Trigésimo Tercer Domingo del Tiempo Ordinario (17 de Nov) – Ciclo C

print

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico 

by Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

2. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

 

SEGUNDO DIA    MALAQUIAS 3:19-20    PRIMERA LECTURA

(“Brillará el sol de la justicia que traerá en sus rayos la salud.”)

1. ¿Cómo será el día que está por venir?  Malaquías 3:19 

 

2. ¿Qué pasará con todos los orgullosos y malhechores?  Malaquías 3:19

 

3. ¿Cómo quedarán ellos al finalizar ese día?  Malaquías 3:19

 

4. ¿Quién es el que dice que ésto va a pasar?  Malaquías 3:19

 

5. ¿Qué hacen los orgullosos y malhechores?  Malaquías 3:5, 13-14

 

6. ¿Qué aparecerá para todos los que temen el nombre del Señor y con qué clase de rayos?  Mal. 3:20

 

7. ¿Qué harás en tal caso?  Malaquías 3:20

 

8. ¿Qué hacen quienes temen al Señor?  Malaquías 3:16

 

9. ¿Qué diferencia hay entre un orgulloso y un malhechor y quién teme al Señor?  Malaquías 3:18

 

10. ¿De qué es fuente el temor al Señor y de qué nos defiende?  Proverbios 14:27

 

Personal – Examina tu conciencia y tus actos de esta última semana; ¿De qué manera has servido al Señor y de qué manera no lo has hecho? ¿Tienes un pie dentro del Reino y el otro afuera?  Leé Apocalipsis 3:15-16.

 

 

TERCER DIA    2 TESALONICENSES 3:7-12    SEGUNDA LECTURA

(“Que seamos capaces de presentarnos como un ejemplo a ser imitado por los demás.”)

1. ¿Quién habla, a quién le habla y qué le pide hacer en 2 Tesalonicenses 3:7?  2 Tesalonicenses 1:1

 

2. ¿Por qué pedían a los Tesalonicenses que los imitaran?  2 Tesalonicenses 3:6-8

 

3. ¿Cuál es el valor de un hombre trabajador?  Mateo 10:10

 

4. ¿Cómo querían presentarse ellos y por qué?  2 Tesalonicenses 3:9

 

5. ¿Cuál fue la regla que impusieron mientras estuvieron allí?  2 Tesalonicenses 3:10

 

6. ¿Con qué les dijeron que tenían que trabajar y por qué?  1 Tesalonicenses 4:11-12

 

7. ¿Qué oyeron Pablo y los otros que algunos de ellos no hacían y cómo actuaban al respecto? 2 Tesalonicenses 3:11

 

8. ¿Qué pasa cuando no se mantienen ocupados y pierden el tiempo?  1 Timoteo 5:13

 

9. ¿Qué fue lo que Pablo y los otros les rogaron hacer en el nombre del Señor Jesucristo y cómo deberían hacerlo?  2 Tesalonicenses 3:12

 

10. ¿Que debemos recordar cuando estemos trabajando?  Colosenses 3:23

 

Personal – Si eres estudiante, ama de casa o tienes un empleo o si estás jubilado, ¿Cuál ha sido tu actitud hacía el trabajo que has estado haciendo? ¿Qué clase de ejemplo has sido para los demás? Reflexiona unos momentos sobre esto.

 

 

CUARTO DIA    LUCAS 21:5-19    EVANGELIO

(“Serán odiados de todos a causa de Mi nombre.”)

1. ¿De qué estaban hablando en Lucas 21:5?

 

2. ¿Qué les dijo Jesús acerca de las cosas que estaban contemplando?  Lucas 21:6

 

3. ¿Cuáles fueron las dos cosas que les preguntó?  Lucas 21:7

 

4. ¿A quién les dijo Jesús que no siguieran y qué deberían decir?  Lucas 21:8

 

5. ¿Qué sucederá primero y por lo cual no debemos sentirnos perturbados? ¿Vendrá el fin inmediatamente?  Lucas 21:9

 

6. ¿Qué les dijo después?  Lucas 21:10-11

 

7. ¿Qué les dijo que iba a pasarles antes de que esto sucediera?  Lucas 21:12

 

