CUARTO DOMINGO DE PASCUA (May 12th) – CICLO C

print

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR: 

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                     Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                                                   HECHOS 13:14, 43-52                              PRIMERA LECTURA 

(“Los discípulos estaban llenos de gozo y del Espíritu Santo.”)

  1. ¿Quiénes llegaron a Antioquia y qué hicieron el Sábado? Hechos 13:13-14

 

  1. ¿Quiénes siguieron a Pablo y a Bernabé y qué les rogaron que hicieran? Hechos 13:43

 

  1. ¿A cuál gracia les invitaban a permanecer fieles? Romanos 3:24-25

 

  1. ¿Para qué se reunió casi toda la ciudad el Sábado siguiente? ¿Cuando los Judíos vieron al gentio,    qué hicieron? Hechos 13:44-45

 

  1. ¿Qué dijeron con firmeza Pablo y Bernabé? ¿Qué dijeron que era necesario hacer y a quién iban a ir ahora? Hechos 13:46

 

  1. ¿Qué les había ordenado el Señor que fueran? ¿Cómo reaccionaron a esto los Gentiles? ¿A quién glorificaron? Hechos 13:47-48

 

Personal – ¿De qué modo te ha hecho Dios un instrumento de salvación para el mundo?

 

  1. ¿Quiénes creyeron y qué continuaba haciendo la Palabra del Señor? Hechos 13:48-49

 

  1. ¿A quiénes incitaron los Judíos y qué les hicieron a Pablo y a Bernabé? Hechos 13:50

 

  1. ¿Quiénes no agradan a Dios y qué tratan de impedir? 1 Tesalonicenses 2:14-16

 

  1. ¿Por qué Pablo y Bernabé se sacudieron el polvo de los pies y de qué estaban llenos los discípulos?   Hechos 13:51-52

 

  1. ¿Qué les dijo Jesús a Sus discípulos? Mateo 10:14-15

 

Personal – ¿Cuando te reunes con otros para escuchar la Palabra de Dios cuál es tu reacción hacía esto y hacía la persona que la está proclamando? ¿Quiénes son las personas que proclaman la Palabra de Dios y cómo puedes afianzarlos?

 

 

TERCER DIA                                                    APOCALIPSIS 7:9, 14-17                          SEGUNDA LECTURA 

(“…y Dios enjugará sus lágrimas.”)

  1. ¿Quién tuvo una visión de grandes multitudes? ¿Dónde estaban parados, qué vestían y qué llevaban en las manos? Apocalipsis 1:1 y 7:9

 

  1. ¿Qué se le dijo a un anciano acerca de aquellos que usaban las vestiduras y cómo las hicieron blancas? Apocalipsis 7:14

 

  1. ¿Qué hace la sangre del Cordero por tí? Hebreos 9:13-14

 

  1. ¿Qué debes hacer para ser lavado de tus pecados? 1 Juan 1:7

 

  1. ¿Qué hacen las multitudes y qué hace el que está en el trono? Apocalipsis 7:15

 

  1. ¿De qué nos protege el Señor? Salmo 31:21

 

  1. ¿Qué no pasarán ya mas las multitudes? Apocal. 7:16 y también Isaías 49:10

 

  1. ¿Qué les dijo Jesús a Sus discípulos? Juan 6:35

 

  1. ¿Quién será su Pastor y los guiará a las fuentes del agua de la vida y Dios que hará? Apocal. 7:17

 

  1. ¿Quién dijo Jesús que El era? ¿Qué le dijo a la mujer en el pozo? Juan 10:11 y Juan 4:10

 

  1. ¿Dónde habita Dios, qué cosa ya no existirá? Apocalipsis 21:3-4

 

Personal – ¿Cómo has sido lavado con la sangre de Jesús? ¿A dónde y cómo te está guiando Jesús hoy en día?

