VIGESIMOSEXTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO (Sept. 30th) – CICLO B

print

El Pan de Vida Estudio de Biblia Católico

by Deacon Ken and Marie Finn at St. Dismas Guild

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pidele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilia o de las lecturas que oiste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                                LEE NUMEROS 11:25-29                         PRIMERA LECTURA

(“Y cuando el espíritu reposo sobre ellos, se pusieron a profetizar.”)

  1. ¿Qué hizo El Señor, y a quién le habló El? Números 11:24-25

 

  1. ¿Qué tomó de Moisés El Señor y qué hizo El con esto? ¿Qué comenzaron ellos a hacer? Números 11:25

 

  1. ¿Qué dijo el profeta Joel acerca de profetizar y del Espíritu de Dios? Hechos 2:17

 

  1. ¿Qué le pasó a Eldad y Medad y dónde sucedió esto? Números 11:26

 

  1. ¿Porqué hemos sido puestos en Su lista o hemos sido elegidos? 1 Pedro 2:9

 

  1. ¿Qué le dijo el joven a Moisés acerca de Eldad y Medad? Números 11:27

 

  1. ¿Qué era Josué de Moisés y qué le dijo a él? Números 11:28

 

  1. ¿Qué le dijo Moisés a Josué? Números 11:29

 

  1. ¿Lo que dijo Pablo era similar a lo que Moisés respondió a Josué? Filipenses 1:15-18

 

  1. ¿Cuál es una manera de determinar si vamos caminando en la carne y no en el Espíritu? 1 Corintios 3:3

 

Personal – ¿Te ves caminando carnalmente, compitiendo o estando celoso de alguien en tu familia, trabajo o escuela? ¿Cómo puedes comenzar a caminar guiado por el Espíritu?

 

TERCER DIA                             LEE SANTIAGO 5:1-6          SEGUNDA LECTURA

(“¿Cómo pudieron hacer reservas en los últimos tiempos?”)

  1. ¿A causa de qué, les toca a los ricos llorar y lamentarse? Santiago 5:1

 

  1. ¿Quiénes han recibido ya su consuelo? Lucas 6:24

 

  1. ¿Qué reservas se han hecho los ricos para el último día? Santiago 5:2-3

 

  1. ¿Qué es lo que debes de hacer con tu dinero? Eclesiástico 29:10-11

 

  1. ¿Qué es lo que ha llegado a los oidos del Señor? Santiago 5:4

 

  1. ¿En contra de quién testifica el Señor con rapidez? Malaquias 3:5

 

  1. ¿Qué han hecho los que viven en la tierra por lujos y placeres? Santiago 5:5

 

  1. ¿Qué le pasará al hombre rico que no cuida al hombre pobre? Lucas 16:25

 

  1. ¿Qué ha hecho el hombre rico? Santiago 5:6

 

  1. ¿Quienes son los justos (o los inocentes) y quienes son los acusados? Mateo 25:37-43

 

Personal – ¿En qué forma puedes compartir lo que tienes con los pobres? Examínate y mira si has sido justo en tus contratos con la gente. Arrepiéntete donde sea necesario.

 

CUARTO DIA                                       LEE MARCOS 9:38-43, 45, 47-48           EVANGELIO

(“y cualquiera que les dé de beber un vaso de agua porque son de Cristo y llevan su nombre, les aseguro que no quedará sin recompensa.”)

  1. ¿Qué le dijo Juan a Jesús? Marcos 9:38

 

  1. ¿Porqué le dijo Jesús que no lo detuviera de expulsar espíritus malos en Su nombre? Marcos 9:39

 

  1. ¿Qué es lo que nadie puede decir si no es guiado por el Espíritu Santo? 1 Corintios 12:3

 

Personal – ¿De qué manera has usado el nombre de Jesús para echar afuera lo maligno de ti o de tu familia?

 

  1. Si alguien no está contra Jesús, ¿con quién está? Marcos 9:40

 

  1. ¿Quién no perderá su recompensa? Marcos 9:41

 

  1. ¿Qué dice Jesús acerca de alguien que hace tropezar a uno de sus pequeños que creen en El? Marcos 9:42

 

  1. ¿Qué es mejor para ti, si tu mano, pie o un ojo te causa pecar? Marcos 9:43

 

  1. ¿Qué podrá pasarte si no te quitas la parte que te hace pecar? Marcos 9:45-48

 

  1. ¿Qué pasa en la Gehena (infierno)? Marcos 9:48

 

  1. ¿Qué les pasará a los hombres que se rebelan contra Dios? Isaías 66:24

 

Personal – ¿Hay una parte tuya o de alguien que te está causando pecar? A la luz de esta escritura, ¿qué vas ha hacer para deshacerte de este problema?

 

QUINTO DIA                                               LEE SALMO 19:8, 10, 12-14

(“…ciertas son sus palabras y al ignorante enseñan.”) Leé y medita el Salmo 19:8, 10, 12-14.

¿Qué te dice personalmente el Señor a través de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

 

SEXTO DIA                                                    LEE TODO EL COMENTARIO

NUMEROS 11:25-29

Cuando se trata de servir a Dios, hay lugar suficiente para todos. Josué protestó por la forma inoficial en que se dió el espíritu a los dos hombres que se habían quedado en el camp­amento. Moisés había reunido setenta ancianos del campamento y los había colocado alrededor del tabernáculo. Moisés le dijo a Josué que el poder de Dios no era limitado a un tiempo fijo, lugar o ceremonia. Moisés era reconocido como el lider de Israel, sin embargo, cuando otros en la comunidad mostraban habilidades directivas, él se llenaba de alegría. Josué era tan protector de la primacía de Moisés que se olvidó del objetivo – fundar una nación de gente fiel. Como resultado del trato de restringir el trabajo de Dios por mantener a Moisés con la luz enfocada en el.