8. ¿Qué resultaría en persecusión y juicio como acto concerniente a Su nombre?  Hechos 5:28

 

9. ¿Qué nos harán hacer, qué no debemos hacer y por qué?  Lucas 21:13-15

 

10. ¿Quién hablaba por Esteban cuando acudieron a rebatirlo?  Hechos 6:9-10

 

11. ¿Quién nos librará al final y qué pasará con algunos de nosotros?  Lucas 21:16

 

12. ¿Qué nos pasará por causa de Jesús y aún así, qué es lo que pasará al cabello de nuestra cabeza? Lucas 21:17-18

 

13. ¿Cómo salvarás tu vida?  Lucas 21:19

 

14. Leé los siguientes pasajes de la Sagrada Escritura y apunta lo que dicen acerca de la constancia: Hebreos 3:14, Hebreos 6:11-12 y Hebreos 10:36

 

Personal – ¿Puedes imaginarte perseguido a causa del nombre de Jesús? ¿De qué manera? ¿De qué modo persigues tú a otros por su obediencia a Dios? ¿Cuál es tu posición, sinceramente?

 

 

QUINTO DIA    LEE EL SALMO 98:5-9

(“Juzgará con justicia al universo y según el derecho a las naciones.”)

Leé y medita el Salmo 98:5-9.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

SEXTO DIA LEE TODO EL COMENTARIO

MALAQUIAS 3:19-20

Leemos en este pasaje que el día del juicio vendrá sobre nosotros como un ardiente horno para todos aquellos que hayan vuelto la espalda al Señor. Malaquías exhorta y advierte al pueblo acerca de la obediencia al Señor o la pena de sufrir terribles consecuencias. Un horno ardiente tiene fuego blanco y su función es quemar todas las impurezas del metal. Requiere un fuego caliente, peligroso y destructor. A este es al que Malaquías se refiere al compararlo con el día del juicio.

Muchos desobedecieron la voluntad de Dios y deshonraron Su nombre (1:6). Ofrecieron falsos sacrificios (1:7-14), y condujeron a otros al pecado (2:7-9). Muchos se volvieron arrogantes y orgullosos y llamaron “mal” al bien (2:17). A estos fue a los que Malaquías les aseguró que el día del juicio quedarian convertidos en cenizas.

Necesitamos reflexionar sobre nuestro estilo de vida en estos tiempos y ver si esta advertencia se aplica también a nosotros. El nombre de Dios es profanado constantemente en la televisión, en las películas. La idolatría es tan común hoy en este país como lo fué  en el tiempo de Abraham.  Hoy en día muchos adoran al dios de los deportes, televisión, pornografía, aborto, dinero, y poder; ese horno ardiente es tan real hoy en día como lo fue en tiempos de Malaquías.

Malaquías no fue un profeta que habló de la destrucción, el dejó un mensaje de esperanza y perdón. Nos dejó la imágen de un Dios amoroso que será como una curación tierna del sol para aquellos que se arrepientan y regresen a Su amor y obediencia. Dios no quiere que nadie perezca. Juan Bautista habló de la venida del Señor y dijo que sería como un amanecer para los que viven en pecado, en la obscuridad (Lucas 1:76-79). Jesús es la luz del mundo y nosotros somos llamados a llevar esa luz por todas partes donde vayamos.

 

2 TESALONICENSES 3:7-12

Pablo toma una posición fuerte ante los líderes de la Iglesia que son flojos y también hacía la gente floja en general. Exhorta claramente a todos a que sean responsables y a que trabajen duro y con espíritu cristiano. Pablo nunca pensó que el insistir en que trabajemos fuerte, fuera un ataque a nuestra integridad o dignidad. El pensó que una persona tiene que sacar el mejor provecho de su tiempo y sus talentos; los exhorta a proveerse a sí mismos y también a los demás, al tiempo que insiste claramente en qué  importante es el ejemplo para nuestra comunidad.

Necesitamos insistir en esto, especialmente con nuestros jóvenes y niños. ¿Qué clase de ejemplo les estamos dando? Realmente me ven los demás como una persona honrada y trabajadora, amable y cristiana? ¿Dedico demasiado tiempo a ver la televisión? ¿Paso algún rato todos los días a solas y en silencio con Dios en oración personal? ¿Leo y estudio las Escrituras a diario? Este es el tipo de ejemplo que debemos dar a los demás.

