dios de todos. 

¿Ansías una relación como ésta? Entonces, ahora mismo, arrodíllate invítelo a entrar dentro de tu corazón. Arrepiéntete de tus pecados y cree en Jesús y serás renovado por todos los siglos de los siglos. 

 

HEBREOS 5:7-9 

 

Esta lectura trae realmente a casa el hecho de que Jesús no encontró placer en el sufrimiento y en la muerte. Queriéndolo, El eligió soportar el dolor y la humillación para obedecer a Su Padre. 

 

A veces nos encontramos eligiendo el dejarnos llevar por los contratiempos, dolores y humillaciones, no porque queremos sufrir pero mas bien porque queremos obedecer a Dios. En nuestro tiempo de prueba, podemos inspirarnos en el ejemplo de la obediencia de Jesús y podemos afrontar cualquier cosa cuando sabemos que Jesucristo está con nosotros. Cuando oramos al Señor, dejamos a nuestro espíritu estar en obediencia con Su Espíritu Santo. Muchas veces gritamos a Dios en un espíritu de desobediencia y nos preguntamos por qué parece que El no nos está escuchando. No todo el sufrimiento viene del Señor algunos sufrimientos son muy destructivos y desperdiciados. Cuando nuestro sufrimiento nos lleva hacia el Señor y unimos nuestro sufrimiento con el de El, se transforma en lo que es llamado sufrimiento redentivo, que nos lleva hacia una tremenda armonía con Cristo. Esta armonía y paz puede venir solamente a través de obediencia a Su Sagrada Palabra. La gente es tremendamente influenciada por el valor, la paciencia el gran sufrimiento y el gozo de una persona obediente y sufrida. 

La vida de Jesús no fue un manuscrito que el siguió pasivamente. Fue la vida que El eligio dar. El eligió obedecer aun cuando esto comenzó a llevarlo a Su muerte. No necesitamos temer el sufrimiento, sea éste el producto de enfermedad, encarcelamiento o persecusión, porque si somos obedientes a Su Palabra, El nos traerá hacia El en plena gloria y nos librará de todo sufrimiento. El ofrece salvación a todos aquellos que le obedecen.  

 

JUAN 12:20-33 

 

El Evangelio de hoy no es para los pusilánimes y para aquellos que van buscando una escapada fácil. El mensaje es urgente y claro y es un mensaje de completa obediencia. Obedecer completamente quiere decir sin poner en tela de duda. Se nos dice que a menos que un grano de trigo caiga a la tierra y muera, será siempre un grano de trigo. 

Se nos dice que para ser discípulos de Cristo debemos seguir sus pasos y esto quiere decir caminar a lo largo del sendero de sufrimiento y humillación. Somos llamados a seguir Sus pasos a través de alborotadas muchedumbres, en el terror del Calvario y en el horror de Su Muerte en la cruz. Seguir los pasos de Jesús es renunciar a nuestra propia dirección y seguir la de El. Para seguir Sus pasos nosotros debemos parecernos al grano de trigo que muere. Esto quiere decir morir a nosotros mismos, en nuestro egoismo, nuestras preciadas necesidades, nuestros sueños y nuestro futuro. 

Necesitamos no temer el seguir los pasos de Jesús porque El murió para mostrar Su poder sobre el pecado y la muerte y Su resurrección prueba que El tiene vida eterna. Podemos alegrarnos porque El da esa misma vida eterna a todos los que creen en El. Vivir por Cristo quiere decir vivir por otros, negándonos a nosotros mismos. Esto no quiere decir morir físicamente pero sí quiere decir que queremos vivir sólo para glorificar a Cristo. Puede ser que nunca se nos llame a hacer un sacrificio tal como el que hizo Jesús, pero estamos llamados a obedecerle a El. Cualquier cosa que el Padre pida, debemos hacer y traer gloria a Su nombre. Jesús nos ama tanto que El fue voluntariamente a esa cruz de dolor y muerte. Su resurrección destrozó el poder de Satanás sobre la muerte (Col. 1:13-14). No debemos temer nunca el seguir los pasos de Jesús porque El nos dice en las escrituras, “Hay Uno mas grande en vosotros que el que hay en el mundo,” (1 Juan 4:4). 

 

Aplicación 

 

La primera lectura nos dice que Dios imprimió Su ley en nuestros corazones. La segunda lectura revela que sufrimientos pueden conducir a la obediencia y conducir a la santidad. El Evangelio nos muestra que seguir los pasos de Jesús es todo menos que atractivo y segure. 

 

Esta semana has un esfuerzo deliberado de dar a Dios la gloria de tus esfuerzos en vez de tratar de buscar atención y alabanzas para ti mismo. Esto ayudará a otros a dar gloria a Dios por los esfuerzos de ellos, en vez de buscar atención y elogios para ellos mismos. 

