TERCER DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO – CICLO A

print
TERCER DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO – CICLO A

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo.  “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

 ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                                     ISAIAS 8:23-9:3                           PRIMERA LECTURA

(“La gente que caminaba en tinieblas ha visto una gran luz.”)

 

  1. ¿Cuáles tierras ha degradado Dios? Ve si puedes localizar estas tierras en el mapa de la Biblia   Isaías 8:23

 

  1. ¿Qué pasó al final? ¿Qué tierra ha glorificado? y ¿Qué será quitado?  Isaías 8:22, 23

 

  1. ¿Qué pasó con la gente que caminaba en tinieblas? Isaías 9:1

 

  1. ¿Quién ilumina la oscuridad que hay a nuestro alrededor? 2 Samuel 22:29

 

  1. ¿Qué debemos hacer para salir de las tinieblas y entrar a la luz de acuerdo a las siguientes escrituras:

 

Isaías 58:10

Juan 8:12

Hechos 26:18

Romanos 13:12-14

 

Personal – ¿Cómo has salido de la oscuridad y entrado en la luz?  1 Pedro 2:9 dice: “Ustedes, sin embargo, son una raza elegida, un reino de sacerdotes, una nación consagrada, un pueblo que Dios eligió para que fuera suyo y proclamara los trabajos gloriosos del que los llamó de las tinieblas hacia su luz admirable.” Medita esto.

 

  1. ¿Qué les ha traído El, o cuál es el resultado de caminar en la luz? Isaías 9:2

 

  1. ¿Cómo experimentaron las siguientes personas esta alegría abundante y en quién la encontraron?

 

David (Salmo 16:7-11)

María (Lucas 1:46-47)

Juan Bautista (Juan 3:29-30)

Pablo (Filipenses 1:18)

 

  1. ¿Qué los había agobiado? Isaías 9:3

 

  1. ¿Qué nos dice Jesús acerca de su yugo? Mateo 11:28-30

 

Personal – ¿De qué modo has encontrado que la vida es pesada y agobiadora?  Escribe el versículo anterior y medita sobre él.

 

  1. ¿Qué fue aplastado y qué comparación se hace aquí? Isaías 9:3, Éxodo 18:1

 

TERCER DIA                              1 CORINTIOS 1:10-13, 17                    SEGUNDA LECTURA

(“En el nombre de nuestro Señor Jesucristo pónganse de acuerdo.”)

 

  1. ¿A quién se está apelando, por quién y en nombre de quién? 1 Corintios 1:1, 10

 

  1. ¿Qué les está rogando Pablo que hagan? 1 Corintios 1:10

 

  1. ¿Cómo estamos unidos en Cristo? Romanos 6:1-5

 

  1. ¿En las siguientes escrituras qué nos une mentalmente?

 

1 Corintios 5:4

Filipenses 2:2-4

Colosenses 2:2

 

  1. ¿De qué fue informado Pablo y por quién? 1 Corintios 1:11

 

  1. Apunta los nombres de los cuatro hombres acerca de los cuales la gente decía que se habían dividido             y escribe quienes eran ellos.   1 Corintios 1:12

 

  1. _____________________________________Juan 1:36, 41
  2. _____________________________________Juan 1:42
  3. _____________________________________Hechos 18:24-25
  4. _____________________________________1 Corintios 1:1

 

  1. ¿Cuál fue la respuesta de Pablo acerca de lo que ellos discutían? 1 Corintios 1:13

 

  1. ¿Qué nos dice la Palabra de Dios acerca de las discusiones? Romanos 13:12-13

 

Personal – ¿Cómo te previenes para no discutir con otros sobre la Palabra de Dios?  Por medio del estudio de Su Palabra te encontrarás discutiendo menos y basándote más en las verdades de Su Palabra.

 

  1. ¿Quién mando a Pablo y que le mandó hacer? 1 Corintios 1:17

 

  1. ¿Cómo no debía predicar el Evangelio? 1 Corintios 1:17, 1 Corintios 2:4

 

  1. ¿Qué le hubiera pasado a la cruz si Pablo hubiera predicado con “sabiduría mundana?”

1 Corintios 1:17

 

Personal – ¿Cuando hablas de Dios con tu familia, amistades y compañeros de trabajo, acerca de qué les hablas?  ¿Terminas en discusiones y argumentos o haces lo que hizo Pablo en 1 Corintios 2:1-5?  Reflexiónalo.

 

CUARTO DIA                              MATEO 4:12-23                                                   EVANGELIO

(“Arrepiéntanse por que el Reino de Dios se ha acercado.”)

 

  1. ¿Qué había escuchado Jesús y qué hizo? Mateo 4:12

 

  1. ¿A dónde se fue cuando oyó las noticias acerca de Juan? Mateo 4:13

 

  1. ¿Cuál fue la razón para ir ahí? Mateo 4:14

 

  1. ¿Qué empezó Jesús a proclamar desde ese momento? Mateo 4:17

 

  1. ¿Cuál era el mensaje de Juan para prepararse para la venida de Jesús? Mateo 3:2

 

  1. ¿Qué dijo Jesús que está a la mano? Mateo 4:17, Lucas 17:20-21

 

Personal – ¿Qué quiere decir para ti, reformar tu vida?  ¿Qué piensas que quiere decir “El Reino del Cielo está a la mano”?  ¿Hay áreas en tu vida que necesitan cambios?  Siéntate frente a tu Padre Celestial y háblale acerca de esto.

