VIGESIMOQUINTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO (Sept. 23rd) – CICLO B

print

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn at St. Dismas Guild

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pidele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilia o de las lecturas que oiste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                                               LEE SABIDURIA 2:12, 17-20          PRIMERA LECTURA

(“…ya que, según él, Dios intervendrá en su favor.”)

  1. ¿Quién es odioso y por qué razón? Sabiduría 2:12

 

  1. Aquéllos que no son justos o virtuosos ¿qué están esperando ver en el hombre que es justo? Sabiduría 2:17

 

  1. ¿Qué le pasará al hombre que es justo o virtuoso? Isaías 3:10

 

  1. ¿Cómo eres justificado? Romanos 3:28

 

  1. ¿Qué pasará si el justo es el hijo de Dios? Sabiduría 2:18

 

  1. ¿Qué dijo el injusto acerca de Jesús mientras El colgaba de la cruz? Salmo 22:9

 

  1. ¿Cómo te conviertes en hijo de Dios? Juan 1:12

 

  1. ¿Qué se hace para probar la mansedumbre y paciencia del hombre justo? Sabiduría 2:19

 

  1. ¿Qué se dice acerca del hombre que es condenado a una muerte humillante? Sabiduría 2:20

 

  1. ¿En quién fijamos nuestros ojos, y qué sobrellevó El para que nosotros no nos cansaramos ni desalentaramos? Hebreos 12:2-3

 

Personal – ¿Te ves como aquél que está siempre verificando a ver si Dios cumplirá o no y causando problemas a otros; o eres tú el que es puesto a prueba confiando en Dios? Reflexiona sobre esto, especialmente cuando estás pasando dificultades.

 

TERCER DIA                           LEE SANTIAGO 3:16 – 4:3                                  SEGUNDA LECTURA

(“La justicia se siembra en la paz y da su fruto a los artesanos de la paz.”)

  1. ¿Qué se encuentra donde hay envidia y ambiciones? Santiago 3:16

 

  1. ¿Qué es la sabiduría que viene de arriba? Santiago 3:17

 

  1. ¿De quién es la Sabiduría el espejo sin mancha? Sabiduría 7:22-26 concentrándose en el versículo 26

 

  1. ¿Qué le pasa a los pacificadores que son los artesanos de la paz? Santiago 3:18

 

  1. ¿Quiénes son llamados hijos de Dios? Mateo 5:9

 

  1. ¿Cuáles son las dos preguntas hechas en Santiago 4:1?

 

  1. ¿Qué guerra lleva el hombre dentro de sí mismo? Romanos 7:22-25

 

  1. ¿Por qué no posees lo que tú quieres? Santiago 4:2

 

  1. ¿Por qué, cuando pides algo a Dios, no lo recibes? Santiago 4:3

 

  1. ¿Cómo nos dice Jesús que recemos? Mateo 6:5-13

 

  1. ¿Quién viene a nuestra ayuda e intercede por nosotros? Romanos 8:26-27

 

Personal – ¿En qué forma, ésta lucha o guerra, está sucediendo dentro de ti mismo? ¿Como puedes cultivar la paz en ti mismo para que penetre en tu ambiente?

 

CUARTO DIA                       LEE MARCOS 9:30-37               EVANGELIO

(“El que recibe a un niño como éste, en mi Nombre, a mí me recibe;”)

  1. Así como Jesús y Sus discípulos comienzan su trayecto a través de Galilea, ¿qué les iba El enseñando? Marcos 9:30-31

 

  1. ¿Cuál fue la reacción de Pedro cuando Jesús comenzó a enseñarles que el Hijo del Hombre sufriría, sería muerto, y luego resucitaría al tercer día? ¿Cuál fue la reacción de los discípulos mientras iban viajando? Marcos 8:31-32 y Marcos 9:32

 

  1. Cuando llegaron a Cafarnaún, ¿qué pidió Jesús a Sus discípulos? Marcos 9:33

 

  1. ¿Qué iban discutiendo, y qué dijeron ellos? Marcos 9:34

 

  1. Cuando Jesús se sentó y llamó a los doce, ¿qué dos cosas dijo El que debía hacer el que desease ser primero? Marcos 9:35

 

  1. ¿Qué vino a hacer el Hijo del Hombre? Mateo 20:28

 

  1. ¿A quién puso Jesús entre Sus brazos y colocó frente a Sus discípulos? Marcos 9:36

 

  1. ¿A quién revela cosas Dios? Mateo 11:25

 

  1. ¿Qué dijo Jesús cuando puso El sus brazos alrededor del niño? Marcos 9:37

 

  1. ¿Cómo recibimos a Jesús? Marcos 9:37

 

  1. ¿Qué cualidad del niño nos hace grandes en el reino de Dios? Mateo 18:4

 

Personal – ¿Qué cualidades tienes que revelan tu inocencia infantil a aquéllos con los que te pones en contacto? ¿Qué puedes hacer para que esas cualidades se hagan más dominantes en ti?