CUARTO DOMINGO DE CUARESMA (Mar. 10th) – CICLO B 

EL PAN DE VIDA ESTUDIO DE BIBLIA CATOLICO

By Deacon Ken and Marie Finn

 

ANTES DE COMENZAR: 

 

Ora y pidele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26) 

 

PRIMER DIA                              Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilia o de las lecturas que oiste en misa el domingo?

 

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                           LEE 2 CRONICAS 36:14-17, 19-23                     PRIMERA LECTURA 

  (“…por que teniá compasión de su pueblo y de su Morada.”) 

 

  1. ¿Quiénes multiplicaron sus infidelidades, qué practicaban y qué hicieron a la casa del Señor? 2 Crónicas 36:14 

 

  1. ¿A quién desafían aquéllos que se permiten la promiscuidad sexual y las prácticas no naturales?   Judas 1:7-8 

 

  1. ¿Cúando y por qué razón mandó a sus mensajeros el Señor, Dios de sus padres, a aquellos que estaban manchando el templo? 2 Crónicas 36:15

 

  1. ¿De quién tiene compasión el Señor?   Salmo 103:13

 

  1. ¿Qué hay en el Señor que es grande?   Salmo 51:3

 

Personal – ¿Has percibido la compasión del Señor? ¿Has sido compasivo con los que te rodean? 

 

 

  1. ¿De quién se burlaban y cómo se puso el Señor debido a esto?   2 Crónicas 36:16

 

  1. ¿A quién hizo subir el Señor en su contra?, ¿qué paso con sus jóvenes?, ¿a quiénes entregó Dios en manos del rey? 2 Crónicas 36:17

 

  1. ¿Qué hicieron a la casa de Dios?   2 Crónicas 36:19

 

  1. ¿Qué pasó con los que escaparon a la espada, y en qué se convirtieron?   2 Crónicas 36:20

 

  1. ¿En qué se convierte el que comete pecado? ¿Pero dónde no habrá de quedar para siempre?Juan 8:34-35

 

  1. ¿Qué se cumplió con esto?   2 Crónicas 36:21

 

  1. En el año primero de Ciro, rey de Persia, en cumplimiento de la palabra del Señor dicha por Jeremías, ¿qué le inspiró Dios al rey que debía hacer?  2 Crónicas 36:22-23

 

Personal – ¿Has escuchado la palabra del Señor de alguna manera? ¿Cómo vas a cumplir con ellá? 

 

 

TERCER DIA                                     LEE EFESIOS 2:4-10                              SEGUNDA LECTURA 

(“Por gracia han sido salvados a través de la fe,”) 

 

  1. ¿En qué es rico Dios, y qué nos manifesto?   Efesios 2:4

 

  1. Y cuando estabamos muertos por nuestras faltas ¿Con qué nos dio vida?   Efesios 2:5

 

  1. ¿Cómo nos prueba Dios Su amor por nosotros?   Romanos 5:8

 

  1. ¿Con quién nos ha resucitado, dónde nos ha sentado? Efesios 2:6-7

 

  1. Si Cristo está con nosotros, ¿qué pasa con el cuerpo y qué con el espíritu?   Romanos 8:10

 

  1. ¿Qué pasará con aquél que insulte al Espíritu de la gracia? Hebreos 10:29

 

  1. ¿Por gracia de quién hemos sido salvados? ¿Por medio de qué? ¿Por qué no tenemos ningún mérito?   Efesios 2:8

 

  1. ¿Por qué no debemos sentirnos orgullosos?   Efesios 2:8-9

 

  1. ¿De qué modo el hombre no llega a ser justo? Gálatas 2:16

 

  1. ¿Qué es lo que no debemos hacer? ¿De quién debemos estar orgullosos?   1 Corintios 1:29-31

 

  1. ¿Qué somos para Dios, cómo hemos sido creados, que ha dispuesto Dios para que nos ocupemos? Efesios 2:10 

 

  1. ¿Cómo es el que está en Cristo?   2 Corintios 5:17

 

Personal – ¿Cuáles son las buenas obras que Dios ha creado para que tu las lleves a cabo? Efesios 4:11-16 

 

 

CUARTO DIA                                            LEE JUAN 3:14-21                                     EVANGELIO 

(“…todo aquél que crea tenga por El vida eterna.”) 

 

  1. ¿Qué hizo Moisés, a dónde la puso y qué paso con aquéllos que la vieron?   Números 21:9

 

  1. ¿Por qué el Hijo del Hombre debe ser levantado? Juan 3:14-15

 

  1. ¿Qué ama Dios, qué le entrego y cómo puedes llegar a tener vida eterna?   Juan 3:16

 

  1. ¿Cómo se nos ha revelado el amor de Dios?   1 Juan 4:9

 

  1. ¿Para qué no mandó Dios a su Hijo al mundo, y para qué sí lo hizo?   Juan 3:17

 

  1. Si alguien escucha la palabra de Dios y no la obedece, ¿quién lo condena?   Juan 12:47-48

 

  1. ¿Qué debes hacer para no ser condenado?   Juan 3:18

 

