OCTAVO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO (March 3rd) – CICLO C

print

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

                 Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                     Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                                                  ECLESIASTICO 27:4-7                            PRIMERA LECTURA

                                                  (“…así la palabra dá a conocer los sentimientos del hombre.”)

  1. ¿Qué pasa cuando se sacude el cedazo, y cuándo aparecen los defectos del hombre? Eclesiástico 27:4

 

  1. ¿De qué rogamos quedar limpios? ¿Con qué le pedimos al Señor para ser agradable a El?   Salmo 19:13, 15

 

  1. ¿Así como el horno pone a prueba los moldes del alfarero en donde está la prueba del hombre? Ecles. 27:5

 

  1. ¿Quién tiene al rey por amigo?   Proverbios 22:11

 

  1. ¿Qué demuestran los frutos del árbol? ¿La palabra del hombre que dá a conocer? Ecles. 27:6

 

  1. ¿Cuál es el fruto del Espíritu Santo?   Gálatas 5:22-23

 

  1. ¿Cómo se conoce al árbol? ¿De qué habla la boca y qué pasará el día del juicio? Mateo 12:33-37

 

  1. ¿Qué no debes hacer antes de que hable el hombre y por qué? Eclesiástico 27:7

 

  1. ¿Qué es lo que mancha a una persona?   Mateo 15:11

 

  1. ¿Cómo has de poner el ejemplo a los creyentes?1 Timoteo 4:12

 

Personal – Piensa en el día de ayer y evalúa lo que dijiste. ¿Qué efecto tuvo lo que dijiste en los que te rodean? ¿Cómo puedes mejorar tu lenguaje?

 

 

TERCER DIA                                                     1 CORINTIOS 15:54-58                            SEGUNDA LECTURA

                     (“La muerte se valía del pecado para inyectar su veneno y la misma ley reforzaba al pecado.”)

  1. ¿Con qué se reviste nuestro ser mortal? 1 Corintios 15:54

 

  1. ¿Qué es lo que los hijos comparten? ¿Qué es lo que se destruyó con la muerte de Jesús?        Hebreos 2:14-15

 

  1. ¿Qué palabras de la Escritura se han vuelto realidad? 1 Corintios 15:54-55

 

  1. ¿Cuál es el aguijón de la muerte y cuál es el poder del pecado?   1 Corintios 15:56

 

  1. ¿Qué produce la ley? ¿Cuando no hay ley, qué sucede? Romanos 4:15

 

  1. ¿Cómo llegamos a conocer el pecado? ¿Cómo supiste lo que significa codiciar?   Romanos 7:7

 

  1. ¿De qué debemos dar gracias a Dios?   1 Corintios 15:57

 

  1. ¿A dónde nos lleva Dios y qué difunde por medio de nosotros? 2 Corintios 2:14

 

  1. ¿Cómo debemos ser en nuestra obra por el Señor y qué debemos saber?   1 Corintios 15:58

 

  1. ¿Qué no les sucederá a aquellos que Dios bendice? Isaías 65:23

 

Personal – ¿De qué modo has tenido la experiencia de la muerte y la victoria en tu vida? ¿Qué significa para tí “trabajar por el Señor?”

 

 

CUARTO DIA                                                             LUCAS 6:39-45                                                     EVANGELIO

                                                    (“…por que su boca habla de lo que abunda en el corazón.”)

  1. ¿Qué le dijo Jesús a la gente, qué dijo acerca del ciego? ¿El discípulo no es superior a quién?   Lucas 6:39-40

 

  1. ¿A quién se parecerá el discípulo si se deja guiar? Lucas 6:40

 

  1. ¿Qué dijo Jesús después de haber lavado los pies a sus discípulos?   Juan 13:15-16

 

  1. ¿Qué observas en el ojo de tu hermano y qué no observas en el tuyo propio? ¿Qué no puedes decirle a tu hermano? Lucas 6:41-42

 

  1. ¿Cómo los llamó Jesús y qué les dijo que hicieran? Lucas 6:42

 

  1. ¿Qué hacen los hipócritas con sus labios? ¿En dónde están sus corazones?   Mateo 15:7-8

 

Personal – ¿Sobre qué asuntos has corregido o tratado de ayudar a otros? Examínate en esos mismos asuntos y observa si tú mismo necesitas sacar la viga de tu ojo.