Pablo reprende seriamente a los que pierden el tiempo lamentablemente en chismear. El chisme es un pecado contra el quinto mandamiento: “No matarás.” Matamos a una persona social, emocional o espiritualmente, centimetro a centimetro cuando chismeamos sobre élla. El chisme genera desconfianza, división, desilusión y finalmente desesperación en el Cuerpo de Cristo. El chisme es en algunas ocasiones excitante y parece que cuando lo oimos nos sentimos “de confianza,” pero el chisme en lugar de construir, destruye.

Jesús nos llama a amar a los demas, así como El nos ha amado (Juan 15:12). No podemos deshacer la honra de nuestro prójimo y al mismo tiempo creer que somos Cristianos obedientes. Necesitamos pedir al Señor para que nos libre de este defecto miserable. Nuestras oraciones son poderosas porque nuestro Señor siempre escucha y cura (Santiago 5:16).

 

LUCAS 21:5-19

El templo al que se refiere aquí y que los discípulos admiraban no era el templo de Salomón. Este fue destruido por los Babilonios en el siglo sexto antes de Cristo. El templo de este pasaje fue construido por Herodes el Grande en el 20 A.C. y después de muchas reparaciones fue completamente arrasado por la armada Romana en el año 70 D.C.

Los discípulos comentaban que bonito y duradero era el templo. Jesús les dice que será destruido y se convertirá en un montón de escombros; ellos por su parte, querían saber cuando pasaría todo esto. Jesús los previene contra los falsos mesías y contra los desastres naturales. Les dijo que nunca los abandonaría y que permanecería con ellos hasta el final de los tiempos (Mateo 28:16-20). Les anunció también que serían perseguidos y llevados a juicio acusados de estar asociados con El. Hoy en día vemos que ésto pasa con algunos que trabajan en un movimiento para parar los abortos bloqueando las entradas a las clínicas de aborción. Muchos de los que protestan son arrestados y llevados a la corte. Un testimonio tremendo se está dando a nuestra nación con ésto y mucha gente se úne a los que actualmente dan testimonio, arriesgando su libertad y su persona por Cristo. Las advertencias de Jesús y sus promesas, todavía son válidas para nosotros hoy en día mientras esperamos su venida. En respuesta a la pregunta de “cuándo sera el fin de los tiempos,” Jesús dice que deberíamos estar menos preocupados con la fecha y más con el estar preparados.

Estamos llamados a vivir una vida Cristiana constantemente, de manera que, no importando lo que venga, estemos preparados. La iglesia primitiva pasó a traves de una persecución. En el siglo segundo, la sangre de los Cristianos estaba considerada como la semilla de los futúros creyentes. Necesitamos recordar que las palabras de Jesús son tan verdaderas hoy como entonces. Hoy tenemos muchas familias que se pelean unas con otras y sufren persecusiones aún a manos de sus parientes amados. Podemos estar sequros de que, no importando que tan difíciles se vuelvan los tiempos, El estará siempre con nosotros y Su Espíritu nos enseña lo que tenemos que decir en tiempos de prueba. 

Jesús nos dice que “Ni un solo cabello de nuestra cabeza será dañado,” y quiere decir con eso que ninguno de sus seguidores sufrirá pérdida espiritual o condenación eterna. Podrás perder todas tus posesiones aquí en la tierra, podrás ser golpeado, robado, hasta condenado a muerte, pero si sigues a Cristo, estarás salvado para toda la eternidad.

 

Aplicación

En la primera lectura escogemos ser o frios o calientes. En la segunda lectura estamos llamados a ser modelo, ejemplo. En el Evangelio escuchamos que debemos tomar una posición firme, o estamos con Dios o estamos contra El.

Escojamos a Cristo en cada situación en que nos encontremos en nuestros hogares, iglesia o trabajo. Antes de que entremos en acción en cualquier situación, ésta semana preguntémonos, “Estoy poniendo en peligro mis creencias al hacer ésto?” 

Posted in Bible Studies Spanish.