  1. ¿A qué ha pasado el que cree en Jesús?   Juan 5:24

 

  1. ¿Cúal es el veredicto?   Juan 3:19

 

    10. ¿Quién dice Jesús que es?   Juan 8:12

 

  1. ¿Qué odia el que obra mal, por qué no viene a ella? Juan 3:20

 

  1. ¿Quiénes son los que se rebelan contra la luz? Job 24:13-17

 

  1. ¿Quién viene a la luz y cómo se verán claramente sus obras?   Juan 3:21

 

  1. ¿Quién es la luz del mundo, por qué brilla esa luz y con qué objeto?   Mateo 5:14, 16

 

Personal – ¿Cómo ven la luz de Cristo que hay en ti los que te rodean? ¿Qué tan seguido la ven? Si no sabes, ve y pregunta a los que están cerca de ti, que es lo que ven en ti. Cualquier cosa que te sea revelada llévasela al Señor por medio de tus oraciones.  

 

 

QUINTO DIA                             LEE SALMO 137:1-6 

(“Si me olvido de ti Jerusalén que mi mano se olvide de servirme.”) 

 

Leé y medita el Salmo 137:1-6. 

 

¿Qué te dice personalmente el Señor a través de este Salmo? 

 

 

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria? 

 

 

 

SEXTO DIA                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

 

2 CRONICAS 36:14-17, 19-23 

 

Dios advirtió a Judá sobre sus pecados y constantemente ayudaba al pueblo con Sus favores pero lo único que recibía era su desprecio. La gente rehusó escuchar las palabras del profeta Jeremías y llegó el momento en que la situación pecaminosa era tal que ya no había remedio. Esto pasó con la gente que adoraba ídolos paganos de las naciones a su alrededor. La gente de arriba, los líderes, los sumos sacerdotes y muchas personas importantes de Judá albergaron la rebelión en sus corazones y llevaron a la nación a su caída. 

Las mismas actitudes vemos hoy en día en muchas naciones. Parece que hubiera una carrera hacia la destrucción de sí mismos. Los valores tradicionales parecen ser parte de la historia mas que del presente o del futuro. Debemos estar muy pendientes de no albergar el pecado en nuestros corazones y de no volvernos un pueblo rebelde. Reflexionemos en nuestras acciones y recordemos que vendrá el día en que ya no haya remedio y que en vez de recibir la misericordia de Dios tengamos su juicio. La historia nos demuestra constantemente que el pecar repetidamente y el no arrepentirse nunca, invita al desastre. 

Este capítulo cierra con el final del exilio y la promesa de un futuro nuevo para la gente escogida de Dios que todavía quedaba ahí. El templo representaba una gran dedicación a la adoracion que nunca antes había sido vista. Y aun así destruyeron el templo, los reyes se fueron, se llevaron a la gente y la nación fue saqueada hasta sus cimientos. Afortunadamente había una base muy sólida y esa es Dios mismo. 

 

Hoy día cuando parezca que nos han quitado todo, recordemos que tenemos a Dios en Su Santa Palabra, Su presencia, Sus sacramentos y en Su Promesa de que El estará con nosotros para siempre (Mateo 28:20). 

 

EFESIOS 2:4-10 

 

Esta lectura nos revela que no tenemos que vivir mas bajo el poder del pecado. Jesucristo destruyó el castigo y el poder del pecado por medio de Su muerte en la cruz. A través de la fe en Cristo nos encontramos “no culpables” ante Dios. Esto no significa que Dios nos ha apartado del mundo o que nos ha vuelto como robots. Todavía en algunas ocasiones pecamos. Pero ahora la diferencia está en que con el increíble regalo que Cristo nos dio podemos escoger vivir por El o ignorarlo y rechazarlo. Sabemos que así como Cristo resucitó de la muerte, así nuestros cuerpos resucitarán también (1 Corintios 15:12-19). Y ahora se nos ha dado el poder de vivir una vida Cristiana plenamente humana y plenamente fecunda (Efesios 1:19). 

Pablo nos dice que descansemos en Cristo y su gloria, por que aquél que tenga fe en El está unido en Su fuerza victoriosa. Es obvio que este don de la salvación no es un premio por algo bueno que hemos hecho. El hecho es, que es un don dado gratuitamente y nuestra respuesta no es “¿Cuánto te debo?”, la respuesta a Su don es “Gracias.” Mucha gente se siente obligada a trabajar a su modo para llegar a Dios aun cuando saben de este don increíble. El único modo de responder a este don de la salvación y también de la fe es la gratitud, la alabanza y la alegría. Este inmerecido don de Dios se llama “la gracia,” (Efesios 1:8), y no es el resultado de un esfuerzo, habilidad, inteligencia o acto por parte nuestra de servir a otros. Hacemos el bien no para hacernos buenos, sino debido a la bondad que nos llega del Espíritu Santo que vive dentro de nosotros (1 Juan 4:4). Por la gratitud y alegría buscaremos ayudar y servir a otros con amabilidad y amor. Recordemos que no se nos ha salvado únicamente para nuestro propio bien. Debemos glorificar a Cristo y construir Su iglesia (Efesios 4:12). 

