Vigésimotercer Domingo del Tiempo Ordinario (6 de Septiembre) – Ciclo A

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

By Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo.  “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”   (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

2. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA EZEQUIEL 33: 7-9 PRIMERA LECTURA

(“A ti, hijo de hombre, yo te he puesto por centinela de la gente de Israel.”)

1. ¿Para quién viene la palabra del Señor y quién ha sido designado como centinela de la casa de Israel?  Ezequiel 1:3, 3:17 y 33:7

 

2. ¿Qué es lo que Ezequiel tiene que hacer por el Señor?  Ezequiel 33:7

 

3. Si el Señor le dice al hombre malo que ciertamente morirá ¿qué debía hacer Ezequiel y que pasará al hombre malo?  Ezequiel 33:8

 

4. ¿Quién será hecho responsable por la muerte del malo?  Ezequiel 33:8

 

5. ¿Qué pasará si tú no hablas?  Salmo 32:3

 

6. ¿Qué pasa al hombre malo y cómo se le paga?  Isaías 3:11

 

7. ¿Cuál es aquel que morirá?  Ezequiel 18:20

 

8. ¿Cómo debes advertir al malo?  Ezequiel 33:9

 

9. ¿Si el rehúsa hacerlo que le pasará y que te pasará a ti?  Ezequiel 33:9

 

10. ¿Qué clase de Dios tenemos nosotros?  Salmo 7:12

 

Personal – ¿Qué les dices a los de tu casa cuando ves que hacen mal?  ¿Qué crees que te pasará si permaneces en silencio y estás viendo a los de tu alrededor que son pecadores?

 

 

TERCER DIA ROMANOS 13:8-10   SEGUNDA LECTURA

(“Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”)

1. ¿Qué es lo que no debemos deber a nadie y cuál es la única excepción a esto?  Romanos 13:8

 

2. ¿Con qué ha cumplido el que ama a su prójimo?  Romanos 13:8

 

3. ¿Cuál es la virtud que vincula a todos y los hace perfectos?  Colosenses 3:14

 

4. ¿Qué es resumir todo en “Amarás a tu prójimo como a ti mismo?”  Romanos 13:9

 

5. ¿Qué nos dio Jesús y como debemos amarnos los unos a los otros?  Juan 13:34

 

6. ¿Cómo debemos tratar a los otros?  Mateo 7:12

 

7. ¿Qué no debemos guardar en nuestro corazón en contra de nuestro hermano, que no debemos cometer y fomentar en contra de nuestros compatriotas?  Levítico 19:17-18

 

8. ¿Qué es lo que el amor nunca hace y en qué cabe todo el cumplimiento de la ley?  Romanos 13:10

 

9. ¿Cómo es el amor y qué es lo que no hace?  1 Corintios 13:4-7

 

10. ¿Quién es nuestro prójimo?  Lucas 10:25-37 concentrándose en los versículos 36-37.

 

Personal – ¿Has visto a alguien necesitado esta semana, como has respondido a esa necesidad?  ¿De qué modo amas a tu prójimo?  Cada día de esta semana anota una vez en la que hayas amado a tu prójimo.

 

 

CUARTO DIA MATEO 18:15-20 EVANGELIO

(“Si tu hermano ha pecado contra ti, anda a hablar con él.”)

1. ¿Si tu hermano cometiera algo incorrecto en tu contra, qué debes hacer?  Mateo 18:15

 

2. ¿Quién dijo Jesús que eran para El, su hermano, su hermana y su madre?  Marcos 3:35

 

3. ¿Después que un hermano ha hecho algo en tu contra, ¿qué ganas tu si él te escucha?  ¿Si no te escucha qué debes hacer y por qué?  Mateo 18:15-16

 

4. ¿Qué es lo que dicta la ley?  Juan 8:17

 

5. Si tu hermano ignora a los otros que has reunido, ¿a quién has de referirlo?  Mateo 18:17

 

6. Si tu hermano que ha hecho mal, ignora a la iglesia ¿cómo debes tratarlo?  Mateo 18:17

 

7. ¿A quién no debemos preocuparnos en juzgar y que pasará a aquellos que teniendo el título de hermanos son inmorales?  1 Corintios 5:9-13

 

8. ¿Cómo será declarado lo que declaremos atado en la tierra y lo que declaremos desatado, cómo será tomado en el cielo?  Mateo 18:18

 

Personal – ¿Cómo has tratado a alguien que ha hecho algo equivocado en tu contra, en comparación de lo que nos dice la escritura anterior?

 

9. ¿Qué dice Jesús que pasará si dos de ustedes se unen en oración en la tierra para pedir cualquier cosa?  Mateo 18:19

 

10. ¿Qué debes hacer para recibir cualquier cosa del Señor?  Mateo 7:7 y Juan 15:7

 

11. ¿Quién está presente cuando dos o tres se reúnen en Su nombre?  Mateo 18:20

 

Personal – ¿Con quién has unido tu voz esta semana y cuál ha sido el resultado?

 

 

QUINTO DIA LEE SALMO 95:1-2, 6-9

(“Cantemos a la Roca que nos salva.”)

Lee y medita en el Salmo 95:1-2, 6-9.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA LEE TODO EL COMENTARIO

EZEQUIEL 33:7-9

Este pasaje nos dice que Dios nos hará responsables si no hablamos en su nombre a esos que violan Sus enseñanzas.  No podemos decir que no es nuestra responsabilidad o que yo no soy apto para hablar. Ezequiel nos dice que Dios nos ha llamado para prevenir al hombre malo de sus acciones equivocadas o si no cargaremos la responsabilidad de su muerte.

Hoy en día es muy usual voltearse para el otro lado cuando se trata de lo que está mal hecho.  Una de las mayores filosofías de hoy en día parece ser, si no me afecta a mí para que me quejo.  La proporción de crímenes en muchos países es de asustarse; el derrumbamiento de la familia está casi aceptado como precio del progreso.  Hay una tremenda ganancia financiera hoy en día en el área de la pornografía, pornografía con niños, prostitución, drogas, fumar, alcohol, y aborto.

Se nos ha dicho que sostener al pecado es la muerte (Romanos 6:23) y sin embargo parece que estamos increíblemente callados en lo que se refiere a nuestra respuesta Cristiana a esta barrera de inmundicia.  La esencia de todo pecado está en nosotros mismos y es la gratificación de si mismo la que está derrumbando los países.  El resultado del pecado es la muerte y si no lo crees mira a tu alrededor y ve los efectos del pecado.  La muerte y los horrores del SIDA, el resultado de las drogas y la homosexualidad que se van pasando aún a victimas inocentes en transfusiones de sangre.  Están naciendo niños que llevan consigo la terrible enfermedad sin tener la falta en si mismos, pero es la falta de alguien más.

La cantidad de abortos ha subido a 70 millones al año.  Tiene que haber un hasta aquí a los millones de personas que se vuelven como cadáveres bajo la influencia de las drogas y el alcohol.  Los cigarros matan más gente que las drogas y el alcohol combinados y aun así hay silencio en el mundo Cristiano.  El silencio indica a muchos un grado de aceptación de la situación.

Rezo para que hables en el nombre de Jesús y te proteja de lo que esté mal en tu corazón, tu familia, tu comunidad y tu país.

ROMANOS 13:8-10

San Pablo nos llama a tener un sentido completo de libertad en cuanto a no deberle nada a ningún hombre excepto el amor.  Dios nos da su mandamiento, “Ámense unos a otros como yo les he amado”. (Juan 13:34).  Jesús fue más allá cuando nos dijo a todos que amemos a Dios con todo nuestro corazón, mente y espíritu y después amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos.

Para mucha gente hoy en día eso no es mucho, especialmente cuando la estimación propia, la imagen de si mismo o el amor propio no han sido establecidos.  Hay millones de personas por ahí que no sienten que valen mucho o que no valen la pena de ser amados.  Jesús sabe esto y por eso El nos dice, “Ámense unos a otros como Yo los he amado”.  Tú eres tan estimado, tan valioso, que Dios mandó a Su único hijo a morir en la cruz en el Calvario solo por ti.

Jesús te ama completamente, incondicionalmente y te ama exactamente ahí donde estas hoy.  La parte increíble de esta declaración es que El te ama tanto que te deja ser así como eres.  El te transformará si tú lo dejas.  El está tocando en este momento la puerta de tu corazón mientras estas leyendo este estudio (Apocalipsis 3:20).  Imagina un cuadro donde se muestra a Jesús tocando a la puerta y verás algo muy impresionante.  No hay manija en la puerta; ¡ésta solo se abre por adentro!  El te amará con amor imperecedero.  La gente muere simplemente por que no sabe quien es El y como es Su amor.  (Oséas 4:6)

Se nos ha dicho que Dios es amor y que nosotros lo amamos por que nos hemos dado cuenta de que El nos amó primero.  Dios es amor y el amor es paciente, el amor es amable, el amor aguanta todo, el amor lo cree todo, el amor es esperanza, el amor lo soporta todo y el amor es el cumplimiento de la Ley.  Jesús nos dice que si vivimos en El y guardamos Sus mandamientos, entonces El vivirá en nosotros (Juan 15:7). Amar a tu prójimo como a ti mismo realmente significa que Dios te amo tanto que hasta murió por ti; y nosotros tenemos que morir (negarnos) a nosotros mismos y estar dispuestos a hacer lo que sea para ayudar a cualquiera que lo necesite.

 

MATEO 18:15-20

El mensaje del Evangelio nos dice hoy que debemos ir con nuestro hermano y mostrarle su falta, su pecado en contra nuestra.  Muchos preguntan, ¿quién es mi hermano?  Jesús nos dice en la escritura que todo el que hace la voluntad de Su Padre, es su hermano, hermana y madre (Marcos 3:35).  Puedes amorosamente

confrontar a tu hermano o hermana en Cristo, pero debes hacerlo en privado.  Una herida supurará si no es atendida inmediatamente.  Si eres escuchado sabrás que el problema no estriba en ti y eso te permitirá perdonar a esa persona.

Muchas amarguras y creciente división entre Cristianos hoy en día es causada por malos entendidos. Se nos ha dicho en la escritura que seremos insultados a causa de nuestras creencias Cristianas y nuestra conducta y por eso debemos dar gracias a Dios mismo (1 Pedro 4:16).  No estamos llamados a juzgar a los paganos o incrédulos, sino a confrontar a nuestros “hermanos en el Señor” que estén viviendo en pecado. Esto solo puede hacerse con amor y de acuerdo con las escrituras.

Jesús mismo nos dice que ni siquiera nuestro amor a la familia debe interponerse entre El y nosotros. Jesús también nos dice que Su presencia está siempre en medio de nosotros y siempre que nos unamos para hacer oración en Su nombre, nuestra petición será honrada por Su Padre en el cielo.  Necesitamos recordar que orar en Su nombre significa estar completamente inmersos en El.  Su Nombre es todopoderoso, todo lo sabe y todo lo sana y la escritura nos dice que todos se arrodillen y toda lengua proclame que Jesucristo es el Señor (Filipenses 2:11).  Orar en Su nombre significa haber liberado todo lo que no se había perdonado a alguien.  Significa confesar todos los pecados en los que nos hemos obstinado.  Orar en Su nombre significa quitar todo lo que este bloqueándonos de ser sanados dentro de nosotros mismos.

Entonces cuando oremos en Su nombre, cualquier cosa que atemos en la tierra será atada en el cielo y cualquier cosa que desatemos en la tierra será desatada en el cielo (Mateo 19:18).  Entonces en el nombre de Jesús podremos atar la maldad que haya en nuestros hermanos pecadores y en el nombre de Jesús soltar sobre esa persona el poder del Espíritu Santo.  La alegría, paz, amor y el Espíritu Santo traen todo ese poder celestial y la fe.  En el nombre de Jesús se obtiene el honor y la gloria del Padre.  Podemos ser oradores esperanzados cada vez que oremos en el nombre de Jesús pues tenemos Su Palabra (Mateo 18:19-20).

 

Aplicación

La primera lectura nos enseña que somos responsables de hablar con fe y que estamos llamados a dirigirnos a la persona que está en pecado y hacerle notar sus acciones.  La segunda lectura nos dice que el amor no es amor hasta que es dado a otros libremente y sin ninguna condición.  El Evangelio nos dice que confrontemos amorosamente uno al otro en el nombre de Jesús cuando estemos fuera de orden.

Esta semana habla amorosa pero francamente y en privado a alguno de tus seres queridos que no esté caminando con el Señor.  Recuerda, tu silencio puede indicar que estás de acuerdo con las acciones de esa persona.

Vigésimosegundo Domingo del Tiempo Ordinario (30 de Agosto) – Ciclo A

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

By Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo.  “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”   (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

2. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA LEE JEREMIAS 20: 7-9 PRIMERA LECTURA

(“Pero sentí en mi algo así como un fuego ardiente en mi corazón.”)

1. ¿Quién está hablando y a quién le está hablando?  Jeremías 20:1,7

 

2. ¿Cómo vino la palabra del señor a Jeremías y cómo respondió éste?  Jeremías 1:4-7

 

3. ¿Qué dijo que el Señor le había hecho, qué sucedió y por qué?  Jeremías 20:7

 

4. ¿Qué pasa todo el día?  Jeremías 20:7

 

5. ¿Siempre que el habla, cuál es su mensaje?  Jeremías 20:8

 

6. ¿Qué le ha traído la palabra del Señor?  Jeremías 20:8

 

7. ¿Qué se dice Jeremías a si mismo?  Jeremías 20:9

 

8. ¿Qué sucede con su corazón y sus huesos cuando no habla?  Jeremías 20:9

 

9. ¿De qué estaba Jeremías cansado y qué es lo que ya no podía aguantar?  Jeremías 20:9

 

10. ¿Qué dice Pablo acerca de predicar el Evangelio?  1 Corintios 9:16-17

 

Personal – ¿De qué modo has tenido ese deseo ardiente de enseñar o predicar la Palabra de Dios desde que empezaste a estudiar Su Palabra?  Ya no te fatigues aguantándote de no hablar y comparte con los que están cerca de ti lo que El Señor te ha enseñado.

 

 

TERCER DIA ROMANOS 12:1-2 SEGUNDA LECTURA

(“…transfórmense por la renovación de su mente.”)

1. ¿A quién le está hablando Pablo?  Romanos 1:7 y Romanos 12:1

 

2. ¿Qué les suplica que hagan con sus cuerpos a través de la misericordia de Dios, y como han de hacerlo?  Romanos 12:1

 

3. ¿Para qué fue la muerte de Cristo de una vez por todas; y a qué debemos nosotros considerarnos muertos?  Romanos 6:10-11

 

4. ¿Por quién estás vivo, y qué es lo que no debes permitir a tu cuerpo?  Romanos 6:11-12

 

5. ¿A quién le ofreces tu cuerpo y por qué razón?  Romanos 6:13

 

6. ¿A qué no debemos amoldarnos?  Romanos 12:2

 

7. ¿Por medio de qué debemos transformarnos y por qué razón?  Romanos 12:2

 

8. ¿De dónde viene la renovación?  Tito 3:5

 

9. ¿De qué vivimos que nos transforma la mente?  Mateo 4:4

 

10. ¿Cómo puedes juzgar la voluntad de Dios?  Juan 12:44-48, concentrándose en el versículo 48

 

Personal – ¿De qué modo ha transformado Dios tu mente esta semana por medio de lo que has estudiado de las escrituras?  ¿Cómo ha afectado eso a los que están a tu alrededor?  ¿De qué modo has adorado a Dios en tu cuerpo?  ¿Es tu cuerpo santo y aceptable para hacer adoración al Señor?

 

 

CUARTO DIA MATEO 16:21-27 EVANGELIO

(“El que quiera seguirme que renuncie a si mismo, …”)

1. ¿A dónde dijo Jesús que tenía que ir, que iba a pasar ahí y a manos de quién?  Mateo 16:21

 

2. ¿Qué hizo Pedro y qué le dijo a Jesús?  Mateo 16:22

 

3. ¿Cómo respondió Jesús a Pedro, a quién le dijo que se quitará de su vista?  ¿Cómo quién estaba Pedro juzgando, de acuerdo con Jesús?  Mateo 16:23

 

4. ¿Cómo son esos Judíos que no son otra cosa que miembros de la Asamblea de Satanás?  Apoc. 2:9

 

5. ¿A quién dice Jesús que el hombre debe renunciar, qué es lo que debe de tomar y qué debe empezar a hacer?  Mateo 16:24

 

6. ¿Qué le pasa al que se busca solo a si mismo, y cómo descubres quién eres tú?  Mateo 10:39

 

7. ¿Qué es no buscarse a si mismo?   1 Corintios 13:4-5

 

8. ¿Qué conseguirá el que quiera asegurar su vida?  ¿Y aquél que la pierda por El que conseguirá?  Mateo 16:25

 

9. ¿Cuáles son las dos preguntas que Jesús hace a Sus discípulos en Mateo 16:26?

