OCTAVA DE NAVIDAD – CICLOS A-B-C

print
OCTAVA DE NAVIDAD – CICLOS A-B-C

ANTES DE COMENZAR:

             Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo.  “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                              LEE NUMBEROS 6:22-27          PRIMERA LECTURA

(“El Señor te bendiga y te guarde.”)

 

  1. ¿A quién le hablaba el Señor y a quién debía él hablar a su vez? Números 6:22-23

 

  1. ¿Quién era Aarón y qué dijo el Señor a Moisés acerca de él? Éxodo 4:14-16

 

  1. ¿Sobre que debía hablarles Moisés? Números 6:23

 

  1. ¿Cuáles son las seis cosas incluidas en esa bendición? Números 6:24-26

 

  1. ¿Quién será bendito? Proverbios 28:20

 

  1. ¿Qué es lo que trae la salud? Proverbios 10:22

 

  1. ¿Quién fue bendita por el Señor, que hizo El por ella y como contestó ella? Lucas 1:46-55

 

  1. ¿Qué nos ha dado el Señor? Salmo 118:27

 

  1. ¿Quién dijo Jesús que El era? Juan 8:12

 

  1. ¿Qué estaría sobre los Israelitas y que hará el Señor? Números 6:27

 

Personal – ¿Cómo bendices a algún miembro de la familia o amigo?  ¿Qué ven los demás resplandecer en tu rostro?

 

TERCER DIA                                    LEE GALATAS 4:4-7             SEGUNDA LECTURA

(“…Dios mandó a nuestros corazones el Espíritu de su propio Hijo que clama al Padre: ¡Abba! o sea ¡Papito!”)

  1. ¿En qué condiciones nació el Hijo de Dios? Gálatas 4:4

 

  1. ¿Qué hizo el hijo de Dios? Gálatas 4:5

 

  1. ¿Qué pasa con el que creé en Jesús? Juan 3:16

 

  1. ¿A través de quién vino la ley, qué trajo Jesús? Juan 1:17

 

  1. ¿Quiénes son los hijos de Dios y quién lo atestigua? Romanos 8:14-16

 

  1. ¿Qué prueba tenemos de que somos Sus hijos? Gálatas 4:6

 

  1. ¿A quiénes les dio el poder de hacerse hijos de Dios? Juan 1:12-13

 

  1. ¿Por qué los hijos de Dios no son conocidos en el mundo? 1 Juan 3:1

 

  1. ¿Qué es lo que ya no somos y qué nos ha hecho? Gálatas 4:7

 

  1. ¿Con quién compartimos la herencia los hijos de Dios? Romanos 8:17

 

Personal – ¿De qué modo has llamado a “Abba” Papito, esta semana?  ¿Qué has heredado de Dios?  ¿Qué te dejan tus padres por herencia o qué les estás dejando tú a tus hijos como herencia?

 

CUARTO DIA                                    LEE LUCAS 2:16-21                            EVANGELIO

(“Y María guardaba todas estas cosas en su corazón y las observaba cuidadosamente.”)

 

  1. Cuando los pastores fueron apresurados ¿a quién encontraron? Lucas 2:16

 

  1. ¿Por qué María dio a luz a su primogénito en un pesebre? Lucas 2:7

 

  1. ¿Qué hicieron los pastores cuando vieron al niño? Lucas 2:17

 

  1. ¿Cuál fue la reacción de aquellos que escucharon el mensaje? Lucas 2:18

 

  1. ¿Qué maravilló o sorprendió a la gente que escuchaba a Jesús? Mateo 7:28-29

 

Personal – ¿Qué has visto y has hecho saber a otros desde que estás estudiando la Palabra de Dios?

 

  1. ¿Qué hizo María? Lucas 2:19

 

  1. ¿Qué hizo María cuando Jesús se perdió y luego le dijo que estaba atendiendo a los asuntos de Su Padre? Lucas 2:49-51

 

Personal – ¿Qué has meditado en tu corazón que te haya sido revelado por Dios?  ¿De qué manera has seguido el ejemplo de María?

 

  1. ¿Cómo regresaron los pastores? Lucas 2:20

 

  1. ¿Cuál fue la reacción del paralítico y de la gente al ver el alivio? Lucas 5:25-26

 

  1. ¿Qué pasó en el octavo día y a quién se le dio nombre? Lucas 2:21, Lucas 1:31

 

  1. ¿Qué ha hecho su nombre por nosotros? Hechos 4:12

 

  1. ¿Por encima de quién está el Nombre de Jesús? Hebreos 1:3-4

 

Personal – ¿Qué nombre se te ha dado a ti y qué es lo que esto refleja?

 

QUINTO DIA                                    LEE SALMO 67:2-6, 8

(“…y haga brillar su faz sobre nosotros.”)

Lee y medita en el Salmo 67:2-6, 8.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

SEXTO DIA                               LEE TODO EL COMENTARIO

                                                              NUMEROS 6:22-27

            Cuando María dijo, “De generación en generación todos me llamarán bendita de Dios,” ella estaba reconociendo y aceptando el don que Dios le había dado (Lucas 1:48).  Si María hubiera negado su posición tan increíble le hubiera regresado a Dios su bendición a la cara.

