DECIMOSEPTIMO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO (July 29th) – CICLO B

print
El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pidele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

PRIMER DIA Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilia o de las lecturas que oiste en misa el domingo?

2. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

SEGUNDO DIA LEE 2 REYES 4:42-44 PRIMERA LECTURA

(“Dáselos a la gente para que coma.”)

1. ¿Qué le trajeron al hombre de Dios? 2 Reyes 4:42

2. ¿Qué les dijo Eliseo que hicieran con lo que le trajeron? 2 Reyes 4:42

3. ¿Qué le dijo a Eliseo su sirviente? 2 Reyes 4:43

4. ¿Qué insistió Eliseo que hiciera su sirviente y por qué razón? 2 Reyes 4:43

5. ¿Qué dijo Jesús acerca de si mismo, qué debemos hacer para no tener jamás hambre o sed? Juan 6:35

6. ¿Qué dijo Jesús que es verdadera comida y verdadera bebida, y qué pasara a los que coman y bebande estas? Juan 6:55-56

7. ¿Qué paso a aquéllos que habían comido y quién dijo que esto pasaría? 2 Reyes 4:44

8. ¿Qué debemos hacer con nuestros sobrantes y por qué razón? 2 Corintios 8:14-15

9. ¿De qué no debemos preocuparnos y qué debemos buscar? Mateo 6:31-33

10. ¿Qué es lo que se pregunta en Mateo 6:26?

Personal – ¿Como puedes aumentar tu fe en Dios en lo que respecta al alimento?

 

TERCER DIA LEE EFESIOS 4:1-6 SEGUNDA LECTURA

(“Mantengan entre ustedes lazos de paz, y permanezcan unidos en el mismo espíritu.”)

1. ¿Qué dice Pablo que es él en el Señor, y de acuerdo con qué nos invita a vivir nuestra vida? Efesios 4:1

2. ¿Por el bien de quienes se hizo Pablo un prisionero de Jesucristo? Efesios 3:1

3. ¿Cómo debemos soportarnos unos a otros? Efesios 4:2

4. ¿Por qué debemos esforzarnos y cómo debemos hacer esto? Efesios 4:3

5. ¿En qué nos afianzamos juntos? Colosenses 2:2

6. ¿De que hay sólo uno, y a qué somos todos llamados? Efesios 4:4-5

7. ¿Dónde ponemos nuestra esperanza? Salmo 119:114

8. ¿Cómo conseguimos abundancia de esperanza? Romanos 15:13

9. ¿Dónde está el único Dios y Padre de todos? Efesios 4:6

10. ¿De quién son todas las cosas, por quién, y a través de quién; y a quién se dará toda la gloria? Romanos 11:36

Personal – ¿De qué forma podemos hacernos uno dentro de nuestra familia, amigos e iglesia? Refiriéndose en Efesios 4:2, ve cómo podrías aplicar esto específicamente donde hay desunión.

 

CUARTO DIA LEE JUAN 6:1-15 EVANGELIO

(“Recojan los pedazos que sobran para que no se pierda nada.”)

1. ¿Por qué seguía a Jesús una larga muchedumbre y dónde fue Jesús? Juan 6:1-3

2. ¿Qué preguntó Jesús a Pedro, y porqué se lo preguntó? Juan 6:4-6

3. ¿Cuál fue la respuesta de Felipe, y qué le dijo Andrés a él? Juan 6:7-9

4. ¿Qué pidió Jesús a la gente que hiciera y cuántos hombres había allí? Juan 6:10

5. ¿Cuales son las dos cosas que Jesús hizo con los panes? Juan 6:11

Personal – ¿Cómo das gracias a Dios por el alimento que te proveé? ¿Cómo lo distribuyes a otros? ¿Qué haces con los sobrantes?

6. ¿Que pidió Jesús a sus discípulos que hicieran con los sobrantes, y por qué razón? Juan 6:12-13

7. ¿Qué dijo la gente acerca de Jesús cuando vieron lo que El habia hecho? Juan 6:14

8. ¿Por qué se retiró Jesús solo hacia la montaña? Juan 6:15

9. ¿Por qué razón no quería Jesús que lo hicieran rey? Juan 18:36

10. ¿Quién trató de tentar a Jesús con todos los reinos del mundo? Mateo 4:8-9

Personal – ¿De qué manera han tratado otros de ponerte en una posición que tú sabes no es aquélla hacia la que Dios te está conduciendo? ¿Cómo has manejado esta situación?

 

QUINTO DIA LEE SALMO 145:10-11, 15-18 (“Las miradas de todos de ti esperan que les des a su tiempo su alimento.”)

Leé y medita el Salmo 145:10-11, 15-18.

¿Qué te dice personalmente el Señor a través de este Salmo?