 

 

CUARTO DIA                                                             JUAN 10:27-30                                                       EVANGELIO 

(“Mis ovejas conocen mi voz. Yo las conozco a ellas y ellas me siguen.”)

  1. ¿Qué dice Jesús que sus ovejas oyen? ¿A quién conoce El y qué hacen estas? Juan 10:27

 

  1. ¿Por qué estaban tratando de matar a Jesús? Juan 8:37

 

  1. ¿Quién escucha la Palabra de Dios? Juan 8:47

 

  1. ¿Qué les dá Jesús a sus ovejas? ¿Qué será lo que nunca les pasará? ¿Y qué es lo que nadie podrá hacer?   Juan 10:28

 

  1. ¿Cuál es la voluntad del Padre? Juan 6:39-40

 

  1. ¿A quién le abre el Señor Su mano? Salmo 145:16

 

  1. ¿Qué es lo que nadie podrá hacer? ¿Quién es más grande que el Padre? Juan 10:29

 

  1. ¿Por qué el Padre le dá autoridad a Jesús sobre toda la gente? ¿Quién pertenece al Padre?

Juan 17:2 y 17:6

 

  1. ¿Qué son el Padre y Jesús? Juan 10:30

 

  1. ¿Qué es lo que Jesús pide que seamos todos nosotros? Juan 17:20-23

 

Personal – ¿Cómo reconoces la voz de Jesús y cómo sabes cuando seguirlo? ¿Cuándo fué la última vez que sentiste la mano protectora de Dios?

 

 

QUINTO DIA                                                  LEE EL SALMO 100:1-3, 5 

(“Servid al Señor con alegría.”)

Leé y medita el Salmo 100:1-3, 5.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                  HECHOS 13:14, 43-52 

Los líderes Judíos trataron de esconderse tras las sombras de los celos al traer argumentos legales y religiosos en contra de Pablo y Bernabé. Las raices de sus celos eran que Pedro y los apóstoles estaban recibiendo mucho más respeto del que ellos recibían. La diferencia entre Pedro, Pablo y Bernabé y los líderes religiosos era que los Fariseos demandaban el respeto y la reverencia para ellos mismos. La meta de los apóstoles era conseguir el respeto, la reverencia y el honor para Dios. Los apóstoles eran respetados no por que ellos lo demandaran sino por que se lo habían ganado. Es difícil alegrarse con otros que están teniendo éxito cuando nosotros no lo podemos lograr, pero cuando llamamos al Espíritu Santo, El nos dá la fuerza que necesitamos (1 Juan 4:4).

Los celos son reacciones humanas y naturales pero es trágico dejar que nuestros celos nos hagan querer parar el trabajo de Dios. Si alguna obra es obra de Dios, alégrate sin que importe quien la esté realizando.

Pablo quería que el pueblo Judío se le uniera en proclamar la salvación de Dios. Desafortunadamente, muchos Judíos no reconocieron a Jesús como el Mesías y no entendieron que en Jesús, Dios estaba ofreciendo la salvación a todos, Judíos y Gentiles. Pablo siendo también Judío esperaba que la gente viera que Jesús había venido a traves de Israel y era la luz de todas las naciones (Lucas 2:32). Esta luz se esparciría e iluminaría al mundo entero. Los líderes Judíos voltearon la cara cuando alguien los enfrentaba con una verdad que les molestaba, como mucha gente hoy en día, rehusaban escuchar. Cuando Dios habla debemos escucharlo, si no nos arriesgamos a echar fuera de nuestras vidas a la verdad.

