CUARTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO – CICLO A

print
CUARTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO – CICLO A

 ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo.  “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                             SOFONIAS 2:3, 3:12-13                      PRIMERA LECTURA

(“Busquen al Señor todos ustedes los pobres del país.”)

 

  1. ¿Quién debe buscar al Señor? Sofonías 2:3

 

  1. ¿Qué les pasa a quienes se hacen humildes?

2 Crónicas 7:14

Job 22:29

Salmo 25:9

Proverbios 3:34

Proverbios 11:2

Eclesiastés 3:18

1 Pedro 5:5

 

  1. ¿Qué les pasa a quienes no se hacen humildes?

2 Crónicas 33:23-24

Eclesiastés 10:15

Isaías 13:11

Daniel 4:34

 

  1. ¿Qué quiere decir humillarse a si mismo?

Esdras 8:12

Eclesiastés 2:17

Eclesiastés 18:20

Filipenses 2:3-5

 

  1. ¿Qué le pasa a Dios por medio de quienes son humildes? Eclesiastés 3:19

 

  1. ¿De quién podemos aprender a ser humildes? Mateo 11:25, 29

 

  1. ¿Cómo debemos actuar los cristianos, unos con otros? 1 Pedro 3:8

 

Personal – Lee Filipenses 2:3, 4.  Escribe tu nombre en los espacios primero y tercero marcados en blanco aquí abajo, y pon el nombre de la persona con la que tengas más dificultades en los espacios segundo y cuarto:

 

(1)____________________nunca actuará por rivalidad o envidia; más bien pensando humildemente  en (2) ____________________ como superior a (3) _____________________ y viendo el interés de (4) ______________________ primero que el propio.

 

  1. ¿Cuáles son las tres cosas que se deben buscar? Sofonías 2:3

 

  1. ¿Qué les puede pasar a estas personas el día de la ira del Señor? Sofonías 2:3.

También lee el Salmo 2:11, en como no ser afectado por la ira del Señor

 

  1. ¿Qué dejará el Señor entre ustedes y en quién encontrarán refugio? Sofonías 3:12

 

  1. ¿Cuáles son las tres cosas que no deben hacer y cuáles sí deben hacer? Sofonías 3:13

 

Personal – ¿Eres tú uno de los que quedan entre los que pertenecen a Dios?  ¿Te ven a ti los demás como eso?  ¿Que puedes hacer para glorificar mejor a Dios?  Medítalo

 

TERCER DIA                                    1 CORINTIOS 1:26-31                    SEGUNDA LECTURA

(“Si alguno de ustedes presume de algo, que presuma del Señor.”)

  1. ¿Quiénes están entre los llamados y que deben tener en consideración? 1 Corintios 1:26

 

  1. ¿Cómo no son considerados ellos? 1 Corintios 1:26

 

Personal – ¿A quién consideras hoy en día como “bien nacido”?  ¿Quiénes son los influyentes?

 

  1. ¿A quién escogió Dios para humillar a los sabios? ¿A quién separó Dios en este mundo y    para hacer  qué?  1 Corintios 1:27

 

  1. ¿Como ve el mundo a este tipo de personas? ¿Cuál fue la razón por la que Dios escogió a   los humildes?  1 Corintios 1:27-29

 

  1. ¿Según Santiago a quién escogió Dios? Santiago 2:5

 

  1. ¿Quién nos ha dado la vida en Cristo Jesús? 1 Corintios 1:30

 

  1. ¿Esta nueva vida en Cristo Jesús se ha logrado por algo hecho por nosotros? Efesios 2:8-9

 

  1. Llena los espacios en blanco: “…el cuál ha llegado a ser nuestra ____________, venida de ______________, y nos ha hecho            ________________a Dios, _________________.”   1 Cor. 1:30

 

  1. ¿Quién da la sabiduría? ¿Qué es la sabiduría y a quién le da sabiduría Dios?  1 Reyes 5:9,   Efesios             1:9, Job 28:28, Salmo 19:8

 

  1. A medida que Jesús crecía en edad y fortaleza, ¿de qué se llenaba? Lucas 2:40

 

  1. ¿Con qué comienza y termina la justicia? ¿Cómo la   recibiremos?  Romanos 1:17, Lucas 18:7

 

  1. ¿Qué nos guía hacia la justicia? ¿Qué debemos hacer con nuestros cuerpos para santificarlos?               Romanos 6:16-19

 

  1. ¿Cómo hemos sido santificados? Hebreos 10:10

 

  1. ¿Cómo hemos sido redimidos? Efesios 1:7

 

  1. ¿Cómo merecimos ser justificados por el don de Dios a través de la redención de Cristo?

