TERCER DOMINGO DE ADVIENTO (Dec. 16th) – CICLO C

print

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico – Ciclo C

by Deacon Ken and Marie Finn

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA                      Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

 ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oiste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                      SOFONIAS 3:14-18                                 PRIMERA LECTUR                                                                     (“El se regocijará sobre tí con alegría.”)

  1. ¿Qué debemos hacer con todo nuestro corazón? Sofonías 3:14

 

  1. ¿Por qué se ha de regocijar y gritar de alegría Israel? Zacarías 9:9

 

  1. ¿Qué ha retirado el Señor y de qué ya no hay necesidad? Sofonías 3:15

 

  1. ¿En el día del Señor, qué será dicho? Sofonías 3:16

 

  1. ¿Qué dijo Dios a sus discípulos? Mateo 14:27

 

  1. ¿Qué hace el amor perfecto? 1 Juan 4:18

 

  1. ¿Cómo es el Señor, nuestro Dios, llamado? ¿Qué te hará El a tí y qué hará El por tí? Sofonías 3:17

 

  1. ¿Cómo no te llamará la gente ya y cómo te llama a tí el Señor? Isaías 62:4-5

 

  1. ¿Qué apartará el Señor de ustedes? Sofonías 3:19

 

Personal – ¿Cómo has sido renovado en el amor de Dios? ¿Cómo se muestra el gusto en tí desde que te diste cuenta de que Jesús está en tu corazón? Den ejemplos.

 

TERCER DIA                                      FILIPENSES 4:4-7                                 SEGUNDA LECTURA

        (“Regocíjense en el Señor siempre, Yo lo diré de nuevo: sí regocíjense!”)

  1. ¿Qué debemos hacer siempre? Filipenses 4:4

 

  1. ¿Por qué nos regocijamos en el Señor? Salmo 85:7

 

  1. ¿Qué deberá ser dicho a todos y quién está cerca? Filipenses 4:5

 

  1. ¿Qué es el amor? 1 Corintios 13:4-7

 

  1. ¿Quién era Dios, nuestro Salvador, cuándo se nos apareció a nosotros y qué hizo su misericordia por nosotros? Tito 3:4-6

 

  1. ¿De quién es el fruto de la bondad? Gálatas 5:22

 

  1. ¿Qué no deberemos tener y qué deberemos hacer en todo? Filipenses 4:6

 

  1. ¿Qué nos hace a nosotros la ansiedad y qué hace una palabra cariñosa? Proverbios 12:25

 

  1. ¿Qué guardará nuestros corazones y pensamientos en Cristo? Filipenses 4:7

 

  1. ¿Porqué dijo Jesús que El iba a dejar a sus discípulos? (Nota: Esto también es un fruto del Espíritu Santo Ver Gálatas 5:22) Juan 14:25-27

 

Personal – ¿Qué actos de bondad has mostrado a tu esposo(a), hijos, padres, amigos, compañeros de trabajo y vecinos?

 

CUARTO DIA                                          LUCAS 3:10-18                                                      EVANGELIO

(“El te bautizará en el Espíritu Santo y en el fuego.”)

  1. ¿A quién le hablaba la multitud y qué le preguntaron? Lucas 3:10, también ver Lucas 3:2

 

  1. ¿Qué le respondió Juan a la multitud, quién vino también a él y por qué razón? Lucas 3:11-12

 

  1. ¿Qué le dijo Juan al hombre que recaudaba los impuestos? Lucas 3:13

 

  1. ¿Qué le dijo Jesús a Sus discípulos que Su Padre estaba muy contento en darles, qué deberan hacer y qué dijo acerca del corazón?   Lucas 12:32-34

 

  1. ¿Qué le preguntaron los soldados a Juan y cuáles tres cosas les dijo él que hicieran? Lucas 3:14

 

  1. ¿Qué estaba empezando a pensar la gente de Juan? Lucas 3:15

 

