SEXTO DOMINGO DE PASCUA (May 26th) – CICLO C

print

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR: 

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.” (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                     Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada. 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA                                 HECHOS 15:1-2, 22-29                             PRIMERA LECTURA 

(“Es la decisión del Espíritu Santo y nuestra no imponerles cargas innecesarias.”)

  1. ¿Qué empezaron a enseñar algunos hombres de Judea a los hermanos de Antioquia? Hechos 15:1

 

  1. ¿Dónde tiene origen la circuncisión entre los Judíos? Génesis 17:1-14

 

  1. ¿Entre quienes causó discusión esta enseñanza? Hechos 15:2

 

  1. ¿Qué decidieron hacer Pablo, Bernabé y algunos de los hermanos acerca de la discusión y a dónde fueron? Hechos 15:2-3

 

  1. ¿Qué fue lo que causó la controversia entre ellos? Hechos 15:5 y 11

 

  1. ¿Qué resolvieron los apóstoles y los presbíteros, con quién se pusieron de acuerdo y qué iban a caminar? Hechos 15:22-23

 

  1. ¿Después de enviar sus saludos, de qué dijeron que se habían enterado? Hechos 15:24

 

  1. ¿Qué resolvieron hacer de forma unánime? Hechos 15:25

 

  1. ¿A quién habían consagrado su causa y cómo iban a transmitir este mensaje? Hechos 15:26-27

 

  1. ¿De quién fue la decisión de no imponerles ninguna carga más de lo que era estrictamente necesario? Hechos 15:28

 

  1. ¿Cuáles eran las dos cosas que se les aconsejó evitar? Hechos 15:29

 

Personal – ¿De qué manera han puesto sobre tí una carga algunos miembros de la iglesia que no están bajo la autoridad de la misma? ¿Cómo puedes resolverlo?

 

TERCER DIA                       APOCALIPSIS 21:10-14, 22-23                     SEGUNDA LECTURA

 (“No ví ningún santuario en la ciudad, porque el Señor, el Dios todopoderoso, es su santuario y también el Cordero.”)

  1. ¿Quién fue llevado y cómo fue llevado? Apocalipsis 1:1 y 21:10

 

  1. ¿A dónde fue llevado, qué se le mostró y cómo se veía la ciudad? Apocalipsis 21:10-11

 

  1. ¿Quién es el diseñador y constructor de esa ciudad? Hebreos 11:10

 

  1. Describe lo siguiente de Apocalipsis 21:12:

 

Sus murallas ________________________________________________________________________

¿Cuántas puertas en las murallas? _______________________________________________________

¿Quiénes estaban a las puertas? _________________________________________________________

¿Qué estaba escrito en las puertas? ______________________________________________________

¿Los nombres de quién estaban escritos ahí? ______________________________________________

 

  1. ¿Cuáles fueron las doce tribus de Israel y dónde estaban colocadas las puertas? Ezequiel 48:30-35 y Apocalipsis 21:13

 

  1. La muralla de la ciudad tenía doce piedras de cimientos. ¿De quién eran los nombres que estaban escritos ahí? Apocalipsis 21:14

 

  1. ¿Quiénes eran los doce apóstoles del Cordero y quién es el Cordero? Mateo 10:2-4, Juan 1:29 y Hechos 1:20-26

 

  1. ¿Qué cosa no vió Juan y que vió como templo? Apocalipsis 21:22

 

  1. ¿De qué no tenia necesidad la ciudad y qué la iluminaba? Apocalipsis 21:23

 

  1. ¿Quién es nuestra lámpara y quién es la luz para nuestro camino? Apocalipsis 21:23, Salmo 119:105 y Juan 1:1, 14

 

Personal – Imagina como se verá el cielo de acuerdo con lo que acabas de leer y estudiar. ¿Cómo crees que actuarás cuando entres por sus puertas? ¿De qué modo has sido iluminado aquí y ahora? ¿Cómo ven tu familia, amigos, compañeros o personas que tienen contacto contigo durante el día, la luz de Cristo en tí siendo tú Su templo viviente?

 

CUARTO DIA                                        JUAN 14:23-29                                                       EVANGELIO

                                                     (“Les doy mi paz, les dejo mi paz.”)

  1. ¿Si amas a Jesús qué guardarás, quién te amará y quién vendrá a tí? Juan 14:23

 

  1. ¿Fíjate que en el versículo 23 dice “vendremos a él, a quién se refiere cuando dice vendremos?

