Domingo de Pasion (Ramos) (5 de Abril) – Ciclo A

print

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

By Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

PRIMER DIA Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

2. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA LEE ISAIAS 50:4-7 PRIMERA LECTURA

(“El Señor Dios es mi ayuda por lo tanto no quedare avergonzado.”)

1. ¿De dónde vino la palabra de Dios, a quien se la dio El, y por que razón se la dio? Isaías 50:4

 

2. ¿Qué abrió el Señor para que tu oigas? Isaías 50:4

 

3. ¿Qué es lo que El no ha hecho? Isaías 50:5

 

4. ¿Qué pasa con los que se rebelan? 1 Samuel 12:15

 

5. ¿Qué hizo el siervo a los que le pegaban y tiraban de su barba? Isaías 50:6

 

6. ¿De qué no escondió su cara? Isaías 50:6 ver también Mateo 26:67 y 27:30

 

7. ¿Quién es el que ayudó al siervo y cómo puso este último su cara? Isaías 50:7

 

8. ¿Qué es lo que el siervo reconoce? Isaías 50:7

 

Personal – ¿Escuchas al Señor cuando te habla? ¿Qué te está diciendo? ¿De qué manera y con qué palabras levantas a los cansados en tu propia casa? Ora y pide al Señor que te revele como puedes mejorar tus palabras.

 

 

TERCER DIA LEE FILIPENSES 2:6-11 SEGUNDA LECTURA

(“Cristo Jesús es el Señor.”)

1. ¿Cuál debe ser tu actitud? Filipenses 2:5

 

2. ¿En qué forma se presentó El? Filipenses 2:6

 

3. ¿Quién es Cristo? Juan l:l, 14

 

4. ¿A qué condición no se quiso igualar? Filipenses 2:6

 

5. ¿Por el contrario de qué se despojó y por quién? Filipenses 2:7 y 2 Corintios 8:9

 

6. ¿Qué forma tomó y a semejanza de quién nació? ¿Cuál era su origen? Filipenses 2:7

 

7. ¿Cuáles son dos cosas que hizo El, según Filipenses 8:2?

 

8. ¿Por qué razón hizo estas dos cosas? Hebreos 2:14-17

 

9. ¿Qué hizo Dios por El debido a que se humilló a si mismo y aceptó la muerte en la cruz? Filipenses 2:9

 

10. ¿Al oír el nombre de Jesús, qué es lo que toda rodilla debe hacer, en los cielos, en la tierra y debajo de la tierra? ¿Qué es lo que toda boca debe proclamar? Filipenses 2:10-11

 

11. ¿Sin lugar a dudas que es lo que te dice esto? Hechos 2:36

 

12. ¿Esto se proclama por la gloria de quién, y que pasará contigo si confiesas que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos? Romanos 10:9

 

13. ¿Quién te da el poder de decir que “Jesús es el Señor”? 1 Corintios 12:3

 

Personal – ¿En qué se parece tu actitud a la de Cristo? ¿De qué manera te humillas a ti mismo? ¿Qué cruz has aceptado con obediencia? Ver Marcos 8:34 y medita esto.

 

 

CUARTO DIA LEE MATEO 26:14 – 27:66 EVANGELIO

(“Esta es mi sangre, la sangre de la Alianza que es derramada por muchos para el perdón de sus pecados.”)

1. ¿Quién fue a ver a los jefes de los sacerdotes, qué les preguntó, cuánto estaban dispuestos a pagarle por traicionar y entregar a Jesús? Mateo 26:14-16

 

2. ¿Cuánto se pagaba al dueño de un esclavo si éste era cornado por un buey? Éxodo 21:32

 

3. ¿Qué le preguntaron los discípulos a Jesús en el primer día de la fiesta del pan sin levadura? ¿Qué les contestó? Mateo 26:17-18

 

4. ¿Cómo se llamó Jesús a si mismo y quién preparó la cena pascual? Mateo 26:18-19

 

5. ¿Cuando se hizo ya tarde, durante la cena, qué les dijo Jesús a sus discípulos? ¿Cómo se pusieron éstos y qué le preguntaron? Mateo 26:20-25

 

6. ¿Durante la cena qué hizo y qué dijo Jesús acerca del pan? Mateo 26:26

 

7. ¿Qué hizo con la copa? ¿Quién debería beberla, por qué? ¿Qué hicieron después de esto? Mateo 26:27-30

 

8. ¿De donde tomó Jesús las palabras que dijo, qué les dijo y cómo respondió Pedro y todos los demás discípulos? Mateo 26:31-35 y ver Zacarías 13:7

 

Personal – ¿De qué modo has bebido de la copa de la sangre de Cristo? Hebreos 9:22 dice, “De acuerdo con la ley casi todo se purifica con sangre y sin el derramamiento de la sangre no hay perdón”. Reflexiona esto.