 

QUINTO DIA                                   LEE SALMO 54:3-8

(“Pero a mi Dios me ayuda, El Señor viene en apoyo de mi vida.”)  Leé y medita el Salmo 54:3-8.

¿Qué te dice personalmente el Señor a través de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

SEXTO DIA                                               LEE TODO EL COMENTARIO

SABIDURIA 2:12, 17-20

Vemos profundamente impregnados en el estilo de vida de esta gente pagana, el deseo de las comidas (2:6-9), placeres (2:10-11), y fornicación (2:12-20). La pregunta pertinente a la mayor parte del mundo hoy es, ¿han cambiado los tiempos realmente? Puesto que estos respetables paganos no creían en nada, aparte del sobrevivir de los mas aptos, era lógico que ellos se deshicieran de cualquier hebreo moralista fastidioso condenándolo a una muerte humillante.

Hoy en día basta con sólo mirar alrededor del planeta tierra para ver que la fe en un único y verdadero Dios despierta siempre oposición. La fe que implica acción es inconveniente y un obstáculo para el pensador libre (2:12); le clava una espina a su orgullo. El hombre religioso evita camaradería con ellos, especialmente cuando éstos se enganchan en disputas tontas y destructivas. Como la vida es corta, los impíos, a través de sus creencias de que el poder hace lo justo, traen la muerte a sí mismos y a otros. Hoy hay muchos que traen la urgencia de la gratificación sensual y se incitan unos a otros a oprimir a los justos que llaman a Dios su Padre.

Los pobres, los niños, los ancianos, los viudos, los enfermos, todos representan debilidad y por lo tanto los impíos creen que éllos no tienen derechos. Hoy, mas que nunca, el mundo mira y espera para ver como los cristianos reaccionan a este tipo de horror. ¿Vendrá Dios a la ayuda de éllos como se espera? ¿Dará Dios a los cristianos la fortaleza para soportar las injusticias? Los injustos no permanecen pasivos; ellos continúan poniendo a prueba la mansedumbre de los pobres justos para ver si éllos son tan buenos como dicen ser. Ellos ya han visto a Dios responder en Jesucristo, y hoy, a través de ti, el poder del Espíritu Santo, en el nombre de Jesús, está esperando de ser liberado en un mundo que espera hambriento, angustiado e injuriado. Jesús nos dice que cualquier cosa que hagamos para el mas pequeño de Sus Hermanos, lo estamos haciendo para El (Mateo 25:31-46).

 

SANTIAGO 3:16 – 4:3

La verdadera sabiduría puede medirse por medio del carácter de uno. Así como se puede identificar un árbol por el tipo de fruto que da, así se puede identificar tu sabiduría por la forma en que te comportas. ¿Has conocido alguna vez a alguien que se las dé de sabio pero que se comporta disparatadamente? Lo tonto y necio acarrea el desorden, pero la sabiduría conduce a la paz y a la bondad.

Hay sabiduría mundana y sabiduría verdadera, y es necesario que conozcamos la diferencia. La sabiduría mundana desea siempre escaparse de la luz y vista de Dios, pero la sabiduría verdadera puede mantenerse firme bajo su escrutinio porque está siempre a la luz y vista de Dios. La Sabiduría mundana es mañosa y arrogante. Esta clase de sabiduría separa al hombre del hombre y eso hace que un hombre mire con mayor desprecio a sus prójimos. Hay una clase de sabiduría cruel, la cual se complace en herir a otros con palabras astutas, pero cortantes. La sabiduría mundana trata de seducir al hombre alejándolo de la fidelidad a Dios. Pero la sabiduría verdadera, en todo momento,  trae a los hombres y la sabiduría mas cerca de Dios. La sabiduría verdadera es pura.