 

10. ¿Cuándo el Hijo del Hombre venga con la gloria de Su Padre acompañado de Sus ángeles como recompensará a cada uno?  Mateo 16:27

 

11. ¿Cómo seguimos los pasos de Jesús?  Mateo 25:31-40

 

Personal – Escribe en un papel las cosas que hayas hecho esta semana que indiquen que mueres (renuncias) a ti mismo.  También escribe de que modo estás siguiendo a Jesús.  Lee y medita Filipenses 2:3-5, y di un modo específico en el que deliberadamente pensaste en el interés de otro antes de tu propio interés.

 

 

QUINTO DIA LEE EL SALMO 63:2-6, 8-9

(“…te elogiaré con labios jubilosos.”)

Lee y medita en el Salmo 63:2-6, 8-9.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA LEE TODO EL COMENTARIO

JEREMIAS 20:7-9

Jeremías fue un profeta que sirvió a Dios por más de 40 años.  Su mensaje venia a una nación que había rechazado a Dios y que se iba resbalando de cabeza a la ruina.  Jeremías era recordado como un entrometido y un traidor.  La gente, nobles y reyes alternadamente trataban de matarlo.  Jeremías había alcanzado el punto en el que si proclamaba la palabra de Dios, la gente se enojaba.  No querían oír la verdad de sus labios porque la verdad los condenaba por sus pecados.

Jeremías era considerado “fuera de tiempo,” “no en la corriente de la teología de hoy,” y “pasado de moda.”  Era el hazme reír de la región.  Pero cuando el no proclamaba la Palabra de Dios debido al constante rechazo, su cuerpo entero se contraía y su corazón estaba como fuego ardiente.  El estaba cansado de tratar de detenerse y de predicar lo que la gente quería oír.  No podía hacerlo por que el llamado de la verdad era el llamado de Dios y el no iba a darle la espalda a ese llamado.

¿Hablas la santa verdad de Dios cuando estás entre tus amigos, o caes en la red y hablas de lo que crees que la gente quiere oír?  Jeremías nunca sintió que era apto para ser un profeta, y nunca lo siguieron fanáticos que lo adoraran.  El escogió continuar por que su corazón ardía como fuego por el Señor.

El pasaje de hoy es un mensaje tremendo de esperanza para todos los hijos de Dios y ese mensaje es que Dios te ama.  El te formó en el vientre de tu madre y te conoce por tu nombre (Jeremías 1:4-7).  No permitas que la voz del mundo sea tu guía.

Permite que el suave susurro de Dios que habló a Elías en la cueva sea la fuente de tus palabras.  La gente se reirá y se burlará de ti hoy por proclamar la Palabra de Dios, pero está bien por que el Señor es nuestro pastor y nada nos falta (Salmo 23:1).  El pastor siempre protege a su rebaño y nosotros tenemos un Pastor que nos ama tanto que hasta murió por nosotros.

 

ROMANOS 12:1-2

El llamado de Dios es muy firme en el mensaje del Nuevo Testamento.  Te está llamando a creer en Su único Hijo, Jesús, y si lo crees tendrás vida eterna (Juan 3:16).  Esta promesa ha sido hecha por Dios para todo el mundo.  Aún así gran parte del mundo ha rechazado este mensaje lo cual nos impide vivir la vida en toda su plenitud.

¿Por qué gran parte del mundo no vive la vida en toda su plenitud (Juan 10:10) cuando hay tantos que saben acerca de Jesucristo?  La respuesta es, el pecado.  Por que para vivir la vida abundantemente debemos servir al Señor, Jesucristo.  El mismo Jesús nos enseñó como ser un ejemplo de servicio, muriendo por nosotros en la cruz.  Como queda dicho en esta lectura a los Romanos debemos “presentar nuestros cuerpos” en una rendición voluntaria a la voluntad de Dios.  Dios debe controlar el uso de la persona toda y nosotros debemos presentar nuestros cuerpos como un santo y viviente sacrificio.

Estamos llamados a ser Templos del Espíritu Santo (1 Corintios 6:20) y debemos poner nuestra mirada en lo que está arriba (Colosenses 3:1-2).  Tu templo del Espíritu Santo no incluye drogas, alcohol o fornicación. El mundo se ríe a la descripción de que tu seas un templo del Espíritu Santo, pero es el mismo Jesús quien te ordena llenarte con Su Espíritu Santo.

Ustedes mis amigos Cristianos han sido transformados por el poder de Dios y ya no forman parte del programa del mundo.  Debido a que el Espíritu Santo vive en ti, ahora tienes el poder de someterte a la buena, aceptable y perfecta voluntad de Dios y disfrutarás de una vida que es física, emocional y espiritualmente plena.  Permite a tu mente que sea renovada por la Santa Palabra de Dios, pasando un tiempo en oración silenciosa y en comunidad con otros Cristianos.  Finalmente como describe enérgicamente el Salmista, “Paren y reconozcan que soy Dios” (Salmo 46:11).

 

MATEO 16:21-27

Ser discípulo es muy costoso y sin embargo es un costo al que no debemos renunciar.  Un discípulo es un aprendiz que sigue las enseñanzas de su maestro.  Jesús nos dice que si de verdad queremos seguirlo debemos tomar nuestra cruz y cargarla en Su nombre.  Jesús tomó Su cruz y la cargó hasta el Calvario y permitió ser crucificado en la cruz por nosotros.  El murió en Su cruz para que tú y yo podamos tener vida eterna.

Estás llamado a cargar tu cruz diariamente y a hacer las mismas cosas que Cristo hizo.  Estás llamado a renunciar a ti mismo y poner a los otros antes que a ti (Filipenses 2:2-4).  Cuando miramos alrededor vemos tantos alborotos en el mundo y la principal razón es que mucha gente no quiere levantar y cargar su cruz diariamente.  La esencia del pecado está en nosotros mismos y el único modo de romper la esclavitud al pecado es renunciar a nosotros mismos.  Es en la pérdida de nuestra vida por Cristo o en el renunciar a nosotros mismos que ocurre la salvación de nuestra vida.  ¿”Por qué las cruces de algunas personas son mas pesadas que las de otras?” se pregunta mucha gente.  Entre más que alguien renuncia a si mismo diariamente, lo mas que se aligera la cruz.  Vemos personas pasando por horrendos sucesos en sus vidas y hay un sentir de paz interior y alegría.  Esto pasa con una persona que se ha rendido al llamado de Cristo y ha dejado que el Señor se haga cargo de todas sus preocupaciones (1 Pedro 5:7).

Cuando cedemos al poder del Espíritu Santo, El nos da el poder de volvernos discípulos del Señor, Jesucristo. Así podemos salir y hacer de otros discípulos (Mateo 28:19) cuando aprendemos a renunciar a nosotros mismos y a vivir por Cristo.  Morir por Cristo es muy noble, vivir por Cristo es mucho más difícil. Es necesario comprometerse diariamente.  Debemos recordar que cualquier cosa que consigamos o nos pertenezca en esta vida terminará cuando nos muramos.  Cuando renunciemos a nosotros mismos y recojamos nuestra cruz diariamente y vivamos para otros en Cristo, viviremos por siempre en la victoria con nuestro Señor y Salvador, Jesucristo.

 

Aplicación

La primera lectura nos muestra que la perseverancia es la virtud de un profeta.  La segunda lectura nos dice que vivamos la vida abundante y nos llama a comprometer nuestra mente, cuerpo y alma.  El Evangelio de esta semana nos dice que si queremos vivir para siempre debemos morir como Cristo si vamos a resucitar como Cristo.

Esta semana practiquemos la renuncia a nosotros mismos con nuestra familia de la siguiente manera: Padres de Familia – busquen un poco de tiempo diariamente para compartirlo con su cónyuge y con cada uno de sus hijos.  Hijo – encuentra un tiempo cada día para servir algún miembro de tu familia por ejemplo ayudando a un hermano o hermana en sus quehaceres.  Ayuden a sus padres en la casa o con algún dinero si ya están ancianos.  Todos – Renuncien a si mismos en la escuela o en el trabajo para escuchar a otros y realmente oír lo que ellos tengan que decir.

Recuerden, perder la vida por Cristo es la mejor manera de resucitar con Cristo.

Vigésimoprimer Domingo del Tiempo Ordinario (23 de Agosto) – Ciclo A

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

By Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo.  “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

2. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA LEE ISAIAS 22:15, 19-23 PRIMERA LECTURA

(“… y le traspasaré tu autoridad.”)

1. ¿Quién está hablando y adonde dice que debe ir?  Isaías 22:15

 

2. ¿Quién es Sobna y que dice Isaías 36:3 acerca de él?  Isaías 22:15

 

3. ¿Qué le pasó a Sobna?  Isaías 22:16-19

 

4. ¿A quien llamó el Señor y quien es su padre?  Isaías 22:20

 

5. ¿Con que vistió y ciñó el Señor a Eliaquim y qué le fue traspasado a este?  Isaías 22:21

 

6. ¿Quién tiene absoluta autoridad sobre el cielo y la tierra?  Mateo 28:18

 

7. ¿Quién estableció la autoridad existente?  Romanos 13:1

 

8. ¿De quién es padre Eliaquim?  Isaías 22:21

 

9. ¿Qué pondrá el Señor en el hombro de Eliaquim y que pasará cuando abra o cierre la casa de David?   Isaías 22:22

 

10. ¿Qué le confió Jesús a Pedro y que autoridad le dio?  Mateo 16:19

 

11. ¿Cómo fijó el Señor a Eliaquim y qué lugar le dio a él y a su familia?  Isaías 22:23

 

Personal – ¿Dónde te encuentras, en lo que se refiere a “cuando abras, nadie podrá cerrar, cuando cierres, nadie podrá abrir.”  ¿De qué modo te ha dado el Señor la llave de perdonar o retener a otros atados por no haberlos perdonado?  Piénsalo y pide al Espíritu Santo que te revele Su Verdad.

 

 

TERCER DIA ROMANOS 11:33-36 SEGUNDA LECTURA

(“Todo viene de El, ha sido hecho por El y ha de volver a El.”)

1. ¿Completa las siguientes líneas: Qué profunda es la ____________ y la _____________ y la ______________de Dios?  Romanos 11:33

 

2. ¿Cómo se conoce la sabiduría de Dios?  Efesios 3:10

 

3. ¿En quién están escondidas todas las riquezas de la sabiduría y el entendimiento?  Colosenses 2:2-3

 

4. ¿Qué es lo impenetrable e incomprensible?  Romanos 11:33

 

5. ¿Qué preguntas son hechas en Romanos 11:34 y en Sabiduría 9:13?

 

6. ¿Cómo nos ha revelado Dios esta sabiduría?  1 Cor. 2:10

 

7. ¿Qué se le ha dado a Dios y por qué razón se le ha dado?  Romanos 11:35

 

8. ¿Cómo son todas las cosas?  Romanos 11:36

 

9. ¿Qué será suyo por siempre?  Romanos 11:36

 

10. ¿De quién vienen todas las cosas y por quién estamos vivos?  ¿A través de quién fue todo hecho y a través de quien existimos?  1 Corintios 8:6

 

11. ¿Cómo fue creado todo en la tierra?  Col. 1:16

 

Personal – ¿De qué modo muestras al Señor tu amor por El como el Gran Creador?  Toma unos momentos ahora y bendícelo por todo lo Grande y Poderoso que es.

 

 

CUARTO DIA MATEO 16:13-20 EVANGELIO

(“Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?”)

1. ¿A qué región llegó Jesús y qué les preguntó a sus discípulos?  Mateo 16:13

 

2. ¿Quién dice la gente que es Jesús cuando se les pregunta?  Mateo 16:14

 

3. ¿Quién dice Herodes el Tetrarca que es Jesús?  Mateo 14:1-2

 

4. ¿Qué pregunta directa les hace Jesús a sus discípulos?  Mateo 16:15

 

5. ¿Quién le contestó a Jesús, cómo lo llamó y quién dijo que era Su Padre?  Mateo 16:16

 

6. ¿Qué significa Mesías?  Juan 4:25

 

7. ¿Qué dijo Jesús después que Pedro contestó y quién le reveló esto a Pedro?  Mateo 16:17

 

8. ¿Qué declaró Jesús a Pedro, que construiría sobre él y qué es aquello que no la podrá vencer?   Mateo 16:18

 

9. ¿Qué le entregó a Pedro?  Mateo 16:19

 

10. ¿Qué pasará cuando el declare algo atado o desatado en la tierra?  Mateo 16:19

 

11. ¿Qué les dijo Jesús a sus discípulos que no hicieran?  Mateo 16:20

 

Personal – ¿Quién dices tú que es Jesús?  Escribe en un papel quien es Jesús para ti.

 

 

QUINTO DIA LEE EL SALMO 138:1-3, 6, 8

(“y le infundiste a mi alma mas valor.”)

Lee y medita en el Salmo 138: 1-3, 6, 8.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA LEE TODO EL COMENTARIO

ISAIAS 22: 15, 19-23

Este pasaje es el resultado de la profecía de Isaías acerca de la destrucción de Jerusalén.  Isaías previene a su gente contra hacer alianzas con extranjeros y les dice que únicamente en Dios deben confiar para su futuro.  Jerusalén fue salvajemente atacada y su gente aniquilada.  La real tragedia en la lectura de hoy es que la gente fue prevenida a tiempo y escogió confiar en su propia ingenuidad, armas y hasta en sus vecinos paganos.  Isaías les dijo que si no se arrepentían de sus malos modos tendrían que encarar el castigo de Dios.  Ellos no querían oír esto.  Dijeron, “Comamos, bebamos, seamos felices que mañana moriremos”.

Necesitamos reflexionar y ver cuanto dependemos de Dios para que nos ayude en tomar nuestras decisiones.  Muy seguido volteamos hacía cosas que aún siendo buenas en si mismas no nos darán realmente la ayuda que necesitamos.  Debemos hacer todo el trabajo necesario en nuestros hogares, comunidad y país, pero Dios debe ser quien guíe nuestros esfuerzos.  Hoy en día un peligro nacional debe llamar a un arrepentimiento nacional.  La esencia de todo pecado está en uno mismo.  Estamos llamados a arrancar de raíz la rebelión en nuestro espíritu antes de empezar a querer sacarla de alguien más.  Solo podremos hacerlo por medio del arrepentimiento, un completo cambio de modo de pensar (Romanos 12:2).  Debemos confesar con nuestros labios y creer con nuestros corazones que Jesucristo es el Señor (Romanos 10:10).  Únicamente nos arrepentimos o cambiamos cuando obedecemos la ley de Dios y no la del hombre (Hechos 5:29).

Hoy en día vemos gente sin esperanzas dedicadas a las drogas, el alcohol o el sexo inmoral.  La respuesta del mundo a la falta de esperanza es la desesperación y el desenfreno.  La respuesta apropiada es voltear hacía Dios y confiar en Su promesa de vida eterna (Juan 3:16).

Sobna era un alto oficial que pasó por encima la Ley de Dios y vino a ser la ley el mismo.  Vemos esa clase de individuos en muchas naciones hoy en día.  Sobna fue el clavo que se sacó de la pared y todo su poder y riquezas se acabaron.  Tu eres un buen líder cuando estas inspirando o otros y la fuente de tu buen liderazgo es Jesucristo (Filipenses 4:19).