 

JUAN 3:14-21 

 

En la lectura de hoy del Evangelio de Juan, Jesús le dice a la gente que cuando los Israelitas vagaban en el desierto, Dios mandó una plaga de serpientes venenosas para castigarlos por sus actitudes rebeldes. Aquellos que fueron destinados a morir de las mordidas de las víboras podrían ser curados si obedecían el mandamiento de Dios de mirar a la serpiente de bronce que estaba en un palo. La serpiente de bronce no curó a nadie, fue la creencia en que Dios podía curarlos la que lo hizo. Esta creencia fue demostrada por su obediencia en cumplir el mandato de Dios. 

Los creyentes hoy día pueden salvarse de la enfermedad del pecado mirando la muerte de Jesús en la cruz. Nos salvaremos de la mordida fatal del pecado mirando a Jesús y creyendo que El nos sanará. Para mucha gente la vida eterna no contiene una gran promesa si lo que se supone es una extensión de la miserable vida mortal de la tierra. Creer en Jesucristo y ganar la vida eterna será una vida donde no hay muerte, enfermedad, enemigos, maldad o pecado. Cuando no conocemos a Cristo tomamos las cosas como si esta vida fuera todo lo que tenemos. En realidad, nosotros creemos que esta vida es únicamente la introducción a la eternidad. 

Comencemos a evaluar todo lo que nos pasa cada día viéndolo con una perspectiva de eternidad. Dios establece el patrón del verdadero amor aquí. Si amamos mucho a alguien estamos dispuestos a dar lo que sea por tener el amor de esa persona. Dios pagó amorosamente con la vida de Su hijo el precio mas alto que pudo haber pagado. Ahora Jesús nos ofrece la vida nueva que compró para nosotros. El pagó el precio de nuestros pecados con Su sangre y su vida. 

Cuando tú y yo compartamos el Evangelio con otros, nuestro amor deberá ser como el de Cristo. Debemos estar dispuestos a hacer de un lado nuestras comodidades y nuestra seguridad para que otros se nos unan y recibamos el amor de Dios. La obscuridad es muy confortable para algunas personas pues no quieren exponer sus vidas a la luz de Cristo. Tienen miedo de lo que pueda revelar acerca de ellos mismos. A lo mejor se les pide cambiar y ellos no quieren hacerlo. No permitas a otros que te intimiden en tu deseo de obedecer a Dios y hacer lo que es correcto, ellos tienen miedo de que tú vas a exponer algo de lo obscuro que hay en sus vidas. Mantente orando para que ellos vean que tanto mejor es vivir en la luz que en la obscuridad. Se nos ha prometido vida eterna si creemos en El (Juan 3:16). Acepta su promesa. El es un Dios que realmente nos rescata. 

 

Aplicación  

La primera lectura nos muestra que Dios renueva a los que se arrepienten. La segunda lectura nos dice que no tenemos por que vivir mas bajo el poder del pecado. El Evangelio promete vida eterna si creemos en Cristo. 

Esta semana muéstrale a otros como la luz y el amor de Cristo brilla a través de ti. Con tus acciones muestra tu amabilidad y gentileza a los miembros de tu familia, compañeros de escuela o de trabajo. Fíjate bien y escoje a una persona diariamente y permite que la Luz y el Amor de Dios ilumine tu vida siendo amable y paciente. Sé generoso y humilde, no celoso ni rudo. Practícalo por una semana e iluminarás a toda tu familia, escuela y trabajo. Deja que brille tu luz, deja que brille tu luz. 

 

TERCER DOMINGO DE CUARESMA (Mar. 3rd) – CICLO B 

EL PAN DE VIDA ESTUDIO DE BIBLIA CATOLICO

By Deacon Ken and Marie Finn

 

ANTES DE COMENZAR: 

 

Ora y pidele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26) 

 

PRIMER DIA                             Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilia o de las lecturas que oiste en misa el domingo?

 

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                            LEE EXODO 20:1-17                              PRIMERA LECTURA 

 

(“Yo soy el Señor tu Dios.”) 

 

  1. ¿A quién liberó El Señor? ¿De dónde los sacó y de dónde les habló?  Exodo 20:1 y Nehemías 9:13

 

  1. ¿Qué dijo El Señor que tu no debes tener, qué es lo que no debes tallar y qué clase de Dios es El? Exodo 20:3-5 

 

  1. ¿Qué moldea un artesano?   Isaías 40:19

 

  1. ¿Qué hacen la sapiencia y el amor, y qué es lo que sabemos acerca de los ídolos y de Dios? 1 Corintios 8:1-6 

 

  1. ¿Qué concederá Dios hasta la milésima generación, y a quiénes ha de conceder ésto?   Exodo 20:6

 

  1. ¿A quiénes mostrará misericordia?   Mateo 5:7

 

  1. ¿Qué es lo que tu no debes hacer al nombre de Dios y a quiénes no dejará sin castigar El Señor? Exodo 20:7 

 

  1. ¿Qué día debes recordar de mantener santificado y qué es lo que no debes hacer ese día? ¿Qué hizo El Señor en el séptimo día?   Exodo 20:8-11

 

  1. ¿A quiénes debes honrar y honrando a éstos qué es lo que podrás obtener?   Exodo 20:12

 

  1. ¿Qué es lo que tu no debes hacer, según se ve en Exodo 20:13-17?