Romanos 3:24

 

Personal – ¿Eres a veces presumido por lo que haces?  Piensa sobre esto hoy, y cuando te sorprendas presumiendo, disciplina tu mente recordando todo lo que Jesús ha hecho por ti en esa situación.

 

CUARTO DIA                          MATEO 5:1-12                                                        EVANGELIO

(“Bienaventurados los pobres de espíritu.”)

  1. Cuando Jesús fue a la montaña y se sentó, ¿quién se le acercó? Mateo 5:1

 

  1. ¿Qué empezó a hacer Jesús? ¿En dónde dio Sus enseñanzas?

 

Mateo 5:1-2

Marcos 1:21

Marcos 4:1

Lucas 5:3

 

Personal – ¿Cómo y en dónde enseñas sobre los caminos de Dios?  ¿Cómo puedes seguir el ejemplo de Jesús de enseñar cuando se presenta la ocasión?  ¿Cómo has aprendido acerca del modo en que Jesús actuaba en determinadas circunstancias y como te ayuda esto para poder compartirlo con tu esposo(a), hijos, amigos y los que trabajan contigo?

 

  1. ¿Quién les enseñaría a Sus discípulos cuando El no estuviera presente?  Lucas 12:12

 

  1. ¿De quién es el reino de Dios? Mateo 5:3 y Lucas 6:20

 

  1. ¿Quiénes serán consolados? Mateo 5:4; Lucas 6:21; Salmo 126:5

 

  1. ¿Quién heredará la tierra? Mateo 5:5; Salmo 37:11; Proverbios 2:21

 

  1. ¿Qué pasará con los que tienen hambre y sed de santidad? Mateo 5:6, Lucas 6:21,   Proverbios 21:21

 

  1. ¿De quién será la misericordia y quien verá a Dios? Mateo 5:7-8

 

  1. ¿Quiénes serán llamados hijos de Dios y a quién le pertenece el reino de Dios?

Mateo 5:9-10,   1 Pedro 2:20

 

  1. ¿De quién es la gran recompensa en el cielo? Mateo 5:12

 

  1. ¿Cuando somos perseguidos, cómo debemos actuar? ¿A quién persiguieron antes y cómo?

Mateo 5:12, Santiago 1:2 y 2 Crónicas 36:16

 

QUINTO DIA                                 LEE EL SALMO 146:6-10

(“El Señor libera a los cautivos.”)

 

Lee y medita el Salmo 146:6-10.

 

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

SEXTO DIA                               LEE TODO EL COMENTARIO

                                                            SOFONIAS 2:3, 3:12-13

            El “día de Yavé” estaba por llegar; el día en que Dios castigaría a todos las naciones desobedientes; Judá, a causa de su orgullo y rebeldía estaba también incluida y solo una pequeña parte del Pueblo de Dios podría sobrevivir el día de la ira, si obedecían las órdenes del Señor.  Esta misma advertencia nos es anunciada hoy por nuestro propio beneficio; el pueblo escogido (los Israelitas), realmente no creyeron esta profecía y su nación se vio victima de increíbles violencias.  Nosotros somos la pequeña parte del Pueblo de Dios hoy en día y estamos llamados, ahora más que nunca, a llevar Su palabra a los que están a nuestro alrededor.  Muchos pueblos están aun esperando al Mesías que les traiga reconocimiento, riqueza y poder.

            Cuando Jesús vino al mundo, ellos no estaban listos y se ofendieron, hasta que finalmente lo condenaron a muerte en la cruz; cruz que se ha convertido en estandarte alrededor del cual se cobijaron los pocos judíos y gentiles que quedaban.  Su reino terrenal se extendió, y en solo 30 años después de Su muerte, el Cristianismo era ya conocido y practicado en todos los pueblos del mundo civilizado.

            Hoy en día el mundo se convierte día a día en pagano y las advertencias de Sofonías suenan en nuestros oídos: Dios se opone al orgulloso y al arrogante en cada generación; y siempre protegerá y bendecirá al pobre y humilde porque ellos creen en El.  La confianza en sí mismo y la arrogancia no tenían un lugar en el reino de Dios antes y no lo tendrán tampoco hoy en día.  Sofonías nos muestra que solamente cuando seguimos fielmente y obedecemos la palabra de Dios podemos verdaderamente ser felices.