Enfocarse en individuos y en sus habilidades puede ocasionarnos el perder de vista el objetivo general. Esto ocasionó a Josué el tener su vista limitada, y nos sucederá también a nosotros si seguimos el ejemplo de Josué. Necesitamos recordar que los planes misteriosos de Dios no siempre coinciden con nuestros planes. Hoy día el Espíritu Santo está esperando ser puesto en libertad en tanta gente, y en muchas ocasiones la razón es que demasiado énfasis es puesto sobre el liderazgo de la gente y no en el Espíritu Santo.

Moisés sabía que el poder de Dios está al alcance de todos los que hacen la voluntad del Padre. Necesitamos abrirnos al Espíritu Santo, no solamente en nosotros, sino también trabajando en medio de la gente que piensa que no está calificada. Como Moisés, debemos estar abiertos a los regalos de la gracia de Dios y estar dispuestos a ver el poder del Espíritu Santo siendo usado entre toda Su gente.

 

SANTIAGO 5:1-6

La lectura de hoy trae a la mente el valor propio de la gente y el impropio valor de las cosas. El dinero de hoy no tendrá valor alguno cuando Jesús retorne, así que deberíamos pasar nuestro tiempo acumulando riquezas que valgan la pena en el reino de Dios. El dinero en si mismo no es el problema, los líderes cristianos necesitan dinero para vivir y sustentar a sus familias, los misioneros necesitan dinero para ayudarles a pregonar el Evangelio. La Iglesia necesita dinero para trabajar efectivamente. Es el amor al dinero el que conduce a todos los males. (1 Timoteo 6:10). Esta es una fuerte advertencia para nosotros de que todos los cristianos somos tentados a adoptar normas mundanas en lugar de las normas de Dios. (Romanos 12:1-2).

Jesús nos dice en la escritura, que no guardemos riquezas en el mundo porque pueden corroerse o pueden ser robadas. El con­tinua diciendo: acumulen riquezas en el cielo donde nunca per­deran su valor y están a salvo de los ladrones (Mateo 6:19-20). Jesús nos dice entonces que si nuestras ganancias están en el cielo, nuestro corazón está allí también. Necesitas preguntarte a ti mismo: ¿Dónde pasas la mayor parte de tu tiempo y dónde gastas la mayor parte de tu dinero? Finalmente, ¿En qué piensas la mayor parte del tiempo? Ora y reflexiona en estas preguntas porque esto es donde está tu riqueza ahora, y cuando mueras, ¿Estarás en el cielo con Jesucristo?

 

MARCOS 9:38-43, 45- 47-48

Jesús insiste, a través de varios dichos, las leyes básicas del discípulo. Sus propios discípulos no entienden; y la falta de comprensión de lo que realmente implica el ser un discípulo, se vé claramente en el arrogante rechazo de un exorcista que usa el nombre de Jesús. Vemos a los discípulos estando muy celosos de un hombre que sanó en el nombre de Jesús. Estaban mas apurados en la posición de su propio grupo en vez de ayudar a liberar de demonios a aquéllos acosados por estos. Muchos de nosotros hoy hacemos lo mismo cuando nos negamos a participar en causas meri­torias porque no están ligadas con nuestra denominacion.

Muchas veces nos sentimos desganados por estar alrededor de gente que nos hacen sentir incómodos. Nuestra falta de comprensión de lo que quiere decir el ser discípulo, se demuestra cuando rechazamos a aquellos que no hacen las cosas en la forma que estabamos acostumbrados. El mas evidente de todos los rechazos es cuando pensamos que nuestros esfuerzos no recibirán suficiente reconocimiento por lo que hacemos. La teología correcta es importante pero nunca debe ser excusa para evitar ayudar a aquéllos que necesitan ayuda.

En las escrituras Jesús nos dice que quienquiera que no le está ayudando, lo está hiriendo a El. (Mateo 12:30). Definitivamente, El no está diciendo que siendo indiferente a otros que están sirviendo en Su nombre es tan bueno como estar comprometido. Jesús nos dice que mucha gente, de todas clases sociales, ha respondido, siguiéndolo a El y haciendo obras en Su nombre. El ha demostrado a través de todas Sus enseñanzas, que Su esperanza es que todos seamos uno en El Padre. Mas bien podríamos recordar que aquéllos que comparten una fe común en Cristo, deberían ser capaces de cooperar unos con otros. Como cristianos nuestros pensamientos y acciones deben ser motivadas por amor, y debemos tener cuidado en juzgar a otros. (Mateo 7:1-5). Al mismo tiempo, no debemos nunca tener miedo de confrontar flagrante pecado dentro de la iglesia. (1 Corintios 5:12-13).

 

Aplicación

La primera lectura revela que hay bastante lugar para todos para servir a Dios. La segunda lectura nos llama a adoptar las normas de Dios, no las normas del mundo. El Evangelio nos muestra la dolorosa disciplina que es requerida de Sus verdaderos seguidores.

Esta semana, deja que el llamado al discipulado realmente tome prenda de ti. Corta el pecado fuera de tu vida, renunciando a una relación, trabajo, costumbre o cualquier otra cosa que está contra la voluntad de Dios. Fíjate muy bien, esta semana, la forma como hablas, la forma como te vistes y la forma como tratas a otros. Si no puedes hacerlo, no puedes usarlo o no puedes decirlo frente a Cristo, entonces no lo hagas.

 

 

Posted in Bible Studies Spanish.