DECIMOSEGUNDO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO – CICLO A

print
DECIMOSEGUNDO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                              LEE JEREMIAS 20:10-13          PRIMERA LECTURA

(..”que salvó al desamparado de las manos de los malvados.”)

 

  1. ¿Qué oyó Jeremías y que esperaban ver los que antes lo saludaban? Jeremías 20:10

 

  1. ¿Qué hará un amigo falso? Eclesiástico 37:4

 

  1. ¿Qué hacen los amigos de ocasión? ¿De quién debemos cuidarnos?  Eclesiástico 6: 8-13

 

  1. ¿Quién está con Jeremías? ¿Qué les pasará a los que lo persiguen?  Jeremías 20:11

 

  1. ¿Qué le dijo el Señor a Jeremías? Jeremías 1:8, Jeremías 15:20

 

  1. ¿De qué están lejos los que persiguen cruelmente? Salmo 119:150

 

  1. ¿De qué está pendiente y qué conoce el Señor? ¿Qué pide Jeremías poder ver?

Jeremías 20:12

 

  1. ¿Por qué escudriña el corazón y sondea las entrañas el Señor? Jeremías 17:10

 

  1. ¿A quién debemos cantar y alabar y a quién ha rescatado? Jeremías 20:13

 

  1. ¿Por qué damos gracias y alabamos al Señor? Salmo 109:30-31

 

Personal – ¿De qué modo te ha rescatado el Señor de alguien que tú creías era tu amigo?  ¿Cómo le cantas alabanzas por lo que ha hecho por ti?

 

TERCER DIA                                  LEE ROMANOS 5:12-15          SEGUNDA LECTURA

(“La gracia hizo más que reparar la caída….”)

 

  1. ¿Qué entró al mundo por un solo hombre? ¿Qué se propagó a toda la humanidad?  ¿Debido a qué?   Romanos 5:12

 

  1. ¿A través de qué entró la muerte al mundo? ¿Quién la padecerá?  Sabiduría 2:24

 

  1. ¿Qué hacen la envidia y la ira? Eclesiástico 30:24

 

  1. ¿Qué pasaba con el pecado cuando todavía no había ley? ¿Por lo tanto de qué no se podía hablar?   Romanos 5:13

 

  1. ¿Qué es lo propio de la ley? ¿Cuándo no hay delito?  Romanos 4:15

 

  1. ¿Qué reinó desde Adán hasta Moisés? ¿Quién muere a pesar de no haber pecado?  ¿Qué hizo Adán?   Romanos 5:14

 

  1. ¿Qué pasa por ser de Adán y que pasa por ser de Cristo? 1 Corintios 15:22

 

Personal – ¿Cómo ha afectado el pecado y la muerte, tu vida?

 

  1. ¿Qué hizo la gracia? Romanos 5:15

 

  1. ¿Qué desbordó sobre las muchedumbres? Romanos 5:15

 

  1. ¿Cómo creemos que hemos sido salvados? Hechos 15:11

 

Personal – ¿Cómo ha afectado tu vida la gracia de Dios?  ¿Qué significa la gracia para ti?  ¿De acuerdo contigo cuál es el resultado que tiene la gracia en otros?

 

CUARTO DIA                                   LEE MATEO 10:26-33                           EVANGELIO

(“No teman a los que solo pueden matar el cuerpo, pero no el alma.”)

 

  1. ¿Qué no debemos sentir? ¿Qué será descubierto?  ¿Qué será revelado?  Mateo 10:26

 

  1. ¿Lo que Jesús nos dice a obscuras, cómo debemos repetirlo? ¿Y lo que nos dice al oído, cómo debemos decirlo?  Mateo 10:27

 

Personal – ¿Cuando el Señor te habla en tus momentos de oración a solas, cómo se lo haces saber a otros?

 

  1. ¿Qué le pasa a la persona que no habla? Salmo 32:3

 

  1. ¿A quién no debemos temer y a quién sí? Mateo 10:28

 

  1. ¿Qué no debemos repetir asustados? ¿A quién debemos temer y respetar?   Isaías 8:12-13

 

  1. ¿Qué no cae a la tierra si el Padre no lo permite? Mateo 10:29

 

  1. ¿Hasta qué ha sido contado? ¿Por qué no debemos temer?  Mateo 10:30-31

 

  1. ¿Qué nos sucederá a causa de Jesús? ¿Qué no se perderá?  ¿Cómo nos salvaremos?

Lucas 21:17-19

 

  1. ¿Qué no debemos temer? Isaías 51:7

 

  1. ¿Quién será reconocido delante del Padre Celestial? ¿Quién será negado de la misma forma?   Mateo 10:32-33

 

  1. ¿Qué le pasará al que se avergüence de Jesús y de sus palabras en medio de la gente adúltera y pecadora? Marcos 8:38

 

Personal– ¿De qué modo has reconocido a Jesús y a sus palabras delante de tu familia, amigos, compañeros de escuela o de trabajo?

 

QUINTO DIA                         LEE SALMO 69:8-10, 14, 17, 33-35

(“Pues así el Señor escucha al pobre.”)

Lee y medita en el Salmo 69:8-10, 14, 17, 33-35.

