TRIGESIMOTERCER DOMINGO (Nov. 19th) DEL TIEMPO ORDINARIO

print
TRIGESIMOTERCER DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

 

ANTES DE COMENZAR:

 

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo.  “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                       PROVERBIOS 31:10-13, 19-20, 30-31  PRIMERA LECTURA

(“La mujer que honra al Señor es digna de alabanza.”)

 

  1. ¿Cuándo uno encuentra una esposa ejemplar, a que sobrepasa su valor? Proverbios 31:10

 

  1. ¿Qué tanto puede confiar en ella, el esposo que tiene una esposa valiosa? ¿Qué le traerá esta suerte?   Proverbios 31:11

 

  1. ¿De qué cosas se preocupa el hombre casado y qué significa esto? 1 Corintios 7:33

 

  1. ¿Qué deben hacer las esposas con respecto a sus maridos, y por qué? Efesios 5:23-24

 

  1. ¿Cómo debe un esposo amar a su esposa? Efesios 5:33

 

  1. ¿Qué es lo que una esposa valiosa brinda a su esposo? Proverbios 31:12

 

  1. ¿Cuáles son algunas de las cosas que conoce y hace con sus propias manos?

Prov. 31:13 y 31:19

 

  1. ¿A quién tiende sus manos? Proverbios 31:20

 

  1. ¿Cuál cosa es engañosa y cuál fugaz? ¿Quién es digna de alabanza?  Prov. 31:30

 

  1. ¿A qué da principio el temer al Señor? ¿Quién se deleita en sus mandatos?

Salmos 111:10 y 112:1

 

  1. ¿Qué se le da y que la alaba en sus puestas de la ciudad? Proverbios 31:31

 

Personal – ¿Si eres esposa, dónde encuentras tu valor en tu relación con tu esposo?  ¿Si eres esposo, cómo muestras tu amor a tu esposa?  A todos los hijos, chicos y grandes, ¿Cómo pueden compartir lo que aprendieron en esta lectura para ayudar a alguna pareja?

 

TERCER DIA                                 1 TESALONICENSES 5:1-6         SEGUNDA LECTURA

(“No nos quedemos dormidos como los otros, sino que permanezcamos sobrios y despiertos.”)

 

  1. ¿Sobre qué no necesita Pablo escribirnos y cómo llegará el día del Señor?

1 Tesalonicenses 5:1-2

 

  1. ¿Quién sabe el día o la hora en que viene el Señor? Mateo 24:36

 

  1. Justamente cuando la gente sienta “paz y seguridad,” ¿Qué le va a pasar? ¿Cómo va a ser ese momento?  ¿Habrá algún escape?  1 Tesalonicenses 5:3

 

  1. ¿Qué volverá a suceder en la venida del Hijo del Hombre? Mateo 24:37-42

 

  1. ¿Por qué el Día del Señor no nos sorprenderá cómo hace el ladrón? 1 Tesalonicenses 5:4

 

  1. ¿En quién no hay tinieblas? 1 Juan 1:5

 

  1. ¿Quién es aquel que dice estar en la luz pero que todavía está en tinieblas? 1 Juan 2:9

 

  1. ¿De quién son todos ustedes hijos? 1 Tesalonicenses 5:5

 

  1. ¿Cómo debemos permanecer y cómo no debemos quedarnos? 1 Tesalonicenses 5:6

 

  1. ¿Qué otra razón hay para ser sobrios y estar alertas? 1 Pedro 5:8

 

Personal – Si el Señor Jesús viniera justamente en este momento, ¿qué te gustaría cambiar si tuvieras tiempo?

 

CUARTO DIA                                         MATEO 25:14-30                                EVANGELIO

(“Ven a compartir la alegría de tu Señor.”)