 

ROMANOS 11:33-36

Pablo nos dice que la grandeza de nuestro Dios esta mas allá de toda descripción.  La profundidad de Sus riquezas, conocimientos y sabiduría está más allá de la comprensión de nuestra mente.  La Escritura nos dice que “el ojo no ha visto, el oído no ha oído, ni puede el hombre comprender jamás lo que Dios tiene guardado para aquellos que lo aman” (2 Corintios 4:9).  La sabiduría de Dios nos ha sido revelada por medio del Espíritu Santo.  El Espíritu Santo es la garantía de Dios de que El hará lo que ha prometido.  La presencia del Espíritu Santo en nuestras vidas es nuestra seguridad de vida eterna con todas sus bendiciones.

El mundo teme al poder, más sin embargo nosotros pertenecemos al Dios del universo, quien resucitó a Jesucristo de la muerte.  No debemos temerle a ningún poder sea este un dictador, una nación, la muerte o el mismo Satanás.  El incomparable poder de Dios es para nosotros los que escogemos creer en El. El Espíritu Santo nos descubre y nos enseña todos los más profundos secretos de Dios.  Estos secretos están contenidos en Jesucristo.  Los secretos son Su resurrección y el plan de salvación que ha sido revelado a aquellos que creen que lo que Dios dice es verdad.

Aquellos que creen y ponen su fe en Jesús sabrán todo lo que necesitan para ser salvados.  Para realmente meternos en la cabeza “la mente de Cristo” necesitamos darnos cuenta que eso significa tener una verdadera disposición de humildad en nosotros mismos.  No necesitamos degradarnos, eso no es verdadera humildad.  Necesitamos darnos cuenta de que somos pecadores, salvados únicamente por la gracia de Dios. Meternos en la cabeza la mente de Cristo es evitar el egoísmo, y la sanación para el egoísmo es la servitud. Esto trae unidad entre los creyentes y sirve de testimonio para los no creyentes de que el poder de Dios está presente en este mundo.  Debemos recordar siempre que las ambiciones egoístas destruyen la unidad de la iglesia causando una confrontación de un Cristiano contra otro.

La gloria absoluta de Dios se nos manifiesta en la Encarnación de Jesucristo.  Dios glorificó a Jesús porque El fue obediente.  Dios glorificó a Jesús ascendiéndolo a Su posición original a la derecha del Padre, donde reinará por siempre como nuestro Señor y juez (Filipenses 2:2-4).  Jesucristo era humilde y con voluntad de ceder Sus derechos con el objeto de obedecer a Dios y servir a la gente.  Como Jesús nosotros debemos ser servidores en el amor para un Dios que es todo conocimiento, todo poderoso, todo sabiduría y las riquezas de Su testamento serán todas nuestras a través de la gracia salvadora de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

 

MATEO 16:13-20

El pasaje del Evangelio de hoy tuvo lugar en un territorio regido por Felipe.  La influencia de las culturas Griega y Romana estaba por dondequiera y los templos paganos e ídolos eran extremadamente populares.  La ciudad fue reconstruida y tomó su nombre por César, fue llamada Cesárea.

Jesús preguntó a los discípulos, “¿Quién dice la gente que soy yo?”  Ellos contestaron que mucha gente creía que El era un gran profeta que había regresado.  Pedro le dijo que El era “El Cristo, el Mesías, El Hijo del Dios Vivo.”  Jesús estuvo contento de que Pedro no se había dejado engañar por la cultura o por la última moda.  El supo que Su Padre había revelado Su identidad a Pedro.

Jesús le dice a Pedro que el es un líder estable, una roca.  Jesús personalmente le dice a Pedro que Su iglesia se levantará victoriosa aún hasta contra las puertas del infierno.  Esta es una tremenda declaración hecha por Jesús.  Tenemos una iglesia que fue nombrada por el mismo Jesús y Cristo le dice a todo el mundo que Su iglesia nunca caerá.  El da a Pedro las llaves del reino del cielo o sea la autoridad de gobernar en Su nombre.  Le dice a Pedro, “Lo que ates en la Tierra será atado en el cielo y lo que desates en la tierra será desatado en el cielo.”  Jesús dio esa autoridad a Pedro y sus sucesores quienes lo han ido pasando hasta hoy.

A un Católico le son perdonados sus pecados por un sacerdote en el nombre de Jesucristo.  Tu puedes mantener a alguien atado si no lo perdonas y le cortas su provisión de amor.  Esto no solo dañará a la otra persona sino que te dañará a ti mismo.  Puedes desatar a alguien de su atadura con tu perdón y el resultado será la libertad para los dos.  Jesús quiere que todos seamos libres y nos llama a todos a arrepentirnos.  Dios nos ha escogido a cada uno para ayudar a alguien a encontrar el camino.  Recordemos, todos los que creen en Cristo y obedecen Su palabra tendrán completamente abiertas las puertas del reino.

 

Aplicación

La primera lectura de esta semana nos habla de confiar en Dios, no en la gente.  La segunda lectura nos dice que nadie puede entender completamente la mente de Cristo.  Pero podemos meternos en la cabeza Su mente siguiendo Su ejemplo.  El Evangelio muestra como Dios construyó Su iglesia y dio a Pedro las llaves del reino para predicar enseñar y gobernar.  Cristo mismo garantizó a la iglesia que nunca fallaría.

Si tú estás guardando rencor contra alguien y tienes dificultad para perdonarle trata de seguir los tres siguientes pasos:

1. Perdona a la persona por lo que haya hecho.

2. Pídele al Señor que perdone a esa persona por lo que te ha hecho.

3. Pide al Señor que limpie tu corazón de amargura, resentimiento, enojo y del sentimiento de no querer perdonar que tu tienes hacía esa persona que te hizo daño.  Esto atará al espíritu de enojo, resentimiento, amargura y del no querer perdonar.  Y soltará el espíritu del perdón y el amor y esa persona y tú quedarán libres.

Vigésimo Domingo del Tiempo Ordinario (16 de Agosto) – Ciclo A

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

By Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo.  “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

2. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA ISAIAS 56:1, 6-7 PRIMERA LECTURA

(“Actúen correctamente y hagan siempre lo debido.”)

1. ¿Quién está hablando, qué dice El que observemos y que dice que hagamos?  Isaías 56:1

 

2. ¿De qué nunca te debes cansar?  2 Tesalonicenses 3:13

 

3. ¿A quién debemos seguir porque todas Sus obras están bien y Sus caminos son justos?  Daniel 4:34

 

4. ¿Qué dice el Señor que está por venir y ser revelado?  Isaías 56:1

 

5. ¿Qué guía a la justificación y salvación?  Romanos 10:10

 

6. ¿Qué están haciendo los extranjeros quienes se agregan a si mismos al Señor?  Isaías 56:6

 

7. ¿Qué le están haciendo los extranjeros al nombre del Señor y en qué se están convirtiendo?   Is. 56:6

 

8. ¿A quién traerá el Señor a Su santa montaña, y qué los hará?  Isaías 56:6-7

 

9. ¿A qué llamará El Su casa, para quién es Su casa y qué será aceptable en Su altar?  Isaías 56:7

 

10. ¿Qué debemos ofrecerle continuamente a Dios y con qué tipos de sacrificios se complace Dios?  Hebreos 13:15-16

 

Personal – ¿De qué modo guardas el domingo como día del Señor?  ¿Te sientes feliz en la iglesia?  ¿Es ésta una casa de oración y adoración para ti?  Si no sientes la Alegría del Señor en la iglesia, examina tu conciencia y ve si hay algo de esto que te esté bloqueando: no estás haciendo lo que es correcto y justo, no estás trabajando para el Señor (con los pobres), no estás amando Su nombre, no estás siendo Su servidor, no estás evitando lo profano el domingo, no estás atado a su pacto.

 

 

TERCER DIA ROMANOS 11:13-15, 29-32 SEGUNDA LECTURA

(“Dios hizo pasar a todos por la desobediencia, a fin de ejercer con todos su misericordia.”)

1. ¿Quién está hablando y a quién le está hablando?  ¿Quién dice que es El? Romanos 1:1 y Romanos 11:13

 

2. ¿En qué se glorifica Pablo y qué está tratando de hacer?  Romanos 11:13-14

 

3. ¿Qué dice el Señor acerca de Pablo en Hechos 9:15?

 

4. Si el rechazo de los Judíos significó reconciliación para el mundo, ¿qué irá a significar su aceptación?  Romanos 11:15

 

5. ¿Cómo fuimos reconciliados con Dios y como hemos sido salvados?  Romanos 5:10

 

6. ¿Qué son los regalos de Dios y Su llamado?  Romanos 11:29

 

7. ¿Qué dice Números 23:19 acerca de Dios?

 

8. ¿Qué has recibido por medio de la desobediencia de los Judíos, y que recibieron ellos también por medio de ésta?  Romanos 11:30-31

 

9. ¿Qué nos ha hecho pasar Dios a todos y por qué?  Romanos 11:32

 

10. ¿Qué les pasa a los que esconden sus pecados y qué les pasa a los que los confiesan y aborrecen?   Proverbios 28:13

 

11. ¿Qué hizo Dios por nosotros en Su inmensa piedad y de dónde saca su vida?   1 Pedro 1:3

 

Personal – ¿Cómo te ves a ti mismo como un desobediente que necesita un Salvador o como uno que ha sentido la misericordia de Dios a través de Jesús?

 

 

CUARTO DIA  MATEO 15:21-28  EVANGELIO

(“¡Mujer, que grande es tu fe! Que se cumpla tu deseo.”)

1. ¿A cuál distrito se retiró Jesús?  Mateo 15:21 Ve si puedes localizarlo en el mapa de la Biblia

 

2. ¿Quién estaba viviendo en esta localidad y qué le gritaba a Jesús?  ¿Qué le dijo Jesús a ella? Mateo 15:22-23

 

3. ¿Cuando los discípulos de Jesús se le acercaron a El, que le dijeron?  Mateo 15:23

 

4. ¿Cuál fue la respuesta de Jesús y a quién se estaba refiriendo? Mateo 15:24, Romanos 15:8

 

5. ¿Cómo se acercó la mujer a Jesús, cuál era su súplica?  ¿Cuál fue la respuesta de Jesús?  Mateo 15:25-26

 

6. ¿Cómo llamó la mujer a Jesús y qué dijo ella acerca de los perros?  Mateo 15:27

 

7. ¿Qué dijo Jesús que tenía la mujer que era grande y qué le pasó a su hija?  Mateo 15:28

 

8. ¿Qué dijo Jesús acerca del centurión y qué le pasó a su sirviente?  Mateo 8:10, 13

 

9. ¿Qué vio Jesús en la gente que le trajo a un paralítico y qué le pasó a este? Mateo 9:2, 6-7

 

10. ¿Qué le pasará a la persona que pone su fe en Jesús?  Juan 14:12

 

Personal – Examínate a ti mismo y ve que tanta fe tienes.  ¿Cómo respondes cuando un ser querido se enferma?  ¿Qué pides del Señor?  Pasa más tiempo a solas con el Señor esta semana y pídele que aumente tu fe.  Escucha lo que El dice y apréndete de memoria Romanos 10:17, “La fe nace de una predicación y la predicación se arraiga en la palabra de Cristo”.

 

 

QUINTO DIA SALMO 67:2-3, 5-6, 8

(“Oh Señor, que los pueblos te aclamen.”)

Lee y medita el Salmo 67:2-3, 5-6, 8.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA LEE TODO EL COMENTARIO

ISAIAS 56:1, 6-7

El Sábado era un día apartado para la oración, descanso y adoración.  Dios nos ha mandado observar Su “Sábado” porque necesitamos pasar tiempo sin prisas en oración cada semana.  Las Escrituras nos dicen claramente que recordemos el “Sábado” como un día santo.  Seis días por semana son para los quehaceres y el trabajo normal.  Pero el séptimo día es un “Sábado” de descanso frente al Señor tu Dios.  En ese día no debes hacer trabajo de ningún tipo, ni tus hijos(as) ni nadie que este en tu casa “Pues en seis días Yavé hizo el cielo y la tierra, el mar y todo cuanto hay en ellos, pero el séptimo día Yavé descansó y por eso bendijo el “Sábado” y lo hizo sagrado.”  (Ex. 20:8-11)

Hoy en día hay mucha gente que ignora este día especial y lo tratan con poco o ningún respeto.  El Domingo en muchas partes del mundo es un día de deportes, no un “día del Señor.”  El Domingo nunca fue destinado a ser el día en que harías todos los trabajitos en la casa que no hubo tiempo de hacer durante la semana.  Todos necesitamos preguntarnos a nosotros mismos, “¿En verdad le doy honor y gloria al Señor el Domingo, o solamente lo miro como un día de descanso del trabajo?”

Dios nos ha llamado a hacer Su casa de oración un lugar de santidad.  El nos dice que todos los que hagan de Su templo una casa de oración recibirán Sus bendiciones.  Dios está complacido con nuestro sacrificio de oración, nuestra alegría y nuestro confesar con los labios que El es el Señor de nuestra vida. Dios nos enseña en este pasaje que si le respondemos a El, El mandará Sus bendiciones sobre nosotros, sin importar color, posición social, trabajo, o situación financiera.  Recuerda que las bendiciones de Dios son tanto para ti como para cualquier otra persona.  Recuerda, el Domingo es un día de adoración y comunión con el Señor.

 

ROMANOS 11:13-15, 29-32

Necesitamos recordar que en esos días después de Pentecostés, la nueva iglesia Cristiana estaba llena mayormente de gente Judía.  Por los esfuerzos Misioneros de Pedro, Pablo, Felipe y otros, los Gentiles se convirtieron en creyentes.  No pasó mucho tiempo para que los Gentiles o creyentes no-Judíos fueran la mayoría en la iglesia.  Este cambio de los Judíos hacía los Gentiles no significaba que Dios los había abandonado, significaba que cuando un Judío venía a Cristo, había un gran regocijo, como si una persona muerta hubiese regresado a la vida.

La visión de Pablo era de una iglesia en la cual todos los Judíos y Cristianos estuvieran unidos en su amor por Dios.  Hoy nuestro mundo es mucho más chico y esa visión es mucho más amplia.  Hay muchos tipos de gente en la iglesia Cristiana de ahora.  Debemos recordar que Cristo redimió al mundo enteró por medio de Su muerte en la cruz y la salvación es para esos quienes aceptan y creen en El.

La piedad del Señor no está limitada a un grupo selecto de personas especiales.  Las Escrituras nos enseñan que los Judíos comparten libremente las bendiciones con los Gentiles.  (Gen. 12:13) Dios nos hace el llamado de bendecirnos unos a los otros y a “Amarnos unos a los otros como Yo los he amado” (Juan 15:22). La piedad de Dios tiene la intención de caer sobre toda Su gente.  En los días de Pablo había una brutalidad tremenda hacia los pobres, oprimidos y los despreciados.

Hoy en día podemos ver mucha piedad y compasión extendida hacía las personas que no tienen casa, los pobres y los que están en las filas de las cocinas donde se les da alimentos y en las prisiones.  Tenemos una tremenda oportunidad de extender la piedad y compasión de Dios a esos quienes están sufriendo del SIDA.  La brutalidad aún existe en todos los segmentos de nuestra sociedad porque solamente la obediencia a la Palabra de Dios traerá un alivio real y permanente a nuestra gente.

Cuando la Palabra de Dios esté en la lengua de cada persona, y cuando cada rodilla se doble y todos llamen a Jesús “Señor,” entonces y solamente entonces, habrá realmente un paz duradera en el mundo.  Todos hemos experimentado la piedad de Dios porque El murió por todos nosotros, sabiendo muy bien que seríamos pecadores (Rom. 5:8).  Yo he encontrado en mi vida personal que mi necesidad por mi Salvador es de diario y es solamente por medio del tiempo en silencio y el estudio de la Escrituras que empiezo a sentir Su presencia increíble.

 

MATEO 15:21-28

El pasaje del Evangelio nos enseña que la fe está disponible para toda la gente.  Considera la fe como respuesta al poder viviente y la presencia de Dios en tu vida.  La mujer en la lectura de ahora tenía una fe inmensa en Jesús.  Considera que en esos días atreverse a dirigirse al maestro era muy restringido.  Sin embargo, no solamente es abordado el maestro y molestado por sus ruegos, sino que todo esto es hecho por una mujer.  No había derechos de igualdad para la mujer en esos días.