 

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

SEXTO DIA                               LEE TODO EL COMENTARIO

JEREMIAS 20:10-13

Jeremías va derecho del valle de Ben Hinón hacia el templo y con su mensaje desafía la conducta social y moral de la gente.  El no tenía miedo de hacer críticas impopulares.  La gente podría obedecerlo o silenciarlo y escogieron lo último.  Sus falsos profetas les dijeron lo que ellos querían escuchar.  El sacerdote encargado llamado Pasjur, oyó las palabras de Jeremías y debido a su conciencia culpable lo forzó y lo mandó apalear sujetándolo con cadenas y ridiculizándolo en frente de toda la comunidad.  Jeremías llora ante Dios. Pero ni estas cosas lo detienen de proclamar la palabra de Dios.

El papel de Jeremías como profeta le puso bajo una presión terrible.  El proclamaba fielmente la palabra de Dios y no recibía nada en cambio, sólo persecución y penas.  El trató de no decir la palabra de Dios, pero se le venia como un fuego en los huesos.

Hoy, hay muchos lugares donde la gente necesita ser enfrentada sobre su conducta moral.  Los Jeremías de hoy son ridiculizados y silenciados y los falsos profetas “les dicen música a sus oídos” diciéndoles qué maravillosos son.  Cuando estés pendiente de un hilo, recuerda no hay final en la esperanza.  Sentirás “el fuego en tus huesos” y te sentirás forzado a compartirlo con otros, en cualquier situación.

ROMANOS 5:12-15

La pregunta, “¿Cómo es posible que se nos declare culpables de algo que Adán hizo hace miles de años”, sigue indignando a la gente.  Hay muchos que dicen que no es justo que Dios no juzgue por el pecado de Adán, pero cada uno de nosotros se parece a Adán pues todos hemos pecado.  Todos estamos hechos de “la misma madera”, rebeldes, exagerando nuestras actitudes y nuestros prejuicios.  Somos juzgados por los pecados que nosotros cometemos pues somos pecadores.  No es justicia lo que necesitamos, es misericordia.

Pablo nos dice una vez más que cumplir la ley no nos trae la salvación.  La muerte es el resultado del pecado de Adán y de los pecados que nosotros cometemos.  La ley fue añadida para ayudar a la gente a darse cuenta de sus pecados y para mostrarles la seriedad de sus ofensas y acercarlos a Dios para alcanzar misericordia y perdón.  Todo esto era verdad en tiempos de Moisés y lo es todavía hoy en día.  El pecado es una ruptura profunda entre lo que somos y lo que fuimos creados para ser.  La ley señala nuestros pecados y pone nuestra responsabilidad sobre nuestros hombros, pero no ofrece el remedio.

En muchas naciones las prisiones están saturadas por que la responsabilidad requiere disciplina y la disciplina requiere obligarse a hacer algo.  Cuando somos declarados culpables de algún pecado, la única manera de limpiarnos es por medio de Jesucristo.  Recordemos, solo la verdad podrá hacernos libre (Juan 8:32) y la verdad es nuestro Señor y salvador Jesucristo.

MATEO 10:26-33

El Evangelio de hoy nos revela, el costo de seguir a Jesucristo.  Jesús ayudó a sus discípulos a prepararse para el rechazo que experimentarían por el hecho de ser Cristianos.  Cuando se es persona de Dios muchas veces se crean reacciones por parte de aquellos que lo resisten.  Los discípulos las pasaron duras no solo con el gobierno, las cortes, etc. sino también con los amigos y familiares.

El vivir por Dios trae pruebas y problemas, pero de la misma manera viene la oportunidad de hablar de las Buenas Nuevas de Salvación.  Siempre podemos confiar en Jesús, pues El “ha vencido al mundo” (Juan 16:33), y es esencial que recordemos que aquellos que “perduren hasta el final”, serán salvados (10:22).

Tú vales mucho para Dios y nunca te pierde de su vista o de su alcance.  No temas las amenazas o las pruebas difíciles pues éstas no te quitarán el amor de Dios ni Su Espíritu.

Para Dios cada uno de nosotros vale muchísimo, El nos permite escoger y tener la oportunidad de decirle “No, Señor.”  Entre más que te acerques a Dios, el mundo te rechazará y abusará más de ti.  Ellos odiaban a Cristo y lo rechazaron; ¿Podremos esperar nosotros algo menos que eso?

Los que se mantengan firmes por Cristo a pesar de sus dificultades, verdaderamente tendrán un valor perdurable y recibirán el reconocimiento y amor de Dios y éste los sostendrá a través de cualquier prueba.

Aplicación

La primera lectura nos dice que la palabra de Dios es como un martillo que despedaza las rocas que obstaculizan.  La segunda lectura nos dice que la muerte es el resultado del pecado de Adán y la vida es el resultado del sacrificio de Cristo en la cruz.  El Evangelio revela que el miedo no sirve y que debemos confiar en Dios.

Esta semana, pregúntate qué estás haciendo para ser testigo de tu fe.  ¿Cómo has respondido al azote de los abortos en tu comunidad?  Ve si puedes ayudar de algún modo, tal vez escribiendo cartas a las autoridades, protestando, orando, votando por asuntos morales concernientes al aborto.  Serás ridiculizado, atacado social, emocional, espiritualmente y tal vez hasta físicamente por tu lealtad y tus creencias.

Esta semana vuélvete un discípulo de Cristo y deja que el Espíritu que está dentro de ti te recuerde que el espíritu de este mundo ha sido vencido.

Posted in Bible Studies Spanish.