TERCER DOMINGO DE PASCUA (April 15th) – CICLO B

print
TERCER DOMINGO DE PASCUA – CICLO B

 

ANTES DE COMENZAR:

 

Ora y pidele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilia o de las lecturas que oiste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                                              LEE HECHOS 3:13-15, 17-19                                  PRIMERA LECTURA

 

(“Arrepiéntanse entonces y conviértanse,”)

 

  1. ¿Quién está hablando? ¿a quién está hablando, y quién ha glorificado a Su siervo, Jesús?

Hechos 3:12-13

 

  1. ¿Qué hizo la gente a Jesús en la presencia de Pilato, cuando Pilato estaba listo para ponerlo en libertad? Hechos 3:13

 

  1. ¿Qué dijo Jesús de aquéllos que renegaban de El? Mateo 10:33

 

  1. ¿De quién renegó la gente y qué pidieron ellos que se hiciera? Hechos 3:14

 

  1. ¿A quién condenó a muerte la gente? ¿Qué hizo Dios y que son Pedro y Juan? Hechos 3:15

 

  1. ¿Quiénes serán testigos de Jesús y qué recibirán ellos? Hechos 1:8

 

  1. ¿Por qué actuó la gente así, al igual que sus jefes? Hechos 3:17

 

  1. ¿Qué cumplió la gente y cúando escucharon esta lectura Hechos 13:27

 

  1. ¿Qué cumplió Dios? Hechos 3:18

 

  1. ¿Qué debemos hacer y qué sucederá? Hechos 3:19

 

  1. ¿A quiénes ordena Dios que se arrepientan? Hechos 17:30

 

Personal – ¿En qué forma estás negando a Cristo en tu vida? ¿Ves el poder del Espíritu Santo operando a través tuyo cuando amas a aquéllos a tu alrededor?  Si no ves el poder de Dios en tu vida, pídele a El te muestre dónde está el obstáculo y arrepiéntete y cree.

 

 

TERCER DIA                                                             LEE 1 JUAN 2:1-5                                            SEGUNDA LECTURA

 

(“Mas el que guarde su palabra, ese ama perfectamente a Dios.”)

 

  1. ¿Por qué está Juan escribiendo? 1 Juan 2:1

 

 

  1. Si alguien peca, ¿a quién tenemos y quién es El? 1 Juan 2:1

 

  1. ¿Qué se ha hecho Jesús y qué es lo que El puede hacer? Hebreos 7:22, 25

 

  1. ¿Qué ha hecho Jesús por nuestros pecados? y ¿por quién mas hace El esto? 1 Juan 2:2

 

  1. ¿Quién es amor? ¿Quién nos ama y qué hizo El por nosotros? 1 Juan 4:8, 10

 

  1. ¿Cómo sabemos si conocemos a Jesús? 1 Juan 2:3

 

  1. Si conocemos a Jesús, ¿qué haremos? Juan 14:15

 

  1. ¿Qué es el que dice que conoce a Jesús pero no cumple sus mandatos? y, ¿qué es lo que no está en él?       1 Juan 2:4

 

  1. ¿Quién es un mentiroso? 1 Juan 4:20

 

  1. ¿En qué se hace perfecto el que guarda la palabra de Jesús? 1 Juan 2:5

 

  1. ¿Qué hará el que ama a Jesús? ¿Quién lo amará y quién hará morada en El? Juan 14:15-17, 23

 

Personal – ¿De qué manera has cumplido los mandamientos de Dios hoy? Sé preciso. ¿Qué puedes hacer a tu alrededor para mejorar el mandato de amar a otros? ¿Qué tan bien conoces a Dios?

 

 

CUARTO DIA                                                        LEE LUCAS 24:35-48                                                          EVANGELIO

 

(“Entonces les abrió la mente para que lograran

entender las Escrituras…”)

 

  1. ¿Qué relataban los dos acerca de Jesús? Lucas 24:30-31, 35

 

Personal – ¿Cómo se te revela Jesús en la Eucaristía?