 

  1. ¿Qué encargó a sus servidores el hombre que se fue de viaje? Mateo 25:14

 

  1. ¿Qué hicieron los discípulos y de acuerdo con qué? Hechos 11:29

 

  1. ¿Qué dio el hombre a sus servidores antes de marcharse? Mateo 25:15

 

  1. ¿Qué hicieron los dos hombres que recibieron las cantidades mayores y qué hizo el que recibió la menor? Mateo 25:16-18

 

  1. Después de larga ausencia, el señor regresó a casa. ¿Qué dijeron e hicieron los dos servidores que tenían cinco y dos talentos?  Mateo 25:20-23

 

  1. ¿Cuál fue la respuesta de su señor, qué les dijo y qué les confió? Mateo 25:21-23

 

  1. ¿A qué gente le confiarás lo que has oído? 2 Timoteo 2:2

 

  1. ¿A qué se parece el confiar en una persona impía? Proverbios 25:19

 

  1. ¿Qué compartió el señor con los dos primeros servidores? Mateo 25:21, 23

 

  1. ¿Cómo participaremos la alegría de Jesús? Juan 15:9-11

 

  1. ¿Qué dijo acerca de su patrón el hombre que recibió un talento y qué hizo por miedo?

Mateo 25:24-25

 

  1. ¿Qué le dijo su señor y que hizo con él? Mateo 25:26-30

 

  1. ¿Qué es lo que echa fuera al temor? ¿Con qué tiene que ver el temor?  1 Juan 4:18

 

  1. ¿Qué debemos evitar y qué debemos imitar? Hebreos 6:12

 

Personal – ¿En la medida en que Dios te ha dado fe, cómo la has hecho crecer en los últimos seis meses?  ¿La has compartido con los de tu alrededor?  ¿A cuál de los servidores te pareces?

 

QUINTO DIA                                          SALMO 128:1-5

(“Felices los que temen al Señor.”)

Lee y medita en el Salmo 128:1-5.

 

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

SEXTO DIA                                LEE TODO EL COMENTARIO

 

PROVERBIOS 31:10-13, 19-20, 30-31

 

La lectura de hoy es un tanto inusual en el sentido de que se trata de un testimonio de alabanza a la esposa ideal.  Es algo raro de encontrar en el Antiguo Testamento, ya que en la cultura de ese tiempo la mujer no tenía demasiada importancia en la vida pública, civil o religiosa.  La verdadera importancia del mensaje de hoy está en el poder y alabanza a una esposa fiel y sabia.

Vemos aquí a una mujer que primero que nada es fiel a Dios, después a su esposo y finalmente a sus hijos.  Ella está en perfecto orden, como se nos dice en las Escrituras (1 Corintios 11:3).  La lectura de hoy estimula tremendamente a las madres cristianas de todas las edades.  La mujer ideal de la Escritura de hoy es también la esposa ideal y la madre ideal en la vida real, en el mundo de hoy.  Gran parte de nuestra sociedad ha rechazado el papel sagrado que tiene la esposa y madre y como resultado tenemos una terrible destrucción del papel y el lugar que debe tener la familia.

Una esposa ideal es una mujer con una fe y un carácter muy firme, y una gran compasión.  Mucha gente piensa que la mujer ideal en la Biblia era tímida, servil y completamente dedicada a su hogar.  Y no es así.  La mujer ideal es la que pone a Jesucristo primero que nadie en su vida y que ha sido bendecida con muchas gracias y talentos.  Sus habilidades, inteligencia, firmeza e integridad no vienen de sus propios esfuerzos sino que son el resultado de su reverencia a Dios.

A nuestra sociedad, para la cual la apariencia física cuenta tanto, le sorprenderá darse cuenta que la apariencia de una mujer no se menciona.  Su belleza viene completamente de su carácter.  En la televisión, las películas, las revistas y los libros, se nos empuja la idea de que la mujer tiene que verse como una reina de belleza para ser bien aceptada.  En la lectura de hoy se alienta a la mujer a ser todo lo que pueda ser.  Esas cualidades cuando se juntan al temor al Señor, guían hacia el poder disfrutar, tener éxito, honores y valer mucho.

1 TESALONICENSES 5:1-6

 

Hacer esfuerzos para determinar cuando regresará Cristo fue y es algo tonto.  Oímos a gente que asegura saber cuando regresará el Señor, algunos hasta describen la hora y el lugar y lo que pasará cuando esto suceda.  No se dejen engañar por alguien que asegure saber esto.

