TRIGESIMOPRIMERO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

print

TRIGESIMOPRIMERO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

ANTES DE COMENZAR:

                 Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA                       Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                                                    SABIDURIA 11:22-12:1                               PRIMERA LECTURA

                                                                       (“Porque tu amas todo lo que existe.”)

 

  1. ¿Todo el mundo es como cuáles dos cosas? Sabiduría 11:22

 

  1. ¿Qué es lo que Dios tiene de todos y qué es lo que puede hacer? Sabiduría 11:23

 

  1. ¿Qué es lo que Dios disimula y por qué razón? Sabiduría 11:23

 

  1. ¿Qué es lo que Dios ignora y para que le daba lugar al hombre? Sabiduría 12:10

 

  1. ¿Qué es lo que Dios manda a todo hombre hacer? Hechos 17:30

 

  1. ¿Qué es lo que Dios proclama a todo lo que existe? ¿Qué es lo que no aborrece? ¿Por qué razón?   Sabiduría 11:24

 

  1. ¿Dios es qué para toda la gente y para todos sus trabajos? Salmo 145:9

 

  1. ¿Cómo se puede conservar o preservar algo por medio de Dios? Sabiduría 11:25

 

  1. ¿Qué es lo que Dios tiene a todas las cosas, por qué y qué es lo que ama? Sabiduría 11:26

 

  1. ¿Qué está en todas las cosas? Sabiduría 12:1

 

  1. ¿Qué es lo que se ha llenado con el Espíritu del Señor? ¿Y qué es lo que sabe? Sabiduría 1:7

 

Personal – ¿Cómo he aceptado el amor de Dios? ¿En qué forma he perdonado los pecados de un miembro de mi familia, amigo, o compañero de trabajo? ¿Y cómo le he dado oportunidad de arrepentirse y en esa forma demostrar mi amor por éllos?

 

TERCER DIA                                                2 TESALONICENSES 1:11-2:2                        SEGUNDA LECTURA

(“Rogamos nosotros a cada momento por ustedes”)

 

  1. ¿Quién habla, con quién habla en 2 Tesalonicenses 1:11-2:2? 2 Tesalonicenses 1:1

 

  1. ¿Qué es lo que hacen por la iglesia y por qué razón? 2 Tesalonicenses 1:11

 

  1. ¿Cómo Dios lleva a efecto los buenos propósitos y concede una fe activa? 2 Tesalonicenses 1:11

 

  1. ¿Quién produce en tí el querer o el lograr? Filipenses 2:13

 

  1. ¿Quién será glorificado en ustedes y ustedes en él? ¿Y cómo se hará esto? 2 Tesalonicenses 1:12

 

  1. ¿Sobre la pregunta de quién vendrá y quién se reunirá con él ¿Cómo les habla Pablo a los hermanos?     2 Tesalonicenses 2:1

 

  1. ¿Cuáles son las dos cosas que les ruega que no dejen que pasen tan fácilmente? 2 Tesalonicenses 2:2

 

  1. ¿Cuáles tres cosas dice para que no se dejen convencer que el día de su llegada está aquí?    2 Tesalonicenses 2:2

 

  1. ¿Cómo es que el Señor vendrá otra vez, qué pasará con los que murieron en Cristo?   1 Tesalonicenses 4:13-16

 

  1. ¿Qué pasará con los que viven y con los sobrevivientes? ¿Qué debemos hacer con este mensaje?     1 Tesalonicenses 4:17

 

Personal – ¿En qué forma te has preparado para la segunda venida del Señor?

 

CUARTO DIA                                                              LUCAS 19:1-10                                                       EVANGELIO

(“El Hijo del Hombre vino a buscar y salvar lo que estaba perdido.”)

 

  1. ¿Cuando Jesucristo llegó a Jericó quién estaba ahí? ¿Cómo se llamaba? ¿Qué posición tenía? ¿De qué posición social era?  Lucas 19:1-2

 

  1. ¿Quién fue a ser bautizado por Juan Bautista y qué fue lo que les dijo? Lucas 3:12-14

 

  1. ¿Cuál de los discípulos de Jesús fue cobrador de impuestos? Mateo 9:9

 

  1. ¿Qué es lo que Zaqueo estaba haciendo? ¿Por qué quería hacer eso y qué le prevenía de hacerlo?     Lucas 19:3

 