  1. ¿Qué les dijo Juan a los sacerdotes y levitas cuando le preguntaron que quién era? Juan 1:19, 20, 23

 

  1. ¿Cuando Juan contestó a la gente, les dijo que los estaba bautizando con qué? ¿Quién dijo él que venía y de qué no era digno?   Lucas 3:16

 

  1. ¿Qué dijo Juan acerca del modo en que los bautizaría El que estaba por venir? ¿Qué dijo acerca de la pala para limpiar el trigo?  Lucas 3:16-17

 

  1. ¿Qué nos dá el Espíritu Santo? Hechos 1:8

 

  1. ¿Qué predicaba Juan a la gente? Lucas 3:18

 

Personal – ¿En qué forma has compartido tu ropa y comida con alguien que no tiene nada? Examina tu conciencia:

 

¿Tengo demasiada ropa en mi ropero?

¿Gasto mucho dinero en comida?

¿He engañado a alguien?

¿He acusado falsamente a alguien?

¿He estado descontento con mis ganancias en el trabajo?

Busca el Sacramento de la Reconciliación ésta semana.

 

QUINTO DIA                                                          LEE ISAIAS 12:2-6

(“Dios es verdaderamente mi salvador; me siento seguro y sin miedo.”)

Leé y medita Isaías 12:2-6

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

 

SEXTO DIA                                                 LEE TODO EL COMENTARIO

                                                                                      SOFONIAS 3:14-18

                 En la primera lectura la iglesia gustosamente anticipa la venida del Mesías por medio de las palabras del profeta Sofonías. El mensaje exhuberante del profeta anticipa una revelación que no puede ser contenida: El Señor está entre nosotros y Su presencia nos da gusto. Sofonías nos da a saber que una grán felicidad resulta cuando permitimos que Dios esté con nosotros. Pecamos cuando tratamos de encontrar la felicidad en un modo que nos separa de la amistad con Dios, la única persona que nos puede hacer felices verdaderamente.

Hay un viejo dicho que la alegría es el signo infalible de la presencia de Dios. Uno puede estar con mucho calor y sediento y estar muy feliz al recibir un vaso de agua fría. La persona puede estar en estado de confusión, pero por algunos momentos está feliz. Así una persona puede tener su propia vida atacada por enfermedad, accidente, muerte de un ser querido, aún un divorcio, y todavía tener gozo y estar en paz, porque el gozo está en la presencia del Señor.

El percibir a Dios en medio de ustedes va mucho más allá de una explicación técnica. Se te ha dicho que el Espiritu Santo está sobre tí, El te ha escogido para predicar la Buena Nueva a los pobres; El te ha mandado para que ayudes a los que están tristes. Este gozo de saber que El esta entre nosotros y de que Su Espíritu está sobre nosotros, llega cuando fielmente lo seguimos y obedecemos Su Palabra. Este es el gozo anticipado del cual Sofonías les dice a su gente y aplica especialmente a tí hoy día, donde quiera que tú estés. Si tu quieres estar gozoso, acercate a la fuente del gozo obedeciendo a Dios. Y después escucha como Dios se regocija en tí cantando.

 

FILIPENSES 4:4-7

                 Qué poderoso y qué hermosamente extraño es que un hombre en la carcel estuviera diciéndole a una iglesia que tuviera gozo. Pero la actitud de Pablo nos enseña una lección muy importante: Nuestra actitud interior no tiene que reflejar nuestras circunstancias exteriores. Pablo nos está diciendo que quizá no podremos controlar las circunstancias, pero que sí podemos controlar nuestra respuesta a esa circunstancia.

Pablo toma el himno gozoso; el Señor mismo está cerca, despidan toda ansiedad de sus mentes. Pablo está lleno de gozo, porque él sabía que fuera lo que fuera lo que le sucediera, el Espíritu Santo estaría en él y no tenía nada que temer (1 Juan 4:4). Pablo les está sugiriendo a los Filipenses que estén gozosos, y te está hablando a tí; quizas tú necesites escuchar esto.