Esta mujer estaba tomando un riesgo enorme por el amor a su hija.  Ella respondió al poder viviente y la presencia de Jesús en su vida insistiendo que El hablara con ella.  Los apóstoles estaban escandalizados de que esta mujer estaba interrumpiendo.  Los apóstoles no oían el miedo en su voz y no había compasión en sus voces.  Debemos recordar siempre que aún cuando estamos por hacer algo bueno o hasta espiritual, debemos estar siempre listos para oír y responder al llamado de Dios.

Jesús estaba increíblemente impresionado con la fe de esta mujer y no hizo ningún alarde sobre ello. Ella no era Judía y sabía que su audacia estaba fuera de orden, sin embargo también sabía que el poder de la vida y la muerte estaba de pie enfrente de sus ojos.  Jesús sabía que los discípulos se estaban preocupando de asuntos espirituales y habían fallado en las necesidades espirituales de esta mujer.  El quería que ellos y quiere que nosotros, estemos alertas a las oportunidades que los rodeaban a ellos y a nosotros ahora.

A la mujer no le importó la palabra perro y su fe en Jesús la llevó a pedir solamente las migajas de abajo de la mesa, ya que esto no era negado ni a un perro.  Jesús sanó a su hija por su fe.  El sanará a tus hijos(as) también si tú crees en El verdaderamente y obedeces Sus enseñanzas.

 

Aplicación

La primera lectura de esta semana es un llamado de respeto para el día del Señor.  La segunda lectura enseñó como la piedad de Dios está abierta para toda la gente y el Evangelio reveló la fe como la respuesta al poder viviente y la presencia de Dios en tu vida.

Esta semana, no hagamos nada el Domingo más que celebrar en la iglesia y pasar tiempo con nuestras familias.  No trabajes a menos que sea absolutamente necesario.  Padres, planeen una actividad con sus hijos(as) para que les aumente su fe.  Niños(as), este Domingo estudien las lecturas de Dios y compártanlas con sus padres antes de ir a la iglesia.  Personas solteras, únanse a un grupo y entren en un estudio de Biblia.  Aprendan como Su Palabra hará cada día el “Día del Señor.”

Decimonoveno Domingo del Tiempo Ordinario (9 de Agosto) – Ciclo A

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

By Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo.  “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

2. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA LEE 1 REYES 19:9, 11-13 PRIMERA LECTURA

(“Sal y ponte en el monte ante el Señor; El Señor pasará por ahí.”)

1. ¿Dónde estaba Elías y qué le pasó?  1 Reyes 19:8-9

 

2. ¿Qué le preguntó el Señor?  1 Reyes 19:9

 

Personal – Cuando haces oración, ¿cómo te comunicas con Dios?  ¿Alguna vez te ha hecho El una pregunta?

 

3. ¿Quién es otro profeta que también se comunicaba con Dios y a quien también le fue revelada la Gloria de Dios?  ¿Dónde tuvo lugar esto?   Éxodo 33:18-23

 

4. ¿A dónde le dijo el Señor a Elías que fuera?  ¿Y quién dijo que iba a pasar por ahí?  1 Reyes 19:11

 

5. ¿Por qué se abrían grietas en la montaña y se quebrantaban las rocas ante el Señor?  ¿Qué pasó después de esto y en lo cual el Señor no estaba presente?  1 Reyes 19:11

 

6. ¿Qué vino después del temblor?  1 Reyes 19:12

 

7. ¿Qué vino después del fuego?  1 Reyes 19:12

 

8. ¿Qué hizo Elías cuando oyó el suave susurro?  1 Reyes 19:13

 

9. ¿Cuál fue la pregunta que el Señor repitió a Elías?  1 Reyes 19:13

 

10. ¿Cuando Jesús fue transfigurado, a donde fue y quién apareció con El?  Mateo 17:1-3

 

11. ¡Que hermosos son sobre los montes los pies del Mensajero que trae buenas nuevas!  ¿Qué están anunciando y qué es lo que dicen?  Isaías 52:7

 

Personal – ¿Donde está la montaña del Señor para ti?  ¿De qué modo se comunica el Señor contigo?

 

 

TERCER DIA LEE ROMANOS 9:1-5 SEGUNDA LECTURA

(“Digo la verdad en Cristo: no miento.”)

1. ¿Quién está hablando, de qué habla y que es aquello que no hace?  Romanos 9:1, Romanos 1:1

 

2. ¿Con quién habla la conciencia de Pablo, y qué es lo que está atestiguando?  Romanos 9:1-2

 

3. ¿Quién da fe por lo que hace Pablo?  Romanos 1:9

 

4. ¿Cuál es la verdad?  1 Timoteo 2:4-6

 

5. ¿Qué es lo que dice Pablo que desearía para si mismo y para sus hermanos, los de su raza, los Israelitas?  Romanos 9:3

 

6. ¿Qué le dice Dios a Moisés cuando éste le pide que lo borre del libro que estaba escribiendo?   Éxodo 32:30-33

 

7. ¿Cuáles son las siete cosas que dice Pablo que les pertenecen y quién vino de ellos?  Rom 9:4-5

 

8. ¿De dónde vino el Mesías según la carne?  Romanos 9:5 y Romanos 1:3

 

9. ¿Qué significa el término Mesías?  Juan 1:41 y 4:25

 

10. ¿Quién está sobre todas las cosas?  Romanos 9:5

 

Personal – ¿Cómo demuestras tu preocupación por algún miembro de la familia, amigo, compañero de escuela o de trabajo que no está siguiendo el camino del Señor?  ¿De qué modo hablas de la verdad con los que están a tu alrededor, así como hizo Pablo?

 

 

CUARTO DIA LEE MATEO 14:22-33 EVANGELIO

(“Cuando El los despidió, subió al monte a solas para orar.”)

1. ¿Qué insistió Jesús que hicieran los discípulos y qué pasó antes de eso?  Mateo 14:16-22

 

2. ¿Cuando Jesús los despidió a dónde se fue?  Mateo 14:23

 

3. ¿Después de que Jesús fue bautizado, qué estaba haciendo cuando se abrieron los cielos y el Espíritu Santo descendió sobre El?  Lucas 3:21-22

 

4. ¿Quién estaba con Jesús mientras éste oraba, a dónde fue y qué hora del día era?  Mateo 14:23

 

Personal – Dentro de las próximas 24 horas, fíjate cuanto tiempo pasas a solas con el Señor y ve si puedes enlistar cuantas veces Jesús oró a solas en el Nuevo Testamento.

 

5. ¿Qué le estaba sucediendo a la barca donde se encontraban los discípulos y qué hora era cuando Jesús vino caminando sobre las agua hacía ellos?  Mateo 14:24-25

 

6. ¿Cuando los discípulos lo vieron caminando sobre las aguas como reaccionaron?  Mateo 14:26

 

7. ¿Qué se apresuró Jesús a hacer y qué les dijo?  Mateo 14:27

 

8. ¿Quién habló, qué le dijo a Jesús y que le respondió?  Mateo 14:28-29

 

9. ¿De qué se dio cuenta Pedro cuando salió de la barca y empezó a caminar sobre el agua yendo hacía Jesús?  Mateo 14:30

 

10. ¿Que le pasó a Pedro cuando se dio cuenta de esto y a quién le gritó?  Mateo 14:30

 

11. Jesús inmediatamente extendió Su mano y lo rescató.  ¿Qué exclamó y qué le preguntó a Pedro?   Mateo 14:31

 

12. ¿Qué pasó cuando subieron a la barca, que hicieron los que ahí se encontraban y que dijeron?   Mateo 14:32-33

 

Personal – ¿Qué pasa cuando quitas tus ojos de Jesús y te fijas en lo que pasa a tu alrededor?  ¿Qué hace Jesús cuando lo llamas cuando estás afligido?

 

 

QUINTO DIA LEE EL SALMO 85:9-14

(“Voy a escuchar de que habla Dios; El Señor habla de paz para Su pueblo…”)

Lee y medita en el Salmo 85:9-14.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA LEE TODO EL COMENTARIO

1 REYES 19:9, 11-13

Este pasaje nos muestra como Dios habla a Su pueblo en toda clase de circunstancias.  Elías había matado a los falsos profetas y teniendo miedo por si mismo, huye de la reina pagana Jezabel.  Elías pasa por una profunda fatiga y desaliento justamente después de sus dos victorias espirituales, la derrota de los falsos profetas y la respuesta a su oración por la lluvia.  Muchas veces se presenta el desaliento después de haber tenido una gran experiencia espiritual.  Dios deja que Elías coma y descanse (19:34), y después lo manda a las montañas a esperarlo.

Elías como muchos de nosotros hizo lo que hacemos cuando estamos bajo una presión intensa, empieza a pensar que él era el único que seguía el trabajo de Dios.  Estaba desilusionado, temeroso y empezando a perder de vista lo que Dios tenía guardado para el en el futuro.  Dios preguntó a Elías qué estaba haciendo ahí y Elías le dijo que estaba en peligro de perder su vida por seguir Sus órdenes.  Entonces Dios le dijo que fuera a pararse ante El en la montaña.  Elías sintió terribles ventarrones y hasta un temblor de tierra seguido de fuego y no había seña de Dios.  Cuántas veces miramos para ver si Dios nos habla de un modo espectacular.  Elías sabía que en el momento que oyera un suave susurro en la cueva, esa sería la voz de Dios.

Dios nos habla a todos y el reto para nosotros es estar callados y escuchar.  El le dijo a Elías que quería que regresara y continuara con su ministerio y que no tuviera miedo de nadie.  ¿Sientes como que nadie se preocupa de ti o de lo que tú haces?  ¿Temes lo que otros puedan pensar de ti?

Dios vendrá a ti exactamente como lo hizo para Elías en aquella cueva.  El hablará con suave susurros a un corazón humilde y El cambiará tu vida.  Dios no se muestra a Si mismo en formas milagrosas frecuentemente.  Buscarlo en grandes reuniones, templos, conferencias o líderes visibles puede llevarte a no encontrarlo.  ¿Estás escuchando a Dios en este momento?  Hazte a un lado del ruido y la actividad de tu vida y escucha a Su suave susurro.  Si escuchas, escucha muy de cerca y lo oirás diciéndote “Te amo.”

ROMANOS 9:1-5

El amor y la preocupación de Pablo por su pueblo era como aquella del padre hacía su hijo o hija. Los padres hacen cualquier cosa para evitar que sus hijos se hagan daño a si mismos, sin embargo ellos han de experimentar la madurez y el crecimiento por si mismos.  Pablo les dice que son muy afortunados de tener un Dios tan amoroso y que cuida de ellos y que no solo es tonto ignorar Sus enseñanzas sino que es peligroso.  Pablo está dispuesto a perder no solo su propia vida sino su salvación por su pueblo.

Hoy, como en este pasaje, hay muchos Cristianos que dan por sabida su fe. Asumen que su salvación es un objeto que no se recobra.  Hoy gran parte del mundo mira a Dios algo así como una divertida fantasía a la que solo se adhiere la gente oprimida y solitaria.  ¿Tienes tú esa preocupación por alguien que no conoce a Cristo personalmente?  ¿Qué tan preocupado estás por aquellos de tu misma familia que no conocen a Cristo personalmente?

El gran desafío de los creyentes Cristianos hoy en día, es que tanto estamos dispuestos a sacrificar nuestro tiempo, dinero, energía, comodidad y seguridad para ver que nuestros seres queridos tengan fe en Cristo.  ¿En qué piensas la mayor parte del tiempo?  ¿Dónde pasas la mayor parte de tu tiempo libre? Recuerda, nuestro tesoro está donde esta nuestro corazón.  Estamos llamados a buscar primero que nada Su Reino y su Justicia y después todo lo demás caerá por si solo en su lugar. (Mateo 6:33)

Un padre amoroso como Pablo gustosamente moriría por su hijo, pero como Pablo, también vemos que vivir por Cristo es más difícil que morir por Cristo.  Vivir por Cristo significa morir a nosotros mismos todos los días, o sea poner a los demás primero.

MATEO 14:22-33

La milagrosa comida de los 5,000 tuvo lugar a orillas del Mar de Galilea cerca de Bethsaida.  Jesús al terminar les dijo a sus discípulos que se fueran caminando hacía sus barcas, mientras El veía que la gente se fuera yendo a sus casas.  Los discípulos lo vieron subir a las colinas y hacer oración ahí hasta bien entrada la noche.

La Oración era el centro de la actividad de Jesús.  El oraba en todas las circunstancias.  El se encontraba orando cuando los cielos se abrieron y el Espíritu Santo descendió sobre él.  Frecuentemente oraba a solas, sin ninguna distracción, únicamente en unión con Su Padre.  Debemos vernos a nosotros mismos honestamente y darnos cuenta cuanto tiempo compartimos diariamente en oración a solas con El Señor.  Ese tiempo es tiempo de una gran intimidad y de esperanza.

El mar se embraveció y la tormenta amenazaba con voltear la barca de los discípulos.  Era temprano en la mañana cuando a través de la niebla y las pesadas aguas, vieron a Jesús caminando hacía ellos sobre las aguas.  Estaban aterrorizados por que realmente no lo reconocían y creían que era un fantasma o espíritu maligno.  Jesús les habló y Pedro contestó, aún cuando todavía no estaba muy seguro de que era Cristo, “si realmente eres tú, mándame que vaya hacia ti caminando sobre las aguas.”  Pedro empezó a caminar hacía Jesús y de pronto se dio cuenta de los fuertes vientos y cuando quitó sus ojos de Jesús y empezó a hundirse gritó al Señor “Sálvame.”  Jesús inmediatamente extendió su mano y lo rescató.  Se quedó mirándolo y dijo “por qué siempre dudan de mí,” subieron a la barca y amainó el viento inmediatamente.

El pasaje de hoy nos revela, que importante era para Jesús la soledad.  Nunca empezaba o terminaba algo sin pasar un tiempo a solas en oración con Su Padre.  El estaba siempre preparado para manejar cualquier cosa por que era un hombre lleno de oraciones.  El pasar tiempo haciendo oración te ayudará a estar preparado para los desafíos y la lucha en la vida.  Pedro se hundía por que quitó sus ojos de Cristo y tú necesitas preguntarte a ti mismo si quitas tus ojos de Cristo cuando estas pasando por una crisis.

Jesús es el centro de todo alivio y no hay nadie más que pueda tomar su lugar.  Las olas altas en nuestra vida pueden ser la tensión, los disturbios, la enfermedad, la discordia en el matrimonio y muchas otras formas de destrucción.  Cuando mantenemos a Jesús como el Señor de nuestra vida podemos caminar sobre el agua y mantenernos arriba de los enfurecidos mares de la destrucción.  O sea que realmente seremos capaces de pasar por situaciones difíciles cuando estamos centrados en Cristo en vez de centrarnos en la situación.  No debemos tener miedo de hundirnos en cualquier problema por que así como Jesús dijo a los hombres de la barca “No tengan miedo” así nos dice a nosotros también.  El verdadero amor expulsa el temor porque el temor tiene que ver con el castigo (l Juan 4:18).  No hay condena en aquel que acepta al Señor como su salvador (Romanos 8:1).  “No te inquietes por cosa alguna, has oración en toda ocasión y la paz que sobrepasa todo el entendimiento será tuya” (Filipenses 4:6,7).

Aplicación

La primera lectura nos muestra el poder de la comunicación a través del suave susurro de Dios.  La segunda lectura trata sobre el poder de la verdad en todo lo que hablamos.  El Evangelio trae a casa el poder de la oración, especialmente cuando nos preparamos a lidiar con los desafíos de la vida.

Hagamos esta semana un esfuerzo especial con nuestra familia, en el trabajo o en la escuela y hablemos solo con la verdad y nada más que la verdad haciéndolo de un modo claro y gentil.  Su Palabra es la verdad.  Date un tiempo extra para estar a solas con el Señor para que El te pueda revelar Su verdad y como puedes comunicarla a otros.  Recuerda siempre, antes de hablar, hacer oración y pedir al Señor que te dé sabiduría y discernimiento.  Suena fácil pero no lo es, porque Satanás el padre de la mentira tratará de disuadirte de todos los modos que pueda.  Recuerda tus acciones dicen a otros lo que tu realmente crees.

Decimoctavo Domingo del Tiempo Ordinario (2 de Agosto) – Ciclo A

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

By Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

2. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA LEE ISAIAS 55: 1-3 PRIMERA LECTURA

(“Escuchen, que ustedes podrán tener vida.”)