            El Buen Pastor apacienta sus ovejas y les da la protección que ellas necesitan.  Las ovejas saben bien que pueden descansar en paz seguras en El porque El siempre está presente entre su rebaño.  No debemos temer a hombre o nación porque Jesús mismo nos dice que “con El, todo es posible”.  (Fil. 4:13)

                                                            1 CORINTIOS 1:26-31

            Pablo nos describe cuan afortunados somos en tener un Dios que nos ama tanto que escogió volverse como nosotros en todo menos en el pecado, que Dios nos llama a ser uno de Sus hijos, no por lo que hemos hecho o por lo que poseamos, o porque seamos muy listos.  De hecho, Dios ha hecho extensiva la salvación para todos, especialmente para los pobres y los humildes.  Todo lo que uno necesita para salvarse es tener Fe. La salvación viene de creer que Jesucristo murió para que todos nuestros pecados fueran lavados con Su sangre:  La muerte de Jesús nos permitió aparecer perfectos a los ojos de Dios.  Lo que Jesús hizo en la cruz, no nuestras acciones, es lo que nos justifica en la fe.

            Esta es una noticia maravillosa, especialmente para aquellos de nosotros que luchamos en la vida con la enfermedad, pobreza tiranía y discriminaciones.  Es increíble darnos cuenta que haya venido a la tierra para morir por todos los hombres y mujeres, ricos y pobres, débiles o poderosos, jóvenes o viejos.

            No todos lo aceptaron y como resultado, muchos aún buscan en direcciones equivocadas la paz que rebasa todo entendimiento (Fil. 4:7).  La Fe es la respuesta al poder y la presencia del Dios Viviente en nuestras vidas; la salvación es gratuita, pero no la heredamos.  Cada uno de nosotros tiene que aceptar personalmente la invitación que Cristo le hace.

            Las palabras de Pablo son un gran consuelo y esperanza para los pueblos en el presente.  Una buena parte de la humanidad sufre hambre, tiranías y falta de respeto a su dignidad humana.  Jesús está presente en medio de nosotros buscando a los oprimidos y ofreciéndoles compartir con El totalmente Su reino en el cielo y, para ello, nos anima a traer ese reino a hacerse realidad hoy en Día, aquí en la tierra.

MATEO 5:1-12

            Jesús dijo este sermón en una ladera cerca de Cafarnaúm y se creé que éste “Sermón de la Montaña” probablemente duro varios días.  Jesús rompió con el tradicional punto de vista de la ley y habla sobre las actitudes del hombre; especifica que es mucho más importante ser que hacer.  Podríamos llamar a esto las “Bienaventuranzas” del cristianismo.  Grandes muchedumbres seguían a Jesús, y todos hablaban de El; El predicaba con simplicidad, pero con autoridad.

            Los discípulos eran sus más cercanos colaboradores y toda la atención de las multitudes ha de haberles causado una sensación de importancia, popularidad y quizá de orgullo.  Estar cerca de Jesús les daba una posición de notable y ser algo así como una especie de curanderos por la fe.

            Jesús les advirtió de las tentaciones a las que deberían de enfrentarse como asociados suyos y hay quienes piensan que éste “Sermón de la Montaña” estuvo dirigido especialmente a ellos, aunque también a toda la muchedumbre presente.  Hoy en día escuchamos comentarios en el sentido de que “si seguimos los lineamientos de Jesús, tendremos éxito, estaremos sanos, tendremos poder y sabiduría”; El realmente nos advierte que no esperemos fama ni fortuna, sino penas, hambres y persecuciones.  Nos anuncia que nuestra recompensa no la tendremos en esta vida, necesariamente. Las bienaventuranzas son las reglas de conducta para todos los creyentes Cristianos.

            Hay un contraste en nuestros valores, entre los valores eternos y los valores mundanos; los primeros tienen que ver con la vida eterna y los mundanos con nuestra existencia cotidiana, con lo temporal, los primeros muestran la Fe que Jesús quiere de nosotros, los segundos la fe superficial de los fariseos.

            Hoy en día tenemos enfrente de nosotros el mismo reto, necesitamos mirar muy de cerca nuestros valores y analizar si son mundanos o eternos.  Las bienaventuranzas no tienen varias interpretaciones ni se puede tomar una parte y dejar la otra.  Para ser un verdadero apóstol de Cristo, debemos hacer de las bienaventuranzas nuestra vida misma.

Aplicación

            La primera lectura nos habla de curación tierna para el humilde y el día de ira amarga para el orgulloso.  La segunda lectura nos muestra como Dios ha escogido a personas comunes y corrientes para ser salvadas.  En el Evangelio oímos que las actitudes de Cristo deben ser nuestras actitudes.

            Hagamos un esfuerzo esta semana y llevemos apoyo y alivio a algún pariente en necesidad; podría ser solamente una carta o una tarjeta.  También podríamos visitar a alguien que esta de luto reciente para endulzarle por unos momentos su soledad.

Posted in Bible Studies Spanish.