 

  1. ¿Qué dijo Jesús al hombre que necesitaba para poder heredar la vida eterna?   Marcos 10:17-22

 

  1. ¿Qué vino a hacer Jesús?   Mateo 5:17

 

Personal – ¿Cuál de los mandamientos tienes dificultad en seguir? ¿Qué puedes hacer para cambiar esa área de dificultad? 

 

 

TERCER DIA                                        LEE 1 CORINTIOS 1:22-25                             SEGUNDA LECTURA 

 

(“Cristo es el poder de Dios y la sabiduría de Dios.”) 

 

  1. ¿Qué demandan los judíos y qué buscan los griegos? 1 Corintios 1:22

 

  1. ¿Cuál fue el principio de las señales de Jesús en Caná? ¿Qué reveló eso y qué comenzaron a hacer sus discípulos? Juan 2:7-9, 11

 

  1. ¿En qué crecía Jesús?   Lucas 2:52

 

  1. ¿Qué viene con la soberbia y qué convive con los humildes? Proverbios 11:2

 

  1. ¿Cuál es el principio de la sabiduría?   Proverbios 9:10

 

  1. ¿Qué proclama Pablo y qué es esto para los judíos y gentiles?   1 Corintios 1:23

 

  1. ¿Qué dijo Simeón a María acerca de Jesús?   Lucas 2:34

 

  1. ¿Qué dijo Pablo acerca del mensaje de la cruz? 1 Corintios 1:18

 

  1. Para aquellos que son llamados, ¿qué es Cristo? 1 Corintios 1:24

 

  1. ¿Cómo es la locura de Dios y la debilidad de Dios? 1 Corintios 1:25

 

  1. ¿Porqué fue crucificado Jesús? ¿Cómo vive El y como vivimos nosotros con El?   2 Corintios 13:4 

 

Personal – ¿Cómo proclamas a Cristo crucificado a tu familia, amigos, colaboradores, y compañeros? ¿Puede haber obstáculos para ti o otros en proclamar a Cristo crucificado? 

 

 

 

CUARTO DIA                                    LEE JUAN 2:13-25                                EVANGELIO 

 

(“…El estaba hablando acerca del templo de su cuerpo.”) 

 

  1. Ya que la Pascua de los Hebreos estaba acercándose, ¿adónde fue Jesús? ¿A quiénes encontró Jesús sentados en el templo y qué estaban haciendo ellos?   Juan 2:13-14

 

  1. ¿Qué hizo Jesús y cómo lo usó? ¿y qué hizo con las monedas y las mesas?   Juan 2:15

 

  1. ¿Qué dijo Jesús a los que vendían las palomas? Juan 2:16

 

  1. ¿De qué se acordaron Sus discípulos? Y ante esto, ¿qué le dijeron los judíos?   Juan 2:17-18

 

  1. ¿Qué dijo Jesús acerca del templo?   Juan 2:19

 

  1. ¿Cuánto tiempo dijeron los judíos que el templo había estado en construcción?   Juan 2:20

 

  1. ¿De qué estaba hablando Jesús?   Juan 2:21

 

  1. ¿Qué es su cuerpo? ¿Quién tiene morada dentro de ti y qué debes hacer con su cuerpo? 1 Corintios 6:19-20 

 

  1. ¿Qué les sucedió a los discípulos cuando Jesús resucitó de entre los muertos, y en qué dos cosas llegaron a creer? Juan 2:22

 

  1. ¿Quién nos recuerda todas las cosas que Jesús dice? Juan 14:26

 

  1. ¿Qué hizo que muchos comenzaran a creer en Su nombre? Juan 2:23

 

  1. ¿Porqué Jesús no se fiaba de ellos y qué sabía bien? Juan 2:24-25

 

  1. ¿Cómo podría la cruz de Cristo desvirtuarse de su significado?   1 Corintios 1:17

 

  1. ¿A quién eligió Dios de este mundo y qué llegó a ser Jesús para nosotros?   1 Corintios 1:27, 29-31

 

Personal – ¿Cómo puede ser el ganar y hacer dinero un obstáculo para tu templo (tu cuerpo)? 

  

 

 

QUINTO DIA                                 LEE SALMO 19:8-11 

 

(“La ley del Señor es perfecta,”) 

 

Leé y medita el Salmo 19:8-11 

 

¿Qué te dice personalmente el Señor a través de este Salmo? 

 

 

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria? 

