DECIMOQUINTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO-A

print
DECIMOQUINTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”   (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                                 LEE ISAIAS 55:10-11             PRIMERA LECTURA

(“No volverá a mi sin haber hecho lo que yo quería”)

 

  1. ¿Qué baja de los cielos? ¿Hasta cuando vuelven allá?  ¿Qué hacen a la tierra?  Isaías 55:10

 

  1. ¿Qué le da al que siembra y al que come? ¿Qué saldrá de la  boca del Señor?     Isaías 55:10-11

 

  1. ¿Cómo no regresará al Señor? ¿Qué hará la Palabra, y qué logrará?  Isaías 55:11

 

  1. ¿A quién debe escuchar la tierra y como llegará su Palabra? Deuteronomio 32:1-2

 

  1. ¿Quién es la Palabra? Juan 1:1, 14

 

  1. ¿Por cuánto tiempo permanecerá la Palabra? Isaías 40:8

 

  1. ¿A quién regresamos para estar seguros y qué dice El? Isaías 45:22-23

 

  1. ¿Qué hace la Palabra de Dios por nosotros? Hebreos 4:12

 

  1. ¿De quién confirma Dios las Palabras y como realiza El Su plan? Isaías 44:26

 

  1. ¿Qué dice el Señor acerca de todo lo que El habla? Ezequiel 12:25

 

Personal – ¿En qué forma has sido un mensajero de la Palabra de Dios para tu familia y amistades?  ¿Qué resultados has visto que toman lugar en ti mismo(a) y en aquellos con quienes has tenido contacto durante este tiempo de estar leyendo y estudiando la Palabra de Dios?

 

TERCER DIA                                  LEE ROMANOS 8:18-23          SEGUNDA LECTURA

(“Considero que los sufrimientos presentes no son nada si los comparamos con la gloria que hemos de ver después.”)

 

  1. ¿Con qué no tiene comparación el sufrimiento presente? Romanos 8:18

 

  1. ¿Qué harás cuando Su gloria sea revelada? 1 Pedro 4:13

 

  1. ¿Qué espera ansiosamente el mundo entero? Romanos 8:19

 

  1. ¿A qué fue hecha sujeta la creación y por el acuerdo de quién? Romanos 8:20

 

  1. ¿De qué será liberado el mundo y qué compartirá? Romanos 8:21

 

  1. ¿Qué esperamos nosotros? 2 Pedro 3:12-13 y Apocalipsis 21:1

 

  1. ¿Qué sabemos del que ha hecho todo lo creado? Romanos 8:22

 

  1. ¿Por qué estamos abrumados? 2 Corintios 5:1-5

 

  1. ¿A pesar de que tenemos al Espíritu como primeros frutos, qué esperamos? Romanos 8:23

 

  1. ¿Por qué esperamos y cómo nos rendimos a esto? Galatas 5:5

 

  1. ¿Qué les va a hacer El a nuestros cuerpos, como lo hará, y por qué? Fil. 3:21

 

Personal – ¿En qué pones tu esperanza?  ¿En qué forma estás sufriendo y como está gimiendo tu cuerpo interiormente?

 

CUARTO DIA                                             MATEO 13:1-23                                          EVANGELIO

(“A ustedes se le ha permitido conocer los misterios del Reino de los cielos…”)

 

  1. ¿Mientras Jesús se sentaba a la orilla del lago, quién se reunió a Su alrededor? ¿A dónde se fue El y qué hizo con todo detalle?  Mateo 13:1-3

 

  1. Parte de lo que sembró el granjero cayó en cuatro áreas diferentes. ¿Dónde están estas y qué le pasó a esto?  Mateo 13:4-9

 

  1. ¿A qué debe prestar atención todo el mundo? ¿Qué le preguntaron a Jesús los discípulos?       Mateo 13:9-10

 

  1. ¿Qué se les ha dado a ellos que a otros no se les ha dado? ¿Qué le pasará al hombre que tiene y al hombre que no tiene?  Mateo 13:11-12

 

  1. ¿Por qué dijo Jesús que El usa parábolas cuando habla? Mateo 13:13

 

  1. ¿Qué es cumplido en ellas? Llena los espacios: “Oirán pero no ___________________, y, por más que ___________________ no verán”.  Mateo 13:14

 

  1. ¿Cómo están los corazones de la gente?  ¿Qué han hecho con sus oídos y sus ojos?  ¿De otra manera, qué hubiera pasado con sus oídos, ojos y corazones?  Mateo 13:15