  1. ¿Qué fue lo que hizo primero y cuando no pudo qué fue lo que hizo? Lucas 19:4

 

  1. ¿Qué fue lo que hizo Jesús cuando llegó al lugar donde Zaqueo estaba y qué fue lo que le dijo a él?   Lucas 19:5

 

  1. ¿Cómo se bajó Zaqueo y cómo recibió a Jesús? Lucas 19:6

 

  1. ¿Al observar esto qué fue lo que murmuraron todos? Lucas 19:7

 

  1. ¿Qué hizo Zaqueo y qué dijo al Señor? Lucas 19:8

 

  1. ¿Qué fue lo que Jesús le dijo a él? Lucas 19:9

 

  1. ¿Por qué vino el hijo de Dios? Lucas 19:10

 

Personal – ¿En qué forma has pagado a alquien a quien hayas defraudado? ¿En qué forma Jesús te ha buscado y te ha salvado? Comparte con alguien de tu familia o con un amigo.

 

QUINTO DIA                                           LEE EL SALMO 145:1-2, 8-11, 13-14

(“El Señor es bueno con todos.”)

 

Leé and medita el Salmo 145:1-2, 8-11, 13-14.

 

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

SEXTO DIA                                                  LEE TODO EL COMENTARIO

                                                                                   SABIDURIA 11:22-12:1

                 Este pasaje nos forza a reflexionar en qué tanto somos amados y protegidos por Dios. Se nos ha dicho que este maravilloso universo se puede comparar con una pequeña partícula usada para pesar en una báscula muy precisa. En Dios hay mucho más y aún así, nuestro universo es tan querido por El como el rocío de la mañana. Oímos acerca de un Dios que es tán majestuoso que aún cuando El puede hacer todas las cosas, le encanta ser misericordioso. El libro de la Sabiduría es hermoso pues nos ayuda a entender el increíble amor que Dios nos tiene.

                A Dios no se le pasa nada, El vé nuestras fallas y aún así nos anima constantemente para que sigamos adelante. Nos dá muchas oportunidades para que nos arrepintamos y disfrutemos de Su reino (Marcos 1:15). Es muy difícil para el hombre entender el amor de Dios, pues El ama todo lo que ha creado. El no hace basura, nosotros no somos basura y Dios nunca hará basura. Es por eso que El nos ama siempre. El nos ama tanto que dió a Su único Hijo para que todos los que creamos en El no muramos sino que tengamos vida eterna (Juan 3:16). ¿Tu creés que él te amo tanto que murió sabiendo que podrías pecar (Romanos 5:8)? Sí, lo hizo.

                Sabiduría es tener temor al Señor, no temor al castigo, es temor de ofender su amor y benevolencia, pues el verdadero amor echa fuera el temor (1 Juan 4:18). El amor de Dios por nosotros está consumado en Jesús. El nos dá su mandamiento, ámense unos a otros como yo los he amado (Juan 15:12). Sabiduría es entender que el Espíritu del Señor se dá para todos los hombres y que ese Espíritu Santo nos instruirá en todo (Juan 14:26. Así vemos que los brazos de Cristo se extendierón en la cruz del Calvario para que tú y yo podamos tener el increíble privilegio de escoger la vida o la muerte. La persona sabía escogerá la vida, la tonta escogerá la muerte.

                                                                          2 TESALONICENSES 1:11 – 2:2

                Pablo está animando al pueblo pues habían tenido una temporada de alborotos y confusión acerca de “los últimos días.” El pensamiento del fin del mundo y del regreso de Jesús hizo que mucha gente dejara de estimar las responsabilidades de la vida diaria. Algunos no querían regresar a su trabajo, otros no querían continuar con sus obligaciones monetarias. Pablo les dice en este pasaje que su vida y el modo en que viven es un reflejo de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo. También les dice que Dios nos llama a vivir honradamente y tener fe en su promesa. Esa promesa es que, todo el que crea en él no morirá sino que tendrá vida eterna con El.

                Pablo continúa y les dice que no se sabe cuando regresará el Señor, pero que su Espíritu estará dentro de nosotros hasta que eso suceda (Juan 14:26). Oímos hoy en día muchas ideas de como andar el camino. Oímos y vemos mucho de la teología de “la nueva era” que nos dice que podemos volvernos dioses nosotros mismos. Debemos reflexionar acerca de la seducción de la que habla Pablo en el versículo tres. Cuando la iglesia se une a la época se vuelve viuda rápidamente.