1. ¿Quién es el que vendrá al agua y quién será el que recibirá grano y comerá?  Isaías 55:1

 

2. ¿Quién busca el agua en vano?  ¿Qué cosa no hará el Dios de Israel?  Isaías 41:17

 

3. ¿Qué dice Jesús que te dará?  Juan 4:10

 

4. ¿Qué es lo que no tienes que hacer para beber vino y leche?  Isaías 55:1

 

5. ¿Quién es el pan de vida y quién nunca tendrá sed?  Juan 6:35

 

6. ¿Qué pregunta es formulada en el versículo 2 de Isaías 55?

 

7. ¿Qué deberás hacer para comer bien y en que disfrutarás?  Isaías 55:2

 

8. ¿Qué deberás hacer para poder tener vida?  Isaías 55:3

 

9. ¿Qué renovará El con nosotros?  Isaías 55:3

 

10. ¿Cuál fue el contrato o promesa hecha a David?  2 Samuel 7:12-16

 

PERSONAL – Una invitación para venir a El es dada repetidamente en estos pasajes. ¿En qué manera has venido tú a El sin sentir que tienes que pagar en alguna manera?  ¿De qué modo ves esta invitación como un regalo gratis?

 

 

TERCER DIA ROMANOS 8:35, 37-39 PRIMERA LECTURA

(“…somos mas que conquistadores debido a El, quién nos ha amado.”)

1. ¿Llenen las siguientes líneas:  ¿Quien nos separará del ____________ _________________ de ________________?  ¿Las___________________ o la _____________________, la ______________________ o  el____________________, la _____________________, o los ___________________ o la ___________________?  Romanos 8:35

 

2. ¿Qué somos por El, quién nos ha amado?  Romanos 8:37

 

3. ¿Cómo nos prueba Dios Su amor hacía nosotros?  Romanos 5:8

 

4. ¿De qué estoy seguro?   Romanos 8:38-39

 

5. Nombra las diez cosas que no te pueden separar a ti del amor de Dios.  Romanos 8:38-39

 

 

6. ¿En quién encontramos el amor de Dios?  Romanos 8:39

 

7. ¿Qué camino debemos seguir?  Efesios 5:2

 

8. ¿Qué dice 1 Corintios 13:4-8 acerca del amor?

 

9. ¿Qué nos separa de Dios?  Isaías 59:2

 

10. ¿Dé que manera llegamos a entender el amor?  1 Juan 3:16

 

Personal – ¿De qué manera has sido en tu vida un conquistador?  ¿De qué manera, diariamente, estás sintiendo el amor de Dios en tu vida?  ¿Están tus relaciones con algún miembro de la familia o con un amigo separándote del amor de Dios?  ¿Qué puedes hacer para reconciliarte con esta persona?

 

 

CUARTO DIA LEE MATEO 14:13-21 EVANGELIO

(“No hay necesidad de irse, denles algo para comer ustedes mismos.”)

1. ¿Qué había escuchado Jesús; cómo y a dónde fue?  Mateo 14:13

 

2. ¿Qué hizo la multitud de gente?  Mateo 14:13

 

3. Cuando Jesús desembarcó y miró la multitud de gente, ¿cuáles fueron sus sentimientos y qué hizo? Mateo 14:14

 

4. ¿Quién también, tuvo piedad de alguien y se conmovió para responder?  Lucas 10:30-34

 

5. ¿Qué dice el evangelio de Marcos acerca de lo que hizo Jesús cuando vio la multitud?  Marcos 6:34

 

6. Cuando se aproximó la noche, ¿qué sugirieron los discípulos a Jesús que dijera a la multitud?   Mateo 14:15

 

7. Jesús respondió diciéndoles que no era necesario que se fueran.  ¿Qué les dijo a los discípulos que hicieran y cuál fue la respuesta de ellos?  Mateo 14:16-17

 

8. ¿Qué les dijo Jesús a los discípulos que hicieran con los cinco panes y dos pescados, y que ordenó a la multitud que hiciera?  Mateo 14:18-19

 

9. Cuando Jesús tomó los cinco panes y los dos pescados, ¿hacia donde miró, cuáles son las 3 cosas que hizo con ellos?  Mateo 14:19

 

10. ¿Qué hicieron los discípulos y que sucedió a todos los presentes?  Mateo 14:19-20

 

11. ¿Cuánto sobró y cuántos estaban presentes?  Mateo 14:20-21

 

Personal – ¿De qué manera perdiste esta semana pasada los beneficios de haber tenido tu hambre satisfecha por medio de Jesús comiendo demasiado o enfocándote en la preparación de la comida física?

 

 

QUINTO DIA LEE SALMO 145:8-9, 15-18

(“Abres tu mano y satisfaces el deseo de toda cosa viviente.”)

Lee y medita en el Salmo 145:8-9, 15-18.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA LEE TODO EL COMENTARIO

ISAIAS 55:1-3

Este pasaje nos invita a buscar alimento de la fuente verdadera de comida y agua, no solamente una fuente temporal que satisface solamente nuestros cuerpos.  Jesús no dice, al igual que la mujer en el pozo, que el agua que El nos da se convierte en una fuente perpetua dentro de nosotros.  Entonces estaremos libres de sed para siempre con vida eterna (Juan 4:14 y Juan 7:37,38).

Hay un tremendo paralelo en las funciones de nuestra vida espiritual y física.  Gastamos dinero en comida que dura poco tiempo y nos sacia solamente nuestras necesidades físicas.  ¿Se imaginan cuál sería la reacción si hubiera letreros en la comunidad de que toda clase de comida y bebida iban a ser dadas gratis?  La respuesta sería increíble e inmediata.

Eso es lo que Dios te está ofreciendo en este mismo instante.  El te está ofreciendo perpetua agua viviente y alimento que te llenara espiritualmente.  Todos podemos recibir esta comida para nuestras almas, pero primeramente necesitamos venir al Señor y responder a Su llamado.  Necesitamos escucharlo y buscarlo y llamar el nombre del Señor.  La salvación de Dios está ofrecida gratuitamente; pero para alimentar nuestras almas necesitamos recibirlo abiertamente.

Es muy importante para nosotros recordar que nos moriremos de hambre espiritualmente sin Su comida como también nos moriremos de hambre físicamente sin nuestro pan de cada día.  Así como nuestros cuerpos mueren de hambre y sed, también así nuestras almas.  La Palabra viviente, Jesucristo, puede satisfacer nuestras almas sedientas y hambrientas.

 

ROMANOS 8:35, 37-39

Este pasaje afirma nuestra fe y esperanza en el Señor Jesucristo claramente, enseñándonos que nada, ni la muerte misma, nos puede separar del amor de Dios.  El poder del Espíritu Santo nos libra de caer en el pecado y nosotros sabemos que ese poder siempre está a nuestro lado.  Si estuvieras parado en una sala de justicia y esperando el veredicto, ¿qué significarían esas palabras para ti si estuvieras “Condenado a muerte”? Debemos recordar que todo el mundo está “Condenado a muerte” justamente condenado por romper repetidamente la ley sagrada de Dios.  Sin Jesucristo, no tendríamos ninguna esperanza.  Pero gracias a Dios, El nos ha declarado no culpables y nos ha ofrecido libertad del pecado y el poder para seguir Su voluntad.

En el caso de peligro o calamidad o cuando somos perseguidos o devastados, la pregunta continuamente aparece “¿Quien podrá quitarnos el amor de Dios?”  ¿Son nuestras pruebas y tribulaciones una señal de que El ya no nos ama o que nos ha desamparado?  Nosotros necesitamos escuchar, leer y creer las escrituras que nos dicen repetidamente que El nunca nos dejará o nos quitará Su amor.  Estas palabras fueron escritas a una iglesia que pronto pasaría por una persecución terrible.  En unos pocos años, las palabras de Pablo se convertirían en realidades dolorosas.

El pasaje de hoy reafirma el increíble amor de Dios por Su gente.  Hoy en día, en muchos países del mundo, estas palabras son una tremenda realidad.  Debemos estar listos para enfrentar la muerte misma. Cristo hizo eso y somos llamados a seguir Su ejemplo.  Es muy importante recordar que no importa donde estemos o que nos suceda, nunca podremos separarnos de Su Amor.  Cuando el sufrimiento llegue, no nos alejará de Dios.  Al contrario, por medio del poder del Espíritu Santo, nos acercaremos más a Dios. Podremos identificarnos con El y permitir que Su amor nos sane.

Estos versículos contienen una de las promesas más sanadoras y confortadoras en todo la escritura. Tú tendrás que enfrentar esos apuros de persecución, enfermedad, encarcelamiento y hasta la muerte misma. Cualquiera de estas aflicciones podrán causarte temor de haber sido desamparado de Cristo.  Pablo nos dice que nada nos puede separar del amor de Dios, por que Su muerte es prueba de lo tanto que El nos ama.  Nada puede parar Su constante presencia en nosotros.  Dios nos dice como de grande es Su amor para que estemos totalmente seguros en El y no tengamos miedo.  Por Jesucristo tú y yo no necesitamos tener miedo. Debido a Jesucristo, tu y yo no necesitamos temer al mañana, porque nosotros también viviremos para siempre.

 

MATEO 14:13-21

Galilea era una parte pequeña del país y había muchos pueblos pequeños que escucharon acerca de Jesús y se amontonaron para oírlo hablar.  Jesús estaba lleno de pesar sobre la noticia de Juan el Bautista y como muchos de nosotros en nuestro tiempo de aflicción, El necesitaba descansar y estar solo con sus pensamientos.  La gente miró hacia donde se dirigía y lo seguían por tierra desde muchas aldeas.

Jesús buscaba la soledad después de la noticia de la muerte de Juan.  Sin embargo, no se hundía en su aflicción y regresó a Su ministerio.  El tenía mucha compasión por esos que venían a El, sanaba a sus enfermos, aún cuando El también estaba afligido.  Cuantas veces nos sentimos defraudados cuando necesitamos descansar o simplemente estar solos y las presiones de nuestras familias, trabajos o comunidades nos impiden poder atendernos a nosotros mismos.

Jesús escuchó a los discípulos quejarse de la multitud y le pedían que los mandara fuera y que fueran a las aldeas y se alimentaran por si mismos.  Se pueden ustedes imaginar más de 5,000 personas en medio de la nada y de repente que les digan que fueran a un supermercado a buscar comida.  La compasión de Jesús era muy grande cuando les pidió a los discípulos que les dieran de comer ellos mismos.  Los discípulos estaban sorprendidos y dijeron, “¿De dónde vamos a conseguir la comida y cómo lo haremos?”  Siempre que nos enfrentamos a algo que parece ser “difícil o imposible”, nos quejamos y predecimos un fracaso.  Lo imposible para el hombre se convierte en lo posible por medio de Cristo, y las 5000 personas fueron alimentadas con solamente 5 panes y 2 pescados.  Jesús proporcionó bastante comida hasta para que sobrara. ¿Crees tu esta historia?  ¿Crees tu que con Jesús todo es posible?

Jesús se dio tiempo en su ocupado horario para estar solo con Su Padre.   Su tiempo de soledad no era un tiempo para enfurruñarse sino para estar con Su Padre en oración.  El sabía que esto lo proveería para enfrentar los desafíos y problemas de la vida.  Jesús tomó el pan y los pescados y miró a Su Padre y dio gracias, y bendijo la comida.  Después, con confianza, rompió el pan y lo repartió a la gente.  Los Discípulos estaban que no podían ni hablar, la gente estaba delirando y Jesús estaba agradecido a Su Padre.

¿Qué tal hoy en día? Hay mucha gente cansada y en necesidad de comida, no solamente comida física, sino comida espiritual.  ¿Quién les dará de comer?  ¿Estás tú, de acuerdo con este pasaje?  Ustedes son los discípulos de Jesucristo y por su bautismo son llamados a seguir adelante y hacer discípulos de todas las naciones (Mateo 28:19).

Debemos seguir el ejemplo de Jesús y tomar tiempo para descansar en la soledad de Dios.  No debemos hundirnos en la aflicción ni tener lástima de nosotros mismos por nuestras enfermedades, infortunios, o por la muerte de un ser querido.  Debemos dar gracias, levantarnos y darles de comer a nuestros hermanos y hermanas, la Palabra Viviente y Sanadora de Dios.

 

Aplicación

La primera lectura nos habla de buscar alimento de la verdadera fuente de comida y agua, no solamente alimento temporal.  La segunda lectura nos dice que nada, ni siquiera la muerte misma nos puede separar del amor de Dios.  La tercera lectura nos enseña como Dios quiere que alimentemos a nuestros hermanos y hermanas con Su Palabra Santa y no estar solamente pensando en nosotros mismos y teniendo piedad solamente de nosotros mismos.

Esta semana hay que traer la Eucaristía a alguna persona que esté enfermo(a) o no puede salir.  Hay que alimentar a nuestras familias esta semana leyendo un pasaje de la escritura cada día a la hora de la cena. Vayan con toda la familia a un lugar donde se les dé de comer a la gente desamparada y ayuden a dar de comer.  ¡Recuerden, lo que ustedes hagan para el menor, se lo hacen a Jesús!

Decimoseptimo Domingo del Tiempo Ordinario (26 de Julio) – Ciclo A

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

By Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo.  “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

2. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA LEE 1 REYES 3:5, 7-12 PRIMERA LECTURA

(“Te doy un corazón sabio e inteligente…”)

1. ¿En dónde le habló el Señor a Salomón, y por qué era conocido ese lugar?  1 Reyes 3:4-5

 

2. ¿Quiénes eran los padres de Salomón?  2 Samuel 12:24

 

3. ¿Qué le dijo Dios a Salomón y en dónde se lo dijo?  1 Reyes 3:5

 

4. ¿Por qué Dios mostró que favorecía al padre de Salomón?  1 Reyes 3:6

 

5. ¿Qué dijo Salomón que Dios había hecho de él y como se llamó a si mismo?  1 Reyes 3:7

 

6. Debido a su edad, ¿qué reconocía acerca de si mismo?  1 Reyes 3:7

 

7. ¿A quien iba Salomón a servir y cuántos eran estos?  1 Reyes 3:8

 

8. ¿Qué clase de corazón pidió Salomón a Dios que le diera y esto le iba a ayudar para dos cosas? 1 Reyes 3:9

 

9. ¿Cómo reaccionó el Señor acerca de ésta petición de Salomón?  1 Reyes 3:10

 

10. Dios estaba complacido con Salomón porque el no pidió tres cosas, ¿cuáles eran?  1 Reyes 3:11

 

11. ¿Qué dijo Dios que haría?  ¿Qué clase de corazón tendría Salomón?  ¿Habrá alguna vez alguien como él?  1 Reyes 3:12

 

12. ¿Qué nos ha dado Dios por medio de Cristo?  Efesios 1:9

 

13. ¿En dónde está todo el tesoro de la sabiduría y el conocimiento escondido?  Colosenses 2:2-3

 

Personal – ¿Cuáles fueron tus peticiones al Señor esta semana pasada?  ¿De qué modo has estado orando por algún ser querido que tal vez haya perdido la fe?  Después de haber estudiado lo anterior, ¿qué cambio puedes hacer en el modo de hacer tus oraciones (peticiones a Dios)?

 

 

TERCER DIA LEE ROMANOS 8:28-30 SEGUNDA LECTURA

(“A los que El llamó, a esos también los justificó.”)

1. ¿Qué es lo que sabemos que Dios hace y para quién lo hace?  Romanos 8:28

 

2. ¿Para aquellos que Dios de antemano conoció qué predestinó que ellos compartirían?  Rom. 8:29

 

3. ¿De quién iba a ser el Hijo (Jesús) el primogénito?  Romanos 8:29

 

4. ¿Por medio de quién nos ha predestinado Dios para llegar a ser Sus hijos e hijas adoptivos?  ¿Cuándo planeó Dios esto?  Efesios 1:4-5

 

5. ¿Qué hizo Dios por ellos?  Romanos 8:30

 

6. ¿Qué hizo Dios por aquellos que El llamó y en turno glorificó?  Romanos 8:30

 

7. ¿Cómo administra Dios todas las cosas y como fuimos predestinados?  Efesios 1:11

 

8. ¿Cuáles fueron sus dos respuestas al haber sido escogidos en Jesús?  Efesios 1:13

 

9. Así como fue prometido, ¿con quién fuiste tu sellado?  Efesios 1:13

 

10. ¿Cómo hemos sido justificados?  Romanos 8:30 y Efesios 1:7, 13

 

Personal – ¿Cuál es tu respuesta a lo que Jesús ha hecho por ti de una manera personal?  ¿Tus acciones en público, muestran tus creencias?  ¿Cómo actúas en un momento de crisis?  ¿Es visible para los demás la realidad de lo que Cristo ha hecho en tu vida en todas las diferentes circunstancias?  Reflexiona sobre esto.