En la lectura de hoy nos dicen que nadie sabe y que hasta los creyentes estarán sorprendidos cuando esto suceda.  Pablo nos dice que el Señor regresará cuando menos lo esperemos.  Por eso debemos estar listos.  Debemos planear nuestras vidas como sí fuéramos a vivir en la tierra para siempre y vivirla como si este fuera el último día.

Supongamos que Jesús regresara hoy, ¿cómo encontraría tu vida?  Estás listo para encontrarlo y decirle, Señor, he decidido seguirte y estoy listo para irme contigo.  El día del Señor es un tiempo en el futuro en el que Dios intervendrá directamente en los asuntos del mundo.  El día del Señor incluirá tanto el castigo como la bendición.  Cristo juzgará el pecado y establecerá su reino eterno.  Los que creemos en Dios somos hijos de la luz y no tenemos por que tener miedo al momento del juicio.  Tenemos la luz del Evangelio la iluminación de la verdadera fé.

Si continuamos viviendo y practicando nuestra fe bajo esa luz, la llegada de la muerte no será en la oscuridad.  Debemos estar preparados espiritualmente para ello.  Debemos permanecer despiertos y estar sobrios.  O sea, estar preparados viviendo nuestra fe cristiana cada día.  Todavía tenemos tiempo de escoger entre Cristo y el mundo para que sea el centro de nuestra vida.  ¿Qué te gustaría haber cambiado si Cristo llegara hoy?  ¡Pues, anda y cámbialo ya!

 

MATEO 25:14-30

 

En el Evangelio de hoy vemos que el patrón dividió el dinero entre sus sirvientes de acuerdo a sus habilidades.  Nadie recibió más o menos de lo que estaba dentro de sus posibilidades.  Si falló aquel, no fue debido a que estaba abrumado.  La falla vino o por que fue flojo o por que odiaba a su patrón.  Dios nos da tiempo, habilidades y otros recursos y espera que los utilicemos correctamente hasta que El regrese.  Somos responsables de usar bien lo que Dios nos ha dado y de lo cual nos tomará cuentas.

Lo importante no es cuanto tenemos, sino qué hacemos con lo que tenemos.  Jesús va a regresar y no tenemos que renunciar a nuestro trabajo para servir a Dios.  Lo que sí debemos hacer, es ser diligentes usando nuestro tiempo, nuestros talentos y nuestro tesoro para servir a Dios totalmente en todo lo que hagamos.  Para algunas personas eso puede significar cambiar de profesión.  Un ejemplo sería alguien que esta trabajando en donde tiene que participar en abortos.  Otro sería alguien que trabaja en un medio donde la pornografía es una cosa común.  Para la mayoría significa hacer nuestro trabajo diario de un modo que sea reverente a Dios.

El último hombre, en la historia de hoy, estaba pensando sólo en sí mismo, haciendo las cosas de modo que fuera seguro y que estuviera protegido de su exigente patrón.  Al final él fue juzgado por su egocentrismo.  Debemos prestar mucha atención a esta última parte del Evangelio de hoy.  No pongamos excusas evitando hacer lo que Dios quiere que hagamos.  Somos cuidadores, no dueños.  Cuando ignoramos o abusamos de lo que se nos ha dado, estamos rebelándonos y somos pecadores.  Haremos bien en recordar que el pago del pecado es la muerte (Romanos 6:23).

 

Aplicación

 

La primera lectura de esta semana nos revela que la verdadera belleza está en el carácter.  La segunda lectura muestra que debemos vivir una vida de preparación.  El Evangelio nos dice que Dios premia a los que tienen fe.

Esta semana fíjate y alaba el carácter de tu esposa o de tu madre “ideal.”  Se específico y hazle saber lo que sientes por ella debido a su belleza interna.  Toma tiempo para hablar con tu esposa, sácala a distraerse un rato.  Tráele un regalo (flores, dulces, etc.).  Que sienta el amor que tienes por ella.  No hagas chistes sobre ella (sobre su edad, o su figura, etc.) y no la critiques en público.  Dios te premiará por tu lealtad, tu cortesía y por tu amor a esa tan especial “esposa ideal.”  Visita a tu madre si ya está grande donde quiera que se encuentre.  A ella la llegará más tu amor por tu presencia que por los regalos que le hagas.

 

Posted in Bible Studies Spanish.