PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO – CICLO A

print
PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO – CICLO A

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

 1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                                 LEE ISAIAS 2:1-5                    PRIMERA LECTURA

(“Vengan, subamos al cerro de Yahvé.”)

 

  1. ¿Quién fue quién vio algo acerca de Judá y Jerusalén, y de quién era hijo? Isaías 2:1

 

  1. ¿Qué le pasará a la montaña de la casa del Señor, quién vendrá hacia ella, y cuando pasará esto? Isaías 2:2

 

  1. ¿Qué dirá la gente que llegue a ella? Isaías 2:3

 

  1. ¿Quién debe instruirnos en sus caminos, y qué senderos debemos caminar, y de dónde nos vendrá la instrucción? Isaías 2:3

 

  1. ¿Dónde está Sión? 1 Reyes 8:1, Joel 4:17 y 21

 

  1. ¿En los días venideros, de dónde vendrá la Palabra del Señor? Isaías 2:3

 

  1. ¿De dónde viene la Palabra de Dios hoy en día? Juan 1:1, 14

 

  1. ¿Cómo sabemos que El nos está hablando si no está caminando y hablando con nosotros como lo hizo con los apóstoles hace dos mil años? Juan 16:7
  1. ¿En los días venideros, ¿cómo será el juicio? y, ¿ qué terminará?  Isaías 2:4

 

  1. ¿En qué forma debemos caminar y quién es la luz del mundo? Isaías 2:5, Juan 8:12

 

Personal – ¿Cómo estás anticipando con alegría la venida del Señor? ¿Saben tu familia y tus amistades que Jesús vendrá de nuevo?  ¿Cómo te estás preparando para Su venida y cómo se está preparando tu familia para esto?

 

TERCER DIA                     LEE ROMANOS 13:11-14                            SEGUNDA LECTURA

(“Dejemos entonces las obras propias de la oscuridad y tomemos las armas de la luz”)

 

  1. ¿Cuál es el resumen de todos los mandamientos? Romanos 13:9-10

 

  1. ¿Cuándo debemos de despertar de nuestro sueño? Romanos 13:11

 

  1. ¿Cuándo estará completa nuestra salvación? Apocalipsis 1:7, 1 Tesalonicenses 5:2

 

  1. ¿Qué significa “aceptar la fe”? Escribe los siguientes versículos:

Juan 3:16

Juan 14:6

 

  1. ¿Qué dice el versículo 12 de Romanos 13 acerca del día y de la noche, qué debemos quitarnos y qué debemos ponernos? Romanos 13:12

 

  1. ¿Cual es la armadura de la luz? (La luz representa a Jesús, Juan 8:12) Apunta toda la armadura que debemos ponernos: Efesios 6:10-17

Casco –

Coraza –

Cinturón –

Calzado –

Escudo –

Espada –

 

  1. De acuerdo a Romanos, ¿cómo debemos vivir y cómo no debemos de vivir?             Romanos 13:13

 

Personal – De acuerdo al versículo 13, ¿cuál es una de las mayores razones para el divorcio hoy en día?  ¿Cuál es una de las causas mayores en los accidentes automovilísticos?  ¿Cuál es una de las causas mayores del aborto hoy en día?  ¿Cuál es una de las causas mayores de la división en nuestras iglesias hoy en día?

 

  1. ¿Cómo debemos conducirnos a nosotros mismos para estar en nuestro Señor Jesucristo?            1 Juan 2:6

 

  1. ¿Qué es lo que no debemos de preparar? Romanos 13:14

 

  1. ¿Cómo resistimos los deseos de la carne? Gálatas 5:13

 

Personal – ¿Conoces suficientemente a Jesús por medio de Su Palabra para caminar como El lo hizo?  ¿En qué forma puedes aprender a conocerlo mejor?

 

CUARTO DIA                             LEE MATEO 24:37-44                               EVANGELIO

(“Por eso, estén alerta; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que menos piensan”)

 

  1. ¿Quién es el Hijo del Hombre? Mateo 1:18, 23

 

  1. ¿Qué repetirá? Mateo 24:37, Gen 7:11-23

 

  1. ¿Qué estaba haciendo la gente antes del diluvio y qué les hizo el diluvio a ellos?             Mateo 24:38-39

 

  1. ¿Qué pasará cuando Jesús venga de nuevo? Mateo 24:40-41

 

  1. ¿Qué debemos hacer, porqué debemos hacer esto, y qué no debemos de permitir?             Mateo 24:42-43

 

  1. ¿Quienes son los ladrones? Juan 10:1, 8

 

  1. ¿Qué vienen a hacer los ladrones? Juan 10:10

 

  1. ¿Qué debemos ser antes de que el Hijo del Hombre venga? Mateo 24:44

 

  1. ¿Cómo podemos estar mejor preparados? Juan 8:31

 

Personal – ¿En que forma debemos vivir de acuerdo a Sus enseñanzas?  ¿Cómo conoces Sus Enseñanzas?

