EL CUERPO Y SANGRE DE CRISTO – CICLO A

print
EL CUERPO Y SANGRE DE CRISTO – CICLO A

ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo.  “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

 1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                         DEUTERONOMIO 8:2-3, 14-16     PRIMERA LECTURA

(“No solo de pan vive el hombre sino de todo lo que sale de la boca del Señor.”)

 

  1. ¿Quién es el que habla y de quién es la palabra del cual anuncia? Deuteronomio 5:1-5

 

  1. ¿Que les pide a los Israelitas que recuerden? Deuteronomio 8:2

 

  1. ¿Cuáles son las dos cosas que el santo de Israel, Dios, Nuestro Dios, hace por nosotros?   Isaías 48:17

 

  1. ¿Por qué cayó la aflicción sobre los Israelitas? Deuteronomio 8:2

 

  1. ¿Cómo los afligió Dios? ¿Con qué los alimentó? y ¿por qué razón lo hizo?    Deuteronomio 8:3

 

  1. ¿Por cuantos días fue Jesucristo tentado por el Diablo? ¿Cuál fue una de las tentaciones?  ¿Qué fue lo que Cristo contestó?  Lucas 4:2-4

 

  1. ¿De que les dice que deben cuidarse después de quedar satisfechos? Deuteronomio 8:14

 

  1. ¿Qué fue lo que Dios hizo por la gente de Israel? Deuteronomio 8:15

 

  1. ¿Cómo se reacciona después de pasar por aflicciones o pruebas? Deuteronomio 8:16

 

  1. ¿Cuando la prueba o la aflicción nos afecta, qué es lo que debemos hacer? Romanos 12:12

 

Personal – ¿De qué forma hay en tu vida un equilibrio entre lo que comes y tu obediencia a la palabra de Dios?  ¿En qué forma aceptas la palabra de Dios?  ¿Comes lo que es bueno para ti tanto en el pan como en la Palabra?  ¿Es la Eucaristía parte de tus alimentos diarios?

¿Qué Clase de Comida Física?

                                    4 Alimentos Básicos                                                                    Alimentos sin valor nutritivo

 

Cuántas Veces

Actitud

Escuchando y Obedeciendo la Palabra

                                                  La Palabra de Dios                                                                      La palabra del hombre

La Palabra de Dios                                                                                 La palabra del hombre

 

Cuantas Veces

Actitud

 

Cuando Recibes la Eucaristía

                                                 Corazón Arrepentido                                                                          Corazón duro

Arrepentido de Corazón                                                                   Con el Corazón Endureicido

 

Cuantas Veces

Actitud

 

TERCER DIA                                  1 CORINTIOS 10:16-17           SEGUNDA LECTURA

(“Todos formamos parte de un mismo pan.”)

 

  1. ¿Quién escribió esta carta y a quién está dirigida? 1 Corintios 1:1-2

 

  1. ¿Cuáles son las dos cosas que el pregunta en 1 Corintios 10:16?

 

  1. ¿Qué fue lo que Jesús hizo con el pan? y qué es lo que dijo que era? Mateo 26:26

 

  1. ¿Qué es lo que hizo con la copa y qué es lo que dijo que era? Mateo 26:27-28

 

  1. ¿En que participamos o compartimos? 1 Corintios 10:16

 

  1. ¿Porque la barra de pan es una, muchos piensan que somos qué? ¿Por qué razón?             1 Corintios 10:17

 

  1. ¿En quién somos un solo cuerpo? Romanos 12:5

 

  1. ¿Así como es un solo cuerpo, también hay un que? ¿Qué es lo que se te da al ser llamado?              Ef. 4:4

 

Personal – ¿En qué forma participas con tu familia y amigos el cuerpo y sangre de Jesús?  ¿Encuentras unidad entre todos con quien convives?  Lee el resto de 1 Corintios 10 y luego examina tu conciencia para que veas si en verdad has adorado el verdadero Dios.

 

CUARTO DIA                                          JUAN 6:51-58                                  EVANGELIO

(“El que coma de este pan vivirá para siempre.”)

 

  1. ¿Quién es que el habla? ¿Quién dice que es y de dónde ha venido?  Juan 6:43 y 51

 

  1. ¿Qué es lo que pasará a aquellos que comen de su pan? Juan 6:51

 

  1. ¿Qué dice que es el pan que él da? ¿Por la vida de quién?  Juan 6:51

 

  1. ¿Cómo reaccionaron los Judíos a esto? ¿Qué fue lo que preguntaron?  Juan 6:52

 

  1. ¿Jesús les aseguró que si no comían del cuerpo del Hijo del Hombre y no tomaban de su sangre, que sería lo que no tendrían? Juan 6:53

 

  1. ¿Qué le pasa al que come de Su Cuerpo y toma de Su Sangre? Juan 6:54

 

  1. ¿Qué es lo que dice Jesús que Su Cuerpo y Sangre son? Juan 6:55

 

  1. ¿El hombre que permanece con Jesús y Jesús con él, qué hace? Juan 6:56

 

  1. ¿Qué es lo que el Padre tiene? ¿A quién mandó y qué es lo que tiene a quién mandó?