 

 

 

SEXTO DIA                                    LEE TODO EL COMENTARIO 

 

EXODO 20:1-17 

 

La lectura de hoy nos trae la ley que fue designada para conducir a Israel a una vida de santidad práctica. La intención de los Diez Mandamientos era la de dirigir a la comunidad para satisfacer las necesidades de cada persona en una manera cariñosa y responsable. Los israelitas apenas habían llegado de Egipto, una tierra de muchos ídolos y dioses. Era muy común el adorar muchos dioses para poder tener una vida colmada. Cuando Dios dijo a Su pueblo de adorar a El, la gente creyó que El era solo un dios mas para agregar a la lista. Y cuando El dijo “No adorarás a otros dioses después de mi” fue duro para la gente el aceptarlo. Dios hizo este Su primer mandamiento y lo puso enfáticamente por sobre todos los otros mandamientos. 

Para cuando Jesús llegó, la mayoría de la gente interpretaba la ley de manera equivocada. Veían a ésta como un medio de salvación. Pero Dios muestra que la ley es un plan por excelencia para vivir, no un metodo de salvación. Necesitamos solo mirar alrededor nuestro y podemos ver que mucha gente hoy deja que ciertos valores se conviertan en dioses para ellos. Buena salud, dinero, fama, trabajo o placeres pueden convertirse en dioses cuando nos concentramos demasiado en ellos como significado y seguridad en nuestras vidas. 

 

Nadie realmente se dedica a venerar estas cosas, pero, la cantidad de tiempo y energía que estas cosas ocupan en la vida de la gente, las deja crecer como dioses que al fin llegan a controlar nuestros pensamientos y energías. La única manera de hacer que esos ídolos y falsos dioses no nos dominen es que Dios sea el que tome el lugar central en nuestras vidas. El nombre de Dios es especial porque lleva consigo Su identidad personal. El modo como nosotros usamos Su nombre revela la forma como realmente nos sentimos hacia El. Mentir es un atentado a engañar. Dios nos pone en guardia contra esta clase de decepción. Aún cuando la decepción es un estilo de vida para mucha gente, nosotros debemos resistirla. Sólo Dios puede proveer todas nuestras necesidades (Filip. 4:19) y necesitamos solamente ir a El en oración (Filip. 4:6-8) para encontrar la paz que va mas allá de todo entendimiento. 

 

1 CORINTIOS 1:22-25 

 

Pablo nos dice que mucha gente en Corintio pensaba que las Buenas Nuevas de Jesús eran tonterías porque a ellos les habían enseñado que el Mesías sería un héroe conquistador, no un sufrido sirviente. Jesús no restituyó el trono de David como ellos esperaban. Habiendo sido ejecutado como un criminal común, ciertamente no ayudaba a aquéllos en Corintio a mirar a Jesús como Su Salvador. Los griegos pensaban que el Evangelio era tontería porque ellos no creían en la resurreción del cuerpo. Los griegos no veían en Jesucristo la fortaleza de sus dioses mitológicos y tampoco pensaron que ninguna persona respetable sería crucificada. Para los griegos la muerte era derrota, no victoria. 

Hoy las Buenas Nuevas de Jesucristo todavía suenan a tontería para algunas personas. Nuestra sociedad reverencia la juventud, la influencia, la riqueza, el poder y la salud. Jesús vino como un simple, pobre sirviente. (Filip 2:2-11). Jesús ofrece Su reino a aquellos con fe, no con talento, dinero o poder. Para el mundo, este método parece ser al contrario, pero es la vía que Dios eligió para salvarlo. 

Pablo predicó sobre el Cristo crucificado y su mensaje fue el de la cruz. Enseñó que Jesús se despojó y obedientemente fue a su muerte en la cruz. (Filip. 2:2-11). Somos llamados a hacer eso y no menos. Somos llamados a diferir los unos a los otros y morir a nuestros propios deseos y necesidades. Vivimos en un mundo que glorifica el propio yo y trata desesperadamente ignorar los derechos y necesidades de los desalentados, abandonados y oprimidos. Somos mas fuertes cuando hacemos frente a las necesidades de los mas débiles. La Madre Teresa nos muestra que somos mas ricos cuando satisfacemos las necesidades de los mas pobres entre los pobres. Jesús mismos nos dice que cuando servimos a otros lo servimos a El. (Mateo 25:31-46). 

 

JUAN 2:13-25 

 

La celebración de La Pascua tomaba lugar anualmente en el templo de Jerusalén. Se esperaba que todos los varones judíos hicieran un peregrinaje a Jerusalén durante este tiempo. Jerusalen era a la vez el asiento político y religioso de Palestina, y era el lugar donde el esperado Mesías debía llegar. El templo, en la lectura de hoy, fue construído en el mismo sitio de aquél construído por Salomón, mas de mil años antes. (1 Reyes 6).  