 

QUINTO DIA                                    LEE SALMO 122:1-9

(“Iremos a la casa del Señor.”)

Lee y medita el Salmo 122:1-9.

 

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

SEXTO DIA                               LEE TODO EL COMENTARIO

                                                                     ISAIAS 2:1-5

            El énfasis en este pasaje es la paz por medio de la obediencia a Dios. Esta es la única paz que será permanente. El templo es mencionado, no tanto por su arquitectura, sino por la presencia de Dios en las escrituras del Antiguo Testamento. El templo era un símbolo de autoridad religiosa, y toda la adoración estaba centralizada por medio del templo. El templo era un símbolo de la santidad de Dios, y fue el lugar para las visiones de muchos grandes profetas. El templo era un símbolo del convenio de Dios con Israel.

            El templo era un símbolo del perdón de Dios y preparaba a la gente para la venida de su Mesías tan esperado. El templo era un testimonio del esfuerzo y creatividad humana, y finalmente sobre todo, el templo era un lugar de oración. Isaías estaba profetizando lo que le iba pasar a Jerusalén y que Jerusalén no solamente sería liberada de su esclavitud, sino que se convertiría en líder para todas las naciones.

            La nueva Jerusalén es una ciudad de Dios donde no habrá más lágrimas, no más tristeza, no más llanto, no más dolor y no más muerte. ¿Alguna vez has pensado como será el cielo? La Ciudad Santa, o Nueva Jerusalén es descrita en las escrituras (Ap. 21) como un lugar donde Dios habita entre Su gente en medio de la ausencia del dolor, tristeza y muerte.

            Esto es un consuelo tremendo para nosotros, porque no importa por lo que estemos pasando, no es la última palabra.  Dios ha escrito ese último capítulo y El nos ha prometido que si creemos en Su Hijo (Jesús), no moriremos sino que tendremos vida eterna (Juan 3:16).  Se nos dice en este pasaje que un día hermoso lleno de paz vendrá cuando se nos enseñen las leyes de Dios y las obedezcamos.  Sabemos que el pecado causa guerra, conflicto, enfermedad, y distracción.

            Se nos exhorta a empezar a obedecer a Dios, no en el siguiente mundo sino más bien, en el mundo de ahora.  El nos ha dado Su Palabra para guiarnos y dirigirnos.  No tenemos que esperar hasta que muramos para gozar los beneficios de Su amor, empezaremos a gozarlos inmediatamente, cambiaremos, y ese cambio afectará a nuestra familia, amistades, y compañeros del trabajo.  Nunca debemos olvidar que Dios hizo un convenio con nosotros.  El nunca romperá su promesa, y Su promesa es estar con nosotros hasta el final del tiempo. (Mateo 28:20).

                                                             ROMANOS 13:11-14

            En este pasaje, Pablo enfatiza la urgencia de cambiar nuestras vidas antes de que Jesús venga de nuevo.  Ningún hombre sabe cuando Dios le ordenará que se vaya.  El tiempo se acorta, pues cada día estamos un día más cerca a esa hora.  Pablo enfatiza que también nosotros debemos tener todo listo en nuestras vidas.  San Agustín, en su historia de “Confesiones” habla de encontrar conversión en los últimos versículos de este pasaje.  El se preguntaba cuanto tiempo se tomaría para terminar su vida pecadora.

            Con Su Palabra Dios le ha hablado a San Agustín y El nos hablará a nosotros si se lo permitimos. Nosotros no buscamos a Dios; El ya nos está buscando.  La Palabra de Dios siempre puede encontrar el corazón humano, no importa cuanta oscuridad lo rodeé.   Permítele a Jesús entrar en tu corazón ahora mismo y ponte las ropas de la luz y la armadura de la vida correcta.

