VIGESIMOQUINTO DOMINGO (Sept. 24th) DEL TIEMPO ORDINARIO – A

print
VIGESIMOQUINTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

 

ANTES DE COMENZAR:

 

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

 

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                                    LEE ISAIAS 55:6-9        PRIMERA LECTURA

(“Vuélvase a Yavé, que tendrá piedad de él.”)

 

  1. ¿A quién buscarás ahora que lo puedes encontrar? Isaías 55:6

 

  1. ¿Qué debes hacer ahora que está cerca? Isaías 55:6

 

  1. ¿Con qué debemos buscar al Señor? Jeremías 29:13-14 y Deuteronomio 4:29

 

  1. ¿Qué es lo que vas a dejar hacer al malvado y al criminal? Isaías 55:7

 

  1. ¿A quién deben volverse el criminal y el malvado y que se les dará? Isaías 55:7

 

  1. ¿En qué es el Señor muy generoso? Isaías 55:7

 

  1. ¿Qué ha hecho el Señor con tus pecados y qué te pide que hagas? Isaías 44:22

 

  1. ¿Son los pensamientos y caminos del Señor como los nuestros? Isaías 55:8

 

  1. ¿Tan altos como qué, están Sus caminos sobre los nuestros y Sus pensamientos sobre los nuestros? Isaías 55:9

 

  1. ¿Qué hace Dios y qué no hace? Números 23:19

 

Personal – ¿De qué modo has experimentado la grandeza y misericordia de Dios?  ¿De qué manera te ha revelado que Su modo es muy superior al modo en que tu pensaste que algo debería haberse hecho?  ¿Qué hiciste cuando El te reveló esto?

 

TERCER DIA                                   FILIPENSES 1:20-24, 27          SEGUNDA LECTURA

(“Para mi la vida significa Cristo, y de la misma muerte saco provecho.”)

 

  1. ¿Quién escribió esta carta y a quién se la escribe? Filipenses 1:1

 

  1. ¿De qué está seguro Pablo y que anticipa? Filipenses 1:20

 

  1. ¿En qué tiene plena confianza? Filipenses 1:20
  2. ¿De qué no se atrevía a hablar Pablo cuando trataba de convencer a los paganos de que obedecieran de palabra y obra? Romanos 15:18

 

  1. ¿Qué significa “la vida” para Pablo y que es el morir? Filipenses 1:21

 

  1. ¿Qué vida es la que Pablo vive, de qué es su vida humana y en quién estriba su vida?      Gálatas 2:20

 

  1. ¿Si debemos continuar viviendo en la carne, que significará eso? Filipenses 1:22

 

  1. ¿Hacía que está Pablo atraído y por qué anhela ser libre? Filipenses 1:23

 

  1. ¿Qué es lo más urgente y por el bien de quién? Filipenses 1:24

 

  1. ¿Cómo debes conducirte a ti mismo y si lo haces que quedará claro? Filipenses 1:27

 

Personal – ¿Qué prefieres, vivir o morir?  ¿Por qué?  ¿Qué idea espiritual te ha revelado el Señor a ti personalmente en esta lectura?  ¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida?

 

CUARTO DIA                                         MATEO 20:1-16                                          EVANGELIO

(“Así, los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos.”)

 

  1. El reino de Dios es como el dueño de una hacienda que salió de madrugada ¿para hacer qué? ¿En qué convino con los trabajadores por el salario diario que era usual y que hizo luego?  Mateo 20:1-2

 

  1. ¿Cuando el dueño salió a media mañana que vio? ¿Qué les dijo?  ¿Cuánto dijo que les pagaría?   Mateo 20:3-4

 

  1. ¿Qué encontró el dueño al medio día y a media tarde? ¿Qué les dijo a los que halló después de la media tarde?  Mateo 20:5-6

 

  1. ¿Qué le dijeron estos al dueño y qué les dijo éste que hicieran? ¿Qué le dijo el dueño de la viña a su mayordomo?  Mateo 20:7-8

 

  1. ¿Qué recibieron aquellos que fueron empleados más tarde, cuando llegaron por su pago? ¿Qué supusieron los del primer grupo?  Mateo 20:9-10

 

  1. ¿Qué recibieron ellos, de qué se quejaron con el dueño y cuál fue la respuesta de él?