 

  1. ¿Qué no dará un buen árbol y qué dará un árbol que no es sano? Lucas 6:43

 

  1. ¿Cómo se conoce al árbol? ¿Qué no se puede hacer? Lucas 6:44

 

  1. ¿Qué produce una persona buena? ¿De dónde las saca? ¿Qué produce una persona mala? ¿De dónde las saca?   Lucas 6:45

 

  1. ¿De qué habla la boca?   Lucas 6:45

 

  1. ¿Qué debes de cuidar y por qué? ¿Qué debes alejar de tu boca? Proverbios 4:23-24

 

Personal – Apréndete de memoria el Salmo 141:3 úsalo diariamente para darte cuenta si hay grandes cambios que salen de tu corazón.

 

 

QUINTO DIA                                                   LEE SALMO 92:2-3, 13-16

                                                                          (“El justo crecerá como palmera.”)

Leé y medita el Salmo 92:2-3, 13-16.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                 ECLESIASTICO 27:4-7 

En la lectura de hoy podemos ver el poder tanto positivo como negativo de la palabra hablada. Muchas veces las Escrituras nos han mostrado como palabras dichas de modo irresponsable han afectado la vida espiritual de alguien. Es muy importante que recordemos siempre que lo que decimos y lo que no decimos puede tener un enorme poder en diversas situaciones.

Hablar adecuadamente no es solo decir las palabras correctas en el momento correcto, es controlar nuestro deseo de decir algo que no es necesario decir o algo que no debemos decir de ningún modo. Desafortunadamente, los ejemplos de usar la lengua de modo impropio son muchos, como por ejemplo, al chismear, al humillar a otros, al alardear, manipular, enseñar falsedades, exagerar, quejarse, adular y mentir. Antes de hablar debemos preguntarnos a nosotros mismos: ¿es esto verdad?, ¿es necesario?, ¿es bénefico?.

Les enseñamos a los demás de que estamos hechos realmente y que es lo que hay en nuestro corazón con el modo en que hablamos. Las Escrituras nos dicen que el daño que la lengua puede causar al ser humano se puede comparar con el furioso fuego del bosque. La maldad de la lengua tiene su origen en el mismo infierno. Satanás se vale de las palabras de una persona para dividir a la gente y enemistarlos unos contra otros. Una conversación llevada a cabo con alegría y veracidad será una conversación de gente alegre y verdaderamente libre. Una persona no quiere ser adulada y no necesita ser alabada por sus actos, una persona quiere ser respetada y ser el producto de un Dios amoroso, de una familia y de una sociedad. Y solo puede ser así cuando le pregunta a Dios que quiere de él o élla en vez de ver que es lo que Dios tiene para él o élla.

Recuerda, unas cuantas palabras dichas con enojo pueden destruir una relación que tomó años para ser construida. Recuerda estamos luchando con nuestra propia fuerza y poder. El Espíritu Santo nos dará mas poder para manejar y controlar lo que decimos. Como cristianos no somos perfectos; pero no debemos dejar de crecer, y eso significa hacer que nuestra palabra revele el amor de Dios que se derrama de nuestro corazón.

 

1 CORINTIOS 15:54-58

En el pasaje de hoy, Pablo va desarrollando la idea de que el hombre siempre necesita ser cambiado para entrar en un grado de vida. Insiste en que antes de que podamos entrar en el reino de Dios debemos ser cambiados. Creer en Cristo es no temer a ningún cambio, incluyendo el que más obsesiona al hombre – la muerte. La mayoría de la gente teme a la muerte por que le es desconocida. Pero para el hombre viene más por el sentido del pecado. Este sentido del pecado viene por estar bajo la ley y eso es exactamente el por qué de la venida de Jesús.

