Decimonoveno Domingo del Tiempo Ordinario (9 de Agosto) – Ciclo A

print

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

By Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo.  “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

2. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA LEE 1 REYES 19:9, 11-13 PRIMERA LECTURA

(“Sal y ponte en el monte ante el Señor; El Señor pasará por ahí.”)

1. ¿Dónde estaba Elías y qué le pasó?  1 Reyes 19:8-9

 

2. ¿Qué le preguntó el Señor?  1 Reyes 19:9

 

Personal – Cuando haces oración, ¿cómo te comunicas con Dios?  ¿Alguna vez te ha hecho El una pregunta?

 

3. ¿Quién es otro profeta que también se comunicaba con Dios y a quien también le fue revelada la Gloria de Dios?  ¿Dónde tuvo lugar esto?   Éxodo 33:18-23

 

4. ¿A dónde le dijo el Señor a Elías que fuera?  ¿Y quién dijo que iba a pasar por ahí?  1 Reyes 19:11

 

5. ¿Por qué se abrían grietas en la montaña y se quebrantaban las rocas ante el Señor?  ¿Qué pasó después de esto y en lo cual el Señor no estaba presente?  1 Reyes 19:11

 

6. ¿Qué vino después del temblor?  1 Reyes 19:12

 

7. ¿Qué vino después del fuego?  1 Reyes 19:12

 

8. ¿Qué hizo Elías cuando oyó el suave susurro?  1 Reyes 19:13

 

9. ¿Cuál fue la pregunta que el Señor repitió a Elías?  1 Reyes 19:13

 

10. ¿Cuando Jesús fue transfigurado, a donde fue y quién apareció con El?  Mateo 17:1-3

 

11. ¡Que hermosos son sobre los montes los pies del Mensajero que trae buenas nuevas!  ¿Qué están anunciando y qué es lo que dicen?  Isaías 52:7

 

Personal – ¿Donde está la montaña del Señor para ti?  ¿De qué modo se comunica el Señor contigo?

 

 

TERCER DIA LEE ROMANOS 9:1-5 SEGUNDA LECTURA

(“Digo la verdad en Cristo: no miento.”)

1. ¿Quién está hablando, de qué habla y que es aquello que no hace?  Romanos 9:1, Romanos 1:1

 

2. ¿Con quién habla la conciencia de Pablo, y qué es lo que está atestiguando?  Romanos 9:1-2

 

3. ¿Quién da fe por lo que hace Pablo?  Romanos 1:9

 

4. ¿Cuál es la verdad?  1 Timoteo 2:4-6

 

5. ¿Qué es lo que dice Pablo que desearía para si mismo y para sus hermanos, los de su raza, los Israelitas?  Romanos 9:3

 

6. ¿Qué le dice Dios a Moisés cuando éste le pide que lo borre del libro que estaba escribiendo?   Éxodo 32:30-33

 

7. ¿Cuáles son las siete cosas que dice Pablo que les pertenecen y quién vino de ellos?  Rom 9:4-5

 

8. ¿De dónde vino el Mesías según la carne?  Romanos 9:5 y Romanos 1:3

 

9. ¿Qué significa el término Mesías?  Juan 1:41 y 4:25

 

10. ¿Quién está sobre todas las cosas?  Romanos 9:5

 

Personal – ¿Cómo demuestras tu preocupación por algún miembro de la familia, amigo, compañero de escuela o de trabajo que no está siguiendo el camino del Señor?  ¿De qué modo hablas de la verdad con los que están a tu alrededor, así como hizo Pablo?

 

 

CUARTO DIA LEE MATEO 14:22-33 EVANGELIO

(“Cuando El los despidió, subió al monte a solas para orar.”)

1. ¿Qué insistió Jesús que hicieran los discípulos y qué pasó antes de eso?  Mateo 14:16-22

 

2. ¿Cuando Jesús los despidió a dónde se fue?  Mateo 14:23

 

3. ¿Después de que Jesús fue bautizado, qué estaba haciendo cuando se abrieron los cielos y el Espíritu Santo descendió sobre El?  Lucas 3:21-22

 

4. ¿Quién estaba con Jesús mientras éste oraba, a dónde fue y qué hora del día era?  Mateo 14:23

 

Personal – Dentro de las próximas 24 horas, fíjate cuanto tiempo pasas a solas con el Señor y ve si puedes enlistar cuantas veces Jesús oró a solas en el Nuevo Testamento.

