DECIMO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO – CICLO C

print

DECIMO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO – CICLO C

 

ANTES DE EMPEZAR

 

Reza y pídele a Dios que te hable por medio del Espíritu Santo. “EL PARACLITO, EL ESPIRITU SANTO QUIEN EL PADRE MANDARA EN MI NOMBRE, TE ENSENARA EN TODO Y TE RECORDARA DE TODO LO QUE TE DIJE.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                      Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. De lo que aprendiste, ¿qué aplicación personal vas a escojer para aplicar a tu vida ésta semana?

 

SEGUNDO DIA                                          1 REYES 17:17-24                                            PRIMERA LECTURA

 

(“El Señor escuchó el ruego de Elías, el soplo de la vida regresó al cuerpo del niño…”)

 

  1. ¿Qué le pasó al hijo de la dueña de la casa?  1 Reyes 17:17

 

  1. ¿Qué le dijo la viuda a Elías y qué le llamó? 1 Reyes 17:18

 

  1. ¿Quién fue Elías y qué dijo Malaquías 4:5-6 que haría?

 

  1. ¿Qué le dijo Elías a la viuda que hiciera con su hijo, a dónde lo llevó y de dónde lo trajo?

1 Reyes 17:19

 

  1. ¿A quién llamó Elías y qué le dijo? 1 Reyes 17:20

 

  1.  ¿Qué hizo tres veces y llamando al Señor qué le dijo?  1 Reyes 17:21

 

  1.  ¿Qué escuchó el Señor y qué le pasó al niño?  1 Reyes 17:22

 

  1.  Después que Elías le dió el niño a su madre ¿qué le dijo?  1 Reyes 17:23

 

  1.  ¿Qué es lo que la viuda sabe ahora y qué dijo que salía de su boca?  1 Reyes 17:24

 

  1.  ¿Qué es la palabra de Dios?  Salmo 119:105

 

  1.  ¿Qué le pasará a un profeta quien escucha una palabra del Señor?  Ezequiel 3:17-21

 

  1.  ¿Qué hace Dios con nuestros pecados y nuestras enfermedades?  Salmo 103:3

 

Personal – ¿Cómo demuestra tu vida que haz aceptado el perdón de Dios? ¿Qué tienes que hacer para experimentar la sanación de Dios?

 

 

TERCER DIA                                                 GALATAS 1:11-19                                       SEGUNDA LECTURA

 

(“…pero vino por medio de una revelación de Jesucristo!”)

 

  1. ¿Qué quiere Pablo que sepas acerca del Evangelio que él predicaba? Gálatas 1:11

 

  1. ¿De quién no recibió, o enseñó el Evangelio que predicaba? ¿Cómo le llego? Gálatas 1:12

 

  1. ¿Qué se le fue dado a Pablo, cómo fue conocido su misterio y a quién se le reveló? Efecios 3:2-5

 

  1. ¿Cuáles dos cosas trató de hacer Pablo en la iglesia en la manera anterior de su vida? Gálatas 1:13

 

  1. ¿En qué progresó Pablo y qué era él por su tradición de sus antecesores? Gálatas 1:14

 

  1. ¿Cuándo apartó Dios a Pablo y cómo lo llamó? Gálatas 1:15

 

  1. ¿Qué le agradó a Dios hacer y por qué razón? Gálatas 1:16

 

  1. ¿Con quién no consultó Pablo, a dónde fue, después de tres años a dónde se fue y luego a quién consultó? Gálatas 1:16-18

 

  1. ¿A quién consultó Pablo y se quedó por quince días? Gálatas 1:18

 

  1. ¿Cuál fue el único apóstol que vio Pablo ésta vez? Gálatas 1:19

 

Personal – ¿Cómo se te reveló Dios y qué te ha llamado hacer?

 

CUARTO DIA                                                   LUCAS 7:11-17                                                   EVANGELIO

 

(“Jóven, a tí te digo: ¡Levántate!”)

 

  1. ¿Quién acompañó a Jesús en su viaje a Naín? Lucas 7:11

 

  1. ¿Qué vio Jesús al llegar cerca del pueblo? Lucas 7:12

 

  1. ¿Con quién se conmobió Jesús cuando vio a la viuda y qué le dijo? Lucas 7:13

 

  1. ¿Con quién tuvo Dios compasión? Salmo 72:13

 

  1. ¿Al ver la hombre golpeado, con quién fue compasivo el buen samaritano? Lucas 10:33

 

  1. ¿Qué tocó Jesús, qué hicieron los portadores y qué dijeron? Lucas 7:14

 

  1. ¿Qué hizo el hombre que había estado muerto y a quién se lo entregó Jesús? Lucas 7:15

 

  1. ¿Por qué le dio miedo a la gente y glorificó a Dios? ¿Quién dicen que aparació entre ellos? Lucas 7:16

 

  1. ¿Qué echó fuera el miedo? 1 Juan 4:18

 

  1. ¿Qué es Dios? 1 Juan 4:16

 

  1. ¿Quién visitó a su gente y cuándo se extendió el reporte acerca de Jesús? Lucas 7:16-17

 

Personal – ¿De qué manera Dios te ha tenido compasión  y cómo has experimentado que Dios te ha resusitado de la muerte o a alguien que conoces?

 

 

QUINTO DIA                                               LEE EL SALMO 30:2,4-6, 11-13

 

(“Te alabo, Señor, por que me levantaste…”)

 

Leé y medita acerca del Salmo 30:2, 4-6. 11-13

 

¿Qué es lo que el Señor te dice personalmente por medio del Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria espiritual?