 

  1. ¿Dónde estaba caminando Jesús y qué estaba mirando? Mateo 4:18

 

  1. ¿Qué les dijo a los dos hermanos? Mateo 4:19

 

  1. ¿Qué dijo Dios por medio del profeta Jeremías? Jeremías 16:16

 

Personal – ¿Qué debemos hacer para volvernos pescadores de hombres?  Llena los espacios: Jesús les dijo:    “______________ y los haré pescadores de hombres.”  Mateo 4:19

 

  1. ¿Cuál fue la respuesta de Pedro y Andrés a la invitación de Jesús? ¿Se detuvieron a pensar en ella?   Mateo 4:20

 

  1. ¿Mientras que Jesús caminaba, en que se fijó? Mateo 4:21

 

  1. ¿Qué estaban haciendo los dos hermanos y quién estaba con ellos? Mateo 4:21

 

  1. Llena los espacios. Mateo 4:21-22 El_______________________________ _______________ y  ellos también _____________________________________________ y al padre y empezaron a

_________________________.

 

  1. ¿Qué lugar recorría Jesús y qué hizo en las sinagogas? Mateo 4:23

 

  1. Hubo tres cosas que Jesús hacía de acuerdo con Mateo 4:23, ¿cuáles eran?

 

Personal – A la hora de tus oraciones a solas con Jesús, pídele que te enseñe Sus verdades por medio de Su Palabra.  Pídele que te ayude a entender las Buenas Nuevas de Su Reino y pídele el regalo de la sanación para que tu familia, amistades o compañeros de trabajo lleguen a conocerlo mejor.  Comparte esto con alguien.

 

 QUINTO DIA                             LEE EL SALMO 27:1, 4, 13-14

(“El Señor es mi luz y mi salvación.”)

Lee y medita el Salmo 27:1, 4, 13-14.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

SEXTO DIA                               LEE TODO EL COMENTARIO

                                                                 ISAIAS 8:23 – 9:3

            Este pasaje empieza con los resultados de Israel al haber sido invadido por los Asirios y termina con la profecía de Isaías acerca del Mesías venidero.  A Isaías el Señor le dio una profecía, la cuál decía que Israel y Siria, ambos enemigos formidables de Judea caerían bajo los Asirios.  Judea rechazó este aviso y experimentó la ira y el castigo de Dios.  A Isaías se le consideró hasta como un traidor porque le dijo a la gente que confiara solo en Dios, no en una nación poderosa que estaba hacía el norte.  El fue quien predijo la caída de Judea y miró a la nación hundirse en la oscuridad y el temor.

            La gente rehusó consultar a Dios acerca de su futuro y hasta empezó a culpar a Dios por sus pruebas.  Hoy en día todavía hay mucha gente que culpa a Dios por sus problemas de salud, matrimonio, trabajo, etc.  Necesitamos preguntarnos a nosotros mismos porqué actuamos como la gente de la que habla la Escritura (Isaías 8:16-21) y tratamos de echarle la culpa a otros.  La oscuridad a la que la gente fue empujada no significaba necesariamente la muerte, puede significar desesperación, apuro, angustia, vencimiento o rechazo.  Isaías nos dirá en su profecía (9:1-6) que un Mesías va a venir y que la desesperación, tristeza y problemas van a terminar.

            La gente de esos tiempos probablemente se sintió muy parecido a nosotros cuando estamos pasando por pruebas y nos preguntamos, ¿se acabará esto alguna vez?  Podemos decir solamente lo que dice el Salmo 23, “Aunque pase por quebradas muy obscuras no temo ningún mal, porque Tú estás conmigo, tu bastón y tu vara me protegen”.  El Señor nunca nos prometió que no habría problemas, pero sí prometió que El estaría ahí para pasar por ellos con nosotros y guiarnos a la seguridad.

            Necesitamos ser así ahora y debemos seguirlo si vamos a ser guiados con seguridad durante los tiempos de tribulación y pruebas.  Dios promete una luz a todos aquellos que viven en el valle de la muerte y oscuridad y el nombre de esa luz es Jesús.

                                                         1 CORINTIOS 1:10-13, 17

            Vemos en este pasaje que Pablo no era solamente un evangelista que predicaba la Palabra de Dios y ayudaba a formar comunidades Cristianas, sino que además tuvo un interés vivo toda su vida por el bien espiritual de éstas.  Y empieza por apelar a ellos como hermanos en el Señor, preguntémonos nosotros, cuando nos encontramos con discusiones y pleitos, ¿apelamos al que nos ha lastimado en el nombre del Señor?  Debemos de amar a nuestro hermano como a nosotros mismos (Mat.22:37) y esto quiere decir cuidarse uno al otro y estar listos a perdonarse uno al otro en el nombre del Señor.