 

5. ¿Qué le estaba sucediendo a la barca donde se encontraban los discípulos y qué hora era cuando Jesús vino caminando sobre las agua hacía ellos?  Mateo 14:24-25

 

6. ¿Cuando los discípulos lo vieron caminando sobre las aguas como reaccionaron?  Mateo 14:26

 

7. ¿Qué se apresuró Jesús a hacer y qué les dijo?  Mateo 14:27

 

8. ¿Quién habló, qué le dijo a Jesús y que le respondió?  Mateo 14:28-29

 

9. ¿De qué se dio cuenta Pedro cuando salió de la barca y empezó a caminar sobre el agua yendo hacía Jesús?  Mateo 14:30

 

10. ¿Que le pasó a Pedro cuando se dio cuenta de esto y a quién le gritó?  Mateo 14:30

 

11. Jesús inmediatamente extendió Su mano y lo rescató.  ¿Qué exclamó y qué le preguntó a Pedro?   Mateo 14:31

 

12. ¿Qué pasó cuando subieron a la barca, que hicieron los que ahí se encontraban y que dijeron?   Mateo 14:32-33

 

Personal – ¿Qué pasa cuando quitas tus ojos de Jesús y te fijas en lo que pasa a tu alrededor?  ¿Qué hace Jesús cuando lo llamas cuando estás afligido?

 

 

QUINTO DIA LEE EL SALMO 85:9-14

(“Voy a escuchar de que habla Dios; El Señor habla de paz para Su pueblo…”)

Lee y medita en el Salmo 85:9-14.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA LEE TODO EL COMENTARIO

1 REYES 19:9, 11-13

Este pasaje nos muestra como Dios habla a Su pueblo en toda clase de circunstancias.  Elías había matado a los falsos profetas y teniendo miedo por si mismo, huye de la reina pagana Jezabel.  Elías pasa por una profunda fatiga y desaliento justamente después de sus dos victorias espirituales, la derrota de los falsos profetas y la respuesta a su oración por la lluvia.  Muchas veces se presenta el desaliento después de haber tenido una gran experiencia espiritual.  Dios deja que Elías coma y descanse (19:34), y después lo manda a las montañas a esperarlo.

Elías como muchos de nosotros hizo lo que hacemos cuando estamos bajo una presión intensa, empieza a pensar que él era el único que seguía el trabajo de Dios.  Estaba desilusionado, temeroso y empezando a perder de vista lo que Dios tenía guardado para el en el futuro.  Dios preguntó a Elías qué estaba haciendo ahí y Elías le dijo que estaba en peligro de perder su vida por seguir Sus órdenes.  Entonces Dios le dijo que fuera a pararse ante El en la montaña.  Elías sintió terribles ventarrones y hasta un temblor de tierra seguido de fuego y no había seña de Dios.  Cuántas veces miramos para ver si Dios nos habla de un modo espectacular.  Elías sabía que en el momento que oyera un suave susurro en la cueva, esa sería la voz de Dios.

Dios nos habla a todos y el reto para nosotros es estar callados y escuchar.  El le dijo a Elías que quería que regresara y continuara con su ministerio y que no tuviera miedo de nadie.  ¿Sientes como que nadie se preocupa de ti o de lo que tú haces?  ¿Temes lo que otros puedan pensar de ti?

Dios vendrá a ti exactamente como lo hizo para Elías en aquella cueva.  El hablará con suave susurros a un corazón humilde y El cambiará tu vida.  Dios no se muestra a Si mismo en formas milagrosas frecuentemente.  Buscarlo en grandes reuniones, templos, conferencias o líderes visibles puede llevarte a no encontrarlo.  ¿Estás escuchando a Dios en este momento?  Hazte a un lado del ruido y la actividad de tu vida y escucha a Su suave susurro.  Si escuchas, escucha muy de cerca y lo oirás diciéndote “Te amo.”

ROMANOS 9:1-5

El amor y la preocupación de Pablo por su pueblo era como aquella del padre hacía su hijo o hija. Los padres hacen cualquier cosa para evitar que sus hijos se hagan daño a si mismos, sin embargo ellos han de experimentar la madurez y el crecimiento por si mismos.  Pablo les dice que son muy afortunados de tener un Dios tan amoroso y que cuida de ellos y que no solo es tonto ignorar Sus enseñanzas sino que es peligroso.  Pablo está dispuesto a perder no solo su propia vida sino su salvación por su pueblo.

Hoy, como en este pasaje, hay muchos Cristianos que dan por sabida su fe. Asumen que su salvación es un objeto que no se recobra.  Hoy gran parte del mundo mira a Dios algo así como una divertida fantasía a la que solo se adhiere la gente oprimida y solitaria.  ¿Tienes tú esa preocupación por alguien que no conoce a Cristo personalmente?  ¿Qué tan preocupado estás por aquellos de tu misma familia que no conocen a Cristo personalmente?