El impuesto del templo debía pagarse en la moneda local, por lo tanto, había la necesidad de tener cambistas. Se hacían ganancias y el interés alto era muy común entre los cambistas. La gente necesitaba hacer sacrificios propiciatorios por lo que también vendían animales. El precio de estos para sacrificio eran mucho mas caros en el templo que en otras partes. Jesús se enfureció por la deshonestidad y codicia de los cambistas y mercaderes. Su presencia era una burla al templo, el lugar de veneración a Dios, no un mercado. 

Nuestra actitud es equivocada si vamos al templo a causa de contactos sociales o de negocios. Necesitamos estar seguros de que nuestra actitud refleje nuestro deseo de ir a la iglesia porque es el lugar de veneración a Dios. Hoy, en muchas iglesias, vemos señas de mercado en la forma de apuestas y venta de loterías. Estos son insultos a Dios y convierten Su casa de oración en mercado. 

Jesús ejerció una justa indignación, no una ira incontrolable. Está bien enojarse por injusticias y pecados y esta mal enojarse sobre pequeñas, triviales ofensas personales. La resurrección de Jesús probaría Su autoridad para echar afuera a los mercantes, sanar, expeler los demonios y perdonar pecados. Somos llamados a hacer de nuestro templo del Espíritu Santo, el cual es nuestro cuerpo (1 Cor 6:19-20), un lugar de vida y sagrado sacrificio. 

 

 

Aplicación 

 

La primera lectura es un llamado a una virtud práctica. La segunda lectura revela al Mesías como un servidor que sufre. El Evangelio nos dice que el propósito de nuestra iglesia es el ser un lugar de devoción. 

Esta semana, busca qué necesitas hacer para que tu familia te vea como a uno que se va transformando en virtuoso. Cuando veas lo que necesitas hacer, ve en el nombre de Jesucristo, a través de Su Espíritu Santo y de acuerdo con la voluntad de Su padre y HAZLO. 

 

Lectio Divina – Palm Sunday (Mar. 24th)

PURPOSE OF THIS SCRIPTURE READING – Develop a personal relationship with Jesus through the Word of God with the understanding that the Holy Spirit will teach and remind us of all Jesus said and did. Psalm 32:8 tells us, “I will instruct you and show you the way you should walk, give you counsel and watch over you.”

  1. Say the opening prayer.
  2. Read the passage slowly three times as though Jesus were talking to you.
  3. Converse with Jesus, asking questions and listening to Him.

 

OPEN WITH THE FOLLOWING PRAYER: Father, I can’t understand Your Word without Your grace, I acknowledge my weakness so Your power can reach perfection in me. Send Your Holy Spirit to remind, teach, and guide me to the Truth. May I share as soon as possible whatever You teach me.  AMEN

READ, REFLECT AND WRITE ON THE GOSPEL OF THE DAY

Mark 15:1-39 

As soon as it was morning, the chief priests held a consultation with the elders and scribes and the whole council. They bound Jesus, led him away, and handed him over to Pilate. Pilate asked him, “Are you the King of the Jews?” He answered him, “You say so.” Then the chief priests accused him of many things. Pilate asked him again, “Have you no answer? See how many charges they bring against you.” But Jesus made no further reply, so that Pilate was amazed. Now at the festival he used to release a prisoner for them, anyone for whom they asked. Now a man called Barabbas was in prison with the rebels who had committed murder during the insurrection. So the crowd came and began to ask Pilate to do for them according to his custom. Then he answered them, “Do you want me to release for you the King of the Jews?” For he realized that it was out of jealousy that the chief priests had handed him over. But the chief priests stirred up the crowd to have him release Barabbas for them instead. Pilate spoke to them again, “Then what do you wish me to do with the man you call the King of the Jews?” They shouted back, “Crucify him!” Pilate asked them, “Why, what evil has he done?” But they shouted all the more, “Crucify him!” So Pilate, wishing to satisfy the crowd, released Barabbas for them; and after flogging Jesus, he handed him over to be crucified. Then the soldiers led him into the courtyard of the palace (that is, the governor’s headquarters); and they called together the whole cohort. And they clothed him in a purple cloak; and after twisting some thorns into a crown, they put it on him. And they began saluting him, “Hail, King of the Jews!” They struck his head with a reed, spat upon him, and knelt down in homage to him. After mocking him, they stripped him of the purple cloak and put his own clothes on him. Then they led him out to crucify him. 

