DOMINGO DE LA SAGRADA FAMILIA (Dec. 30th) – CICLO C

print

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico – Ciclo C

by Deacon Ken and Marie Finn

 

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pidele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                      Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilia o de las lecturas que oiste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                                               ECLESIASTICO 3:2-6, 12-14                         PRIMERA LECTURA

                                                                (“Quien honra a su padre paga sus pecados.”)

  1. ¿Qué dice el Señor a los hijos sobre sus padres y qué es lo que El confirma sobre ellos?  Eclesiastico 3:2

 

  1. ¿Qué sucede a quién respeta a su padre? Eclesiastico 3:3

 

  1. ¿Qué es lo que se prepara a quien venera a su madre? Eclesiastico 3:4

 

  1. ¿Qué es lo que acontencerá a quien honra a su padre y qué sucederá cuando él ore? Eclesiastico 3:5

 

  1. ¿Qué sucederá a quien venere a su padre? Eclesiastico 3:6 y Exodo 20:12

 

  1. ¿Qué es lo que está haciendo quien da consuelo a su madre? Eclesiastico 3:6

 

  1. ¿Qué debemos y qué no debemos hacer cuando nuestro padre llega a su vejez?      Eclesiastico 3:12

 

  1. ¿A quién debemos escuchar y por qué razón y a quién no debemos menospreciar? Proverbios 23:22

 

  1. ¿Cómo debemos tratar a nuestro padre, aun cuando su mente le falle? Eclesiastico 3:13

 

  1. ¿Qué es lo que no será olvidado y cómo servirá esto? Eclesiastico 3:14

 

Personal – ¿De qué manera escuchas y honras a ambos, tu padre terrenal y tu padre celestial? ¿En qué forma tu padre terrenal se ha convertido en un peso para ti en su vejez? Compara tus relaciones con tu padre celestial y tu padre aquí en la tierra. Arrepiéntete cuando sea necesario.

 

 

TERCER DIA                                                       COLOSENSES 3:12-21                              SEGUNDA LECTURA

                                           (“Hijos, obedezcan a sus padres en todo, porque eso agrada al Señor.”)

  1. ¿Cuáles son los cinco sentimientos con que debemos vestirnos y porqué razón? Colosenses 3:12-13

 

  1. ¿Cómo se llaman estas cinco cualidades en Gálatas 5:22?

 

  1. ¿Qué es lo que debemos hacer unos a otros y qué debemos hacer con cualquier motivo de queja que pudiéramos tener contra otros?   Colosenses 3:13

 

  1. ¿Por qué debemos perdonar? Colos 3:13

 

  1. ¿Qué dijo Jesús mientras moría en la cruz y a quién hablaba El? Lucas 23:34

 

  1. ¿En el Padre Nuestro, qué decimos y qué dice El Padre? Mateo 6:12-15

 

Personal – ¿Cómo has pecado y recibido el perdón de Dios? ¿De que modo se refleja esto por el perdón que das a otros cuando ellos te han ofendido?

 

  1. ¿Qué virtud ponemos por encima de todas las otras? Colosenses 3:14

 

  1. ¿Qué debe reinar en nuestros corazones, de qué somos miembros, a qué somos llamados y a qué debemos dedicarnos?  Colosenses 3:15

 

  1. ¿Qué debe habitar en nosotros, cómo debemos tratarnos unos a otros y cómo debemos cantar agradecidamente a Dios? Colosenses 3:16

 

  1. ¿Cuanta cosa hagamos, de palabra o acción ¿en nombre de quién debemos hacerlo y a quién debemos dar gracias?                 Colosenses 3:17

 

  1. ¿Cómo deben obrar los maridos hacia sus esposas y cómo la esposa debe actuar hacia su marido?        Colosenses 3:18-19

 

  1. ¿Cómo deben los hijos actuar hacia sus padres y cómo deben los padres obrar con sus hijos?       Colosenses 3:20-21

 

Personal – ¿Qué piensas que causa la mayor parte de las separaciones en las familias de hoy? ¿Cómo piensas que esto pueda remediarse? ¿En qué forma obedeces o desobedeces lo que Dios dice en Colosenses 3:18-21? Reflexiona sobre esto y haz cambios donde sea necesario. Acuérdate, nosotros recibimos gracia por medio del sacramento de reconciliación.