            En la sociedad Romana, un joven se quita las ropas de su niñez y se pone la toga, una señal de que es adulto, con sus derechos y responsabilidades.  Pablo está diciendo que hemos hecho a un lado las ropas de la ley y ahora nos estamos poniendo las ropas de la virtud de Cristo.  Debemos hacer lo mismo, tirar nuestras vestiduras podridas por el pecado y ponernos las ropas de la gracia.  Pablo estaba apelando al compromiso que los creyentes habían hecho en su bautismo (2:12).  Ellos entendieron que el bautismo simboliza la muerte y enterrar el modo antiguo de vivir, seguido por la resurrección a la nueva vida en Cristo.  Cuando pensamos en nuestra vida antigua en el pecado como el estar muertos entonces tenemos un motivo poderoso para resistirlo en nuestras vidas ahora.  Hoy debemos considerarnos a nosotros mismos muertos y sordos a los deseos mortales del pecado de actitud así como a los pecados de la carne.  Las actitudes guían a la acción, igual que el odio puede guiar al asesinato.  Los celos llevan a los pleitos, y la lujuria puede guiar al adulterio. Debemos de estar, tan limpios por dentro como lo estamos por fuera para cuando Cristo regrese.

                                                                MATEO 24:37-44

            El mensaje del Evangelio de hoy es estar alerta, y preparados para el regreso de Jesús a la tierra. Llamamos este tiempo especial “Adviento” mientras nos preparamos para la celebración del nacimiento del Niño Cristo el día de Navidad.  Mientras nos preparamos para este bendito día en nuestro calendario Cristiano, necesitamos recordar especialmente que lo que estamos celebrando es la anticipación del regreso de Cristo a este mundo para traer las “Buenas Nuevas” a todos los que han creído en El.  Como se nos dice en el pasaje de hoy, somos afortunados en no saber cuando vendrá ese día especial porque tal vez nos hiciéramos flojos en nuestro trabajo por Cristo.  Algunos probablemente seguirían pecando hasta el último minuto, luego tratar de regresar a Dios en el último momento.

            Nuestra meta en la vida no es solo llegar al cielo; también tenemos una comisión (Mat. 28:19) aquí en la tierra.  Debemos continuar con nuestra vida, viviendo la realidad de la presencia de Dios hasta que veamos el regreso triunfal de nuestro Salvador.  La segunda venida de nuestro Señor será instantánea y no habrá tiempo para arrepentimiento ni negociaciones.  La decisión que ya hemos tomado hoy determinará nuestro destino.  ¿Hiciste ya la decisión hoy de permitirle a Jesucristo que sea el Señor de tu vida?  En el pasaje de hoy Jesús no nos está hablando acerca de su regreso para poner temor o duda en nuestro corazón. El no está tratando de ponernos a hacer todo tipo de predicciones.  El nos está advirtiendo que estemos preparados.  El nos está dando una advertencia de amor, porque El no quiere que ningún hombre o mujer se pierdan.

            Lo más importante en el mensaje de hoy es: ¿Se te encontrará haciendo fielmente Su trabajo en el día de Su regreso?  Hay esas personas que dicen que pueden trabajar hasta ganarse el camino al cielo, y otros que dicen que solamente necesitamos fe para salvarnos.  Se dijo una historia de un hombre que tenía un bote y llevaba pasajeros de un muelle hasta el barco que los esperaba.  El había pintado en uno de los remos la palabra “Fe” y en el otro remo “Obras.”  Cuando el usaba el remo que decía “Fe” solamente, el bote se iba en un círculo hacia la izquierda.  Cuando usaba el remo marcado “Obras”, el bote seguía lléndose en un círculo, solamente que esta vez se iba hacia la derecha.  Cuando usaba los dos remos el bote se iba hacia adelante a la meta deseada.  Jesús nos quiere, en fe, para continuar con las buenas obras hasta que El venga de nuevo en gloria.

Aplicación

            En la primera lectura, vemos el énfasis que es puesto en la obediencia.  La segunda lectura recalca la urgencia de cambiar nuestras vidas, y el Evangelio nos dice que estemos alertas y preparados.

            Esta semana, estemos alertas y preparados para la batalla en contra de la tentación y el pecado por medio de la obediencia a los que han sido puestos en autoridad sobre nosotros.  Así pues, cuidemos nuestra lengua cuando conversemos en el trabajo, escuela o en la privacidad de nuestra propia casa.  El ejemplo que des les permitirá a tus compañeros de trabajo, de clase y familia ver los regalos y frutos del Espíritu Santo en tu vida.

Posted in Bible Studies Spanish.