Mat. 20:11-13

 

  1. ¿Qué les dijo el dueño que hicieran y qué tenía el pensado hacer? Mateo 20:14

 

  1. ¿En Mateo 20:15, cuáles son las dos preguntas que les hace a los trabajadores?

 

  1. ¿Qué provocan la ira y la envidia? Eclesiástico 30:24

 

  1. ¿Qué es lo que Dios da a todos? Santiago 1:5

 

  1. ¿Quiénes serán los primeros y quiénes serán los últimos? Mateo 20:16

 

Personal – ¿Cómo te ves a ti mismo, como el que recibe mucho por hacer poco o el que recibe poco por mucho trabajo?  ¿Cómo te sientes con respecto a esto y cómo te las entiendes con tus sentimientos?  Ve al Señor y arrepiéntete de cualquier envidia que tengas.  Busca el sacramento de la reconciliación esta semana.

 

QUINTO DIA                              LEE SALMO 145:2-3, 8-9, 17-18

(“El Señor es Clemente y Compasivo.”)

 

Lee y medita en el Salmo 145:2-3, 8-9, 17-18.

 

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

SEXTO DIA                                LEE TODO EL COMENTARIO

 

ISAIAS 55:6-9

 

Este pasaje nos habla de buscar primero Su reino y todo lo demás se nos dará por añadidura (Mateo 6:33).  El deseo de buscar Su voluntad es un don, una gracia de Dios mismo.  Estamos llamados a dar preferencia a esa gracia y responder a ella con fe.  Los Judíos tenían una oración llamada “Shema” (Deuteronomio 6:4-8) que dice esto.

Estamos llamados a relacionar la Palabra de Dios a nuestra vida diaria.  Dios ha enfatizado la importancia de que los padres enseñen las Escrituras a sus hijos.  La Iglesia y las escuelas Cristianas no deben usarse como un escape de esta responsabilidad.  Las verdades eternas son aprendidas con mayor eficacia en el ambiente amoroso de un hogar que teme a Dios, como en los tiempos de Moisés.  Jesús nos dice en la Escritura, que amemos a Dios con todo nuestro corazón, alma y mente, este es el mandamiento más grande y luego que amemos a nuestro prójimo como a nosotros mismos.  Estos dos mandamientos abarcan toda la Escritura.

Necesitamos saber, estudiar y vivir Su Palabra diariamente de modo que nuestros caminos sean los Suyos.  El nos revelará su Santa voluntad pero nosotros tenemos que tener hambre y sed de El.  El es un Dios amoroso y gentil que te busca a ti más de lo que tú lo buscas a El.  El está listo, de pie a la puerta de tu corazón, esperando a que lo dejes pasar (Apocalipsis 3:20).   Es realmente increíble que lo que El quiere es entrar y compartir el pan contigo.

En los primeros días de la Biblia el hecho de comer con alguien era una señal muy especial de amistad.  Tú no comes nada más con cualquier persona.  Jesús quiere tener intimidad con nosotros, quiere residir en nuestro templo (1 Corintios 6:20).  El se apresura y hace todo.  Nosotros todo lo que tenemos que hacer es abrir nuestro corazón y dejarlo entrar. Es por eso que sus pensamientos y sus caminos no son como los nuestros, por que El solo quiere aliviarnos y amarnos.

 

FILIPENSES 1:20-24, 27

 

Esta no iba a ser la última aprehensión de Pablo en Roma, el sabía que podía ser dejado en libertad o ejecutado y fue en este tipo de atmósfera que el estaba lleno de gozo.  El secreto de la alegría de Pablo aún sabiéndose en prisión era su relación personal con Jesús.  Hoy en día la gente quiere desesperadamente ser feliz, pero son lanzados y dados vueltas debido a sus éxitos, fracasos e inconveniencias diarias.  En otras palabras están viendo hacía la fuente equivocada para encontrar la alegría.  Para los que no creen en Dios la vida en la tierra es todo lo que hay.  Como dice el comercial de televisión, ellos van por el “gusto,” o tratan de conseguir lo más que pueden, lo más rápido que pueden.