 

9. ¿A dónde fue Jesús con sus discípulos y qué les dijo? Mateo 26:36

 

10. ¿A quién llevó consigo, qué hizo y a quién se dirigió? Mateo 26:37-39

 

11. ¿Qué oración le dijo Jesús a Su Padre, cuántas veces se lo pidió? ¿Qué estaban haciendo los discípulos? Mateo 26:39-46

 

12. ¿Quién llegó cuando Jesús estaba todavía hablando? ¿Quién los había mandado? ¿Qué señal les dio el traidor? Mateo 26:47-48

 

13. ¿Cómo se cumplieron las Escrituras? ¿Qué hizo Pedro, y qué dijo Jesús acerca de esto? Mateo 26:49-56

 

14. Después de aprehender a Jesús ¿a dónde lo llevaron? ¿Dónde estaba Pedro? ¿Qué estaban tratando de obtener los jefes de los sacerdotes? Mateo 26:57-60

 

15. ¿Qué declararon los dos que llegaron? ¿Cuál fue la reacción del Sumo Sacerdote? ¿Cómo actuó Jesús? ¿Cuál fue el veredicto? Mateo 26: 61-66

 

16. ¿Qué le hicieron a Jesús? Mateo 26: 67-68

 

17. ¿Dónde estaba Pedro, qué hizo, cuántas veces lo hizo? ¿Qué hizo cuando oyó cantar al gallo? Mateo 26:69-75

 

Personal – ¿Cómo reaccionas cuando las cosas se ponen difíciles en tu hogar o en tu trabajo? ¿Mantienes tus ojos puestos en Jesús y permaneces fiel a El o tienes los ojos puestos en tus circunstancias?

 

18. ¿Que pasó al amanecer? ¿Cuál fue el destino del traidor a Jesús? ¿Que pasó con las treinta monedas de plata que Judas cobró al traicionarlo? Mateo 27:1-10

 

19. Cuando Jesús fue a comparecer ante el procurador ¿qué se dijo y cuál fue su reacción? Mateo 27:11-14

 

20. ¿Qué costumbre tenían en ocasión de la Pascua? ¿Quién era Barrabás? ¿Qué les dijo Pilato? ¿Qué dijo la esposa de Pilato? Mateo 27:15-19

 

21. ¿Qué estaba haciendo el sumo sacerdote? ¿Cuál fue el resultado? ¿Por qué se lavó Pilato las manos? Mateo 27:20-26

 

22. ¿Quién sentenció a Jesús a la muerte? Mateo 27:2, 26

 

23. ¿Qué hicieron después? ¿De qué estaba hecha la corona de Jesús? Mateo 27:27-31

 

24. ¿A quién encontraron al salir? ¿Qué hizo éste? ¿A donde llegaron? ¿Qué trataron de darle de beber? Mateo 27:32-34

 

25. ¿Cuando lo crucificaron, que hicieron con sus ropas, que pusieron encima de su cabeza? ¿Quiénes estaban a cada lado de El? ¿Que hacía la gente que pasaba por ahí? Mateo 27:35-44

 

26. ¿Dónde estaba Jesús cuando la gente gritaba?, “El salvó a otros y no puede salvarse a Si mismo”. Mateo 27:40-42

 

27. ¿Mientras Jesús estaba colgado en la cruz que cubría todo el país? Mateo 27:45

 

28. Completa las palabras que dijo Jesús estando en la cruz: “¿Dios Mío, Dios Mío _____________?” Mateo 27:46

 

29. ¿Qué decían algunos al oírlo? Mateo 27:47

 

30. ¿Qué pasó con la cortina del santuario, con la tierra y con los cuerpos de los santos? Mateo 27:51-53

 

31. ¿Cuál fue la reacción del centurión y sus hombres y quiénes observaban desde lejos? Mateo 27:54-56

 

32. ¿Quién era otro de los discípulos de Jesús, qué hizo y con qué selló el sepulcro de Jesús? Mateo 27:57-61

 

33. ¿Qué pasó al otro día? ¿Qué les dijo Pilato y qué pusieron en la piedra? Mateo 27:62-66

 

Personal – ¿De qué modo ha afectado tu vida el derramamiento de la sangre de Jesús? Esta semana en preparación para la Pascua, reflexiona en la sangre purificadora de Jesús en tu vida.

 

 

QUINTO DIA LEE SALMO 22:8-9, 17-20, 23-24

(“Han traspasado mis manos y mis pies.”) Lee y medita el Salmo 22:8-9, 17-20, 23-24.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA LEE TODO EL COMENTARIO

ISAIAS 50:4-7

La fuente de la fuerza y el valor para el sufrimiento, las pruebas y las tribulaciones es el sufrimiento y la muerte de nuestro divino Señor Jesucristo. Necesitamos apegarnos fuertemente a El cuando el mundo se cierra con su agresión, su rechazo y su abandono. El no solo viajó el mismo camino delante de los santos de antaño, sino que El viaja hoy día esperando constantemente estar contigo en tus sufrimientos. Su sufrimiento y su muerte abrieron el camino al cielo para todos nosotros aún cuando hay muchos que rechazan ese regalo. El renunció a todo por nosotros y nos dio Su amor, Su confianza, la esperanza, el respeto y la vida eterna. Y en cambio El fue escupido, ridiculizado, golpeado, despreciado, azotado y burlado. Finalmente fue ejecutado siendo clavado en la cruz en el Calvario entre dos criminales.

