VIGESIMOPRIMERO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO (Aug. 26th) – CICLO B

print

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pidele a Dios que te hable a través de Su Espíritu

Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilia o de las lecturas que oiste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                   LEE JOSUE 24:1-2, 15-17, 18             PRIMERA LECTURA

(“Por mi parte, yo y los míos, serviremos al Señor.”)

  1. ¿A quién convocó Josué? Josué 24:1

 

  1. ¿A quién se dirigió Josué y qué les dijo? Josué 24:2

 

  1. ¿Sobre qué les dijo Josué a la gente que decidieran? Josué 24:15

 

  1. ¿Sobre cuales cosas debían decidir y cómo se podían obtener? Deuteronomio 30:15-18

 

  1. ¿Quienes dijo Josué que servirían al Señor? Josué 24:15

 

Personal – Si tú has decidido servir al Señor como Josué lo hizo y alguien de tu casa no lo ha decidido, ¿qué es lo que haces al respecto?

 

  1. ¿Qué dijo la gente, que no tenía intenciones de hacer? Josué 24:16

 

  1. ¿Qué hizo el Señor Dios por ellos y sus padres? ¿Qué realizó y de qué los protegió? Josué 24:17

 

  1. ¿Cómo te ha sacado el Señor de la esclavitud a ti y a tu familia? Hechos 16:31

 

  1. ¿A quién desalojó el Señor del país y a quién dijo la gente que serviría por esa razón? Josué 24:18

 

  1. ¿A quiénes no puede servir el hombre? ¿Por qué razón? Mateo 6:24

 

Personal – ¿De qué modo han servido tus padres, abuelos y tatarabuelos a otros dioses? ¿A quién has decidido tú seguir? ¿Por qué motivo?

 

TERCER DIA                         LEE EFESIOS 5:21-32                                      SEGUNDA LECTURA

(“Sometanse unos a otros por consideración a Cristo.”)

  1. ¿Cómo deben actuar el marido y la mujer en relación del uno para con el otro y por qué razon?

Efesios 5:21

 

  1. ¿Cómo deben ser las esposas en relación a sus maridos y quién es la cabeza de la esposa?

Efesios 5:22-23

 

  1. ¿Por qué la esposa debe someterse a su marido? 1 Pedro 3:1-2

 

  1. ¿Quién es la cabeza de la iglesia y que ha hecho Este por ella? Efesios 5:23-25

 

  1. ¿En qué deben someterse las esposas a sus maridos? Efesios 5:24

 

  1. ¿Cómo deben los esposos amar a sus esposas y cómo se volverán ellas? Efesios 5:25-27

 

  1. ¿Qué hace el amor y qué no hace? 1 Corintios 13:4-7

 

  1. ¿Qué ama el que ama a su esposa? Efesios 5:28

 

  1. ¿Cuáles son las dos cosas que una persona hace a su cuerpo como Cristo hace por la iglesia?

Efesios 5:29-30

 

  1. ¿Qué pasa al hombre que deja a su padre y a su madre y se une a su esposa? Efesios 5:31

 

  1. ¿A qué se refiere el gran misterio del que habla Pablo? Efesios 5:32

 

Personal – Si eres casado: Que similitud ves en tus relaciones con tu esposo o esposa con aquellas de Cristo con la iglesia (iglesia significando el pueblo de Dios). Se preciso. Si no eres casado: Como ves la similitud de tus padres con relación a Cristo con la iglesia.

 

CUARTO DIA                  LEE JUAN 6:60-69           EVANGELIO

(“Las palabras que les he dicho son espíritu y por eso, dan vida.”)