Es muy fácil molestarse acerca de circunstancias no placenteras, o tomar eventos sin importancia muy seriamente. Si tú no has experimentado el gozo ultimamente, quizás no estes mirando a la vida del buen punto de vista. El nunca tener que preocuparse de nada no es un escape de la responsabilidad. Todos tenemos preocupaciones en el trabajo, en nuestros hogares, escuelas y con nuestras familias.

¿Tú quieres preocuparte menos? Pablo nos está diciendo que tenemos que cambiar nuestras preocupaciones en oraciones. Entonces oren mucho más. Cuando tú empieces a preocuparte, detente, y ponte a orar. La paz que tú recibes, es la paz de Dios, y Su paz es diferente a la paz del mundo (Juan 14:27). Esta paz no está en pensar positivamente, en la ausencia de conflicto, o en buenos sentimientos. Esta paz es una paz verdadera, y nos viene de saber que Dios está en control de nuestras vidas. Esto significa que nuestro destino está establecido, nuestra victoria sobre el pecado es un hecho, y ésta es una paz que sobrepasa todo entendimiento.

 

LUCAS 3:10-18

El mensaje de Juan el Bautista traspasó sobre toda la gente como un grán estampido de un trueno. El no les “dodará la pildora”. El no es gracioso ni es persona estelar. Su mensaje no eran buenas noticias, sino que eran noticias de terror. Juan había vivido en el yermo y frecuentemente había incendios. Los animales salían de sus escondites, corriendo aterrorizados de las llamas amenazantes. Juan comparaba esos animales con la gente que venía a ser bautizada.

Los Judíos pensaron que Dios iba a juzgar a las otras naciones en una forma, y a los Judíos en otra, y como hijos de Abraham ellos estaban excentos. Juan les dijo que los privilegios raciales no significaban nada, y la vida, no el linaje era la forma universal del juicio para Dios.

El mensaje de Juan hechó raices en unos lugares inesperados, entre los pobres, los criminales, y los soldados. Ellos se daban dolorosamente cuenta de sus necesidades. Mucha gente en esos días, así como hoy día, fallan en notar que la falta de respeto no siempre está conectada con vivir bien. Juan indica que la falta de respeto puede impedir la forma correcta de vivir si nos obstaculiza para ver nuestra necesidad de Dios.

¿Si tú tuvieras que escojer entre estas dos cosas, protegerías tu carácter aunque te arruinen tu reputación? Juan nos previene del juicio inminente comparando a los que rehusan trabajar por Dios con el desperdicio, con la cáscara inútil del grano. Esos que se niegan a creer en Dios serán descartados porque ellos no encuentran ningún valor en continuar el trabajo de Dios. Los que se arrepienten y creen, tienen un valor muy grande ante los ojos de Dios porque ellos estan empezando una nueva vida al servicio de El.

 

Aplicación

La primera lectura nos dice que el Señor está entre nosotros. La segunda lectura nos revela que la paz no se encuentra preocupándose sino orando por todo. El Evangelio nos llama para algo más que el respeto; nos llama a vivir bien.

Esta semana, permite a tu testimonio vivir correctamente tener una grán medida de alegría. Empieza contigo mismo y has un inventario espiritual, emocional y físico de tí mismo. Sé honesto, específico y gozoso. Toma cualquier area de tus necesidades, corrige y ora constantemente cada día por esa parte que está rompiéndose.

Tú no necesitas decirte que malo eres; tú necesitas decirte que eres bendecido en tener alguien que te perdona y te ama. Jesús te ama tanto que murió por tí. Por eso busca un area en la que puedas cambiar esta semana. Comparte este cambio con alguien a quien quieres, un amigo o quizás un sacerdote.

 

Posted in Bible Studies Spanish.