They compelled a passer-by, who was coming in from the country, to carry his cross; it was Simon of Cyrene, the father of Alexander and Rufus. Then they brought Jesus to the place called Golgotha (which means the place of a skull). And they offered him wine mixed with myrrh; but he did not take it. And they crucified him, and divided his clothes among them, casting lots to decide what each should take. It was nine o’clock in the morning when they crucified him. The inscription of the charge against him read, “The King of the Jews.” And with him they crucified two bandits, one on his right and one on his left. Those who passed by derided him, shaking their heads and saying, “Aha! You who would destroy the temple and build it in three days, save yourself, and come down from the cross!” In the same way the chief priests, along with the scribes, were also mocking him among themselves and saying, “He saved others; he cannot save himself. Let the Messiah, the King of Israel, come down from the cross now, so that we may see and believe.” Those who were crucified with him also taunted him. When it was noon, darkness came over the whole land until three in the afternoon. At three o’clock Jesus cried out with a loud voice, “Eloi, Eloi, lema sabachthani?” which means, “My God, my God, why have you forsaken me?” When some of the bystanders heard it, they said, “Listen, he is calling for Elijah.” And someone ran, filled a sponge with sour wine, put it on a stick, and gave it to him to drink, saying, “Wait, let us see whether Elijah will come to take him down.” Then Jesus gave a loud cry and breathed his last. And the curtain of the temple was torn in two, from top to bottom. Now when the centurion, who stood facing him, saw that in this way he breathed his last, he said, “Truly this man was God’s Son!” 

 

 

What is the Lord personally saying to you?

 

 

What does the Lord personally want you to do? 

 

 

Share your reflection with someone.

Lectio Divina – 5th Sunday of Lent (Mar. 17th)

PURPOSE OF THIS SCRIPTURE READING – Develop a personal relationship with Jesus through the Word of God with the understanding that the Holy Spirit will teach and remind us of all Jesus said and did. Psalm 32:8 tells us, “I will instruct you and show you the way you should walk, give you counsel and watch over you.” 

  1. Say the opening prayer.
  2. Read the passage slowly three times as though Jesus were talking to you.
  3. Converse with Jesus, asking questions and listening to Him. 

 

OPEN WITH THE FOLLOWING PRAYER: 

 

Father, I can’t understand Your Word without Your grace, I acknowledge my weakness so Your power can reach perfection in me. Send Your Holy Spirit to remind, teach, and guide me to the Truth. May I share as soon as possible whatever You teach me. AMEN 

 

READ, REFLECT AND WRITE 

 

John 12:20-33 – Some Greeks who had come to worship at the Passover Feast came to Philip, who was from Bethsaida in Galilee, and asked him, “Sir, we would like to see Jesus.” Philip went and told Andrew; then Andrew and Philip went and told Jesus. Jesus answered them, “The hour has come for the Son of Man to be glorified. Amen, amen, I say to you, unless a grain of wheat falls to the ground and dies, it remains just a grain of wheat; but if it dies, it produces much fruit. Whoever loves his life loses it, and whoever hates his life in this world will preserve it for eternal life. Whoever serves me must follow me, and where I am, there also will my servant be. The Father will honor whoever serves me. “I am troubled now. Yet what should I say? ‘Father save me from this hour’? But it was for this purpose that I came to this hour. Father, glorify your name.” Then a voice came from heaven, “I have glorified it and will glorify it again.” The crowd there heard it and said it was thunder; but others said, “An angel has spoken to him.” Jesus answered and said, “This voice did not come for my sake but for yours. Now is the time of judgment on the world; now the ruler of this world will be driven out. And when I am lifted up from the earth, I will draw everyone to myself.” He said this indicating the kind of death he would die. 

 

  1. What is the Lord personally saying to you? 

 

 

 

 

  1. What does the Lord personally want you to do? 

 

 

 

 

Share your reflection with someone.  

Lectio Divina – 4th Sunday of Lent (Mar. 10th)

PURPOSE OF THIS SCRIPTURE READING – Develop a personal relationship with Jesus through the Word of God with the understanding that the Holy Spirit will teach and remind us of all Jesus said and did. Psalm 32:8 tells us, “I will instruct you and show you the way you should walk, give you counsel and watch over you.” 

  1. Say the opening prayer.
  2. Read the passage slowly three times as though Jesus were talking to you.
  3. Converse with Jesus, asking questions and listening to Him. 

 

OPEN WITH THE FOLLOWING PRAYER: 

Father, I can’t understand Your Word without Your grace, I acknowledge my weakness so Your power can reach perfection in me. Send Your Holy Spirit to remind, teach, and guide me to the Truth. May I share as soon as possible whatever You teach me. AMEN 

 

READ, REFLECT AND WRITE ON THE GOSPEL OF THE DAY 

John 3:14-21 – Jesus said to Nicodemus: “Just as Moses lifted up the serpent in the desert, so must the Son of Man be lifted up, so that everyone who believes in him may have eternal life.”  

For God so loved the world that he gave his only Son, so that everyone who believes in him might not perish but might have eternal life. For God did not send his Son into the world to condemn the world, but that the world might be saved through him. Whoever believes in him will not be condemned, but whoever does not believe has already been condemned, because he has not believed in the name of the only Son of God. And this is the verdict, that the light came into the world, but people preferred darkness to light, because their works were evil. For everyone who does wicked things hates the light and does not come toward the light, so that his works might not be exposed. But whoever lives the truth comes to the light, so that his works may be clearly seen as done in God. 

 

What is the Lord personally saying to you? 

 

 

 

 

What does the Lord personally want you to do?  

 

 

 

 

Share your reflection with someone.