QUINTO DOMINGO DE PASCUA – CICLO A

print
QUINTO DOMINGO DE PASCUA – CICLO A

 ANTES DE COMENZAR:

Ora y pídele a Dios que te hable a través de Su Espíritu Santo. “EL ESPIRITU SANTO INTERPRETE, QUE EL PADRE LES ENVIARA EN MI NOMBRE, LES VA A ENSEÑAR TODAS LAS COSAS Y LES RECORDARA TODAS MIS PALABRAS.”  (JUAN 14:26)

PRIMER DIA  Vuelve a leer las lecturas de la semana pasada.

 

  1. ¿Cuál fue el mensaje qué recibiste de la homilía o de las lecturas que oíste en misa el domingo?

 

  1. ¿De lo que aprendiste, qué escogiste para aplicar a tu vida esta semana?

 

SEGUNDO DIA                                  LEE HECHOS 6:1-7                       PRIMERA LECTURA

(“La palabra de Dios se difundía.”)

 

  1. ¿De qué se quejaban aquellos que hablaban griego? Hechos 6:1

 

  1. ¿En qué consiste la religión verdadera y perfecta? Santiago 1:27

 

  1. ¿A quiénes reunieron a los doce; qué les dijeron que no era correcto descuidar?  Hechos 6:2

 

  1. ¿Qué pidieron los discípulos que se buscara y cómo debían ser esos hombres? Hechos 6:3

 

  1. ¿Qué podemos hacer con las palabras que nos enseña el Espíritu? 1 Corintios 2:13

 

  1. ¿Cuáles son las dos cosas en las que se podían concentrar los discípulos? Hechos 6:4

 

  1. Con ésta proposición aceptada por la comunidad ¿quiénes fueron seleccionados?  Hechos 6:5

 

  1. ¿De qué estaba lleno Esteban? Hechos 6:5

 

  1. ¿Cuáles son las dos cosas que hicieron los discípulos cuando éstos fueron presentados?             Hechos 6:6

 

  1. ¿Qué sucedía al mismo tiempo que se difundía la palabra de Dios? Hechos 6:7

 

  1. ¿Quiénes estaban entre los que aceptaron la fe? Hechos 6:7

 

Personal – ¿Cómo has respondido en tu papel de líder ya seas clérigo, padre o maestro?  ¿De qué modo has demostrado que eres profundamente espiritual y prudente en tu casa, trabajo o comunidad?

 

TERCER DIA                                  LEE 1 PEDRO 2:4-9                         SEGUNDA LECTURA

(“Tropiezan en ella: esto se refiere a que no creen en la Palabra.”)

  1. ¿A quién debemos acercarnos, qué clase de piedra es El, quién lo rechazó, y quién la escogió por su             valor?  1 Pedro 2:4, Hechos 4:11

 

  1. ¿Qué somos? ¿Cómo hemos sido construidos y qué se construye con nosotros?  1 Pedro 2:5

 

  1. ¿Qué ofrecemos, a quién le agrada esto y por medio de quién lo ofrecemos? 1 Pedro 2:5

 

  1. ¿Qué dice la Escritura que fue colocado en Sión? ¿Qué clase de piedra es?  1 Pedro 2:6,  Isaías 28:16 y Romanos 9:33

 

  1. ¿Qué le pasa al que pone su fe en la piedra de base (Jesús)? 1 Pedro 2:6

 

  1. ¿Quienes recibirán honor? 1 Pedro 2:7

 

  1. ¿Qué es la piedra para aquellos que no tienen fe? 1 Pedro 2:7-8

 

  1. ¿Quiénes son los que tropiezan y caen? 1 Pedro 2:8

 

  1. ¿Quiénes somos, y quién nos eligió como suyos? 1 Pedro 2:9

 

  1. ¿De dónde no llamó Dios? 1 Pedro 2:9

 

Personal – ¿De qué manera ven los que te rodean, en quién pones tu fe?  ¿De qué modo se ve en tus acciones lo que crees?  ¿Cómo lo ve tu cónyuge, hijos, amigos, familiares compañeros de trabajo, etc.?

 

CUARTO DIA                               LEE JUAN 14:1-12                                              EVANGELIO

(“Yo soy el camino, la verdad y la vida.”)

 

  1. ¿Qué no debemos hacer y en quién debemos poner nuestra fe? Juan 14:1

 

  1. ¿Dónde hay muchas mansiones, que dijo Jesús que iba a hacer? Juan 14:2

 

Personal – ¿Cómo te imaginas el cielo, cómo será?  ¿A quién crees que verás allá?