 

 

CUARTO DIA MATEO 13:44-52 EVANGELIO

(“Los ángeles vendrán y separarán los malos de entre los justos.”)

1. El reino de Dios es como un hombre que encuentra un tesoro.  ¿Qué es lo que él hará cuando lo encuentre?  Mateo 13:44

 

2. ¿También a qué otra cosa se parece el cielo?  Mateo 13:45

 

3. ¿Qué hizo el mercader cuando encontró una perla realmente valiosa?  Mateo 13:46

 

4. ¿Qué dijo Jesús que tendrás en el cielo si vendes todas tus posesiones?  ¿Y a quién debes de seguir?   Mateo 19:21

 

5. ¿Qué es lo que Pablo considera una pérdida a la luz del conocimiento sobresaliente de Nuestro Señor Jesucristo?  ¿Y, para ganar a Cristo que es lo que ha perdido?  Filipenses 3:7-8

 

6. ¿El reino de Dios es también como una red echada al lago que recoge toda clase de cosas, cuando esta llena la sacan a la orilla.  ¿Qué es entonces lo que se hace con lo que sirve y qué se hace con lo que no sirve?  Mateo 13:47-48

 

7. ¿Cómo va a ser al fin del mundo?  Mateo 13:48-49

 

8. ¿Qué harán los ángeles?  Mateo 13:49-50

 

9. ¿Qué pregunta les hizo Jesús a sus discípulos y cuál fue la respuesta de estos?  Mateo 13:51

 

10. ¿Quién nos enseña a interpretar las cosas espirituales y de quién tenemos la mente? 1 Cor. 2:10-16

 

11. ¿A qué se asemeja cada maestro de la ley cuando ha aprendido acerca del Reino de Dios? Mateo 13:52

 

Personal – Has un inventario de tu vida y reflexiona sobre aquellas cosas en las que has sido valioso o útil a Dios.  También reflexiona sobre aquello en lo que no has sido valioso o útil para Dios.  ¿Cómo puedes volverte más útil?  Un buen ejemplo de ser muy útil para Dios es la Madre Teresa.  Has oración sobre esto.

 

 

QUINTO DIA LEE SALMO 119:57, 72, 76-77, 127-130

(“La revelación de tus palabras ilumina dando inteligencia a los sencillos.”)

Lee y medita en el Salmo 119:57, 72, 76-77, 127-130.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA LEE TODO EL COMENTARIO

1 REYES 3:5, 7-12

El pasaje de hoy del libro 1 de los Reyes trata acerca de Salomón, el tercer rey de Israel.  A él se le llamó el hombre más sabio que jamás había vivido.  El selló muchos de sus acuerdos foráneos casándose con mujeres paganas y permitió que su ambición desordenada por las mujeres y el poder afectara su lealtad a Dios.  Salomón es un ejemplo para todos nosotros de como un liderazgo eficaz puede quedar bloqueado cuando la vida personal es inadecuada.  El era un fabuloso político, diplomático, comerciante y coleccionista de bellas artes, pero fue muy desobediente a Dios en lo que toca al manejo de su casa.  Lo tenía todo y aún así falló en su obediencia a Dios y no supo arrepentirse hasta que ya era muy viejo.  Esta historia nos demuestra lo que es verdaderamente real en la vida y lo que es únicamente temporal.  Salomón tuvo la oportunidad de tener todo lo que pidiera y el pidió tener sabiduría para ser un buen líder de su pueblo.  Dios estaba muy complacido de su petición.

Necesitamos preguntarnos a nosotros mismos, ¿si Dios nos diera la misma oportunidad de tener cualquier cosa que deseáramos, responderíamos como Salomón?  Necesitamos pedir esta misma clase de sabiduría.  Salomón pidió sabiduría para hacer lo que se esperaba de él, y hoy más que nunca, necesitamos pedir a Dios la sabiduría necesaria para saber lo que debemos hacer y el valor para hacerlo.  Salomón, como muchos de nosotros recibió grandes dones, pero también, como muchos de nosotros no aplicó los beneficios de estos dones a todas las áreas de su vida.

Tú y yo necesitamos reflexionar acerca de nuestras vidas y discernir que tanto estamos viviendo para Dios en vez de para nosotros mismos.  Salomón era sabio, pero no puso esa sabiduría en completa acción.  La sabiduría comprende el discernimiento de saber que es lo mejor y la fuerza de carácter para actuar de acuerdo a ese conocimiento.  Salomón pidió sabiduría, no riqueza, poder o fama.  Dios le dio todo esto por que El es muy generoso.  Salomón buscó solamente el reino de Dios, no otra cosa, nosotros también debemos hacer lo mismo y tener el valor de seguir Su camino toda nuestra vida (Mateo 6:33).  Tú puedes ser más sabio que Salomón poniendo a Dios y el trabajo por El en el primer lugar de tu vida.  El verdadero sabio es aquel que se pone en la mente a Cristo y se pone al servicio de otros en vez de tratar de gobernar a otros (Filipenses 2:2-5).

 

ROMANOS 8:28-30

La lectura de hoy de Pablo a los Romanos trata de uno de los mas poderosos versículos del Nuevo Testamento y es también uno de los más mal entendidos.  Dios hace todas las cosas, no solo unos cuantos incidentes separados, por nuestro bien.  Todo lo que nos sucede a muchos de nosotros no siempre es bueno, a veces suceden también cosas malas.  Dios es capaz de tomar eso y voltearlo completamente por nuestro bien a la larga.  Dios no trabaja para hacernos felices sino para lograr Sus propósitos.  Debemos reconocer que esta promesa solo es aplicable a aquellos que aman a Dios y que entran en Sus planes.  Estamos llamados a confiar en Dios, no en los tesoros del mundo.  Estamos llamados para ver por nuestra seguridad en el cielo, no aquí en la tierra (Corintios 3:204).  Entonces y sólo entonces podremos aprender a aceptar el dolor y la persecución en la tierra, pues esto nos acerca a Dios.  Esto suena algo difícil, pero cuando la fuerza de alguna catástrofe golpea nuestra vida, el poder sanador del amor de Dios puede sostenernos en la oscuridad de las furiosas aguas.

Dios hace las cosas por nuestro bien. Muchas veces no lo vemos así al principio, pero el tiempo nos enseña que Dios estaba ciertamente presente cuando nos considerábamos completamente solos.  La última meta de Dios es que todos nosotros nos volvamos como Cristo (1 Juan 3:2).  La Sagrada Palabra de Dios nos revela que podemos llegar a ser aquello para lo que fuimos creados.  Necesitamos recordar que el propósito de Dios fue el que ningún hombre pereciera.  Estamos llamados a servir y a glorificar a Dios.  La soberanía de Dios debe ser siempre una razón de regocijo y confianza no de confusión o duda.  Recordemos, si Dios dio a Su Hijo Engendrado para morir por nosotros, El no va a retirar el don de la salvación.  Si Cristo dio Su vida por nosotros, El no va a darnos la espalda y condenarnos.  No importa que sea lo que nos esté pasando, descansemos en Su gracia redentora y El resolverá las cosas por nosotros para nuestro bien último, simplemente porque El nos ama.

 

MATEO 13:44-52

El reino del cielo es más valioso que ninguna otra cosa que podamos tener. Así que las personas debemos estar deseosas de renunciar a todo por obtenerlo.  El reino del cielo es nuestro debido a la muerte y resurrección de Jesús.  Su muerte nos compró la libertad y la vida eterna para estar con El para siempre en el cielo.

Quizá nos preguntamos, ¿quién puede oponerse a nuestra meta de obtener el reino del cielo?  En muchos lugares la tiranía de los gobiernos ponen muy estrictamente la presión con sus amenazas y con daños físicos (Mateo 10:23) sobre los Cristianos y en muchos casos están sujetos al ridículo público.  Con solo que miremos alrededor y veamos como trata la sociedad a los que se oponen al aborto, es suficiente.  La gente que escoge defender la vida en vez de defender la muerte ha sido muchas veces arrestada y sentenciada a la cárcel (Mateo 10:18-19).

El pasaje del evangelio de hoy se trata del tesoro encontrado por accidente que tenía tanto valor que todo se vendía para poder poseer ese gran tesoro.  ¿Cuántos de tus tesoros serías capaz de dejar ir para poder poseer el más grande tesoro del universo?  No puedes servir a Dios y al dinero, el poder o la posición social. Como Cristianos estamos llamados a ir y decir a otros acerca del tesoro sin precio que tenemos.

Necesitamos enseñar a otros que ellos también pueden poseer ese tesoro renunciando a sus tesoros temporales y reclamando el tesoro de tesoros, la relación personal con Jesucristo.  No olvidemos nunca las palabras de Jesús en Mateo 10:39, “Si te apegas a tu vida la perderás, pero si renuncias a ella por Mi, la salvarás”.  Jesús nos enseñó que el reino estaba aquí y el tesoro verdadero era El Mismo, no el poder, el dinero, el sexo o la posición social.  El nos vuelve a decir hoy, que para ganar Su tesoro debemos dejar ir los tesoros de este mundo y asirnos únicamente a El.  Si alguna vez dudas de tu salvación, del perdón de tus pecados o del trabajo de Dios en tu vida, busca la evidencia en las Escrituras y los cambios en tu vida. Pensando en qué, pasas la mayor parte de tu tiempo.  Recuerda, donde está tu tesoro ahí está también tu corazón (Mateo 6:21).

 

Aplicación

La primera lectura de esta semana muestra a Salomón escogiendo realmente un gran tesoro, al pedir por la sabiduría.  En la segunda lectura vemos a Pablo que va más allá de una compostura rápida y con toda fe proclamar los deseos de Dios para aquellos que crean en el Señor.  El evangelio nos trae lo tocante al cómo y dónde de nuestro tesoro real.

Usemos esta semana nuestra visión espiritual y veamos que es lo que Dios quiere que hagamos con nuestras vidas.  Veamos a nuestro alrededor y escojamos alguien en la familia o en la escuela o en el trabajo y demostremos con nuestras acciones que nosotros queremos servirles y que sus intereses vienen primero.  Tu tesoro está en servir a otros en el Nombre de Jesús.  Sírveles haciendo algún quehacer para ellos, ayudándoles en casa o pasando el tiempo con la familia.  No dejes que nada te interrumpa.

Decimosexto Domingo del Tiempo Ordinario (19 de Julio) – Ciclo A

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

By Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo.  “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

2. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA SABIDURIA 12:13, 16-19 PRIMERA LECTURA

(“Tu fuerza es el principio de tu justicia.”)

1. ¿Por quién se preocupa Dios y que es lo que El no ha hecho?  Sabiduría 12:13

 

2. ¿Qué no demuestra el Señor a la gente y como provee El para todos?  Sabiduría 6:7

 

3. ¿Qué debes aprender de Dios?  Deuteronomio 32:39

 

4. ¿Qué se dice del Señor en Isaías 44:6, 8?

 

5. ¿Cómo es su fuerza y que le da el dominio sobre todas las cosas?  Sabiduría 12:16

 

6. ¿Cuándo manifiesta El Su fuerza?  Sabiduría 12:17

 

7. ¿Sobre qué reprende a aquellos que la desconocen?  Sabiduría 12:17

 

8. ¿A pesar de que Dios es el maestro de la fuerza, como nos juzga y gobierna? Sabiduría 12:18

 

9. ¿Qué le enseñó a su gente?  Sabiduría 12:19

 

10. ¿Qué le dio a sus hijos y que permitió después del pecado?  Sabiduría 12:19

 

Personal – ¿Cómo te ha demostrado Dios Su poder y su clemencia?  El versículo 19 nos dice que esos quienes son justos deben ser bondadosos.  ¿En qué forma has sido esta semana pasada, bondadoso(a) con tu familia, y aquellos a tu alrededor?  ¿En qué forma has sido clemente e indulgente con ellos?

 

 

TERCER DIA ROMANOS 8:26-27 SEGUNDA LECTURA

(“El Espíritu nos viene a socorrer en nuestra debilidad,…”)

1. ¿Qué hace el Espíritu?  Romanos 8:26

 

2. ¿Qué no sabemos hacer como debemos?  Romanos 8:26

 

3. ¿Quién intercede por nosotros y cómo lo hace?  Romanos 8:26

 

4. ¿Por el bien de quién estamos contentos con la debilidad, y qué pasa cuando yo soy débil? 2 Corintios 12:10

 

5. ¿Quién está a la diestra de Dios y qué hace El por nosotros?  Romanos 8:34

 

6. ¿Por quién debemos interceder y a qué guiará esto?  1 Timoteo 2:1-2

 

7. ¿Qué sabe Aquel que busca los corazones?  Romanos 8:27

 

8. ¿Por quién intercede el Espíritu y con quién está de acuerdo el Espíritu?  Romanos 8:27

 

9. ¿Qué busca el Hijo de Dios y a quién le hace esto?  Apocalipsis 2:18, 23

 

10. ¿Qué conoce Dios?  Lucas 16:15

 

Personal – ¿Has intercedido con oraciones por esos a tu alrededor?  ¿Quién está en necesidad de oración ahora entre tus amistades o familiares?  Toma unos cuantos minutos e intercede ante el Padre por ellos por medio de Jesús.

 

 

CUARTO DIA MATEO 13:24-43 EVANGELIO

(“El Reino de los Cielos es como…”)

1. ¿A qué dijo Jesús que puede compararse el reino de Dios?  ¿Mientras que todos estaban durmiendo, ¿quién vino y sembró maleza entre el trigo?  Mateo 13:24-25

 

2. ¿Qué pasó cuando la cosecha empezó a madurar y a producir grano, y que dijo el esclavo del dueño?   Mateo 13:26-27

 

3. ¿Qué reconoció el dueño y qué ofrecieron hacer los esclavos?  Mateo 13:28

 

4. ¿Qué dijo el dueño que pasaría si ellos arrancaban la maleza, y qué les dijo a sus esclavos que hicieran?  Mateo 13:29-30

 

5. ¿En otra parábola con qué comparó Jesús al reino de Dios?  Mateo 13:31

 

6. ¿Qué tan grande es la semilla de mostaza y qué pasa cuando esta crece?  Mateo 13:32

 

7. Jesús les ofreció otra imagen.  ¿A qué se parece el reino de Dios en Mateo 13:33?

 

8. ¿Cómo enseñó Jesús a las muchedumbres, que tenía que ser cumplido, y que debía anunciar El?  Mateo 13:34-35, Salmo 78:2

 

9. ¿Después de despedir a las muchedumbres, ¿a dónde se fue Jesús, quién fue con El y cuál fue su ruego?  Mateo 13:36

 

10. ¿Quién era el granjero que estaba sembrando la buena semilla, qué era el campo, la buena semilla y la maleza?  Mateo 13:37-38

 

11. ¿Quién es el enemigo que la sembró, qué es la cosecha, y quiénes son los segadores?  Mt. 13:39

 

12. ¿Cómo será al final del mundo, a quién mandará el Hijo del Hombre y que recogerán de Su Reino?   Mateo 13:40-41

 

13. ¿Qué harán los ángeles con ellos, que pasará con los santos, y a que debe poner atención toda la gente?  Mateo 13:42-43

 

Personal – ¿Por medio de tus acciones a que estás atrayendo a otros?  ¿En qué forma trata de plantar maleza el malo en tu familia, en tu trabajo, en la escuela, o en tu vecindario?  ¿Al ir creciendo tú entre ellos, que haces para contrarrestar esto?

 

 

QUINTO DIA LEE EL SALMO 86:5-6, 9-10, 15-16

(“Tu, Señor, eres compasivo y bueno.”)