            En la lectura de hoy se nos ha enseñado que una bendición era un modo de pedir que el favor de Dios recayera sobre otros.  Todas las bendiciones de Dios tienen su cumplimiento con la venida de Cristo a la tierra.  María recibió totalmente estas promesas y bendiciones cuando dijo, “Hágase en mí según Tu Palabra”.  En ese preciso instante concibió a Jesucristo en su vientre.  Como prueba de esta bendición tenemos las palabras del ángel Gabriel cuando la saluda como “llena de gracia”.  Ella tiene toda la amistad de Dios y ningún hombre o mujer ha recibido una bendición como esta desde entonces.

            En una bendición se conjuga el que Dios (1) bendecirá y protegerá, (2) estará contento debido a nosotros, (3) será bondadoso, misericordioso y compadecido de nosotros, (4) nos dará sus favores y (5) nos dará la paz.  Cuando le pedimos a Dios que nos bendiga a nosotros y a otros, le estamos pidiendo que haga estas cinco cosas.  Tendremos toda la amistad de Dios cuando le pidamos que nos bendiga tanto a nosotros mismos como a los demás.

            Hoy, en esta fiesta tan especial, agradezcamos a Dios todas las bendiciones que le ha dado a María, la Madre de Dios.  Todos hemos ganado con sus bendiciones; y el título de Madre de Dios, que la iglesia le confirma en el Concilio de Efeso en 431 D.C. lo demuestra.

                                                                 GALATAS 4:4-7

            En la lectura de hoy Pablo usa el ejemplo de la esclavitud para enseñarnos que antes de que Cristo viniera y muriera por nuestros pecados, la gente estaba esclavizada a la ley.  De ese modo creían que podrían salvarse.  Justo a tiempo Dios envió a Jesús a la tierra a morir por nuestros pecados y nosotros que una vez fuimos esclavos somos ahora nada menos que los hijos de Dios y tenemos con El una relación íntima.  Por siglos los Judíos se preguntaban cuando vendría su Mesías, pero el momento de Dios fue el exacto.

            A veces nos preguntamos si Dios responderá alguna vez a nuestras oraciones, no debemos nunca sentir desconfianza o perder la esperanza.  El responderá en el momento perfecto.  Jesús nació de mujer y estaba sujeto a la ley de Dios y la cumplió.  Su muerte nos trajo la libertad cuando éramos esclavos del pecado para que pudiéramos ser adoptados en la familia de Dios.  Bajo la ley Romana un hijo adoptivo tenía garantizados todos los derechos legales de las propiedades de su padre.  Como hijos adoptivos de Dios, compartimos con Jesús todos los derechos a los recursos de Dios.

            Como herederos de Dios, podemos reclamar lo que El nos ha dado, o sea nuestra identidad como sus hijos.  El Antiguo Testamento se basaba en la ley, pero era únicamente la sombra de lo que vendría.  El Cristianismo es el cumplimiento del Antiguo Testamento.  El Cristianismo es una realidad y la realidad es que Dios se ha hecho hombre y ahora el hombre es libre y ha sido adoptado en la familia de Dios como heredero legítimo del reino.

                                                                 LUCAS 2:16-21

            Qué enorme señal de consuelo y esperanza cuando leemos que los primeros visitantes que vieron al tan esperado Mesías eran sencillos, trabajadores, sin instrucción, gente común llamados pastores.  Aún en su nacimiento Jesús nos ha mostrado lo máximo en humildad, y aquellos que escogió para tener parte en su experiencia de nacer eran también de origen humilde.

            ¿Puedes imaginarte los pensamientos que tenía María en la mente al ver venir a los pastores a adorar a su Hijo?  Ella ciertamente sabía de la fuerza y la belleza de los ángeles cantando alabanzas de gloria a Dios su rey recién nacido.  Era una costumbre Judía el que cuando nacía un bebé los músicos del lugar fueran a cantar canciones para felicitarlo.  María no tuvo músicos terrenales que le cantaran a su hijo, pero si tuvo un coro de ángeles que llenaron el aire con sonidos celestiales.

            En este día tan especial podemos honrar a María como a la Madre de Dios.  Dios mismo la honró haciéndola madre de su hijo.  Jesús en uno de sus últimos actos en este mundo antes de morir en la cruz hizo a su madre, nuestra madre.  No hubo ningún mérito en ella que le valiera esa dignidad.  Este honor le fue dado como un puro regalo de Dios.  Cuando la honramos, de hecho estamos dando gracias a Dios por habérnosla dado.

Aplicación

            La primera lectura explica que una bendición es Dios dando su protección y dirección.  La segunda lectura dice que el Antiguo Testamento fue un tiempo de preparación y el Nuevo Testamento fue un tiempo de la realidad de Dios entrando en la historia humana como un ser humano llamado Jesús.  El Evangelio revela a Jesús empezando su vida en la tierra humildemente y también humildemente fue a su muerte en la cruz por nosotros.

            Esta semana deja que la humildad de los pastores sea tu modelo de conducta durante los días festivos de la Navidad.  Trae a tu familia, amigos y compañeros de trabajo el regalo de escucharlos, el regalo de tus gentilezas y el regalo de la humildad.  María es un modelo para el mundo entero tanto para las mujeres como para los hombres.

 

 

Posted in Bible Studies Spanish.