                Pablo les dice a éllos y a nosotros que solo hay un camino hacía la vida eterna y es através de Jesús; solo Dios sabe cuando será el final de los tiempos. Nuestra fe depende únicamente de la presencia viva del poder de Dios en nuestras vidas. Debemos vivir nuestra vida como si fuera hoy el día en que Jesús viniera a llevarnos con el Padre.

                                                                                         LUCAS 19:1-10

                Una vez más vemos a Jesús como el clásico ministro. Jesús sabía muy bien lo que la gente del lugar pensaba de los recolectores de impuestos y sabía que sus acciones podían provocar una gran controversia. El quería que ellos amaran al pecador y odiaran al pecado, y no quería que odiaran al pecador del mismo modo que odiaban al pecado. El quiso enseñarles llendo a cenar con Zaqueo que estaba abierto para aliviar el corazón de las personas sin importar cual era su situación en la vida.

                Zaqueo sabía que la gente pensaba que él era un estafador ya que la mayoría de los recolectores de impuestos eran así (Lucas 5:27-32).  Zaqueo era rico pero no felíz. Probablemente se sentía muy solo ya que había escogido un trabajo que lo hacía indeseable como amigo. Sin duda había oído de Jesús y de su amor por los indeseables y los pecadores como él y se preguntaba si habría para él algo de esas “buenas nuevas.” Despreciado y odiado por la gente del pueblo, Zaqueo estaba buscando el amor y la aceptación de Dios. Uno tiene que recordar que Zaqueo era de baja estatura y que se arriesgó a ser visto en público estando solo. No podía ver por encima de los demás, así que buscó un árbol se subió a él y vió a Jesús cuando pasaba por ahí.

                Puedes imaginarte lo que sintió Zaqueo cuando oyó la invitación que Jesús le hacia. Literalmente brincó de árbol con alegría y le dijo a todos que era un hombre nuevo, había cambiado. El supo que Jesús estaba arriesgándose a ser rechazado por la multitud al decir que quería ir a la casa de un pecador conocido. Jesús hace esto hoy en día contigo y conmigo. Nos dice que él quiere estar en nuestra casa o sea en nuestro corazón. Zaqueo entonces hizo una decisión; decidió amar, pues había percibido el increíble regalo del amor de Dios. Debido a este amor decidió dar la mitad de sus bienes a los pobres. En el pago de su falta fue más allá de lo que la ley requería. Unicamente si el robo era un acto de destrucción, violentamente premeditado tenía que darse cuatro veces más (Exodo 22:1).

                Zaqueo mostró que era un hombre cambiado con sus acciones no con sus palabras. Se había arrepentido por el amor no por la fuerza. Un hombre o una mujer que se arrepiente, cambia completamente. Arrepentirse no es solamente decir “Perdóname.” El testimonio de Zaqueo hubiera sido completamente inválido si no hubiera estado respaldado por sus acciones. Debemos reflexionar en la historia de hoy y ver de que debemos arrepentirnos nosotros.

                Como Zaqueo, necesitamos tener a Jesús viviendo en nuestro corazón para amar y ser amados (Juan 15:12). Este pasaje termina con Jesús diciéndonos que El vino a buscar y a salvar al que está perdido. Zaqueo era judío, hijo de Abraham y el Señor vino a él y lo trajo a su reino. Nosotros tenemos ese mismo Dios amoroso que siempre está listo para venir a nuestra “casa” y traernos a su casa también.

Aplicación

                 La primera lectura nos dice qué tanto somos amados y protegidos por Dios a pesar de nuestro egoísmo. La segunda lectura muestra que el modo en que vivimos es una reflexión de lo que creemos. El Evangelio demuestra a traves de la historia de Zaqueo que las acciones hablan más fuerte que las palabras. Arrepentirse significa Cambiar.

                Escoge uno de tus malos hábitos y en oración y con fe trabaja sobre el esta semana. Atestiguar con palabras sin actuar no tiene ninqún valor, así que comparte con alguien especial tus progresos. El modo en que le hablas a tus hijos les dice si éllos son para tí algo especial o una carga. Deja que tu familia vea que eres sumiso al Señor y que le das permiso para que te cambie. Funciona. El cambió a Zaqueo y quiere cambiarte a tí.

 

Posted in Bible Studies Spanish.