DECIMONOVENO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO (11 de Agosto) – Ciclo C

print

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

2. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA SABIDURIA 18:6-9 PRIMERA LECTURA

(“Tu pueblo esperó la salvación de los justos.”)

1. ¿Qué noche era conocida de antemano por nuestros padres?  Sabiduría 18:5-6

 

2. Llena los siguientes espacios: “Sabiendo en que juramentos habían  ______ se sintieron seguros________” Sabiduría 18:6

 

3. ¿Qué es la fe?  Hebreos 11:1

 

4. ¿Cómo nos llega la fe?  Romanos 10:17

 

5. ¿En el conocimiento de qué, habían puesto su fe con objeto de tener valor?  Sabiduría 18:6

 

6. ¿Qué espera la gente?  Sabiduría 18:7

 

7. ¿Quiénes fueron castigados? ¿En esto qué les sucedió a los que habían sido convocados?   Sabiduría 18:8

 

8. ¿Qué estaban ofreciendo los hijos santos? ¿Y qué establecieron de común acuerdo?  Sabiduría 18:9

 

9. ¿Cuáles son las dos cosas que compartirían los santos por igual y qué habían estado haciendo un poco antes?  Sabiduría 18:9

 

Personal – ¿De qué manera has estado “cantando las alabanzas” que tus antepasados, esos que creían, te dejaron como un legado?  ¿De qué modo has pasado esto a tu familia?

 

 

TERCER DIA HEBREOS 11:1-2, 8-19 SEGUNDA LECTURA

(“La fe es la manera de tener lo que esperamos…”)

1. Llena los siguientes espacios: “La fe es la manera de tener lo que, para conocer lo que__________,_________ para conocer lo que_________.” Hebreos 11:1.

2. ¿Por qué eran celebrados los antepasados?  Hebreos 11:2

 

3. ¿Qué hizo Abraham cuando fue llamado? ¿A dónde fue? ¿Sabía a dónde iba?  Hebreos 11:8

 

4. ¿Qué hizo Abraham en la tierra prometida así como en la tierra extranjera? ¿Con quién vivió en tiendas de campaña, que también eran herederos de esa misma promesa?  Hebreos 11:9

 

5. ¿Qué era lo que él esperaba? ¿Quién fue el diseñador de esto?  Hebreos 11:10

 

6. ¿Qué hizo Abraham por fe y de qué pensó que era digno Aquel que hizo la promesa?  Hebreos 11:11

 

7. ¿En quién deberíamos confiar?  Hebreos 2:13 e Isaías 8:17

 

8. ¿Cómo resultado de esta fe, qué nació de este solo hombre?  Hebreos 11:12

 

9. ¿Qué les sucedió a esos que murieron en fe? ¿Qué estaban buscando?  Hebreos 11:13-16

 

10. ¿De qué no se avergüenza Dios, de ser llamado? ¿Qué les ha preparado a ellos? ¿Qué hizo Abraham por fe y que sucedería a traves de Isaac?  Hebreos 11:16-18

 

11. ¿Qué pensó Abraham que Dios podría hacer? ¿Y por hacerlo, qué recuperó a Isaac?  Heb. 11:19

 

Personal – Enlista las cosas que has dejado atrás debido a tu fe y confianza en el Señor. Esta lista puede incluir personas o cosas de valor monetario.

 

 

CUARTO DIA LUCAS 12:32-48 EVANGELIO

(“No temas pequeño rebaño”.)

1. ¿Cómo debes vivir? ¿Qué le agradó a nuestro Padre celestial?  Lucas 12:32

 

2. ¿Qué deberías hacer, deberías dar y deberías recibir? Lucas 12:33

 

3. Llena los siguientes espacios: Donde sea que esté tu tesoro, ahí también estará tú ___________.  Lucas 12:34

 

4. ¿Qué deberías hacer? ¿A quién le irá bien cuando el amo regrese y qué hará este para ellos?   Lucas 12:35-37

 

5. ¿Si la cabeza de la casa supiera cuando iba a venir el ladrón, qué no haría?  Lucas 12:39

 

6. ¿Cómo debes estar? ¿Cuándo vendrá el hijo del Hombre?  Lucas 12:40

 

7. ¿Cuál fue la pregunta que le hizo Pedro a Jesús cuando el Señor le respondió con otra pregunta, dando después un ejemplo?  Lucas 12:41-42