 

  1. ¿Qué pasará si ellos se vuelven al Señor? Mateo 13:15

 

  1. ¿Qué son aquellos que ven y oyen? ¿Quién anhelaba ver y oír lo que ustedes ven y oyen pero no lo hizo?  Mateo 13:16-17

 

  1. ¿Cómo es la semilla sembrada en el camino? ¿De dónde la roba el malo?  Mateo 13:19

 

  1. ¿Cómo es la semilla que cayó en tramos de piedra? ¿Qué causa a esta persona que falle?        Mateo 13:20-21

 

  1. ¿Cómo es la semilla que fue sembrada entre zarzas? ¿Cuáles dos cosas la ahogan y qué produce?       Mateo 13:22

 

  1. ¿Cómo es la semilla que fue sembrada en tierra buena? ¿Qué produce esta persona?            Mateo 13:23

 

Personal – ¿Cuando escuchas el mensaje de Dios y no lo comprendes, que haces?  ¿Cuando escuchas el mensaje, pero no tiene raíces, como puedes desarrollarlas?  ¿Qué haces cuando pensamientos de ansiedad y dinero vienen primero que Jesús y el bienestar de otros?  ¿Qué cambios puedes hacer en tu vida ahora?

 

QUINTO DIA                                                 LEE EL SALMO 65:10-14

(“Tu visitas la tierra y le das agua.”)

 

Lee y medita el Salmo 65:10-14.

 

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

SEXTO DIA                               LEE TODO EL COMENTARIO

ISAIAS 55:10-11

Isaías nos muestra en este pasaje un ejemplo grandioso de como la Palabra Divina es duradera y confiable; solo necesitamos mirar alrededor en nuestro mundo para ver que pasa cuando no llueve ni nieva: hay sequías, luego se pierden las cosechas y como resultado hay hambre.  Sin embargo muchos de nosotros damos por hecho que nunca nos faltará el agua ni experimentaremos un tiempo de hambre.

La Palabra de Dios es como la lluvia que cae en la tierra yerma.  Trae la semilla de la verdad eterna. El pan cosechado como producto de la siembra de la Santa Palabra de Dios es eterno: es el verdadero pan de vida.  La Palabra de Dios no viene vacía, nos da vida, como la suave lluvia en el desierto; su amor por nosotros alimenta nuestro espíritu, cambia nuestro corazón y nos inspira a seguir sembrando Su palabra de amor, justicia, alimento, refugio y fe.

¿Te has sentido alguna vez suficientemente hambriento y sediento como para dar cualquier cosa por un mendrugo o un vaso de agua?  Jesús es nuestra bebida, nuestro alimento, el cual nos fortalecerá a seguir y reforzar a los más pequeños de nuestros hermanos y hermanas (Mat. 25)31-41).  Toma Su Palabra hoy y riega con ella los desiertos de tu mente, alimenta el hambre de tu corazón.  Eres su escogido(a), El te llamó por tu nombre y el plan que tiene para ti es el de vivir una vida en toda su plenitud (Jn. 10:10).  Dios quiere que Su Santa Palabra llene a todas las naciones y les traiga paz y armonía.  Estás llamado a ser uno de sus mensajeros escogidos para llevar Su Palabra donde quiera que vayas (Mat. 28:19).

ROMANOS 8:18-23

Pablo nos dice que el ser identificado con Jesús tiene un alto precio: solo tenemos que ver a nuestro alrededor para ver los resultados de naciones enteras que están sujetas a dirigentes sin Dios y gobiernos sin Dios.  Pablo nos dice del sufrimiento que los Cristianos debemos enfrentar.

Hoy en día podemos ver a nuestro alrededor y decir que clase de sufrimiento tenemos que enfrentar. El horror de los abortos se ha vuelto algo tan común en tal forma que quienes hablan en contra de el, están sujetos no solo a crítica, sino al rechazo económico, social y al ridículo.  Ahora muchas personas van a ir a la prisión por los crímenes de tratar de salvar a criaturas no natas.  Quizá hemos leído acerca del dios Babilonio “Mardok” a quien el pueblo sacrificaba a sus pequeños “a los fuegos de Mardok.”  Hoy hay millones de pequeños sacrificados al dios del “orgullo, egoísmo y comodidad”.  Así pues, el precio de practicar tu fe puede ser alto y puede, en algunos lugares resultar en tu muerte.  No debemos ser complacientes con las comodidades sociales e ignorar la responsabilidad de vivir como Jesús vivió.  Debemos continuar sirviendo a los demás, prescindiendo de nuestros propios derechos y resistiendo las presiones del mundo que siempre nos ponen un precio a pagar.