 

  1. ¿Qué repite Jesús en el versículo 3 de Juan 14, qué dice que hará cuando regrese, y por qué?  ¿Qué dice que sabes?  Juan 14:3-4

 

  1. ¿Qué le dijo Tomás a Jesús? ¿Cuáles son las tres cosas que Jesús dice que El es?  ¿Cómo vienes tú al Padre?  Juan 14:3-6

 

  1. ¿De dónde viene la salvación? ¿Qué nos asegura la entrada al santuario?  Hechos 4:11-12 y Hebreos 10:19-20

 

  1. ¿Quién dice Jesús que es? Juan 6:35 y Juan 10:9

 

  1. ¿A quién tenemos acceso por medio de Jesús? Efesios 2:13,18

 

  1. Si conocemos realmente a Jesús, ¿a quién mas conocemos? ¿Qué dice Jesús en este punto?

Juan 14:7

 

  1. ¿Qué le dice Felipe a Jesús, cuál fue su respuesta? Juan 14:8-9

 

  1. ¿Qué pregunta les hace Jesús, qué dice sobre las palabras que pronuncia? ¿Dónde vive el padre y porqué?  Juan 14:10

 

  1. ¿Qué nos está pidiendo Jesús que creamos? ¿Qué hará para ayudarnos a creer?  Juan 14:11

 

  1. ¿Qué hará la persona que tiene fe y por qué? Juan 14:12

 

  1. ¿Cuál es la obra de Dios? Juan 6:29

 

PERSONAL – ¿De qué modo ha sido Jesús, el camino, la verdad y la vida en tu vida? ¿Cómo ven esto los demás en ti?

 

QUINTO DIA                                  SALMO 33:1-2,4-5,18-19

(“Preparen sus palabras y serán escuchados.”)

Lee y medita el Salmo 33:1-2 4-5 18-19.

¿Qué te dice personalmente el Señor por medio de este Salmo?

 

¿Cómo puedes aplicar esto a tu vida diaria?

 

SEXTO DIA                               LEE TODO EL COMENTARIO

                                                                   HECHOS 6:1-7

            Los Judíos que hablaban griego eran probablemente de otras tierras y se quejaban de que sus viudas no eran tratadas con justicia.  Esta discriminación tal vez era debida a una barrera del lenguaje.  Los apóstoles pusieron a siete hombres respetables que hablaban griego a cargo de los programas de alimentos y viviendas.  De este modo los apóstoles podían continuar centrando su ministerio en las enseñanzas y predicación de las Buenas Nuevas acerca de Jesús.

            Tal vez quisiéramos pertenecer a una iglesia como la primitiva con sus milagros, coparticipación y alegría de ser parte de una comunidad, pero ellos tenían tantos problemas como los tenemos nosotros hoy día. Ninguna iglesia será perfecta hasta que Cristo y Su iglesia se unan en Su segunda venida.  Todas las iglesias van luchando por su crecimiento y si las deficiencias de tu iglesia te mortifican, pregúntate: ¿me permitirían ser miembro de una iglesia perfecta?

            Recordemos que estamos llamados a ser fieles no exitosos.  Todos podemos poner nuestro grano de arena para hacer a nuestra iglesia en particular una vibrante, viva y sana comunidad de Dios, centrándonos en las enseñanzas y predicaciones de las Buenas Nuevas de Jesucristo.

            Quizá nos preguntamos “¿Qué son las Buenas Nuevas?” Estas son mensajes de esperanza, la esperanza de que los oprimidos serán libres, los enfermos sanarán, los paralíticos caminarán, los ciegos verán, los desnudos tendrán que ponerse y los que no tienen vivienda la recibirán.

            Podemos traer estas Buenas Nuevas a todos los que encontremos pues dentro de nosotros está el poder del Espíritu Santo (1 Juan 4:4), y es importante que nos demos cuenta que debemos vivir nuestras vidas para otros, no para nosotros mismos.  Estamos llamados a negarnos a nosotros mismos y amar a los demás tal y como Jesús lo ha hecho.

            La iglesia primitiva está aquí todavía y es guiada por el mismo Espíritu Santo.  Necesitas orar y pedir que las habilidades que Dios te dio te sean reveladas y buscar a quién puedes ayudar en tu comunidad.