 

SEXTO DIA                                              LEE TODO EL COMENTARIO                                   1 REYES 17:17-24

 

En éste pasaje vemos a Elías, el más famoso de todos los profetas desafiado por una viuda pagana acerca de su papel de ser un hombre verdadero de Dios. Ella se hizo amiga, le dio de comer y le dio casa pensando que estaba haciendo bien. Ella es una viuda y tiene solamente un hijo y ve su futúro por medio de sus ojos. De pronto el hijo se enferma, luego muere y su mundo explota. Ella reclama a Elías y piensa que él es parte del plan de Dios de destrosarla por un pecado escondido en su pasado. Ella lo acusa de ser cruel porque piensa que Dios está haciendo el daño. En verdad, podemos decir que ella era una pagana y no conocía a Dios. Pero, sabía quien era Elías. El era el famoso profeta Elías. Su fama era conocida por toda la tierra. ¿Puedes ver que esto pasa hoy en día? ¿Haz experimentado lo que ésta mujer hizo? ¿Puedes preguntarte algunas veces si Dios está castigándote por algún pecado que pensabas que ya estaba perdonado? ¿Culpas a Dios por algunas de las cosas dolorosas en tu vida? Bueno, Elías nos demuestra que cuando tenemos fe podemos esperar cualquier cosa y sobrevivir cualquier cosa. La lección de hoy termina con un fin feliz, algunos de ellos hoy no lo son, ¿porqué? Elías le dijo a la mujer “no te apures.” Jesús nos dice hoy no te apures, nada más confía en El. Cuando ponemos toda nuestra confianza en El, recibimos el regalo que sobrepasa toda comprención. La palabra Evangelio quiere decir “buenas noticias” y las buenas noticias es esperanza para nosotros, esperanza para nuestras familias y esperanza para todos nuestros parientes. Hoy los hombres y mujeres de Dios están en tu vecindario. Búscalos.

 

GALATAS 1:11-19

 

En éste pasaje escuchamos a Pablo diciéndonos que el camino al cielo no es basado en solamente sueños humanos o caprichos. El está basicamente diciendo que hay solo un camino a Dios y eso es por medio de Jesucrito (Juan 14:1-6). Hoy en día hay algunas religiones que dicen que hay caminos validos iguales a Dios, pero eso no es verdad. Había Judíos cristianos que dicen que prácticas como la circumcisión y restricciones dietéticas son requeridas de todos los creyentes en Cristo. Esta gente se llamaba judaísmo. Pablo se puso firme en el mensaje que la salvación para Judíos y gentiles por igual es solamente por la fe en Jesucristo. Pablo les dice a sus oyentes que él no escogió ser un apóstol. Cristo lo designó para ésa tarea. Las buenas noticias  de las cuales Pablo predicó están bajo la autoridad del mismo Jesucristo. Pablo ahora dirije sus energías hacía edificar la iglesia cristiana. Pablo sabía que Dios le llamó antes que él hubiera nacido. Dios te conoce intimamente también y El te escogió para que seas de El antes de que nacieras. El quiere que cumplas el trabajo que te ha dado para hacer. Cuando la gente nos ve, reconocen que Dios ha hecho un cambio en nosotros, si no posiblemente no estamos viviendo nuestras nuevas vidas como debemos hacerlo. Pablo dice “Sí Señor” y su vida y todo su mundo cambio para él y para muchos otros alrededor del mundo. Digamos también “Sí Señor” y pidamos al Señor que nos ayude cambiar el mundo.

 

LUCAS 7:11-17

 

El evangelio de hoy nos enseña el Cristo compasivo, el cual ve el corazón no solamente la apariencia. La Madre Teresa nos llama para ver a Jesús escondido disfrazado de pobre, el enfermo, el cojo, el ciego, el solitario, el de corazón roto, el preso, el perdido y olvidado. El ve ese miedo  en los ojos de la viuda  de estar sola en el mundo. Ella no tendrá el lujo de un esposo o un hijo más. El sabía lo que quería decir una procesión de un funeral para la madre viuda y su corazón sintió una tremenda compasión  por ella. Leemos en todas las lecturas que Dios demuestra gran compasión por los desvalidos.

Vemos al Buen Samaritano demostrando gran compasión por el hombre, la víctima  de un robo, acostado allí en un camino desolado. De seguro Dios vio su corazón, se alegró y debe de estár contento con el Samaritano.  Le dio de su tiempo, su fuerza y su dinero sin esperar un reconocimiento y ni siquiera las gracias. El te dio a tí y a mí  una vista muy de cerca y muy personal de su corazón. Las escrituras nos dicen que el amor de Dios dura para siempre. Puedes imaginarte el poderoso intercambio cuando escuchamos a Jesús diciéndole a la mujer muy suavemente “no llores.” Después camina al frente, toca el ataúd y le dice al jóven muerto “regresa a la vida otra vez.” ¿No crees que la vida de ella también regresó? Vamos a vernos los unos a los otros como El vio a esa madre. En gran poder Jesús levantó al jóven a la vida.

 

Aplicación

 

La primera lectura demostró la fuerte fe de Elías levantando al niño de la muerte por medio de la palabra de Dios. Vemos en la segunda lectura el poder de la fe de Pablo dada por Dios para predicar las Buenas Noticias. El evangelio revela que Dios tiene grán compasión por el débil.

 

Esta semana deja que otros vean el poder de fe en tí, misericordia, y amor visitando una viuda y testíficando el poder de sanación de Cristo. Esta semana sé un verdadero embasador de Cristo.

 

Posted in Bible Studies Spanish.