 

8. ¿Qué está haciendo el sirviente que es tan afortunado? ¿A quién se le quitará el puesto por falta de confianza?  Lucas 12:43-46

 

9. ¿Qué le sucedería al que sabía los deseos de su amo y qué al que no los sabía?  Lucas 12:47-48

 

10. ¿Qué se le exigirá al que se le ha dado mucho? ¿Y qué al que se le ha confiado mucho?  Lucas 12:48

 

Personal – ¿Cómo te has estado preparando para el día cuando estés frente a frente con el Señor? Ora y pídele que te muestre donde gastar tu dinero, donde pasar la mayoría del tiempo y qué hacer con tus talentos (regalos naturales que Dios te ha dado). Arrepiéntete y recibe el Sacramento de la Reconciliación esta semana para recibir la gracia que te hará cambiar.

 

 

QUINTO DIA LEE EL SALMO 33:1, 12, 18-22

(“Qué felices son las naciones cuyo Dios es el Señor.”)

Leé y medita el Salmo 33:1, 12, 18-22.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA LEE TODO EL COMENTARIO

SABIDURIA 18:6-9

El Exodo tuvo lugar cuando Moisés guiaba a su pueblo para salir de la opresión de Egipto y hacía la libertad en la nueva tierra. El ángel de la muerte fue de casa en casa y mató al primogénito. Los únicos que se salvaron eran los de aquellas casas que tenían la sangre del cordero sacrificado alrededor de sus puertas. Los Israelitas en vez de sucumbir a la obscuridad de religiones falsas y de la cultura inmoral permanecieron leales a la sabiduría genuina de su fe.

Este pasaje fue escrito para los Judíos que encontraron como algo esencial mantener en sus mentes vividamente el recuerdo de esa noche (Exodo) y así mantener también su equilibrio espiritual. Esa noche todos los primogénitos de Egipto murieron.

Vemos contrastes increíbles en este pasaje; los Hebreos compartiendo las mismas cosas, las bendiciones y peligros y todo ese tiempo cantando alabanzas a su Padre celestial. Por otro lado podemos oir el llanto desesperado de sus enemigos que se lamentaban por la muerte de sus hijos. Todos sufrieron, esclavos, amos, hombres comunes y hasta el Faraón, cuyo primogénito murió esa noche. Finalmente se ve la fe de los Hebreos que fue muy sólida para ser derrotada. Y vemos como el Faraón les dice que tomen a su Dios, se lo lleven y huyan de Egipto.

Los Judíos fueron liberados del Faraón por el poder de la Santa Palabra de Dios. Con fe, ellos leyeron, creyeron y vivieron su palabra. El Señor los liberó y nos liberará a nosotros si mantenemos su Santa Palabra en nuestras mentes, en nuestros labios y en nuestro corazón. El nos ha dado el don de la fe y en élla encontraremos el valor para profesar que Jesucristo es nuestro Señor y Salvador.

Jesús es la nueva y permanente pascua. Con Moisés la gente pasó de la esclavitud a la libertad y finalmente murieron. Con Cristo nosotros pasamos de la muerte a la vida y con El tendremos vida eterna.

 

HEBREOS 11:1-2, 8-19

Este pasaje nos hace la pregunta del verdadero significado de la fe. ¿Qué es la fe?

La fe es la respuesta a la presencia viva del poder de Dios en nuestras vidas. Es una respuesta, una aceptación, una creencia de un don muy especial que viene de Dios. Un cumpleaños siempre trae la emoción y anticipación de recibir regalos. Sabemos que recibiremos algo pero siempre habrá alguna sorpresa. Los cumpleaños combinan la certeza con la anticipación, así sucede con la fe. La fe es la convicción basada en experiencias pasadas de que las sorpresas nuevas y frescas de Dios con toda seguridad serán nuestras.

Describimos la fe con palabras como confianza y certeza. Estas dos cualidades necesitan un punto seguro de empiezo y de final. El punto de empiezo de la fe es la creencia de que “El es quien dice ser.” El punto final es creer en las promesas de Dios, “El hará lo que dice.”