Juan 14:11,17, y 26

 

  1. ¿Dónde hará el espíritu su morada? Juan 14:17, y 23

 

  1. ¿Quién es el que no ama a Jesús? ¿De dónde viene la Palabra que oyes? Juan 14:24

 

  1. ¿Mientras Jesús estaba con ellos qué les decía? Juan 14:26

 

Personal – Al empezar este estudio leíste Juan 14:26. ¿Qué te ha hecho recordar?

 

  1. ¿Cuál fué la despedida de Jesús para tí y qué obsequio te dejó? ¿Qué te dijo que no debe haber en tí?   Juan 14:27

 

  1. ¿Qué dijo Jesús en el versículo 28 de Juan 14?

 

  1. ¿Si amas a Jesús qué harás cuando El se vaya al Padre? Juan 14:28

 

  1. ¿Quién es más grande que Jesús? Juan 14:28 y Juan 10:29

 

  1. ¿Qué les decía antes de que esto sucediera? Juan 14:29

 

Personal – ¿De qué modo específico has obedecido el mandamiento “ámense unos a otros como Yo los he amado” (Juan 15:12). Piénsalo en relación con tu familia, amigos, compañeros de trabajo o escuela. ¿De qué modo has mostrado tu amor al Padre?

 

 

QUINTO DIA                                               LEE EL SALMO 67:2-3, 5-6, 8 

(“Tu gobiernas los pueblos con justicia.”)

Leé y medita el Salmo 67:2-3, 5-6, 8.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO 

                                                                                   HECHOS 5:1-2, 22-29 

La Cristiandad no sería más que una secta de los Judíos si la condición de que los nuevos Cristianos debían ser circuncidados hubiera permanecido. Algunos Judíos no podían olvidar su posición de pueblo escogido. Estaban dispuestos a aceptar a los Gentiles en la iglesia siempre y cuando primero que nada fueran circuncidados. Pablo y Bernabé discutieron fuertemente esta actitud y un choque violento era inevitable.

Se suplicó a Jerusalén, a la matriz de la iglesia por una regla. El principio en cuestión era muy simple; ¿Era el don de Dios para unos cuantos escogidos o para todo el mundo? ¿Era el don de Dios un privilegio o una responsabilidad? Algunos Fariseos que se habían vuelto Cristianos insistían en que todos los convertidos debían ser circuncidados y debían guardar la ley Mosaica.

La ley Mosaica (de Moisés) decía que en el octavo día la carne del prepucio del niño varón debía ser circuncidado (Levítico 12:13). Esto era someter su propia carne al pacto que se originó entre Dios y Abraham (Génesis 17:14). Pedro se erigió ante los apóstoles y ancianos y les dijo que el nuevo pacto se cumple creyendo en la palabra del Evangelio.

Dios, quien conoce el corazón lo atestiguó dando el Spíritu Santo a los Gentiles, así como lo ha hecho para nosotros. Esta fue una circuncisión de fe, un corte de tajo al orgullo de uno y una sumisión a la voluntad del Señor. Pedro les dijo que ellos estaban salvados a traves de la gracia del Señor y que también lo estaban los Gentiles.

Los líderes de la iglesia dijeron que los hombres que confundieron a los hermanos no tenían instrucción ni autoridad para hacerlo. Los líderes de la iglesia inspirados por el Espíritu Santo decidieron mandar representantes autorizados con Pablo y Bernabé. No querían sobrecargarlos con algo más pesado que lo esencial, o sea: se debían abstener de cosas sacrificadas a ídolos, de sangre, de carne de animales estrangulados y de uniones sexuales ilícitas.

Hoy en día todavía podemos ver a lo esencial como guía para nuestra vida diaria. No debemos sacrificarnos a nosotros mismos por ídolos como el trabajo, el poder, el sexo o el dinero. Estamos llamados a dejar de comer y beber al extremo de la glotonería y ponernos enfermos. Estamos llamados a ser castos en nuestras acciones tanto como en nuestros pensamientos. Debemos evitar la unión sexual ilícita tal como la homosexualidad, la fornicación, la pornografia, el adulterio, el sexo antes del matrimonio, etc.

La controversia acerca de guardar la ley existe todavía hoy en día. Todavía hay división entre creyentes y autoridades de la iglesia. Le enseñanza autoritaria de la iglesia está hecha para proteger a la gente tanto como para preservar el verdadero depósito de la fe.