  1. ¿Qué dijeron muchos de los discípulos a Jesús y de qué estaban hablando? Juan 6:34, 54, y 60

 

  1. ¿Qué les preguntó Jesús a sus discípulos? Juan 6:61-62

 

  1. ¿Qué te da el Espíritu y para qué sirve la carne? Juan 6:63

 

  1. ¿Si vives según el Espíritu que no harás? Galatas 5:16

 

  1. ¿Que son las palabras que habla Jesus? Juan 6:63

 

  1. ¿Qué sabía Jesús desde el principio? Juan 6:64

 

  1. ¿Quién atrae a la gente hacia Jesús? Juan 6:65

 

  1. ¿Quién te escogió a ti y por qué razón? Juan 15:16

 

  1. ¿Qué hicieron muchos de los discípulos? Juan 6:66

 

  1. ¿Cuál fue la respuesta de Simón Pedro a la pregunta de Jesús, “¿También ustedes quieren dejarme?” Juan 6:67-69

 

Personal – ¿Cómo has percibido la nueva vida espiritual a través de Su Santa Palabra?”

 

QUINTO DIA                                                     LEE SALMO 34:2-3, 16-23

(“Dios aparta su cara de los malos, para borrar su nombre de la tierra.”)

Leé y medita el Salmo 34:2-3, 16-23.

 

¿Qué te dice personalmente el Señor a través de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

SEXTO DIA                                                    LEE TODO EL COMENTARIO

JOSUE 24:1-2, 15-17, 18

Josué llamó a la gente a reunirse y a recordarles de la bondad de Dios cuando El los habia bendecido tantas veces en el pasado. Josué lo hizo para animarlos a permanecer fieles y obedientes a Dios, especialmente en los tiempos de dificultades. Cuando vamos a las Escrituras es sorprendente ver que inmutable es el amor de Dios por nosotros. Josué pedía a la gente que decidiera. Quería que comprometieran sus vidas al Señor quién les había dado pruebas de confiabilidad, o que le dijeran si iban a obedecer a los llamados dioses del lugar.

La petición de Josué es muy apropiada para la gente de hoy día. ¿Puedes imaginar lo que pasaría si los líderes seculares del mundo hablaran al mundo entero a través de los medios modernos de radio y televisión diciendo que ya es tiempo de escoger entre la vida con Dios o la muerte sin El? ¿Puedes decir que tu vida será una bendicion si El reside en ti o que tu vida será una maldición pues eres una concha vacía llena de ilusiones?

Bueno, eso no sería mas explosivo que lo que Josué hizo. El les dijo que no la harían bien en su vida sin la guía y la ayuda de Dios. Hemos visto a traves de la historia que cuando el hombre cree en falsos dioses, es solo cuestión de tiempo para que sean destruídos. Josué, verdadero lider sin miedo, declara a la gente que: “Por cuanto a mi y los de mi casa, serviremos al Señor.”

Hoy necesitamos orar para que nuestros líderes tengan el valor de Josué. ¿Y tú? ¿Tienes el mismo valor? Estás listo para decirle al mundo: “Por cuanto a mi y los de mi casa, serviremos al Señor.”

 

ESESIOS 5:21-32

La lectura de hoy trata de una palabra muy mal usada llamada sumisión. Ser sumiso no quiere decir ser como un tapete que se pisa. Jesucristo, a cuyo nombre toda rodilla debe hincarse sea en el cielo, en la tierra y debajo de la tierra (Filipenses 2:10), se sometió a la voluntad del Padre. Lo hizo voluntariamente, abiertamente e incondicionalmente y nosotros honramos a Cristo siguiendo Su ejemplo. Cuando te sometes a Dios estás mas dispuesto a obedecer Su mandamiento de someterte a otros.

En una relación matrimonial ambos, marido y mujer están llamados a someterse uno al otro en reverencia a Jesucristo. Para la esposa esto significa seguir voluntariamente la dirección de su esposo en Cristo. Para el esposo significa poner de lado sus propios intereses con el objeto de cuidar a su esposa. Significa que la sumisión no es un problema cuando en la casa los dos esposos tienen una relación personal firme con Cristo. Encontramos gente que ha distorcionado las enseñanzas de Pablo y han tomado una autoridad ilimitada para si mismos. De acuerdo con la escritura el hombre es la cabeza espiritual de la familia y su esposa reafirma y sigue su dirección. Pablo les dice a las esposas que se sometan a sus maridos y aún cuando esta enseñanza no es muy popular hoy en día no hay una razón válida para descartarla.