Abraham creyó en Dios y en Sus promesas. Su fe se mantuvo firme con la obediencia. No es suficiente creer, debemos por medio de la obediencia RESPONDER. Abraham dejó su casa y se fue a otras tierras obedeciendo sin preguntar. Aún más, estaba dispuesto a sacrificar a su hijo Isaac. No debemos sorprendernos si Dios nos pide hacer a un lado la seguridad de lo ya conocido con objeto de obedecerlo a El y a sus promesas. Mucha gente que aparece en las escrituras murió sin recibir todo lo que Dios había prometido, pero nunca perdieron por eso de vista al cielo. 

Hoy en día muchos Cristianos se sienten frustrados y derrotados debido a que sus necesidades, demandas, deseos y esperanzas no son obtenidas de inmediato cuando creen en Cristo. Muchos se ponen impacientes y quieren darse por vencidos. Necesitamos tener el valor de esos héroes de la fe que vivieron y murieron sin ver el fruto de su fe en la tierra y que sin embargo continuaron creyendo. Con fe podemos confiar a Dios nuestras más preciadas posesiones (nuestras familias, etc.). Quizá no recibamos lo que queremos inmediatamente, pero respondiendo con fe, El hará lo que dice, cuando sea el tiempo oportuno.

 

LUCAS 12:32-48

Este pasaje nos dice que preocuparse no es algo que viene del Señor. Jesús nos dice que a Su padre le dá un gran placer darnos Su reino. Para entender este versículo debemos saber que cuando una persona era adoptada en una familia Hebrea, calificaba legalmente para recibir todos los beneficios a los que tendría derecho; por lo tanto era ya un heredero en ciernes. Por medio de la sangre de Cristo todos calificamos para ser herederos del Rey. Unicamente necesitamos aceptar a Jesús como nuestro Señor para ser herederos de Su reino. 

Es por eso que no debemos preocuparnos, somos herederos del Rey. No debemos preocuparnos sobre cuanto dinero tenemos que ganar, Dios proveerá. Esto no significa que seamos irresponsables o que no hagamos un plan para proveer a nuestras familias. Cuando el dinero se ve como un fin en sí, este nos atrapa rápidamente y nos aparta tanto de Dios, como de los que necesitan nuestra ayuda. Necesitamos considerar cuanto dinero podemos usar para los propósitos de Dios. ¿Se acerca a tu cartera el amor a Dios? ¿Tienes libertad para usar tu dinero ayudando a otros? Si es así estás acumulando tesoros en el cielo. No podemos separar lo que hacemos de lo que creemos. Lo que más valoramos revela nuestras verdaderas prioridades. Si éstas fueran juzgadas tomando en cuenta en que pasas el tiempo, ¿en dónde pones tu dinero y tus energías, cuál sería el veredicto?

Jesús no solo nos dice que no nos preocupemos, también nos dice que estemos preparados para su regreso. Nuestra fe es una respuesta a la presencia viva de Dios en nuestras vidas. Es por el don de fe que podemos acercarnos a los recursos de Jesucristo. Es Jesús el que nos cubrirá todas nuestras necesidades con sus riquezas en la gloria (Filipenses 4:19). Debemos dejar de preocuparnos acerca de lo que el mundo piense de nosotros y vivir con fe preparándonos para su regreso.

Jesús nos dice que hay un reino que se está preparando para los que lo siguen. Y además, se nos ha dicho en este pasaje que mucho se le pedirá al que mucho se le dió ya que su responsabilidad es mayor. Tú y yo tenemos mucho; hemos sido bendecidos de muchas maneras. Tenemos un Dios amoroso y compasivo que perdona y que nos llama a hacer lo mismo que El. Nuestra fe que es un don que viene de El nos da el valor de decir “Sí, Señor.”

Para prepararnos para el regreso del Señor, debemos ser sinceros en vez de hipócritas, sin miedo y listos a ser testigos. No debemos estar ansiosos sino confiados. No debemos ser avaros sino generosos y no flojos sino diligentes. Con fe estaremos listos para Su regreso.

 

Aplicación

“Esa noche,” en la primera lectura, fue la huída de la fe fuera de Egipto. En la segunda lectura vemos el viaje en la obscuridad de nuestros héroes espirituales que fue iluminado por su fe. El evangelio nos dice que estemos preparados y que a traves del don de la fe, estemos listos para el regreso del Señor.

Hoy por medio de nuestro propio don de fe, con la oración diaria, la lectura de las escrituras y la recepción de los sacramentos, podemos mantenernos listos para cuando se aparezca el Señor personalmente a cada uno de nosotros. 

Posted in Bible Studies Spanish.