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

SEXTO DIA LEE TODO EL COMENTARIO

2 REYES 4:42-44

La lectura de hoy nos muestra que, como todos los profetas, Eliseo actuó sobre la palabra de Dios tan bien como la proclamó. Eliseo sabía bien que la cantidad de alimento que él tenia a mano no era suficiente para alimentar a tanta gente hambrienta. Su discípulo le dijo, con terminos inequívocos, que de ninguna manera esos cientos de hombres tendrían suficiente alimento. Eliseo usó la frase, “Porque así dice el Señor,” en el versículo 43, y ésta es la base de su confianza en la promesa de Dios omnipotente. Con fe permaneció fiel a la palabra de Dios y actuó sobre esta sagrada palabra. Este entero pasaje pone de relieve la increíble esperanza y poder del cumplimiento de la palabra divina. Eliseo hace que su asistente lleve a cabo sus órdenes de alimentar al gentio hambriento, y por supuesto, no solamente hubo abundante para todos, sino que hubo aun sobras de comida para los pobres. Un signo vital en el mensaje de hoy es la fe de Eliseo y la obediencia haciendo lo que Dios ordena. Eliseo fue un tremendo testigo para esa gente porque él obedeció a Dios y no tuvo miedo de lo que parecía una imposibilidad. Hoy debemos derivar fuerza del ejemplo de Eliseo y recordar que es el mismo amante y compasivo Dios quien quiere que seamos nutridos, sanos e íntegros. Como Eliseo, necesitamos ayudar a otros y con fe obedecer la sagrada palabra de Dios. No sólo seremos alimentados, sino que encontraremos que hay sobrantes para que nosotros alimentemos a otros en su santo nombre.

EFESIOS 4:1-6

Este pasaje nos revela que nuestra unidad es un signo sacramental de las bases de la iglesia. Es un “cuerpounico-espíritu-esperanza-Señor-fe-bautismo-padre” que nos hace a todos uno. Pablo nos dice que somos todos parte de un cuerpo y que se nos han dado muchos talentos y habilidades. También nos dice que la unidad no sucede de por si; todos debemos trabajar para ésta. Pablo nos invita a vivir una vida digna del nombre “Cristiano.” Este nombre quiere decir perteneciente a Jesucristo. Perteneciente quiere decir asumir completamente el carácter de Cristo, el cual consiste en ser manso, paciente, comprensivo, clemente y pacifico. Cada día, por dondequiera que vayamos, la gente nos observa. ¿Pueden ellos ver a Cristo en nosotros? El mensaje de Pablo fue escrito en la prisión, y hoy él nos habla a todos los que estamos en cierta forma encerrados en diferentes clases de prisiones. El nos dice que no importa donde estamos o donde vamos, porque vamos como representantes de Cristo. Sabemos que nadie llegará jamás a ser perfecto aquí en la tierra, así que debemos aceptarnos y amarnos unos a otros como Cristianos a pesar de las faltas de las otras personas. Debemos querer bien especialmente a nuestros prójimos creyentes. Necesitamos ser pacientes y gentiles con aquellos cuyas acciones nos disgustan. Es muy importante que no nos detengamos en las debilidades de esa persona. Mejor será que recemos por ella y pasemos algun tiempo juntos edificando confianza. Hacia la unidad en Jesucristo es donde el Espiritu Santo nos quiere llevar, pero nosotros debemos querer ser llevados. Podemos hacer esto enfocándonos en la voluntad de Dios de que todos seamos uno en El. Podemos hacer esto amándonos unos a otros asi como Jesús nos ha amado. (Juan 13:34).

JUAN 6:1-15

Jesús nos muestra el amor y la generosidad del Padre en acción. El nos muestra que la milagrosa abundancia de alimento revela la abundancia de amor divino. Al ver a la muchedumbre, Jesús supo que El y sus discípulos no tendrían tiempo alguno para descanso y meditación. El vio cuan cansados y hambrientos estaban, y volviéndose hacia Felipe le preguntó si había algún lugar en la cercanía donde se pudiera comprar alimento. Felipe dio todas las razones correctas de porqué este pedido era imposible de llevar a cabo. Felipe miró lo que no se podia hacer y Jesús miró lo que se podía hacer. Encontraron a un niño con unos pocos panes de cebada y algunas sardinas en escabeche. El pan de cebada era el pan mas barato y mirado por muchos con desdeño. El pan de cebada era el pan de los más pobres. Los pescados no eran mas grandes que las sardinas y habían sido preparados con vinagre para que no se echaran a perder. No había forma de transportar el pescado y mantenerlo en condiciones de ser consumido. Jesús tomó esta humilde fuente de alimento y dio gracias a Su Padre por ello. El entonces bendijo el pan, lo partió y lo distribuyó. La muchedumbre fue satisfecha completamente y sobró suficiente para llevar a los pobres en el pueblo. Hoy Jesús abraza a todos los vencidos, desechados, menospreciados, pecadores y nos sienta y alimenta con su cuerpo y sangre. El no nos da cebada; el nos da a Sí mismo, El se da a Sí mismo a todos los que se adelantan y dicen: “Tengo hambre y sed.” Su alimento para nosotros nos da fuerza y valentía para amar, para perdonar y para alimentar a Sus ovejas, y ellas están en nuestras familias, nuestras comunidades, nuestros paises y alrededor de todo el mundo. Hoy Jesús nos dice que alimentemos a Sus pobres, tal como El dijo a Pedro (Juan 21:15-17). Hoy Jesús nos hace la misma pregunta que hizo a Pedro: “¿Me amas?” Se nos llama a hacer exactamente como Pedro hizo y esto es alimentar a Sus ovejas.

Aplicación

En la primer lectura Eliseo no sólo proclamó la Palabra de Dios, el también actuó sobre ésta. Vemos en la segunda lectura que la unidad no quiere decir uniformidad, quiere decir uno en Cristo. El Evangelio revela que debemos alimentar a otros con la Palabra de Dios y con nuestro amor. Esta semana, sé una persona de acción y ve donde necesitas poner de lado pequeñas diferencias para alcanzar unidad en tu familia, con tus compañeros de trabajo, en tu escuela o en las actividades en tu parroquia. Recuerda, no podremos alimentar Sus ovejas si estamos demasiado ocupados en alimentarnos a nosotros mismos.

Posted in Bible Studies Spanish.