Pablo vio la vida como algo para desarrollar valores eternos y hablarles a otros acerca de Jesucristo. Esto es lo que un mensajero del Rey está llamado a decir a su gente.  Tú eres ese mensajero. Tú eres ese profeta y como Pablo, tienes que decirle a otros que el dinero, la popularidad, el poder y el prestigio son solo valores temporales de este mundo.  Como Pablo, debemos hablar valientemente por Cristo y hacernos más como El en el modo que vivimos nuestra vida diaria.

Pablo dice, morir es mejor que vivir, pues el supo que con la muerte escaparía de los problemas del mundo y miraría a Cristo cara a cara (1 Juan 3:2,3).  Estar listo a morir es estar listo a vivir por Cristo.  Es únicamente cuando morimos a nosotros mismos y nos ponemos la “mente de Cristo” cuando realmente somos capaces de vivir (Filipenses 2:5-11).  Una vez que sabes que el propósito en tu vida es amar a otros como Cristo te ha amado a ti, entonces estas libre para servir.  Entonces y solo entonces puedes dedicar tu vida a lo que realmente cuenta sin miedo a morir.

 

MATEO 20:1-16

 

El Evangelio de hoy no es acerca de premios sino acerca de la salvación.  Es una enseñanza poderosa acerca del don increíble que Dios nos da y que se llama la gracia.  Esto no se trata de comprar nuestro camino al cielo, pues eso sería imposible.  Jesús aclara las reglas de los miembros del reino del cielo. La entrada al cielo es únicamente por la gracia de Dios.

En el relato de hoy, Dios es el dueño de la hacienda y los creyentes son los que trabajan para El.  En los primeros años de la Cristiandad había muchos que se sentían superiores debido a su origen o posición favorecida, justamente como hoy día.  Algunos se sentían superiores porque habían pasado mucho tiempo con Cristo y sabían mucho acerca de El.  El mensaje en este relato fue una reafirmación de la gracia de Dios para los nuevos creyentes.

No debemos resentir de nadie que voltea hacia Dios en los últimos momentos de su vida, por que en realidad nadie merece la vida eterna.  Mucha gente que no esperamos ver en el reino estará ahí.  El ladrón arrepentido que estaba al lado de Jesús en la cruz (Lucas 23:40-43) estará ahí, al igual que la gente que ha creído y servido a Dios toda su vida.

Piensa por un momento acerca de tu vida.  ¿Resientes que Dios permita entrar al cielo a todos esos parias y pecadores y todos aquellos que vuelven su rostro a Cristo en el último minuto?  ¿Estás celoso de lo que Dios ha dado a otros?  Te invito a reflexionar acerca del bondadoso don de la gracia de Dios en tu vida. Concéntrate en los beneficios para ti, alaba al Señor y dale gracias por lo que tienes.  El te ha dado vida eterna (Juan 3:16).  El te ha amado tanto que murió por ti.  El te ha dado otra oportunidad de amar cada vez que empieza un nuevo día.

Si no tienes amigos, entonces invítalo a El a tu corazón par que sea tu amigo (Juan 15:13-15).  El cambiará tu vida inmediatamente y tú cambiaras a otros con tu alegría y tu testimonio (Mateo 28:19).  Jesús es nuestro dueño, nuestro pastor y nuestro salvador y El quiere que estemos restaurados y completos.  (Juan 10:10).

El resultado final es – el generoso don de la gracia de Dios y la continuación de permanecer en ella es lo que nos permitirá ser elegidos para entrar al cielo.  El resultado de aceptar esa gracia en la fe será mostrado por el modo en que vivas tu vida en la tierra.

 

Aplicación

La primera lectura nos habla acerca de buscar primero el reino de Dios y después todo lo demás vendrá sobre ti (Mateo 6:33).  La segunda lectura muestra que la relación personal con Cristo puede traer alegría y paz aún cuando estemos en circunstancias muy difíciles.  El Evangelio nos enseña como la gracia y no los trabajos nos llevan al cielo.

Esta semana demuestra como te valoras a ti mismo, a tu familia, a tu escuela, a los que trabajan contigo siendo muy generoso con tu tiempo, tu dinero y tu talento.  Algunos ejemplos: pasa algún tiempo con alguien que esté enfermo o muy solo.  Ayuda financieramente a alguien que tu sabes que esta pasando trabajos.  Comparte el talento que tienes con alguien esta semana.  Recuerda, la gracia es la presencia de Dios en tus relaciones con los demás.

 

Posted in Bible Studies Spanish.