 

 

APOCALIPSIS 21:10-14, 22-23 

Mucho de la visión de Juan viene del capítulo 65:17-24 de Isaías. En este capítulo es creado un cielo nuevo, las cosas del pasado ya no se recuerdan, todo es alegría y no hay tristeza ni dolor. Juan no se preocupa del viaje interespacial o de la geofísica. El cielo existe debido a la relación moral entre Dios y el hombre.

Dios ha tomado la iniciativa y es la causa del nuevo orden o como se le llama la “Nueva Jerusalén o Cielo.” Dios empezó caminando con el hombre en el jardín del paraíso. El buscó habitar cerca del hombre en el Arca o en el Templo. El hizo al hombre el Santo de los Santos a traves de su Encarnación. Pero estas cosas pasadas se terminaron cuando El empieza a habitar con ellos en la intimidad inmediata y personal de la “Nueva Jerusalén.” Juan intentó usando muchas frases y repeticiones transmitir la incomparable belleza del cielo usando descripciones terrenales.

La radiancia de Cristo en su morada eterna es tan deslumbrante que las luces de la Galaxia no son ni necesarias. La Nueva Jerusalén o Cielo era un cubo de doce mil estadios de alto, ancho y profundidad. Las ciudades de Babilonia y Nínive eran cuadradas. Puedes imaginar una ciudad tan alta como su anchura y su largo. Un lado se extendería desde Boston hasta Chicago (1500 millas). Una barda de 216 pulgadas de alto no sería proporcional alrededor de este cubo gigantesco de la ciudad celestial. Podemos ver que los detalles terrenales palidecen cuando se comparan contra el concepto de simbolismo espiritual. El objetivo principal del autor es transmitir que es la Divina Presencia, radiante y animada la que transforma la santa Jerusalén en esplendor puro. Dios empezó con el Paraíso. Juan termina su descripción de la ciudad celestial con detalles prestados de la historia del paraíso. Imaginémonos a nosotros mismos como creyentes.

 

JUAN 14:23-29

Antes de su pasión y muerte, Jesús habló a sus discípulos palabras de consuelo, amor y obediencia. Estas palabras trajeron un sentido de serenidad y los ayudó a no tener miedo. Jesús prometió socorrerlos dejándoles al “Consejero,” “El Espíritu Santo.” Jesús les dijo que el Padre les enviaría al Espíritu Santo en Su nombre. Les dijo que el Espíritu Santo les enseñaría todos las cosas y les ayudaría a recordar todo lo que El les había enseñado (Juan 14:26). Hemos sido hechos templos del Espíritu Santo mediante la fe a traves de la acción de Dios en el sacramento del Bautizmo.

No es fácil hoy en día vivir una vida de acuerdo con los dictados del Espíritu Santo. Tenemos tantas distracciones en nuestro vivir diario que solo el Espíritu Santo podrá capacitarnos para recordar con claridad la obediencia que se necesita para caminar el camino Cristiano. Solo necesitamos ver a nuestro alderredor y nos daremos cuenta fácilmente de que a menos de que controlemos nuestros deseos egoístas y preocupaciones sometiéndolos a la Palabra de Dios, éstos se desbocarán, sobreponiéndose rápidamente a cualquier deseo de conocer y experimentar el amor de Dios.

No podemos dividir nuestros deseos de modo parejo entre Dios y el mundo, debemos buscar primero el reino de Dios (Mateo 6:33). Necesitamos pedirle al Espíritu Santo que nos enseñe más acerca del amor sanador y salvador de Jesús y del Reino de Dios. Has oración para que te abras para recibir los dictados del Espíritu Santo y sigas y sientas el increíble amor de Jesús.

 

 

Aplicación 

La primera lectura nos dice que el don de Dios no fue para unos cuantos escogidos sino para todo el mundo. La segunda lectura revela que el Cielo existe debido a la relación moral entre Dios y el hombre. El Evangelio muestra que el poder caminar el camino Cristiano únicamente es posible cuando viene por medio del Espíritu Santo.

Esta semana, demuestra a los que te rodean en el trabajo, la casa o la escuela que el don de Dios te ha traido la libertad de escoger. Escoger amar a tu prójimo, tu familia y amigos así como a tí mismo. Con el poder del Espíritu Santo puedes también escoger amar a tus enemigos. Eso solo lo podremos hacer si buscamos Su reino primero y todo lo demás será por añadidura (Mateo 6:33). Recuerda, que el Espíritu Santo te enseñará todas las cosas (Juan 14:26).

Posted in Bible Studies Spanish.