 

 

  1. Mientras ellos estaban aún hablando, ¿qué hizo Jesús y qué les dijo? Lucas 24:36

 

  1. ¿Cómo reaccionaron los discípulos y qué pensaron que estaban viendo? Lucas 24:37

 

  1. ¿Cuáles son las dos preguntas que hizo Jesús? Lucas 24:38

 

  1. ¿Qué dos cosas les dijo El que hicieran? y ¿qué es lo que un fantasma no tiene? Lucas 24:39

 

  1. Así como El decía esto, ¿qué les mostró a ellos? Lucas 24:40

 

  1. ¿Cómo muestra Dios Su amor por nosotros y qué les pasó a todos aquéllos que tocaron a Jesús?

1 Juan 4:9 y Mateo 14:36

 

  1. ¿Qué les preguntó Jesús mientras ellos en medio de tanta alegría, no podían creer y seguían maravillados?

Lucas 24:41

 

  1. ¿Qué le dieron a Jesús y qué hizo El con eso? Lucas 24:42-43

 

  1. ¿Quién comió y bebió con Jesús después que El resucitó de entre los muertos? Hechos 10:41

 

  1. ¿Qué dijo Jesús acerca de la ley, los profetas y de los Salmos? Lucas 24:44

 

  1. ¿Qué dijo Jesús a Sus discípulos y qué pudieron ellos comprender? Lucas 18:31-34

 

  1. ¿Para qué abrió Jesús sus mentes? Lucas 24:45

 

Personal – ¿Cuándo abriste tu mente a las Escrituras?

 

 

  1. ¿Qué les dijo Jesús y que seria predicado en su nombre? Lucas 24:46-47

 

  1. ¿Qué eran los discipulos de todo ésto? Lucas 24:48

 

  1. ¿Quién será el defensor y qué hará? Juan 15:26-27

 

Personal – ¿Cuánto tiempo has estado con Jesús y cuánto tiempo ha estado El contigo? Y ¿de qué puedes dar testimonio?

 

 

QUINTO DIA                                                       LEE SALMO 4:2, 4, 7-9

 

(“Porque Señor, tú eres mi escudo.”)

 

Leé y medita el Salmo 4:2, 4, 7-9.

 

¿Qué te dice personalmente el Señor a través de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

 

SEXTO DIA                                                   LEE TODO EL COMENTARIO

 

HECHOS 3:13-15, 17-19

 

Audazmente Pedro habló a su audiencia y él ciertamente supo cómo presentarles a Jesucristo. El les presentó Su mensaje muy claramente, estableciendo quién fue Jesucristo y cómo ellos habían renegado de El. El les dijo el porqué el rechazo de ellos fue fatal y lo que ellos necesitaban hacer para corregir la situación. El les dijo lo que te diría a ti y a mí hoy, y esto es que todavía tenemos la opción. Dios está todavia ofreciéndonos libertad y vida eterna en Jesucristo.

Pedro desafío a la gente cuando los afrontó diciendoles: “Ustedes renegaron del Santo y Justo y pidieron como una gracia la libertad de un asesino.” La muchedumbre estaba compuesta de mucha gente que estaba por allí o que habían oído acerca de los eventos en detalle. Algunos de ellos probablemente hasta habían participado en condenarlo. La confianza de los jefes religiosos fue sacudida cuando Pedro les afirmó que Jesús estaba vivo otra vez y que ahora ellos no podrían hacerle daño. Pedro mostró a todos en esa muchedumbre el significado de la resurrección, el poder de Dios y el triunfo sobre la muerte.

Todos necesitamos rogar para que tengamos la valentía, como Pedro, de ver y tomar la oportunidad de hablar por Cristo. Creamos momentos educadores cuando, por nuestras acciones, mostramos que Jesús es el Señor de nuestra vida. Podemos encontrar que nuestra audiencia está protestando contra la injusticia de la aborción y de la pornografía, la cual está mutilando las sociedades de muchas naciones. El hablar en contra del gentío y exigir las enseñanzas de Jesucristo, no sólo es ser valiente hoy, pero, en muchas areas muy peligroso. El término servidor o siervo nos viene de Isaías 52:13, y el servidor es el Mesías, nuestro Señor Jesucristo. El será exaltado porque Su sacrificio fue el morir por los pecados de toda la gente. Todos somos llamados a ser como Cristo en su acto de servidor sufriente.

