Decimotercer Domingo del Tiempo Ordinario (28 de Junio) – Ciclo A

print

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

By Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

PRIMER DIA Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

2. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA 2 REYES 4:8-11, 14-16 PRIMERA LECTURA

(“Yo sé que él es un santo varón de Dios.”)

1. ¿Quién vino a Sunem y quién le suplicó a él que cenara con ella? 2 Reyes 4:8

 

2. ¿Qué tan seguido cenó él con la mujer? 2 Reyes 4:8

 

3. ¿A quién siguió Eliseo y qué fue puesto a su cargo? 2 Reyes 1:9-15

 

4. ¿Cómo le llama la mujer Sunamita a Eliseo? 2 Reyes 4:9

 

5. ¿Qué recibe la persona que atiende a un profeta o a un hombre santo? Mateo 10:41-42

 

6. ¿En qué deberemos ser generosos? Romanos 12:13

 

7. ¿Qué dispuso la mujer para Eliseo? 2 Reyes 4:10

 

8. ¿Qué hizo un tiempo después Eliseo? 2 Reyes 4:11

 

9. ¿Qué le preguntó Eliseo a su sirviente Guejazi y qué le contestó? 2 Reyes 4:14

 

10. ¿Eliseo le pidió a su sirviente que llamara a la mujer, y mientras estaba parada en la puerta, ¿qué le prometió a ella? 2 Reyes 4:15-16

 

11. ¿Qué dijo ella y cómo llamó a Eliseo? 2 Reyes 4:16

 

Personal – ¿Cuál es tu actitud cuando un sacerdote viene a tu casa? ¿Cuál es tu actitud acerca de lo que te dice? ¿De qué manera muestras hospitalidad a los escogidos de Dios?

 

 

TERCER DIA ROMANOS 6:3-4, 8-11 SEGUNDA LECTURA

(“La muerte de Cristo fue un morir al pecado, y un morir para siempre.”)

1. ¿Nosotros que hemos sido bautizados en Jesucristo, en que más hemos sido bautizados? Rom. 6:3

 

2. ¿Con qué han sido arropados los que han sido bautizados en Cristo? Galatas 3:27

 

3. En el bautismo no solamente fuimos enterrados con El sino también resucitados con El, y eso gracias a quién? Col. 2:12

 

4. Así como Cristo fue resucitado de los muertos para la gloria del Padre, ¿qué hacemos nosotros también? Romanos 6:4

 

5. ¿Qué creemos nosotros si hemos muerto con Cristo, Romanos 6:8?

 

6. ¿Después de haber resucitado de los muertos, podrá la muerte hacer algo contra Cristo? Rom. 6:9

 

7. ¿Quién será el último enemigo que será destruido? 1 Corintios 15:26

 

8. ¿Para qué fue la muerte de Cristo y para quién es Su vida? Romanos 6:10

 

9. ¿Por quién murió El? Romanos 6:10

 

10. ¿De la misma manera, a que nos consideramos nosotros muertos? Romanos 6:11

 

11. ¿Para quien viviremos y en quien? Romanos 6:11

 

Personal – ¿De qué manera has muerto al pecado en tu vida? ¿De que manera estas viviendo una vida para Dios?

 

 

CUARTO DIA MATEO 10:37-42 EVANGELIO

(“El que los recibe a ustedes, a mi me recibe, y el que me recibe a mi, recibe al que me envió.”)

1. ¿Quién está hablando en los versículos 37-42 de Mateo y a quién le está hablando? Mateo 10:5 y Mateo 11:1

 

2. ¿Qué dijo Dios acerca de esos que aman a su padre o madre, o hijo o hija más que a El? Mateo 10:37

 

3. ¿Si un hombre desea seguir a Jesús, cuáles son las tres cosas que deberá hacer? Mateo 16:24

 

4. ¿Quién no es digno de seguir a Cristo? Mateo 10:38

 

5. ¿Qué le pasará al que procure salvar su vida y qué al que la sacrifique? Mateo 10:39 y Marcos 8:35

 

6. ¿A quién recibe la persona que te recibe, y ese que recibe a El, a quien más recibe? Mateo 10:40

 

7. ¿Qué recibe la persona que recibe con amabilidad a un profeta porque tiene este nombre? Mateo 10:41