La definición griega de sabiduría es “hagnos” y esto quiere decir “lo suficientemente puro para acercarse a los dioses.” La sabiduría verdadera está limpia de motivos ulteriores y egoismo y es lo suficientemente pura para ver a Dios. La sabiduría verdadera produce buenas relaciones entre el hombre y Dios y entre el hombre y el hombre. Puedes identificar a una persona verdaderamente sabia porque esa persona está llena de misericordia. No debes olvidar jamás que la misericordia cristiana es misericordia para cualquiera que esté en dificultades, aun cuando se haya metido a sí mismo en estas dificultades. La misericordia cristiana no es una emoción, es acción.

Debemos preguntarnos a nosotros mismos una pregunta muy áspera pero muy necesaria: “¿Cuál es mi propósito en la vida? ¿Es someterme a la voluntad de Dios o es la de gratificar, por placer, mis propios deseos? El deseo egoista es la raíz de todo lo maligno, arruina la vida e incita al hombre contra el hombre. Necesitamos rogarle a Dios que nos ayude a deshacernos de nues­tros deseos egoistas y confiar en que El nos de todo lo que realmente necesitamos.

 

MARCOS 9:30-37

Hoy el Evangelio nos da un gran ejemplo de lo que se necesita para ser un verdadero discípulo de Nuestro Señor Jesucristo. Hemos visto cómo Jesús evitó, lo mas que pudo la publicidad porque El quería tener mas tiempo para estar a solas con Sus discípulos. El sabía que la comprensión de éllos, acerca de quién era El en realidad, y del verdadero significado de Su ministerio, tomaría tiempo. Jesús quiso que este tiempo fuese de primera y de calidad, no precipitado ni enfermizo.

Qué extraordinario bienestar es el saber que Jesús busca estar a solas con nosotros, hoy, tanto como El lo hizo con Sus discípulos. El quiere que nosotros conozcamos lo que realmente es El y El quiere que nosotros confiemos totalmente en El, para que podamos desarrollar una relación personal y de amor con El. Esto toma tiempo, como es bien sabido se necesita conocer muy bien a alguien para poder realmente amar a esta persona. Entre más conocemos, más amamos. Jesús sabe que cuando realmente confiamos en El, lo conocemos y lo amamos, entonces, y sólo entonces, estaremos listos para servirlo.

Jesús dijo a Sus discípulos en el versículo 29, que ellos enfrentarían situaciones difíciles en la vida, que podrían resolverse solamente por medio de la oración. La oración es la llave que abre la fe en nuestras vidas. Una oración efectiva necesita tanto actitud como acción. No hay un substituto para la oración, especialmente en circunstancias que parecen inconquistables. Esta clase de oración pide confianza, amor y tiempo especial en y con Jesucristo.

Jesús sabía muy bien que era lo que los discípulos iban discutiendo por el camino. Ellos iban ensoberbeciéndose a sí mismos sobre quién era el mas importante de Sus acompañantes. El sabía que éllos no estaban listos aún para salir al mundo y predicar Su mensaje. Su mensaje no era poder, ni victoria, ni fama. Su mensaje fue obediencia total a la voluntad de Su Padre. Su mensaje llamaba a una completa negación de la importancia de uno mismo. Su mensaje fue un mensaje de esperanza, a través de servicio. El les dijo que si querían ser los primeros deberían practicar ser los últimos. Si quieren ser importantes entonces practiquen ser servidores. El les dijo que si éllos querían vivir por siempre, hicieran lo que “Yo voy a hacer,” y ésto es morir por otros.

Nosotros podemos hacer esto poniéndonos sobre nuestras rodillas, muriendo en nuestro amor propio y nuestro espíritu rebelde, e invitando a Jesucristo a que se convierta en el Señor y Dueño de nuestras vidas. El nos dará tanto tiempo como nosotros querramos, simplemente porque El nos ama tal cual somos.

 

Aplicación

La primera lectura muestra que aquéllos que buscan a Dios caminan en la luz. La segunda lectura revela que la sabiduría mundana divide y la verdadera sabiduría unifica. En el Evangelio Jesús nos dice que debemos venir a El como niños confiados.

Esta semana, habla con Dios. Cuéntale acerca de tus deseos. Busca Su aprobación por lo que piensas hacer. Pídele a El que te ayude a zafarte de tratar de buscar sólo el obtener tus deseos. Pídele que te dé verdadera sabiduría. Tus oraciones resultarán mas poderosas cuando permitas que Dios cambie tus deseos para que correspondan con Su Divina Voluntad (1 Juan 3:21-22).

 

Posted in Bible Studies Spanish.