Nunca debes olvidar que la verdadera dirección espiritual es el servicio. Cristo sirvió a Sus discípulos hasta el punto de lavarle los pies y los maridos deben hacer lo mismo con sus esposas. Cristo amó a Su iglesia instruyéndola, honrándola, sacrificándose por ella, sufriendo por ella, siendo humillado por ella, proveyéndola y aún mas, muriendo por ella. Un esposo debe hacer con su conyuge lo mismo que Cristo hizo por la Suya (la iglesia). Quizá el esposo no tenga que morir físicamente por su esposa pero si debe morir a sí mismo. O sea debe morir a sus necesidades y atender a las de ella primero. Unicamente podra hacerlo cuando se haya rendido al poder del Espíritu Santo y en el nombre de Jesucristo haya escogido darle gloria al Padre diciendo “sí Señor Jesucristo creo en ti y seguiré tu mandamiento.” Jesús nos dice que quien cree en El “Ama a los otros como Yo te he amado” (Juan 13:34).

 

JUAN 6:60-69

Cuando vemos la traducción de la palabra Griega “skleros,” no significa “difícil de entender,” sino “difícil de aceptar.” Los discípulos supieron muy bien que Jesús afirmaba ser la misma vida de Dios venida desde el cielo y que ninguno podía vivir esta vida o hacer frente a la eternidad si no se sometía a El. Hoy como fue entonces, no es la dificultad intelectual la que nos impide hacernos Cristianos; es la altura de la demanda moral de Cristo. El hombre nunca será capaz de entender por completo a Dios y cualquier pensador honesto aceptará que hay misterios.

La dificultad real de ser un Cristiano está en que esto demanda un acto de rendirse a Cristo y demanda una moral de alto nivel. Jesús nos dice que la cosa mas importante es el poder de dar vida del Espíritu Santo. Y dice aún mas, que Sus palabras son Espíritu y vida. Sólo Jesús puede darnos un propósito verdadero en la vida y el poder del Espíritu Santo para conseguir ese propósito contra la constante oposición que viene de afuera y de adentro. Toda la renovación espiritual empieza y termina con Dios cuando El nos revela la verdad y vive dentro de nosotros cuando respondemos a esa verdad.

Muchos de Sus seguidores se dieron cuenta de que no estaban listos para esa clase de mensaje de renovación y desertaron. La razón por la que se retiraron pudo haber sido que se dieron cuenta que El no iba a ser el Rey-Mesías que ellos esperaban. Estaban desilusionados de que El enfatizaba mucho la fe y no mucho en hacer cosas buenas. El rehusó ceder a sus peticiones egoistas.

Cuando vas creciendo en tu fe, quizá te sientas tentado a retirarte por que las lecciones de Jesús son duras. ¿Será tu respuesta darte por vencido, ignorar algunas de las enseñanzas o rechazar a Cristo? Recuerda, no hacemos cosas buenas para hacernos buenos. Hacemos cosas buenas debido a la bondad que hay en nosotros y esa bondad es el Espíritu Santo (1 Juan 4:4). Pídele hoy a Dios que te enseñe lo que significan las enseñanzas y cómo se aplica esto a tu vida y luego ten el valor de actuar de acuerdo a la verdad de Dios.

 

Aplicación

La primera lectura muestra que aceptar la invitación significa cambiar. La segunda lectura muestra que sumisión significa darse a sí mismo voluntaria y alegremente. El Evangelio revela que la cristiandad demanda una moral de altura.

Esta semana permite que la invitación de Josué te lleve a mostrar que tú y tu familia servirán al Señor. Para ello necesitas practicar el don de escuchar a los miembros de tu familia.  Pon atención al dolor y el rechazo que otros sienten. Despues, humildemente respóndeles ayudándoles. Tu voluntad de servir es una señal definitiva de que el meollo de tu sumisión está en el poder del Espíritu Santo. Recuerda, ser sumiso a otros es difícil y someterse significa amar.  Amar significa ser obediente a Cristo. Obedecer a Cristo es someterse unos a otros. ¿Ves como el amor a Dios está entrelazado en nuestras vidas?

 

Posted in Bible Studies Spanish.