El gran desafío de los creyentes Cristianos hoy en día, es que tanto estamos dispuestos a sacrificar nuestro tiempo, dinero, energía, comodidad y seguridad para ver que nuestros seres queridos tengan fe en Cristo.  ¿En qué piensas la mayor parte del tiempo?  ¿Dónde pasas la mayor parte de tu tiempo libre? Recuerda, nuestro tesoro está donde esta nuestro corazón.  Estamos llamados a buscar primero que nada Su Reino y su Justicia y después todo lo demás caerá por si solo en su lugar. (Mateo 6:33)

Un padre amoroso como Pablo gustosamente moriría por su hijo, pero como Pablo, también vemos que vivir por Cristo es más difícil que morir por Cristo.  Vivir por Cristo significa morir a nosotros mismos todos los días, o sea poner a los demás primero.

MATEO 14:22-33

La milagrosa comida de los 5,000 tuvo lugar a orillas del Mar de Galilea cerca de Bethsaida.  Jesús al terminar les dijo a sus discípulos que se fueran caminando hacía sus barcas, mientras El veía que la gente se fuera yendo a sus casas.  Los discípulos lo vieron subir a las colinas y hacer oración ahí hasta bien entrada la noche.

La Oración era el centro de la actividad de Jesús.  El oraba en todas las circunstancias.  El se encontraba orando cuando los cielos se abrieron y el Espíritu Santo descendió sobre él.  Frecuentemente oraba a solas, sin ninguna distracción, únicamente en unión con Su Padre.  Debemos vernos a nosotros mismos honestamente y darnos cuenta cuanto tiempo compartimos diariamente en oración a solas con El Señor.  Ese tiempo es tiempo de una gran intimidad y de esperanza.

El mar se embraveció y la tormenta amenazaba con voltear la barca de los discípulos.  Era temprano en la mañana cuando a través de la niebla y las pesadas aguas, vieron a Jesús caminando hacía ellos sobre las aguas.  Estaban aterrorizados por que realmente no lo reconocían y creían que era un fantasma o espíritu maligno.  Jesús les habló y Pedro contestó, aún cuando todavía no estaba muy seguro de que era Cristo, “si realmente eres tú, mándame que vaya hacia ti caminando sobre las aguas.”  Pedro empezó a caminar hacía Jesús y de pronto se dio cuenta de los fuertes vientos y cuando quitó sus ojos de Jesús y empezó a hundirse gritó al Señor “Sálvame.”  Jesús inmediatamente extendió su mano y lo rescató.  Se quedó mirándolo y dijo “por qué siempre dudan de mí,” subieron a la barca y amainó el viento inmediatamente.

El pasaje de hoy nos revela, que importante era para Jesús la soledad.  Nunca empezaba o terminaba algo sin pasar un tiempo a solas en oración con Su Padre.  El estaba siempre preparado para manejar cualquier cosa por que era un hombre lleno de oraciones.  El pasar tiempo haciendo oración te ayudará a estar preparado para los desafíos y la lucha en la vida.  Pedro se hundía por que quitó sus ojos de Cristo y tú necesitas preguntarte a ti mismo si quitas tus ojos de Cristo cuando estas pasando por una crisis.

Jesús es el centro de todo alivio y no hay nadie más que pueda tomar su lugar.  Las olas altas en nuestra vida pueden ser la tensión, los disturbios, la enfermedad, la discordia en el matrimonio y muchas otras formas de destrucción.  Cuando mantenemos a Jesús como el Señor de nuestra vida podemos caminar sobre el agua y mantenernos arriba de los enfurecidos mares de la destrucción.  O sea que realmente seremos capaces de pasar por situaciones difíciles cuando estamos centrados en Cristo en vez de centrarnos en la situación.  No debemos tener miedo de hundirnos en cualquier problema por que así como Jesús dijo a los hombres de la barca “No tengan miedo” así nos dice a nosotros también.  El verdadero amor expulsa el temor porque el temor tiene que ver con el castigo (l Juan 4:18).  No hay condena en aquel que acepta al Señor como su salvador (Romanos 8:1).  “No te inquietes por cosa alguna, has oración en toda ocasión y la paz que sobrepasa todo el entendimiento será tuya” (Filipenses 4:6,7).

Aplicación

La primera lectura nos muestra el poder de la comunicación a través del suave susurro de Dios.  La segunda lectura trata sobre el poder de la verdad en todo lo que hablamos.  El Evangelio trae a casa el poder de la oración, especialmente cuando nos preparamos a lidiar con los desafíos de la vida.

Hagamos esta semana un esfuerzo especial con nuestra familia, en el trabajo o en la escuela y hablemos solo con la verdad y nada más que la verdad haciéndolo de un modo claro y gentil.  Su Palabra es la verdad.  Date un tiempo extra para estar a solas con el Señor para que El te pueda revelar Su verdad y como puedes comunicarla a otros.  Recuerda siempre, antes de hablar, hacer oración y pedir al Señor que te dé sabiduría y discernimiento.  Suena fácil pero no lo es, porque Satanás el padre de la mentira tratará de disuadirte de todos los modos que pueda.  Recuerda tus acciones dicen a otros lo que tu realmente crees.

Posted in Bible Studies Spanish.