Lee y medita en el Salmo 86:5-6, 9-10, 15-16.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA LEE TODO EL COMENTARIO

SABIDURIA 12:13, 16-19

Este pasaje es un testimonio poderoso al amor fantástico que Dios tiene para nosotros y un testimonio de la clemencia continúa de Dios hacía nosotros su gente terca.  Dios nos demuestra Su poder y fuerza más visiblemente en la forma que El perdona.  El nos demuestra que la fuerza más grande en nuestro mundo no es poder, ni fuerza, sino amor.  El nos dice muy claramente en Deuteronomio 32:39 que El es nuestro único Dios y El quiere que lo amemos y honremos primero que todo.  El nos dice que El está en control de la vida y la muerte.  El nos enseña en Isaías 44:16 que El es el principio y el final de todas las cosas.

Jesús cumplió esta profecía cuando El dijo “Yo soy el Alfa y la Omega”(Rev. 1:8).  Jesús cumplió todas estas descripciones de Dios y Su amor por Su gente.  La gente rechazó a Jesús, en realidad ellos lo mataron, por que El pidió una respuesta de amor.  La gente estaba esperando un gran Dios-guerrero que los guiara fuera de la pobreza, esclavitud, y temor.

Ahora la mayor parte del mundo está en temor y muchos países están explotando con violencia.  Las drogas, el alcohol y el crimen parece que se están extendiendo por muchas ciudades.  ¿Dónde está este Dios maravilloso de Piedad?, algunos preguntan, e igual que los Israelitas en el desierto, ellos también, preguntaron, “¿Está Yavé en medio de nosotros, o no?” (Ex. 17:7).

Nuestro Dios es un Dios de amor, compasión y justicia.  El es un Dios quien constantemente nos perdona y anima a ser sanados.  En el pasaje de ahora, leemos de un Dios quien está lleno de poder y sin embargo El gobierna con compasión y justicia.  Nuestro Dios es un Dios que gobierna con gran piedad, y eso es lo que El busca de ti y de mi.  El no quiere nuestros ritos ni siquiera nuestros sacrificios.

Nuestro Dios quiere que seamos compasivos unos con otros, así como El ha sido con nosotros. Nosotros somos llamados a ser gente recta, gente justa.  Para ser realmente recto o justo, uno debe de estar bien con Dios primero.  Nosotros hacemos eso siguiendo las palabras de la Escritura que están en el pasaje de ahora.  El es nuestro Dios y nosotros creemos solamente en El.  Jesús es nuestro principio y final.  El es poderoso y justo, por que El es bondadoso y gentil.  Nosotros seremos una nación poderosa y justa cuando seamos bondadosos y gentiles para con todas las criaturas de Dios.  Nunca debemos olvidar que nuestras acciones le dicen a otros que tipo de Dios es en el que creemos.

ROMANOS 8:26-27

El pasaje de ahora nos trae a un tiempo de reflexión y respuesta a la calidad de nuestra vida de oración.  Solamente necesitamos mirar alrededor a nuestras familias y comunidades para encontrar mucha gente adolorida.  Se nos ha dicho que alejemos todas nuestras ansiedades y que presentemos nuestras necesidades a Dios en oración (Fil. 4:6, 7).  Jesús nos enseñó muy claramente que El era un hombre de oración profunda. El se levantaba muy temprano en la mañana, y se iba a un lugar solitario, y se quedaba completamente sumergido en oración.  Jesús era muy obediente en sus rutinas de oración pública, pero era cuando El estaba a solas con Su Padre, o “Abba”, cuando realmente abría Su corazón.

Se nos dice en el pasaje de ahora que muchas veces no sabemos ni siquiera por que orar, o aún como hacer la oración.  Jesús ve los corazones de la gente y eso es lo que El quiere cambiar en nosotros.  El quiere darnos un corazón de carne en intercambio de un corazón de piedra debemos recordar que los creyentes en Jesucristo no están abandonados a sus propios recursos y a arreglárselas con sus problemas a solas.

La oración es reconocida ahora en día en el mundo de la medicina como una gran protectora contra enfermedades que amenazan la vida, especialmente la presión alta.  No tenemos que sucumbir a nuestras emociones, podemos orar y dejar que el Espíritu Santo tome todas nuestras preocupaciones.  Hay ocasiones cuando no sabemos por qué orar, o como orar.  El Espíritu Santo ora con y por ti y Dios contesta cada vez. No necesitas tener miedo de venir a Dios con tus peticiones.  Solamente pídele al Espíritu Santo que ruegue por ti en armonía con el propio designio de Dios.

Recuerda, cuando, le traes tus peticiones a Dios, confía en que El siempre hará lo que está mejor para ti, aunque en ese momento no tenga ningún sentido (Romanos 8:18).  Encontrarás una paz tremenda al dejar al Espíritu Santo que ore por ti y contigo.  Necesitas darte permiso a ti mismo(a) para que tus cuerdas vocales hagan algunos sonidos y dejarte ser guiado(a) en una oración de alabanza.  Entonces estarás orando en lenguas y el Espíritu Santo estará hablando dentro de ti y por ti a nuestro Padre celestial en el nombre de Jesús.

MATEO 13:24-43

Todas las parábolas en este pasaje nos enseñan acerca de Dios y de Su reino. Ellas explican que el reino es tan opuesto como nuestras expectativas de el.  Necesitamos recordar que el reino del paraíso no es como algún lugar en el cielo, sino más bien, es un reino espiritual en el cual Dios gobierna y en el cual tienes la vida eterna de Dios.  Se nos es dicho que los cardos y las pequeñas briznas de maleza se parecen bastante y que no pueden ser reconocidas hasta que están crecidas y listas para la cosecha.  Los cardos son los incrédulos y el trigo son los creyentes.  Ambos deben vivir lado a lado en este mundo.

Dios es como el granjero, El permite que los incrédulos permanezcan en este mundo para que los creyentes sean desarraigados con ellos.  En la cosecha los cardos serán desarraigados y tirados a la basura. La cosecha de Dios (el día del juicio) de toda la gente está en camino y necesitamos asegurarnos de que nuestra fe en Jesucristo esté firme.  Jesús nos enseña que debemos ser bondadosos y pacientes aún con los que hacen mal, dejando que la maleza continúe creciendo hasta el día de la cosecha.

Jesús quiere que nosotros inspiremos a otros interiormente, no que los forcemos exteriormente.  El quiere que seamos alentadores, no desalentadores, El quiere que cambiemos los corazones de la gente, no solamente sus mentes.  Este pasaje habla de la semilla de la mostaza, la cual se convierte en una planta muy grande y nosotros debemos animar a otros a que dejen crecer su fe.  Debemos enseñarles como, no dominarlos con nuestra fe y nuestros regalos.  Debemos dejarlos que hagan errores e impulsarlos hacía adelante a cosas mejores.  Somos, en realidad, como la levadura que hace a la harina levantarse y ser una barra de pan.

La maleza que está creciendo en el campo puede ser parte de nuestro propio temperamento por el cual dominamos a otros.  Puede que no estemos equivocados, pero debemos estar seguros que tampoco vamos a asfixiar el crecimiento de otros.  La mayoría de los pecados de un creyente están en el uso excesivo de sus buenas cualidades.  Los que son buenos administradores fácilmente sobre-administran y sofocan el espíritu de otros.  Los que poseen control en la ley, como los abogados, policías, jueces y clero pueden hallar culpa en el inocente y permitir al culpable ser libre.  De alguna manera la semilla buena que debía crecer y ser buen fruto se convierte en algo rancio.  La levadura debe levantar la harina para que sea un pan delicioso y si es usada mal, nos quedamos con pastel plano y duro.  Nuestras buenas cualidades deben capacitar a otros para hacer lo mejor con sus dones interiores.

 

Aplicación

La primera lectura nos muestra que la mayor potencia en nuestro mundo no es el poder, ni la fuerza sino el amor.  La segunda lectura revela que Jesús fue un hombre que oraba profundamente.  El Evangelio nos dice que Jesús quiere que inspiremos a otros interiormente, no que los forcemos de modo exterior.  El quiere que seamos gente que anima, no que desanima.

Las tres lecturas de hoy atraen la atención a nuestras cualidades interiores de fuerza, inspiración y habilidad.  Esta semana, vamos a sacar las cualidades interiores de alguien en nuestra familia, escuela o trabajo, por medio de nuestro apoyo.  Podemos hacer esto escuchándolos cuando hablan y dándoles alabanza, no por algo que ellos han hecho recientemente.  Dales a saber lo que te gusta más de ellos.  Finalmente, has una amistad, sea amigo o amiga y trae esa amistad a Cristo.

Decimoquinto Domingo del Tiempo Ordinario (12 de Julio) – Ciclo A

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

By Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”   (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

2. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA LEE ISAIAS 55:10-11 PRIMERA LECTURA

(“No volverá a mi sin haber hecho lo que yo quería”)

1. ¿Qué baja de los cielos?  ¿Hasta cuando vuelven allá?  ¿Qué hacen a la tierra?  Isaías 55:10

 

2. ¿Qué le da al que siembra y al que come?  ¿Qué saldrá de la  boca del Señor? Isaías 55:10-11

 

3. ¿Cómo no regresará al Señor?  ¿Qué hará la Palabra, y qué logrará?  Isaías 55:11

 

4. ¿A quién debe escuchar la tierra y como llegará su Palabra?  Deuteronomio 32:1-2

 

5. ¿Quién es la Palabra?  Juan 1:1, 14

 

6. ¿Por cuánto tiempo permanecerá la Palabra?  Isaías 40:8

 

7. ¿A quién regresamos para estar seguros y qué dice El?  Isaías 45:22-23

 

8. ¿Qué hace la Palabra de Dios por nosotros?  Hebreos 4:12

 

9. ¿De quién confirma Dios las Palabras y como realiza El Su plan?  Isaías 44:26

 

10. ¿Qué dice el Señor acerca de todo lo que El habla?  Ezequiel 12:25

 

Personal – ¿En qué forma has sido un mensajero de la Palabra de Dios para tu familia y amistades?  ¿Qué resultados has visto que toman lugar en ti mismo(a) y en aquellos con quienes has tenido contacto durante este tiempo de estar leyendo y estudiando la Palabra de Dios?

 

 

TERCER DIA LEE ROMANOS 8:18-23 SEGUNDA LECTURA

(“Considero que los sufrimientos presentes no son nada si los comparamos con la gloria que hemos de ver después.”)

1. ¿Con qué no tiene comparación el sufrimiento presente?  Romanos 8:18

 

2. ¿Qué harás cuando Su gloria sea revelada?  1 Pedro 4:13

 

3. ¿Qué espera ansiosamente el mundo entero?  Romanos 8:19

 

4. ¿A qué fue hecha sujeta la creación y por el acuerdo de quién?  Romanos 8:20

 

5. ¿De qué será liberado el mundo y qué compartirá?  Romanos 8:21

 

6. ¿Qué esperamos nosotros?  2 Pedro 3:12-13 y Apocalipsis 21:1

 

7. ¿Qué sabemos del que ha hecho todo lo creado?  Romanos 8:22

 

8. ¿Por qué estamos abrumados?  2 Corintios 5:1-5

 

9. ¿A pesar de que tenemos al Espíritu como primeros frutos, qué esperamos?  Romanos 8:23

 

10. ¿Por qué esperamos y cómo nos rendimos a esto?  Galatas 5:5

 

11. ¿Qué les va a hacer El a nuestros cuerpos, como lo hará, y por qué?  Fil. 3:21

 

Personal – ¿En qué pones tu esperanza?  ¿En qué forma estás sufriendo y como está gimiendo tu cuerpo interiormente?

 

 

CUARTO DIA         MATEO 13:1-23       EVANGELIO

(“A ustedes se le ha permitido conocer los misterios del Reino de los cielos…”)

1. ¿Mientras Jesús se sentaba a la orilla del lago, quién se reunió a Su alrededor?  ¿A dónde se fue El y qué hizo con todo detalle?  Mateo 13:1-3

 

2. Parte de lo que sembró el granjero cayó en cuatro áreas diferentes.  ¿Dónde están estas y qué le pasó a esto?  Mateo 13:4-9

 

3. ¿A qué debe prestar atención todo el mundo? ¿Qué le preguntaron a Jesús los discípulos? Mateo 13:9-10

 

4. ¿Qué se les ha dado a ellos que a otros no se les ha dado?  ¿Qué le pasará al hombre que tiene y al hombre que no tiene?  Mateo 13:11-12

 

5. ¿Por qué dijo Jesús que El usa parábolas cuando habla?  Mateo 13:13

 

6. ¿Qué es cumplido en ellas?  Llena los espacios: “Oirán pero no ___________________, y, por más que ___________________ no verán”.  Mateo 13:14

 

7. ¿Cómo están los corazones de la gente?   ¿Qué han hecho con sus oídos y sus ojos?  ¿De otra manera, qué hubiera pasado con sus oídos, ojos y corazones?  Mateo 13:15

 

8. ¿Qué pasará si ellos se vuelven al Señor?  Mateo 13:15

 

9. ¿Qué son aquellos que ven y oyen?  ¿Quién anhelaba ver y oír lo que ustedes ven y oyen pero no lo hizo?  Mateo 13:16-17

 

10. ¿Cómo es la semilla sembrada en el camino?  ¿De dónde la roba el malo?  Mateo 13:19

 

11. ¿Cómo es la semilla que cayó en tramos de piedra?  ¿Qué causa a esta persona que falle? Mateo 13:20-21

 

12. ¿Cómo es la semilla que fue sembrada entre zarzas?  ¿Cuáles dos cosas la ahogan y qué produce? Mateo 13:22

 

13. ¿Cómo es la semilla que fue sembrada en tierra buena?  ¿Qué produce esta persona?  Mateo 13:23

 

Personal – ¿Cuando escuchas el mensaje de Dios y no lo comprendes, que haces?  ¿Cuando escuchas el mensaje, pero no tiene raíces, como puedes desarrollarlas?  ¿Qué haces cuando pensamientos de ansiedad y dinero vienen primero que Jesús y el bienestar de otros?  ¿Qué cambios puedes hacer en tu vida ahora?

 

 

QUINTO DIA   LEE EL SALMO 65:10-14

(“Tu visitas la tierra y le das agua.”)

Lee y medita el Salmo 65:10-14.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA LEE TODO EL COMENTARIO

ISAIAS 55:10-11

Isaías nos muestra en este pasaje un ejemplo grandioso de como la Palabra Divina es duradera y confiable; solo necesitamos mirar alrededor en nuestro mundo para ver que pasa cuando no llueve ni nieva: hay sequías, luego se pierden las cosechas y como resultado hay hambre.  Sin embargo muchos de nosotros damos por hecho que nunca nos faltará el agua ni experimentaremos un tiempo de hambre.

La Palabra de Dios es como la lluvia que cae en la tierra yerma.  Trae la semilla de la verdad eterna. El pan cosechado como producto de la siembra de la Santa Palabra de Dios es eterno: es el verdadero pan de vida.  La Palabra de Dios no viene vacía, nos da vida, como la suave lluvia en el desierto; su amor por nosotros alimenta nuestro espíritu, cambia nuestro corazón y nos inspira a seguir sembrando Su palabra de amor, justicia, alimento, refugio y fe.

¿Te has sentido alguna vez suficientemente hambriento y sediento como para dar cualquier cosa por un mendrugo o un vaso de agua?  Jesús es nuestra bebida, nuestro alimento, el cual nos fortalecerá a seguir y reforzar a los más pequeños de nuestros hermanos y hermanas (Mat. 25)31-41).  Toma Su Palabra hoy y riega con ella los desiertos de tu mente, alimenta el hambre de tu corazón.  Eres su escogido(a), El te llamó por tu nombre y el plan que tiene para ti es el de vivir una vida en toda su plenitud (Jn. 10:10).  Dios quiere que Su Santa Palabra llene a todas las naciones y les traiga paz y armonía.  Estás llamado a ser uno de sus mensajeros escogidos para llevar Su Palabra donde quiera que vayas (Mat. 28:19).

 

ROMANOS 8:18-23

Pablo nos dice que el ser identificado con Jesús tiene un alto precio: solo tenemos que ver a nuestro alrededor para ver los resultados de naciones enteras que están sujetas a dirigentes sin Dios y gobiernos sin Dios.  Pablo nos dice del sufrimiento que los Cristianos debemos enfrentar.