 

CUARTO DIA                                                              LUCAS 2:41-52                                                       EVANGELIO

                                                     (“No sabían que tengo que estar en la casa de mi Padre?”)

  1. ¿Adonde iban José y María cada año, y qué hicieron cuando Jesús tenía doce años?  Lucas 2:41-42

 

  1. ¿Qué no sabian José y María cuando iban de regreso? Lucas 2:43

 

  1. ¿Adonde creian que se encontraba Jesús? ¿Qué hicieron y a donde fueron cuando no lo encontraron?        Lucas 2:44-45

 

  1. ¿Qué es lo que nuestro Padre celestial no quiere que pase? Mateo 18:14

 

  1. ¿En dónde encontraron a Jesús, qué estaba haciendo y cuál fue la reacción de todos los que le          escuchaban?   Lucas 2:46-47

 

  1. ¿Quién te instruye en todo? Juan 14:26

 

Personal – ¿Qué aprendiste la ultima vez que te sentaste y escuchaste a tu maestro?

 

  1. ¿Cuál fue la reacción de los padres de Jesús cuando lo vieron y qué le dijo su madre? Lucas 2:48

 

  1. ¿Qué le dijo Jesús a Sus padres? ¿Comprendieron lo que El decía? Lucas 2:49-50

 

  1. ¿Qué hizo Jesús, como vivió desde entonces y qué hizo Su madre? Lucas 2:51

 

  1. A quién debemos obedecer y a quién le complace esto? Colosenses 3:20

 

Personal – ¿Cómo has adelantado en sabiduría y conocimiento de la voluntad de Dios en relación a tu propia vida?

 

QUINTO DIA                                                          LEE SALMO 128:1-5

                                                         (“Felices los que temen al Señor y siguen su camino.”)

Leé y medita el Salmo 128:1-5.

¿Qué te dice personalmente el Señor po medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                  LEE TODO EL COMENTARIO

                                                                            ECLESIASTICO 3:2-6, 12-14

                 Sira fue un judío piadoso y de buena educación que vivió dos siglos antes de Cristo. El escribió una colección de dichos para ayudar a vivir a otros sus vidas de acuerdo con la Sagrada Palabra de Dios. En el pasaje de hoy él habla de la familia. El nos demuestra que la unidad familiar ha sido honrada como fundación de la raza humana.

La fundación de la familia fue tradicionalmente el padre y él tuvo el lugar de honor. Al padre se le dió el derecho de ser respetado y obedecido por su familia. Vemos también que la madre comparte la autoridad con el padre en el hogar. La autoridad de ambos padres, de acuerdo con la Palabra de Dios, debe ser respetada por los hijos.

Realmente este pasaje es muy pertinente a la familia de hoy porque la estructura familiar se encuentra bajo severos ataques de Satanás. Los hijos que respetan a sus padres no solamente cumplen la voluntad de Dios, también van almacenando recompensas espirituales. A través de los siglos se ha visto que los hijos que respetan a sus padres generalmente tienen hijos que respetarán a sus padres.

Vemos que la oración es muy importante para el crecimiento de la familia y que todas las oraciones son contestadas. Quien es llamado a amar, honrar y respetar a sus padres lleva consigo la promesa de que sus hijos le cuidaran en su vejez con amor y respeto. Una larga vida es un signo de la bendición de Dios para aquellos que siguen sus mandamientos.

Los hijos son llamados a cuidar con cariñoso afecto a sus padres que avejentan. Los hijos que han aprendido a respetar a sus padres están respentando a Dios. No importa cuan debiles, mental o fisicamente, los padres puedan ponerse, es responsabilidad de los hijos el cuidar de ellos. Esto no es algo así como un lema de un programa de bienestar social; esto es de acuerdo con la Sagrada Palabra de Dios. Dios quiere amor, bondad, respeto, y honor de los hijos hacía sus padres, sacrificios, comodidades, seguridad, etc.

 

COLOSENSES 3:12-21

Pablo escribió esta carta mientras estaba prisionero en Roma. Un compañero, de nombre Epafras, le dijo que creyentes convertidos recientemente a la fe cristiana estaban siendo perturbados por falsos maestros. La carta de Pablo describe algunas reglas muy prácticas para los cristianos; el de revestirse a si mismos con compasión, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia. Pablo está diciéndoles que esas virtudes deben estar firmes en sus corazones para que la comunidad viva la visión Cristiana.