 

APOCALIPSIS 7:9, 14-17

En la lectura de hoy vemos a una multitud congregada en frente del trono y ante el cordero. Algunos dicen que esa multitud era el grupo de todos los mártires que murieron predicando la Palabra de Dios. Cuando se presente la guerra, el hambre, la persecusión y la muerte, los Cristianos serán llamados a permanecer firmes en sus creencias. Estas almas fueron selladas por Dios y ahora son victoriosas. Esta muchedumbre en el cielo parece estar compuesta por los que permanecieron fieles a Dios a traves de generaciones. Los que salieron de las tribulaciones lavaron sus almas con la sangre de Jesucristo. La sangre de Jesucristo es el purificador más grande del mundo ya que remueve la mancha horrible del pecado. El blanco simboliza las cualidades de estar libre de pecado o sea la santidad, lo cual puede ser obtenido por el derramamiento de la sangre del cordero de Dios que está libre de pecado.

Algunos creen que el sufrimiento de los mártires se ha terminado con los años y otros creen que habrá un tiempo especial de tribulaciones inmensas. Dios proveerá a las necesidades de sus hijos en su hogar eterno. No habra hambre, sed o dolor y El secará las lágrimas en Su hermosa y eterna “Ciudad Santa.” Este versículo es sumamente reconfortante cuando uno se siente que no vale la pena ni tratar. Esta verdad te sostendrá en tus momentos de prueba. Es importante recordar que todos aquellos que han sido fieles a traves de los tiempos están cantando ante el trono de Dios. Sus tribulaciones y dolores han terminado y sus pecados se han terminado también. Todos los que creyeron han sido resucitados y no morirán nunca más. ¡Aleluya!

 

JUAN 10:27-30

El papel de un pastor era muy conocido en Palestina y sabían bien que las ovejas conocen bien el sonido de su voz. Jesús comparó a Sus seguidores con las ovejas y El era su pastor. Cuando habló al pueblo supo muy bien de lo que estaba hablando. Les prometió vida eterna si lo aceptaban como su Maestro y Señor de sus vidas.

El nos ofrece esto a nosotros ahora mismo. Toda la pequeñez de nuestra vida terrenal se irá y conoceremos el esplendor de ser amados por Dios. El prometió una vida sin final. La muerte será el principio de la vida eterna. El prometió una vida que era segura. Nada podía arrebatarle esa vida de sus manos. Esto no quería decir que serían salvados de las penas, los sufrimientos o la muerte. Quería decir que conocerían la serenidad y el poder de Dios.

Jesús hizo una enorme declaración a la multitud de Judíos y les mostró Su infinita confianza en Dios. El les había estado hablando sobre Sus ovejas y Su rebaño y de que nadie las apartaría de El. Les revela que Su Padre le dió a las ovejas y ambos, El y las ovejas estaban seguros en las manos de Su Padre. El estaba muy seguro de sí mismo debido a que estaba seguro de Su Padre. Entonces les dice a ellos y a nosotros que El y el Padre son uno solo (Juan 17:11). Jesús dice que la unidad entre El mismo y el Padre es la misma unidad que El quiere de nosotros. Su oración es que todos los Cristianos estén unidos en el amor así como El está unido en el amor con El Padre.

 

Aplicación 

La primera lectura dice que la fe es un don gratuito y el respeto es algo que se gana. En la segunda lectura vemos que solamente la Sangre de Cristo puede lavar el pecado. En el Evangelio, vemos que la oración es un diálogo entre dos personas enamoradas una de la otra.

Esta semana, que tu oración sea para que el Señor te dé el valor de confesar tus pecados por medio del Sacramento de la Reconciliación (Confesión). Luego permite que el poder de la Santa Eucaristía te alimente y te acerque a tu familia y amigos con humildad y reverencia. Permite que tu fe sea compartida con todos los que encuentres a tu paso en un espíritu de alegría. Jesús nos mandó a todos que nos llenaramos del Espíritu Santo (Efesios 5:18) y luego ir y hacer discípulos de todas las naciones (Mateo 28:19). Permite que tu unidad empiece entre Dios y tú; Después Dios, tú, tu familia y luego Dios, tú, tu familia y tu comunidad. Los milagros empezarán a suceder en tu comunidad.

 

Posted in Bible Studies Spanish.