Jesús vino a decirnos que Dios no es la ley, sino el amor y que el centro del ser de Dios no es el legalismo, sino la gracia. Cuando morimos vamos no hacía un juez sino hacía un padre que espera que sus hijos vengan a casa. Debido a eso, Jesús nos dió la victoria sobre la muerte y el temerla se aleja con la maravilla del amor de Dios. El verdadero amor echa fuera el temor, pues este se relaciona con el castigo. (1 Juan 4:18). La muerte ya no es fuente de temor porque Cristo la venció y un día nosotros también lo haremos.

Pablo nos dice que a causa de la resurrección nosotros debemos estar listos y alertas y notar que nada de lo que hacemos se desperdicie. Algunas veces dudamos de dar un paso adelante y hacer algo hermoso por Dios porque no pensamos que es de grán importancia o porque probablemente no veremos el resultado de nuestros esfuerzos. Debemos recordar que todo lo que hacemos por Dios es importante y el efecto durará hasta la vida eterna. Has lo bueno que tengas oportunidad de hacer sabiendo que tu trabajo tendrá resultados a largo plazo.

Pablo nos ha dicho enfáticamente algo que necesitamos oir mucho hoy en día. Dios ha ganado su victoria sobre la muerte y el pecado por que fueron derrotados por Cristo. Mediante Su resurrección, Cristo nos ha mostrado que, el pecado y la muerte no tienen la última palabra y que únicamente guían hacía la vida. Les recuerda a los Corintios de entonces y nos recuerda a nosotros hoy que, “nuestra labor no es en vano.” (1 Corintios 15:58)

 

LUCAS 6:39-45 

El Evangelio de hoy nos habla acerca de criticar a otros. A traves de los tiempos, no importando que tipo de situación haya existido, casi todos están de acuerdo en que si criticamos en vez de compadecernos de los demás, seremos a nuestra vez criticados. Si tratas a otros con generosidad, amable y compadecidamente, esas cualidades volverán a ti en toda su extensión.

Estamos llamados a amar a los demás, no a juzgarlos. Jesús le está diciendo a la gente que se aseguren de seguir a los verdaderos maestros y líderes. Les dice a ellos y nos dice a nosotros, que busquemos líderes que nos demuestren lo que es la fe tanto como que nos enseñen lo que la fe es. Jesús hace hincapié en que no debemos poner tanta atención a lo que la gente hace mal y pasar por alto nuestro propio camino espiritual hacía Dios. Nos anima a buscar la guía de aquellos que aman de acuerdo con Su Santa Palabra y las enseñanzas de Su iglesia. Jesús no quiere decir que ignoremos lo que esté mal hecho, sino que no juzguemos tanto a los demás y empezemos a volvernos como aquellos que perteneciendo a Dios parece que estuvieran congelados, en vez de ser como aquellos que El ha escogido.

Constantemente racionalizamos nuestros pecados señalando nuestros mismos errores en otros. Entendámos el término “hipócrita” y démonos cuenta que por estos fue exactamente por los que Cristo vino y murió. Mucha gente no va a la iglesia porque ahí es donde van los hipócritas el domingo. Bien, si es así, ciertamente también vas a encontrar a Jesús ahí. El vino para los enfermos y todos los pecadores están enfermos. Jesús será el primero en decirte que lo que El quiere es que Su iglesia sea un hospital para los pecadores no un cielo para los santos. Recuerda, ser débil en la fe no es hipocresia, hipocresia es pensar que estas espiritualmente más cerca de Dios que otros.

Lo que haya en nuestros corazones saldrá a la vista por medio de lo que digamos y de nuestra conducta.

 

Aplicación

                 La primera lectura nos muestra que cuando nuestras palabras estan motivadas por Dios estan llenas de misericordia. La segunda lectura revela que Dios no es la ley, Dios es el amor. El Evangelio nos dice que la iglesia es un hospital para pecadores, no un cielo para santos.

Esta semana, deja que tu familia y amigos vean tu corazón mediante el modo en que hables y actues. Una palabra amorosa que digas puede afirmar, elevar y fortalecer el espiritu roto de casi cualquier persona. Es muy importante que escuches a la gente que te rodea y que le pidas al Señor que te haga saber que es lo que necesitas para corregirte. Deja que tu familia y amigos se den bien cuenta de lo que ven en tí y lo que verán será todo del Señor.

Posted in Bible Studies Spanish.