                                                                  1 PEDRO 2:4-9

            Pedro les está recordando a los nuevos Cristianos que deben ser santos y que eso se revelará por medio del modo que atestigüen para otros.  Los Cristianos deben ser el material viviente de que esté formado el nuevo templo de Dios.  El templo de Jerusalén estaba construido de piedras ordinarias, sin vida, pero nosotros debido a Jesucristo nos hemos convertido en templos vivos de Dios (1 Corintios 3:16).

            Juan nos dice en la Escritura que El es nuestra vid y nosotros somos sus ramas y que sin la vid las ramas no pueden dar frutos (Juan 15:5).  En el templo de Jerusalén sacrificaban animales y ofrecían frutos de los campos de Dios.

            Ahora, tú y yo, debido a Cristo, por medio de Cristo y en Cristo nos ofrecemos nosotros mismos y a nuestro sacrificio de alabanza a Cristo.  Como templos de Dios llevaremos a cabo nuestras buenas obras y la Eucaristía será nuestro modo diario vivir.  Jesús es nuestra piedra angular y sobre esa piedra ha construido un templo humano de santos vivientes.  Nosotros hacemos cosas buenas, no para volvernos buenos o para recibir un premio.  Lo hacemos debido a la bondad que está dentro de nosotros.  Esta bondad es la presencia del Espíritu Santo el cuál no da la fuerza de acercarnos y traer a nuestros hermanos y hermanas de la oscuridad a la luz.  Gran parte del mundo de hoy está en la oscuridad debido a que no han sentido de un modo personal el ser amados por Cristo.  Estás llamado a traer esa luz para ellos.  Rezo para que empieces dentro de tu propia familia, tu familia sacerdotal.

                                                                   JUAN 14:1-12

            Jesús nos dice que si realmente creemos en él, no hay incertidumbre acerca de la muerte y a donde nos llevará.  Nos dice que el cielo está tan seguro como nuestra confianza y fe en El.  El ha preparado el camino; eso es seguro.

            La única duda está en nuestra buena voluntad para creer que El ha preparado la vida eterna para nosotros.  No debemos tener miedo a la muerte de nosotros mismos o de nuestros seres queridos.

            Sabemos que El ha preparado un lugar para nosotros y cuando esté listo vendrá y nos llevará a casa, a la mansión de nuestro Padre.  Esta es la increíble promesa que Jesús nos ha hechos a todos los que creemos en El.

            Vemos a Jesús describiendo el camino para encontrar a Dios y es únicamente por medio de El que podemos llegar al Padre.  Nos dice “Yo soy El camino” pues El es ambos Dios y hombre.  Uniendo nuestras vidas con la suya, nos unimos con Dios.  Confiemos en Dios y El personalmente nos llevará al Padre. Algunas personas creen que el decir que Jesús es el único camino es poco.  Su camino es tan ancho que cabe en el mundo entero, si éste escoge aceptarlo. ¿Has escogido aceptarlo como el camino, la verdad y la vida?

            Recordemos que Jesús fue la imagen visible del Dios invisible.  Como el camino, El nos guía al Padre. Como la verdad, El es la realidad de todas las promesas de Dios.  Y como la vida, El une su vida divina a la nuestra ahora y después eternamente.

            Siendo divino Jesucristo fue la única persona que nació para morir por nosotros.  Debido a El, tú y yo nunca moriremos; Creyendo en El viviremos para siempre con El en la mansión de Su Padre (Juan 3:16). La pregunta que Felipe hizo, “¿Quién es el Padre? muéstranoslo,” la contestación de Jesús entonces es la misma contestación dada por El hoy en día.

            Ponte en calma y escucha a Dios hablándote (Salmo 46:11) y oirás como te dice Te amé, aún cuando eras un pecador, aún así decidí morir por ti (Romanos 5:8) simplemente por que te amo.  El es el camino, la verdad y la vida.  Has que tu vida demuestre a otros que ésta es la verdad.

 Aplicación

            La primera lectura nos dice que debemos ser servidores del Señor.  La segunda lectura nos invita a ser gente santa, gente que se preocupa por los demás.  En el Evangelio se nos muestra que solamente a través de Jesús podemos llegar a estar con el Padre.

            Practiquemos esto esta semana sirviendo a alguien que nos cause alguna dificultad.  No dejes que la persona se de cuenta que estás haciendo un esfuerzo especial para servirle.  Que tu santidad se concrete esta semana en servir y hacer oración.  Un modo que sugiero es ofrecer tu ayuda a algún miembro de la familia haciendo quehaceres de la casa o ayudando a un compañero(a) con algún trabajo.

Posted in Bible Studies Spanish.