Somos un pueblo de esperanza y no debemos ser pesimistas.  Esperamos el nuevo orden divino que liberará al mundo del pecado, la enfermedad y el mal.  Mientras tanto, no podemos sentarnos a ver y no hacer nada mientras se llevan a los inocentes indefensos a la muerte.  Este pasaje se refiere particularmente al aborto (Proverbios 74:11).  Debemos recordar que un día resucitaremos con cuerpos, pero serán cuerpos gloriosos como el cuerpo que Cristo tiene hoy en día en el cielo (1 Corintios 15:50-56).

MATEO 13:1-23

Jesús usó muchas parábolas cuando hablaba a las multitudes.  Una parábola sirve para entender verdades espirituales usando conceptos y relaciones de la vida diaria.  Una parábola anima al oyente a descubrir la verdad, al tiempo que esconde la misma verdad para quien es un necio o está muy ocupado para verla.

Vemos en el pasaje del Evangelio de hoy que la llamada a escuchar es muy fuerte.  Debemos tener ojos que vean y oídos que escuchen realmente lo que sucede.  Este pasaje anima a todos a ser campesinos espirituales predicando, enseñando y llevando a otros a Dios.  El campesino sembró buena semilla, pero la respuesta no siempre fue buena, dependiendo del lugar donde cayó cada semilla.  No te desanimes si tu palabra “cae” donde no es recibida.  Necesitamos recordar, que es el Espíritu Santo quien dirige toda la operación y solo nos usa a nosotros como medio, y es Jesús quien abre los corazones endurecidos.  El milagro del Espíritu de Dios tiene lugar cuando usas sus palabras para mover a otros hacia El.  El ser humano puede oír muchos tipos de sonido pero hay una forma muy especial y profunda de escuchar que da por resultado el entendimiento espiritual.  Puedes estar seguro(a) de que si buscas honradamente a Dios, El te dará “oídos” para escuchar sus palabras y ellas tendrán un significado totalmente nuevo para ti.

Jesús no escondió la verdad en las parábolas que exponía, quienes eran receptivos entendían perfectamente sus mensajes.  En cambio, para quienes no creían en El, los significados eran variables.  Las parábolas permitían a Jesús dar alimento espiritual a quienes lo necesitaban.  Hoy en día muchas veces la Palabra de Dios es proclamada con muy poco poder y mucha confusión por mensajeros que rechazan someterse a El.  Quienes conocemos personalmente a Jesús sabemos que El nos llama a amar a los demás como El nos ama.  Tendremos que rendir cuentas ante El mismo si no seguimos sus órdenes específicamente. Si rechazamos a Jesús, la dureza de nuestro corazón nos privará aún del poco entendimiento que teníamos.

La Semilla del pasaje de hoy es la Palabra de Dios, la cual estamos llamados a sembrar en todos los que conocemos.  Los cuatro tipos de suelo representan las diferentes respuestas que tiene la gente al mensaje de Dios.  Algunos están endurecidos, algunos vacíos, otros son distraídos por el mundo, otros son muy receptivos.  ¿Cómo has respondido concretamente?  ¿Qué clase de suelo eres?  Recuerda la Palabra era Dios (Juan 1:1) y la Palabra se hizo Carne (Juan 1:14) y el Espíritu que está en ti es mucho mayor que el espíritu del mundo (1 Juan. 4:4).

 

Aplicación

La primera lectura nos dice que podemos depender de la Palabra de Dios, perdurable y que no regresará vacía.  La segunda lectura muestra que el costo de ser discípulos es muy alto.  El Evangelio revela que la semilla en el pasaje de hoy es la Palabra de Dios y nosotros estamos llamados a cosecharla.

Vamos, esta semana a ser mensajeros humildes y fieles a Dios leyendo nuestros pasajes de la Escritura a alguien a quien conocemos.  Toma las lecturas del día y léesela a algún pariente enfermo o a algún chico, o a alguien que amas; especialmente a tu cónyuge.  Estudia las lecturas, compara lo que significan para ti y VIVE LAS LECTURAS especialmente con tu familia.  Su Palabra no regresará vacía cuando seas su mensajero.

Posted in Bible Studies Spanish.