Hoy en día podemos ver a nuestro alrededor y decir que clase de sufrimiento tenemos que enfrentar. El horror de los abortos se ha vuelto algo tan común en tal forma que quienes hablan en contra de el, están sujetos no solo a crítica, sino al rechazo económico, social y al ridículo.  Ahora muchas personas van a ir a la prisión por los crímenes de tratar de salvar a criaturas no natas.  Quizá hemos leído acerca del dios Babilonio “Mardok” a quien el pueblo sacrificaba a sus pequeños “a los fuegos de Mardok.”  Hoy hay millones de pequeños sacrificados al dios del “orgullo, egoísmo y comodidad”.  Así pues, el precio de practicar tu fe puede ser alto y puede, en algunos lugares resultar en tu muerte.  No debemos ser complacientes con las comodidades sociales e ignorar la responsabilidad de vivir como Jesús vivió.  Debemos continuar sirviendo a los demás, prescindiendo de nuestros propios derechos y resistiendo las presiones del mundo que siempre nos ponen un precio a pagar.

Somos un pueblo de esperanza y no debemos ser pesimistas.  Esperamos el nuevo orden divino que liberará al mundo del pecado, la enfermedad y el mal.  Mientras tanto, no podemos sentarnos a ver y no hacer nada mientras se llevan a los inocentes indefensos a la muerte.  Este pasaje se refiere particularmente al aborto (Proverbios 74:11).  Debemos recordar que un día resucitaremos con cuerpos, pero serán cuerpos gloriosos como el cuerpo que Cristo tiene hoy en día en el cielo (1 Corintios 15:50-56).

 

MATEO 13:1-23

Jesús usó muchas parábolas cuando hablaba a las multitudes.  Una parábola sirve para entender verdades espirituales usando conceptos y relaciones de la vida diaria.  Una parábola anima al oyente a descubrir la verdad, al tiempo que esconde la misma verdad para quien es un necio o está muy ocupado para verla.

Vemos en el pasaje del Evangelio de hoy que la llamada a escuchar es muy fuerte.  Debemos tener ojos que vean y oídos que escuchen realmente lo que sucede.  Este pasaje anima a todos a ser campesinos espirituales predicando, enseñando y llevando a otros a Dios.  El campesino sembró buena semilla, pero la respuesta no siempre fue buena, dependiendo del lugar donde cayó cada semilla.  No te desanimes si tu palabra “cae” donde no es recibida.  Necesitamos recordar, que es el Espíritu Santo quien dirige toda la operación y solo nos usa a nosotros como medio, y es Jesús quien abre los corazones endurecidos.  El milagro del Espíritu de Dios tiene lugar cuando usas sus palabras para mover a otros hacia El.  El ser humano puede oír muchos tipos de sonido pero hay una forma muy especial y profunda de escuchar que da por resultado el entendimiento espiritual.  Puedes estar seguro(a) de que si buscas honradamente a Dios, El te dará “oídos” para escuchar sus palabras y ellas tendrán un significado totalmente nuevo para ti.

Jesús no escondió la verdad en las parábolas que exponía, quienes eran receptivos entendían perfectamente sus mensajes.  En cambio, para quienes no creían en El, los significados eran variables.  Las parábolas permitían a Jesús dar alimento espiritual a quienes lo necesitaban.  Hoy en día muchas veces la Palabra de Dios es proclamada con muy poco poder y mucha confusión por mensajeros que rechazan someterse a El.  Quienes conocemos personalmente a Jesús sabemos que El nos llama a amar a los demás como El nos ama.  Tendremos que rendir cuentas ante El mismo si no seguimos sus órdenes específicamente. Si rechazamos a Jesús, la dureza de nuestro corazón nos privará aún del poco entendimiento que teníamos.

La Semilla del pasaje de hoy es la Palabra de Dios, la cual estamos llamados a sembrar en todos los que conocemos.  Los cuatro tipos de suelo representan las diferentes respuestas que tiene la gente al mensaje de Dios.  Algunos están endurecidos, algunos vacíos, otros son distraídos por el mundo, otros son muy receptivos.  ¿Cómo has respondido concretamente?  ¿Qué clase de suelo eres?  Recuerda la Palabra era Dios (Juan 1:1) y la Palabra se hizo Carne (Juan 1:14) y el Espíritu que está en ti es mucho mayor que el espíritu del mundo (1 Juan. 4:4).

 

Aplicación

La primera lectura nos dice que podemos depender de la Palabra de Dios, perdurable y que no regresará vacía.  La segunda lectura muestra que el costo de ser discípulos es muy alto.  El Evangelio revela que la semilla en el pasaje de hoy es la Palabra de Dios y nosotros estamos llamados a cosecharla.

Vamos, esta semana a ser mensajeros humildes y fieles a Dios leyendo nuestros pasajes de la Escritura a alguien a quien conocemos.  Toma las lecturas del día y léesela a algún pariente enfermo o a algún chico, o a alguien que amas; especialmente a tu cónyuge.  Estudia las lecturas, compara lo que significan para ti y VIVE LAS LECTURAS especialmente con tu familia.  Su Palabra no regresará vacía cuando seas su mensajero.

Decimocuarto Domingo del Tiempo Ordinario (5 de Julio) – Ciclo A

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

By Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

PRIMER DIA Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

2. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA ZACARIAS 9:9-10 PRIMERA LECTURA

(“…el proclamará la paz a las naciones.”)

1. ¿Quién se regocijará de corazón y gritará de alegría? Zacarías 9:9

 

2. ¿Quién vendrá a ti y cómo es él? Zacarías 9:9

 

3. ¿Cómo vendrá y en qué viaja? Zacarías 9:9

 

4. ¿A quién mandó Jesús, con qué instrucciones y qué se cumplió con esto? Mateo 21:1-5

 

5. ¿Qué suprimirá de Efraín y de Jerusalén? Zacarías 9:10

 

6. ¿Qué pasará con el arco de combate? Zacarías 9:10

 

7. ¿Cómo el Señor, su Dios, no salva a Judá? Oséas 1:7

 

8. ¿Qué es lo que proclama a las naciones? Zacarías 9:10

 

9. ¿De dónde a dónde irá su dominio? Zacarías 9:10

 

10. ¿En quién hallas la paz? Juan 16:31-33

 

Personal – ¿Qué mensaje proclamas a tu familia, amigos o compañeros de trabajo y cómo lo haces? ¿Cómo puedes desarrollar una atmósfera de paz en tu hogar?

 

 

TERCER DIA ROMANOS 8:9, 11-13 SEGUNDA LECTURA

(“Si hay alguien que no tiene el Espíritu de Cristo, no le pertenece a Cristo.”)

1. ¿De quién no somos, de quién somos y quién habita en ti? Romanos 8:9

 

2. ¿Qué han hecho los que pertenecen a Cristo? Gálatas 5:24

 

3. ¿Hacia donde va la tendencia de la carne y hacia donde la del Espíritu? Romanos 8:6

 

4. ¿Qué debes erradicar? Colosenses 3:5

 

5. ¿Cuáles son los frutos del Espíritu? Gálatas 5:22-23

 

6. ¿Quién pertenece a Cristo? Romanos 8:9

 

7. ¿Qué pasará con tu cuerpo mortal si el Espíritu de El, quien resucitó a Jesús de la muerte vive en ti y como lo hará? Romanos 8:11

 

8. ¿Dé qué no somos deudores y por lo tanto debemos vivir de acuerdo a ello? Romanos 8:12

 

9. ¿Cómo se les llama a todos los que son guiados por el Espíritu de Dios? Romanos 8:14

 

Personal – ¿De qué modo vives tu nueva vida en Cristo diariamente? ¿Cómo sabes personalmente si estás siendo guiado por el Espíritu de Dios o por tu propia carne?

 

 

CUARTO DIA MATEO 11:25-30 EVANGELIO

(“Toma mi yugo sobre tus hombros y aprende de mi.”)

1. ¿A quién le hablaba Jesús y qué le ofrecía a El? Mateo 11:25

 

2. Llena los siguientes espacios: porque has mantenido ocultas estas cosas a ______ ____________ y _______________ y las revelaste a ______ __________ _____________. Mateo 11:25

 

3. ¿A quién escogió el Señor y por qué razón? 1 Corintios 1:26-29

 

4. ¿A quién le está hablando Jesús y qué es lo que el Padre le ha dado a Jesús? Mateo 11:26-27

 

5. ¿Quién conoce al Hijo y quién conoce al Padre? Mateo 11:27

 

6. ¿A quién ama el Padre y qué es lo que le ha dado? Juan 3:35

 

7. ¿A quién les dijo Jesús que acudieran aquellos que estuvieran fatigados y que encontraran la vida sobrecargada y qué haría El? Mateo 11:28

 

8. ¿Qué emanará del que viene a Jesús? Juan 7:37-39

 

9. ¿Qué debemos descargar sobre Jesús, qué hará El y a quién no permitirá que sea molestado? Salmo 55:23

 

10. ¿Qué debes tomar sobre tus hombros y qué has de hacer? Mateo 11:29

 

11. ¿Cuáles son las dos cosas que dice que el es y qué encontrará tu alma? Mateo 11:29

 

12. ¿Cómo describe Jesús su yugo y su carga? Mateo 11:30

 

Personal – ¿Qué haces y a dónde vas cuando los problemas de la vida diaria son demasiado para ti? ¿Cómo has sido agobiado por el peso de la vida? ¿Cómo puedes descargar tu espalda y poner el yugo de Jesús ahí? ¿Qué es para ti el yugo y la carga de Jesús?

 

 

QUINTO DIA LEE SALMOS 145:1-2, 8-11, 13-14

(“El Señor es fiel en todas sus palabras.”)

Lee y medita en el Salmo 145:1-2, 8-11, 13-14.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA LEE TODO EL COMENTARIO

ZACARIAS 9:9-10

Zacarías fue un profeta para los Judíos que quedaban y que retornaron de Babilonia después de 70 años de cautiverio. Los Judíos, quienes una vez fueron una poderosa nación como Dios lo había planeado para ellos, formaban ahora un pobre e insignificante grupo de sobrantes viviendo en su tierra prometida únicamente debido a la cortesía de un mandatario extranjero. Zacarías trató de decirles que no siempre sería así. Les dijo que un día el Mesías vendría y el pueblo escogido de Dios sería una vez mas la luz de todas las naciones.

Zacarías predice el carácter de Jesús más que ningún otro profeta con excepción de Isaías. El nos muestra como Cristo entró en Jerusalén montado en un burro. Esta entrada triunfal de Jesús cabalgando en Jerusalén es predicha aquí 500 años antes de que pasara (Mateo 21:1-11). El ha descrito este rey como un rey servidor en vez de un rey guerrero. El pasa a describir una paz que vendrá sobre la tierra y dice que las naciones vivirán en armonía. Zacarías habla acerca de un rey que gobernará de mar a mar y desde los ríos hasta el fin de la tierra. Esto suena como la segunda venida de Cristo cuando todas las naciones de la tierra estarán sujetas a Jesucristo.

Se nos ha dicho en las Escrituras que todas las rodillas se hincarán ante Cristo y que todas las lenguas lo reconocerán a El como Señor (Filipenses 2:9-10). Necesitamos reflexionar en la profecía que se cumplió en esta lectura y estar a la expectativa de que la profecía de la segunda venida del Señor también será realizada. Tenemos que estar listos para Su regreso; pues recordemos, El vendrá.

 

ROMANOS 8:9, 11-13

Pablo define muy claramente en este pasaje lo que significa ser Cristiano. ¿Te has preguntado qué pasaría si fueras arrestado con el cargo de ser Cristiano? ¿Tendrían ellos suficiente evidencia para condenarte? ¿Has sido desafiado a ser testigo de tu fe? Pablo nos dice que un Cristiano es aquel que tiene el Espíritu de Dios viviendo en él. Mucha gente piensa que cuando el Espíritu Santo viene sobre ti, hay una sensación mágica maravillosa. Tú puedes saber que el Espíritu Santo reside en ti simplemente porque Jesús lo ha prometido así (Juan 14:16).

Un Cristiano es aquel que creé que Jesucristo es su Señor y Salvador y que le da permiso a El de tomar el control de su vida. Un Cristiano que recibe al Espíritu Santo es un templo del Dios Viviente (1 Corintios 3:16). Cuando el Espíritu Santo está activo dentro de ti, experimentas que su poder es más grande que ningún otro en este mundo (1 Juan 4:4). Recibirás poder (Hechos 1:8) y por medio de ese poder resistirás al demonio y esté se verá forzado a huir (Santiago 4:7). El Espíritu Santo nos ayuda a actuar como Jesús nos manda hacerlo (Romanos 8:5). Aquí se nos dice que aquellos que siguen al Espíritu Santo se encuentran a si mismos haciendo cosas que agradan al Señor.

Jesús ha roto el poder que Satanás ha tenido en tu vida. Tú ya no tienes que estar en esclavitud y no tienes que echarle la culpa a tus padres o al ambiente que tuviste cuando niño por el dolor que estés experimentando ahora. No hay condena en Jesucristo (Romanos 8:1) y eso quiere decir que lo que fuiste o hiciste ayer no tiene que ser lo que seas o hagas hoy.

Hoy, ahora, donde quiera que estés, toma unos cuantos minutos y pídele al Señor que te perdone tus pecados. Dile que estás cansado de vivir una vida de dolor y vacía. Pídele que sane las heridas que han venido de ciertas personas en tu vida. Serás autorizado de servir a Dios y hacer Su voluntad (Hechos 1:8) y vendrás a ser parte del plan de Dios para edificar su iglesia (Efesios

4:12-13) la cual está hecha de gente como tu y como yo.

 

MATEO 11:25-30

“Ven a mí y Yo te daré descanso.” Te preguntarás, “¿descanso de qué?” Todos estamos trabajando bajo un yugo al pasar por la vida. Algunas personas están desproporcionadamente unidas en matrimonio y el resultado es amargura y resentimiento seguido muchas veces por el divorcio. Jesús nos llama a usar Su yugo y no preocuparnos, porque El se asegurará de que nos ajuste perfectamente. Un yugo es un arnés de madera pesada que se ajusta a uno o más bueyes. Cuando el buey usa un arnés (o yugo) se supone que el animal va a tener un largo día de trabajo duro.

Jesús menciona un “yugo pesado” que puede querer decir el peso del pecado, el peso de la Ley, o las demandas excesivas de los líderes religiosos. Puede querer decir opresión del gobierno, como por ejemplo la presión que se pone sobre aquellos que protestan por el aborto. Y bien puede ser también la fatiga en la búsqueda de Dios.

Jesús libera a la gente de esas pesadas cargas. El resto de lo que Jesús promete es paz con Dios y no el fin del esfuerzo de vivir tu vida. Jesús menciona dos clases de personas en Su oración. El menciona los sabios, quienes presumen y confían en la seguridad que les da el seguir las Leyes y el estar en el lugar correcto y con las personas adecuadas. El también nombra a aquellos quienes son humildes, confiados y abiertos al cambio, “niños” o como-niños en su fe. Estamos llamados a estar abiertos, confiados y honestos como lo es un niño, cuando hacemos oración a Dios. El quiere que estemos bien y felices.

Recuerda – Su plan para nosotros esta claramente establecido en las Escrituras, “Mi propósito es darte vida en toda su plenitud” (Juan 10:10b). Su yugo nos ajusta perfectamente. Pongámonoslo y alegremente unámonos a El en la viña de la vida.

 

Aplicación

La primera lectura nos dice que el don de la profecía se usó para la venida de Jesús triunfante en Jerusalén. La segunda lectura nos dice como es un Cristiano y como vivir una vida cristiana. El Evangelio nos muestra como podemos aligerar las cargas de la vida invitando a Jesús a llevar nuestras cargas y cómo podemos deshacernos de ellas.

Esta semana muestra tu Cristiandad ayudando a aligerar el peso de alguien más. Toma un tiempo para estar disponible y presente con tu familia. Responde con gentileza y con amor a la necesidad de alguien que forma parte de tu vida. Puede ser muy sencillo, algo como llevar a algún miembro de la familia, amigo o alguien que sabes que está solo a la iglesia. Quizá puedes visitar o escribir a alguien que esté en la prisión. Jesús constantemente aligera la carga de otros por medio de uno de nosotros. El tiene tu yugo y te vendrá perfectamente. Su amor por otros podrá ser visto a través de tu amor.