El don de perdonar es la principal virtud del cristiano. Esto es lo que nos separa de los no creyentes. Dios borró todos nuestros pecados con el Bautismo y está constantemente esperando para lavar todos los pecados del pecador arrepentido en el Sacramento de Reconciliación. Debemos también imitar a Dios y estar deseosos de perdonar a un hermano o hermana arrepentida. Pablo otra vez muestra a Cristo como la cabeza del cuerpo y como fuente de unidad, armonía y paz. Oímos que no es suficiente conocer las doctrinas de Cristo, pero que debemos vivir la vida de Cristo y nuestras vidas deben ser testimonio del bien y producir fruto.

Hoy, como entonces, estamos llamados a ayudar a cada miembro de la familia de Dios. Pablo se ocupa de la familia diciéndole a los maridos “Amad a vuestras esposas” y a las esposas les dice de someterse a la autoridad espiritual del marido. Los hijos son llamados a obedecer a sus padres. Esto puede parecer común hoy, pero en el tiempo de Pablo, las esposas tenían pocos derechos y eran a menudo consideradas como propiedad del marido. El llamado de Pablo de, “Amad a vuestras esposas” pone a la mujer en paridad y completa participación en la autoridad de la familia. Pablo también dice a los padres que no provoquen a sus hijos. La autoridad del padre viene de Dios, y esta autoridad es la de dirigir, amar y servir a su familia. Un padre amante guía a sus hijos sirviéndoles en el nombre del Señor. Un padre amante se reviste con la mente de Cristo. (Filipenses 2:2-5).

 

LUCAS 2:41-52

                 De acuerdo con la ley de Dios todos los hombres debían ir a Jerusalen tres veces al año para loas fiestas grandes del Pan Acimo, de las Semanas y el de los Tabernáculos (Deut. 16:16). En la primavera se había celebrado la Pascua, seguida inmediatamente por la fiesta del Pan Acimo. Jesús apenas acababa de alcanzar la edad adulta, así que no pasó mucho tiempo con Sus padres durante el festival. La gente viajaba en caravanas a la ciudad y era normal que las mujeres y los niños viajaran al frente. Un muchacho de doce años podía estar con cualquiera de los dos grupos y probablemente María y José asumieron que Jesús estaba con el otro.

La caravana, sin embargo, partió de Jerusalén sin Jesús quien estaba absorto en Su discusión con los líderes religiosos. Quizá el estaba ansioso de escuchar y preguntar cosas para explorar algunos temas. No fue su juventud, sino la profundidad de Sus pensamientos lo que sorprendió a los maestros. María buscaba con mucha inquietud y cuando finalmente lo halló, supo que tenía que dejar de verlo como a su niño y permitirle hacerse hombre.

Para los padres es dulce y doloroso a la vez ver a sus hijos hacerse adultos. Pero cuando llega el tiempo de retirarse y dejarlos ser, debemos hacerlo a pesar del dolor que esto nos cause. Así nuestros hijos podrán volar y encumbrarse en las alturas que Dios tiene en mente para ellos.

Este fue el primer aviso en que Jesús se dá cuenta de que El es el Hijo de Dios. Pero aún cuando sabía quien era Su Verdadero Padre, el no rechazó a Sus padres terrenales. El pueblo de Dios no rechaza las relaciones familiares o las responsabilidades familiares. Si Jesucristo obedeció a Sus padres, cuanto más debemos nosotros honrar a nuestros padres.


Aplicación

La primera lectura enfatiza que la unidad familiar ha sido honrada como el fundamento de la raza humana.  La segunda lectura muestra que los falsos maestros son destructivos para la familia y la sociedad.  El Evangelio revela la responsabilidad de Jesús de obedecer a sus padres.

Hoy, permite que lo que estés sufriendo sea por el Señor y por alguien más en tu familia. Quizá puedes ofrecer tu dolor por alguien que se droga o que es alcoholico. Escoje un miembro de tu familia o un amigo, o un compañero y reza toda esta semana por esa persona. Permite que tu alma sea traspasada para que el corazón de otros sea expuesto y busquen a Dios.

 

Posted in Bible Studies Spanish.