 

8. ¿Qué recibe la persona que recibe con amabilidad a una persona buena porque es conocida como tal? Mateo 10:41

 

9. ¿Qué nos promete Jesús, y a quién le llama discípulo? Mateo 10:42

 

10. ¿Qué le sucederá a la persona que te dé agua para beber porque perteneces a Cristo? Marcos 9:41

 

Personal – ¿Cuál ha sido la cruz que has tomado para poder seguir a Cristo? ¿De qué manera te niegas a ti mismo diariamente en tu casa, trabajo, o escuela? ¿En qué forma estás apoyando a tus hermanos o hermanas en el Señor que están siguiendo a Jesús?

 

 

QUINTO DIA LEE SALMO 89:2-3, 16-19

(“Los favores del Señor cantaré para siempre.”)

Lee y medita en el Salmo 89:2-3, 16-19.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA LEA TODO EL COMENTARIO

2 REYES 4:8-11, 14-16

Este pasaje nos revela la necesidad de mostrar hospitalidad y respeto a los escogidos de Dios, Su clero. Cuando un sacerdote o diácono viene a tu casa, ¿cómo es tu actitud, es amable, cariñosa y reverente? Las Escrituras nos dicen que esos que han recibido el mensajero del Rey podrán, en realidad, estar recibiendo el Rey mismo (Mateo 10:40-42). Los Judíos siempre pensaron que recibir al mensajero de una persona era lo mismo que recibir a la persona misma. Recibir con amor y cariño al mensajero de nuestro Señor Jesús es lo mismo que recibir a Jesús mismo.

Las mujeres Sunamitas sabían que Elías era un profeta y un mensajero especial de Dios y confiaban en él con mucho respeto. El le prometió el regalo de un hijo y ella recibió este milagro de Dios por medio del Profeta que respetaba muchísimo.

Hoy en día hay mucha falta de respeto hacia el clérigo de las denominaciones Cristianas. Mucha gente no se fija a quién realmente estas personas están representando. Hay faltas del clero que cae en pecado, pero de todas maneras han sido llamados a representar al Señor. David fue maltratado por Saúl el Rey, terriblemente, pero éste nunca lastimó a Saúl. David respetaba el oficio de Saúl. Dios recompensó a David por su compasión, respeto y obediencia. Dios llamó a David un “hombre detrás de mi propio corazón.”

Fíjate en los clérigos de tu propia parroquia y ve en que les puedes ayudar, alentar, pero primordialmente, ámalos. Puedes amarlos al orar por ellos diariamente y al invitarlos a tu casa para que compartan con ustedes su hospitalidad. Elías estaba asombrado de la mujer Sunamita y de su hospitalidad. Hoy en día nuestros clérigos necesitan también esa hospitalidad y que los aceptes totalmente. Jesús dijo, “Lo que ustedes hagan al más pequeño de mis hermanos y hermanas, lo hacen a mi” (Mateo 25:31-46). Esto también aplica a esas personas que han dejado la comodidad de una familia cariñosa y la seguridad de una casa y comunidad permanente y han salido a servir a un mundo hostil. Como tratemos nosotros al clero es claramente como tratamos a Nuestro Señor, Jesús. Recuerden, ellos son mensajeros del Rey.

 

ROMANOS 6:3-4, 8-11

El poder del pecado se rompe con la muerte y resurrección de Jesucristo. Su muerte destrozó el poder de nuestra naturaleza pecadora. Nuestra vieja naturaleza que ama al pecado fue enterrada con Jesús por el bautismo cuando El murió por nuestros pecados. Por medio del bautismo compartimos su nueva vida y resucitaremos así como El lo hizo. El bautismo significa someterse y ahogarse. Morimos a nuestra vieja-pecadora naturaleza y emergemos o resucitamos en el bautismo con el Cristo Resucitado. Hemos invitado a Cristo para que resida en nosotros. El, a su vez, nos invita a su Familia Santa de Cristiandad, y está presente en su Padre Celestial y el Espíritu Santo. Por medio del bautismo nos convertimos en hijos e hijas de Dios el Padre y gozamos el poder del Espíritu Santo y vivimos y amamos a otros en el nombre de Jesucristo.