Este es un día de reflexión y estamos por entrar a la Semana Santa. No debemos olvidar las acciones y las palabras del sufrido siervo de Isaías. Necesitamos reflexionar que rápido cambió la muchedumbre de adorarlo a burlarlo. El tomó la cruz por nosotros y debemos recordar que nosotros también estamos llamados a tomar la cruz por otros. A veces creemos que nuestra cruz está demasiado pesada, o que es injusto aguantar una cruz tan pesada. ¿Cuánto pesa tu cruz comparada a la de Cristo? ¿Cómo es tu calvario comparado al calvario de Cristo?

FILIPENSES 2:6-11

Pablo nos dice que nuestras actitudes deben ser iguales a las de Jesucristo (Fil. 2:5). El menciona que hay que asumir la actitud de un siervo no la de un rey. Jesús, aún siendo Dios no insistió en sus derechos y privilegios de un rey. El deliberadamente los hizo todos a un lado y tomó el papel de un siervo. Ahí está la formula increíble de un líder exitoso.

Jesús nos guió sirviéndonos. El nos demostró que considerando a otros primero y siendo humildes es la única manera que una persona podrá llegar a ser líder verdadero. Las ovejas seguían al pastor por que confiaban en El. La gente seguirá al líder si saben que su principal preocupación en su corazón es su bienestar. Jesús nos enseñó todo acerca del carácter de Dios en términos humanos. El fue obediente hasta la muerte y el tipo de muerte que escogió Dios para Jesús fue extremadamente dolorosa.

Jesús es el modelo perfecto para nosotros en la vida moderna. ¿Cuántas veces insistes en tus derechos cuando eres tratado injustamente? El nombre de Jesús hace que cada persona cristiana recuerde el nombre de una persona que gustosamente murió para que la humanidad fuera libre, murió por nosotros sabiendo bien que somos pecadores. (Romanos 5:8) Jesús voluntariamente hizo a un lado sus derechos divinos, privilegios y su lugar por amor a Su Padre. Nosotros también estamos llamados a dejar a un lado nuestros derechos y privilegios en favor de nuestros hermanos oprimidos en el sagrado nombre de Jesús.

MATEO 26:14-27:66

La venida del Mesías era un sueño que los Judíos acariciaban por muchos, muchos siglos. Imaginaban al Mesías como alguien que los liberaría de la tiranía del gobierno pagano que prevalecía en ese tiempo. Judas no era diferente cuando vio la posibilidad de mejorar durante el ministerio de Jesús. La mayor diferencia entre lo que Judas esperaba y lo que realmente estaba sucediendo era que Jesús no tenia intenciones de traer un gobierno nuevo y más poderoso para la gente.

Judas esperaba estar metido en algo realmente grande. El reino de Jesús no era de éste mundo. El únicamente prometía vida eterna para aquellos que creyeran en El. Les decía que El era el camino, la verdad y la vida (Juan 14:1-6). Judas finalmente se dio cuenta de que el reino de Jesús no era físico o político sino espiritual.

A mucha gente hoy en día se le dice que si acepta a Jesús se volverán guapos, hermosas, prósperos y saludables. Esa no es la promesa de Jesús. El nos dijo que debemos tomar nuestra cruz y cargarla diariamente. Nos dijo que seremos perseguidos en Su nombre. Nos dijo que no nos preocupemos de lo que vamos a vestir o a comer. Dijo que si vamos a resucitar con El necesitamos morir también con El.

Estamos llamados a morir (negarnos) a nosotros mismos. Debemos ponerlo en el trono de nuestras vidas. Esto es algo difícil de aceptar pues que todo el honor y toda la gloria le pertenecen a El y no a nosotros. Únicamente podremos hacerlo si somos obedientes a Su Santa Palabra.
La gente gritaba muerte, muerte, muerte a Nuestro Señor Jesús, delante del sanedrín. Jesús fue culpado del pecado de blasfemia, crimen que se castigaba con la muerte. Ellos no solo rechazaron lo que El decía sino que lo crucificaron en el Calvario. Necesitas decidirte hoy mismo, son las palabras de Jesús ¿blasfemia o verdad? El resultado de tu decisión es eterno.

Aplicación

La primera lectura nos enseña que el sufrimiento puede conducir a la obediencia. La segunda lectura nos enseña que la humildad es la primera piedra del liderazgo. El evangelio nos dice que el sufrimiento por algo que no hiciste y el mostrar humildad en tus acciones es algo tan espiritual que solo Jesús puede darlo.

Esta semana mira a tu alrededor y ve si puedes ayudar y dar un ejemplo como el de Cristo a alguien que esté sufriendo. Puede ser tu esposo(a), tus hijos o alguien en tu trabajo.

Posted in Bible Studies Spanish.