1 JUAN 2:1-5

 

Juan está hablando en una calurosa y paternal manera a su audiencia a la cual se dirige llamándoles hijitos míos. Debemos recordar que Juan era ya un hombre muy anciano, y que el tenía muchísimos hijos espirituales. Esta lectura es de un tremendo consuelo para gente que está llena de sentimientos de culpa y condenación. Saben que han pecado y Satanás demanda la pena de muerte. Nosotros no necesitamos sentirnos de esa manera. En realidad el mejor abogado defensor en el universo está defendiendo nuestra causa, Jesucristo. Nuestro defensor es el hijo del Juez. El ha pagado el precio por nuestros crímenes y no podemos ser juzgados otra vez por una causa que no figura mas en el sumario. Unidad con Cristo es lo que nos permite estar seguramente protegidos. No tengas miedo de pedirle satisfacer o abogar por tu caso, El lo ha ganado por ti. (Romanos 8:33).

Es duro poner este tipo de amor y perdón en palabras. ¿Puedes imaginar lo que significa decirle a todos que nosotros los perdonaremos, no importa lo que ellos hayan hecho? Esto es lo que Dios ha hecho en Jesús. Nadie, absolutamente nadie, está mas allá de la esperanza o del perdón. Todo lo que debemos hacer es volvernos a Jesús y entregar y confiar nuestras vidas a El. Pregúntate.  ¿Cómo podemos estar seguros de que pertenecemos a Cristo? Necesitamos creer en el nombre de Su Hijo, Jesucristo, y amarnos los unos a los otros. El resultado de la verdadera fe cristiana está en la conducta, no en las intenciones o piadosas palabras (1 Juan 3:23). Por eso es que Juan, el bienamado viejo apóstol, nos puede llamar hijos y nos puede asegurar que por nuestro comportamiento podemos verdaderamente pertenecer a Jesucristo.

 

LUCAS 24:35-48

 

Nuestro Evangelio hoy, comienza con el final de la historia de como Jesús apareció a los dos discípulos en el camino hacia Emaús. Jesús aparece a los discípulos que están detrás de puertas cerradas con llave y ellos se asustaron terriblemente. Pensaron ellos que estaban viendo a un fantasma, pero el cuerpo de Jesús no era solo una visión o un fantasma. Los discípulos lo tocaron como El pidió y a pesar de estar pasmados. Entonces El les pidió alimento y ellos lo miraban comer. Ahora, Su cuerpo era diferente, como Lázaro, en el sentido de que Lázaro era simplemente un cuerpo restaurado (Juan 11). Jesús pudo aparecer y desaparecer, y Su cuerpo resucitado era aún mas real que antes. Su cuerpo era inmortal, tal como el que se nos dará en la resurrección de los muertos. (1 Cor. 15:42-50).

Pasaron varios días con Jesús viajando alrededor de los campos rurales antes de Su retorno al cielo. En el libro de Los Hechos, Lucas aclara que Jesús pasó cerca de cuarenta (40) días entre Su resurrección y ascensión. Jesús les abrió las mentes para que entendieran las escrituras.

El Espíritu Santo hace para nosotros lo que fue hecho para los apóstoles, y esto es, el hablarnos a cada uno de nosotros, allí mismo donde nos encontramos. Necesitamos orar con las escrituras así como también leerlas y estudiarlas. Dios nos habla a través de Su iglesia, sacramentos, confraternidad, y, por supuesto, Su Sagrada Palabra.

Ruega que Dios te dé un espíritu dócil y fácil de enseñar y observa como Sus Sagradas Palabras te ponen en acción. Hoy el hambre y la sed está sobre la tierra como nunca lo ha estado antes. La paz es solo una palabra vacía y sin sentido para muchas personas. La única y verdadera paz accesible es la paz que viene con el arrepentimiento y el perdón. Jesús nos dice que hay perdón de los pecados, pero tenemos que retornar a El. Hoy, el mensaje a toda la gente de todas las naciones es arrepentirse o perecer.

 

Aplicación

 

La primer lectura nos dice que tengamos el valor de hablar por Cristo tal como los apóstoles hablaron. La segunda lectura nos revela que Jesús es nuestro abogado defensor y El ha ya ganado nuestro caso. El Evangelio exhorta a todos de llamar en Su nombre y de ser testigos de Su penitencia y Su perdón.

Esta semana contempla tus valores y prioridades. ¿Qué es importante para ti? ¿Dónde se encuentra Dios en esa lista? Piensa cómo poner a Dios primero en cada una de tus actividades de cada día esta semana. Tu ejemplo causará a otros el arrepentirse y volver a Dios.

 

Posted in Bible Studies Spanish.