Juan 6:57

 

  1. ¿Qué es lo que tendrá el hombre que come y bebe del Cuerpo del Jesús? Juan 6:57

 

  1. ¿De dónde vino este pan? ¿Y a qué no se parece?  Juan 6:58

 

  1. ¿Por cuánto tiempo vivirá el hombre que come de este pan? Juan 6:58

 

Personal – ¿En qué forma demuestras que verdaderamente está El presente en ti después de haber comido de Su Cuerpo y bebido de Su Sangre?

 

QUINTO DIA                          LEE EL SALMO 147:12-15, 19-20

(“…su palabra corre velozmente.”)

 

Lee y medita en el Salmo 147:12-15, 19-20.

 

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

SEXTO DIA                               LEE TODO EL COMENTARIO

                                                      DEUTERONOMIO 8:2-3, 14-16

El pasaje de hoy nos revela lo que en verdad es la “vida real”.  Primeramente tienes que hacerte una pregunta difícil, ¿cómo encuentras la “vida real?”  Hoy en día mucha gente creé que se consigue comiendo las mejores comidas o tomando ligeras y sabrosas bebidas.  Hay otras personas que toman otro extremo el de vestir bien para verse bien.  Otros pasan bastante tiempo tratando de que sus cuerpos se vean atractivos, más jóvenes y más fuertes.  Una cantidad increíble de gente creé que la “vida real” es estudiar para así ganar mucho dinero y poder vivir donde quieren y hacer lo que quieren.  Es lo que hoy en día llamamos vivir la buena vida y para muchos, el modo en que viven otros no tiene la menor importancia.  Pero estos deseos nos dejan vacíos, porque solamente sosiegan nuestros apetitos inmediatos y no nuestros mas hondos deseos y al final estamos insatisfechos y seguimos vacíos.

Moisés nos dice que la vida real viene de confiar en Dios.  Requiere sacrificio, disciplina y simplemente trabajar duro.  Mucha gente hoy en día busca una solución rápida y fácil.  Tanto en una dieta, como en la educación, en su trabajo o en el matrimonio.  Pero solamente si nuestra relación con Dios crece nuestro carácter también se desarrollará y tendrá fuerza.  A lo largo las ganancias que tenemos, al obedecer a Dios, son más grandes que todo lo que tiene para ofrecer el mundo.  El pan que Dios dio a Moisés, fue un pan especial y vino del cielo.

Dios nos muestra, en la última cena a lo que venia, otra forma especial de pan.  Jesucristo nos dio Su Cuerpo y Su Sangre.  Nos dijo, “Este es mi cuerpo, tómalo y come.  Esta es mi sangre tómala y bebe”. Nosotros llamamos esto la Eucaristía y la recibimos en misa.  Somos Eucarísticos cuando comemos Su Cuerpo y tomamos Su Sangre.  Debemos preguntarnos, “¿Cómo podemos hacer Eucarísticos a otros?” Puedes hacer Eucarísticos a otros, dando de ti en muchas formas, como al dar una sonrisa, un abrazo, un beso, una palmada en el hombro a quien se encuentre afligido, dando una taza de café, un vaso de agua, o unos minutos de tu tiempo, escuchando a alguien.  Hay muchas formas de dar de uno a otros y ser Eucarísticos con todos con quien te encuentres.  Cuando dices “Amén” después de comulgar, estás diciendo “sí, yo soy el cuerpo de Cristo.”  Por eso estás llamado a ir y hacer Eucarísticos a los demás.

1 CORINTIOS 10:16-17

Pablo nos muestra como estamos unidos con Dios cuando le pedimos que bendiga nuestra ofrenda de pan y vivo. El acepta y los bendice por medio de la presencia de su hijo, Jesús. Esto era lo ideal para experimentar unidad con Dios por medio de comer el sacrificio era muy fuerte en los días del Judaísmo y en los primeros días del Cristianismo.

En los días del antiguo testamento, cuando un Judío ofrecía un sacrificio, comía parte del sacrificio (Deuteronomio 12:17, 18).  Los Cristianos tanto entonces como hoy, participan en el sacrificio de Cristo cuando comen del pan y vino que es cambiado a Su Cuerpo y Sangre.  La unidad que llamamos el cuerpo de Cristo es parte de todos los que comen y toman del Cuerpo y Sangre de Cristo.  A esto llamamos comunión, que quiere decir que todos tomamos parte del beneficio de la misma procedencia (Cuerpo y Sangre de Cristo).  Cuando comemos del mismo pan, estamos bendecidos con la unidad.