            La naturaleza humana es todavía la misma ahora, o sea que la gente esta todavía peleando por ser el más importante o el que merece mas reconocimiento.  La pasión de Jesús había pasado solamente unos cuantos años atrás y podemos ver que había facciones y divisiones entre los líderes de la iglesia.  El orgullo personal estaba interfiriendo en su deseo de seguir a Cristo en el camino al cielo.  El orgullo y ambición que es demostrado en el mensaje de hoy no solamente inflige daño en esa comunidad sino que ha dado pie a una división permanente en la iglesia Cristiana aún hoy en día.

            Las divisiones en la iglesia son un escándalo para los seguidores de Cristo y un obstáculo tremendo para la conversión de los incrédulos, lo cuál es el resultado de las acciones de hombres orgullosos y arrogantes.  No podemos llamarnos a nosotros mismos humildes cuando olvidamos, que por nuestras acciones Cristo murió por todos nosotros y que El no está y no será dividido.  Estamos llamados todos a vivir la vida de Cristo quien debido a nuestro bautismo vive ahora dentro de nosotros.  Por medio de nuestras oraciones pidámosle a Dios que nos dé la gracia para unirnos en Su nombre salvador y traer Su amor a nuestro prójimo, lo cuál resultará en el trabajo de reunión entre Dios y todas sus criaturas.  De seguro que Dios oirá y responderá al llamado que viene de sus hijos humildes.

                                                                 MATEO 4:12-23

            Cuando Jesús oyó que Juan había sido encarcelado, salió de Judea y regresó a Nazaret, su ciudad natal.  No se estuvo ahí mucho tiempo por la oposición y apatía de la gente local.  El empezó su ministerio de predicar yendo de pueblo en pueblo.  Salió de Nazaret y se fue a Cafarnaún el cuál llegó a ser su base durante su ministerio en Galilea.  Cafarnaún era una ciudad muy activa y el mensaje de Jesús sería escuchado por mucha gente.  Ahí tendría más recursos y apoyo para su ministerio.  La profecía de Isaías (9:1-2) fue cumplida en el hecho de que Jesús fue la luz de la tierra de Zebulón y Neftalí, la región de Galilea en la que se localizaba Cafarnaún.

            Mateo usa la frase “Reino del Cielo” por respeto a los Judíos porque en reverencia estos no pronunciaban el nombre de Dios.  Probablemente Jesús quería decir que el Reino de Dios está cerca, porque cuando Jesús mismo está en el corazón del hombre, el Reino de Dios está en el corazón del hombre, el Reino de Dios está definitivamente cerca.  Necesitamos saber que no tenemos que ir por todo el mundo y buscar para encontrar a Dios.  El está aquí dentro de nosotros, todo lo que tenemos que hacer es invocar Su nombre, confesar con nuestros labios y creer en nuestro corazón (Romanos 10:10-17).  Jesús comenzó su ministerio donde Juan Bautista lo dejó y el mensaje es el mismo ahora “Dejen el pecado y regresen a Dios”.  Cuando nos hacemos seguidores de Cristo volteamos la cara, dejamos, de estar centrados en nosotros mismos y de estar controlándonos a nosotros mismos.

            Jesús llamó a los hermanos para que lo siguieran y se convirtieran en pescadores de hombres.  El te está llamando ahora para que hagas lo mismo.  ¿Vas a pescar o a cortar carnada?  Probablemente estos hombres ya habían oído hablar de Jesús por medio de sus predicaciones en el área pero después de experimentar personalmente su amor y escuchar su llamado, respondieron inmediatamente a su invitación. Jesús está enseñando, predicando y sanando ahora igual como lo hacía en el evangelio.  El está predicando las Buenas Nuevas ahora por medio de personas como tú y yo.  Decididamente El está sanado gente ahora, física, emocional, y espiritualmente.  Jesús predicó las Buenas Nuevas a todo el que quisiera escucharle.  Las Buenas Nuevas son que Dios se hizo hombre y que Dios está entre nosotros en la presencia del Espíritu Santo y que a El le importamos muchísimo.  Regocíjate y ponte alegre de que no hay un pecado o problema muy grande o muy chiquito que El no pueda solucionar.  Ahora, como en los días de Isaías, Jesús el Mesías es una “Luz para la tierra.”

Aplicación

             La primera lectura llama al Mesías a ser “una luz para la tierra” para traer a Su gente fuera de la oscuridad.  Pablo nos dice en la segunda lectura que el orgullo y ambición han causado grandes obstáculos en la iglesia.  En el Evangelio escuchamos que el Reino de los Cielos está cerca porque Jesús se hace presente en nuestros corazones cuando El murió en la cruz para que podamos tener vida eterna.

            Esta semana vamos a ser una luz para nuestra familia siendo extra cariñosos y compasivos.  Tal vez sea ofreciéndonos para cuidar los niños, lavando el coche de la familia, lavando la ropa, visitando un familiar enfermo o alguien que tu sabes que no tiene a nadie para que le cuide.

Posted in Bible Studies Spanish.