En la iglesia en el tiempo de Pablo, la sumersión era la forma usual del bautismo. Eso significa que los nuevos Cristianos eran totalmente sumergidos en agua. Esto era un símbolo de la muerte y enterramiento de la vida antigua, seguida con la resurrección a la vida con Cristo. Es muy importante comprender porqué el bautismo es tan importante en ser un Cristiano. Somos limpiados del pecado y arropados en el poder del Espíritu Santo. Este es el poder que nosotros usamos para resistir al diablo y hacer que se aleje de nosotros (Santiago 4:7). Ahora tenemos el poder increíble de escoger la vida en vez de la muerte porque tenemos la presencia del Espíritu Santo en nosotros. Sabemos que el Espíritu dentro de nosotros es mucho mas poderoso que el que está en el mundo (1 Juan 4:4). Por la razón de nuestro bautismo hemos sido hijos e hijas adoptados del Rey. Jesús nos dice que El ha preparado un lugar especial en la casa de su Padre para cada uno de nosotros (Juan 14:1-6). Este pasaje nos da un gran consuelo y la seguridad como creyentes en Jesucristo. Por Jesús, nunca tenemos que temer la muerte o pensar a donde iremos cuando nos muramos (Juan 3:16).

 

MATEO 10:37-42

El evangelio de hoy nos dice que un compromiso Cristiano podrá separar a amigos y seres queridos. Jesús nos enseñó que su presencia demanda una decisión. Esto era cierto en el tiempo de Jesús y es especialmente verdadero en el mundo de hoy. Dos cosas están sucediendo ahora. O el mundo te está cambiando a ti o tú estás cambiando el mundo. Una decisión para Cristo es una decisión en hacer el mundo un lugar mejor para vivir.

Al levantar nuestra cruz y seguir a Jesús, un conflicto inevitable seguirá. Nuestros diferentes valores morales, metas y propósitos nos apartarán de otros. El mensaje de hoy es que Dios deberá ser tu prioridad, no los amigos, o la familia. Dios nos ha llamado para una misión más grande que el encontrar la comodidad en la vida. Al levantar la cruz y seguir a Jesús debemos dejar otras prioridades. Debemos estar totalmente comprometidos a Dios (Mateo 10:39) y dispuestos a enfrentar lo que sea, hasta sufrir la muerte por el amor a Cristo. Podemos ver alrededor de nosotros que, cuando la gente tiene las recompensas de la vida (placer, poder, popularidad) lo más que descubre es que vacíos están.

La Madre Teresa tiene un dicho que dice, “A menos de que la vida sea vivida por otros, no vale la pena”. Podemos saber cuanto amamos a Dios en el modo como tratamos a otros. Dios reconoce todas las buenas cosas que haces o que no haces, como si El fuera el que las estuviera recibiendo. No podemos ser todos profetas y proclamar la palabra de Dios, pero el que da al mensajero de Dios, el simple regalo de la hospitalidad, recibirá un regalo tan bueno como el del profeta mismo. Necesitamos recordar que también el profeta necesita su desayuno y su ropa limpia. No olvidemos amar, honrar y dar gracias a esas personas a las cuales a veces no se les damos las gracias, cuando hacen la comida en la casa, la limpian, lavan la ropa, compran la provisión y cuidan a los niños. Es el más grande quehacer de Dios y será mas probable que ellos reciban la recompensa del profeta, que aquellos que sus días están llenos de comités y casas cómodas.

 

Aplicación

La primera lectura nos enseña a honrar y respetar al clero. La segunda lectura nos enseña que el poder del pecado es roto por medio del bautismo. El Evangelio nos dice que nuestra prioridad es amar a Dios.

Esta semana, permitan que sea una semana de amar a Dios por medio de amar a otros. Esposos, lleven a su esposa a cenar o a un lugar donde ella descanse y goce. Esposos, cuiden a los niños para que mamá pueda tomar unas horas para relajarse y mimarse ella misma. Esposas, tomen tiempo para estar a solas con su esposo. Niños ayuden a sus padres en limpiar lo que ensucian y hagan mandados para sus mamás. Familias, oren todos los días dándole gracias a Dios e inviten a su sacerdote o diácono a sus hogares para orar y relajarse con ustedes.

Posted in Bible Studies Spanish.