Nos preguntamos el significado de comer el Cuerpo de Cristo, al igual que una vieja pregunta “¿es acaso este un acto de fe en que creemos o es una gran historia que nos piden que creamos?”  Comunión es con-unión que quiere decir en unión con Cristo.  ¿Estás tú en unión con Cristo y su familia?  Cuando hablamos de tomar parte en la bendición de la sangre de Cristo, ¿acaso decimos que sus bendiciones son solo para aquellos que están limpios espiritualmente?  ¿Y que su sangre solo cubre a los justos de Gloria? Necesitamos reflexionar en nuestras actitudes cuando nos acercamos a la mesa del Señor.  En verdad creemos que el pan y vino de nuestro sacrificio se ha transformado en el Cuerpo y Sangre de Jesús?  El modo en que vivimos nuestras vidas será nuestro más grande testimonio de que lo que decimos lo profesamos y creemos.

JUAN 6:51-58

Este pasaje nos desafía a reflexionar en que Jesús es el “Pan de Vida.”  Muchas personas preguntan ¿cómo es que Jesús nos da su cuerpo a comer como pan?  Al comer su cuerpo nosotros nos unimos con Cristo Jesús.  Jesús le dice a la gente que sus padres comieron del pan que viene del cielo y ellos vivieron por un corto tiempo y luego murieron.  El pan que nos da Jesús da vida eterna a todos quienes lo tomen.

No unimos a Cristo al creer en su muerte y su resurrección, y también dependiendo de sus enseñanzas como guía, y teniendo fe en la fuerza del Espíritu Santo.  La gente en el tiempo de Jesús se asustaba solo de pensar en tener que tomar de su sangre y comer de su cuerpo.  Probablemente ellos pensaban que esto era canibalismo.  La ley Judía prohibía tomar sangre (Lev. 17:10-11) y no toleraba usar esa expresión.  Jesús decía que su vida tenía que ser la de ellos.

Hoy en día esta celebración es llamada la Eucaristía que es el dar gracias en unión por que Cristo murió por la humanidad.  Pablo le llama la Cena del Señor (1 Corintios 11:34), y nos dice que Jesús nos enseñó acerca de su última cena en la noche de la Fiesta de Pascua (Lucas 22:13-20).  Debemos recordar que igual como la Fiesta de Pascua celebra, la liberación de la esclavitud en Egipto, la última cena, o comunión, como muchos de nosotros le llamamos, celebra la liberación de nuestros pecados por medio de la muerte de Jesús.  Debemos recordar que Jesús está presente en el pan y vino y cuando comemos de Su Cuerpo y tomamos de Su Sangre estamos proclamando al mundo que El está con nosotros y nos bendice hasta que venga otra vez.  Este es el gran beneficio del nuevo convenio que nos da la oportunidad de personalmente llegar a Dios y comunicarnos con El.

Al comer el pan sagrado y el vino sagrado nos convertimos en gente del “Amén.” O sea que nosotros decimos “Amen, sí yo lo creo y lo vivo.”  Cuando se nos presenta el pan consagrado y el vino, y nos dicen “El Cuerpo de Cristo”, “Sangre de Cristo”, nuestro “Amén” es nuestro sí a su presencia en nosotros, y en todos quienes lo comen.  Entonces somos llamados en unión, a seguir adelante y presentar la fuerza de la Eucaristía a otros por medio de nuestro amor y servicio.  Sabrán que somos Cristianos por que nuestro amor es grande y no es nada más un decir.

Aplicación

La primera lectura nos dice que la vida real viene de una entrega total a Dios.  La segunda lectura nos muestra que “comunión” es con-unión o sea con o en unión con Cristo.  El Evangelio nos dice que “comunión” o Eucaristía significa dar gracias en unión por que Cristo murió por todos los seres humanos.

El Cuerpo y Sangre de Cristo nos es dado por medio de la Santa Comunión.  Demostremos esta semana a los demás que El vive en nosotros, por el modo en que amamos dando bondad y gentileza a otros. Demostremos a los demás que este pan de vida es una comida que alimenta el corazón, la mente, el cuerpo y el Espíritu.  El ser compasivo, atento y amoroso, servirá de señal a otros para que vean que esto es mucho más que un simple símbolo.

Demuéstrales a otros como les traes la Eucaristía.  Puedes dar Eucaristía a los demás con un gesto cariñoso, una notita de apoyo, una taza de té, un hombro donde llorar, una espalda que necesite un masaje. Eucaristía es lo que llamamos el Cuerpo y la Sangre de Cristo.  Podemos recibir la Eucaristía en la iglesia y luego salir y darla a toda persona con la que estemos en contacto.

Posted in Bible Studies Spanish.